GuidePedia

0

El hijo de Tom Hanks nos sorprendía, afirmando que había tenido y que sufre un problema con la cocaína. Según él la costumbre, surgió de unos momentos duros, creados por la soledad que sentía, sintiéndose desestabilizado, por la fama que su padre tenía.

Algunos hijos de famosos, han vivido este sentimiento al máximo, cayendo también en otro tipo de adicciones como el alcohol u otro tipo de drogas, teniendo que pasar por rehabilitación para mejorar en sus vidas. Como Chet Hanks intentó dejar caer, descubrirse a uno mismo uno es fácil y en el proceso algunas personas se pierden.

Según su propia vivencia llegó a comentar que: "Hace varios meses vendía cocaína y tomaba cocaína hasta no poder aspirar nada más por mi nariz, que estaba absolutamente taponada. Incluso llegué a fumar crack." Unas declaraciones que han impactado por la dureza de las mismas a muchas personas que pensaban que él no tenía ningún problema.

Y más novedades:


Publicar un comentario

 
Top