Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

Estudio del desecho de reproductoras en el centro genético porcino de Santiago de Cuba

Resumen: Con el objetivo de evaluar el comportamiento del desecho de reproductoras en un Centro Genético, se efectuó un muestreo cuya existencia promedio fue de 607cerdas y se desecharon 180 en dicho período para un 38.2% de la existencia total...

Publicación enviada por Dr. Francisco Sagaro Zamora y otros autores




 


RESUMEN
Con el objetivo de evaluar el comportamiento del desecho de reproductoras en un Centro Genético, se efectuó un muestreo cuya existencia promedio fue de 607cerdas y se desecharon 180 en dicho período para un 38.2% de la existencia total, lo cual representa un nivel bajo para mantener una composición adecuada por paridades. Se analizaron las causas de desechos fundamentales, los desechos por paridad.

Se observa un elevado numero de hembras eliminadas en el rango de 0-3 partos (286 cerdas que representa el 31.01% del total de eliminadas), de su vida productiva, considerando este aspecto lo consideramos negativos, .debemos destacar que el 22.88% del total han sido eliminadas con 0-1 parto. Se analizaron las causas de desecho que pueden ser evitadas o disminuidas, lo cual permitirá aumentar las eliminadas por causas que eleven la productividad del rebaño, al existir un limite en la disponibilidad de cerdas jóvenes para reemplazo.

 El tener una buena selección de desecho de reproductoras es de gran importancia para obtener buenos resultados reproductivos. Deben ser eliminados o disminuidos los desechos por problemas podales, enfermedades y accidentes, lo que unido a lo anterior debe permitir disminuir el numero de cerdas eliminadas en etapas tempranas de su vida reproductiva.

Palabras claves: desecho, eliminadas. Paridad, comportamiento del desecho, selección, reproductoras.
Titulo corto: Estudio del desecho de reproductoras


SUMMARY
With the objective to evaluate behavior’s reproducers reject in 2003 in the Genetic Center, a sample was made in which the average existence was 607 female pigs and 180 were rejected in that peniod to a 38.2 percent of the total existance in wich it represents a law level for maintaining an adecuate composition for parity. A hihg number of eliminate females was observed in the level of 0-3 breeds (86 female pigs that represent 47.77 total percent of eliminate ones), of its productive life, we considered this aspect as negative, we should detach that the 22.88 percent of a total has been eliminated with 0-1 breed. Reject causes werw analized, and we realized they can be avoided or diminished, it will permit to increase the eliminate ones, for those reasons that raise the flock´s productivity, for existing a limit in the available of young female pigs for replace. To have a good selection of reject reproducers is of great importance for obtaining good reproductive results. The reject should be eliminated or diminished for pruning problems, illness and accidents that joined to the preceding should permit to diminish the number of eliminated female pigs in early stages of their reproductive life.

Key words: eliminated, parity, performance of eliminated, selection, sows.
Short title: Study of sows eliminated.


INTRODUCCIÓN.
El desecho y reemplazo de reproductoras es una actividad de gran importancia en la producción porcina, una correcta política de desecho permite contar con una estructura del rebaño de reproductoras que garantice una alta productividad y un ahorro importante en el desarrollo o la compra de las hembras de reemplazo.

DESECHO
Internacionalmente se considera que anualmente debe reemplazarse entre el 20-30% de las puercas. Este reemplazo se realiza con las vacías o con aquellas que hayan tenido algún accidente que le imposibilite continuar su labor como reproductora. Este nivel de eliminación implica que cada cerda como máximo tendrá de 6-8 partos. Alonso, (1997).

En Cuba según las normas de crianza porcinas (Colectivo de autores DIGEP, 2001), los principales criterios para las causas de desechos son
- Cuando tenga afectada su integridad física.
- Cuando el comportamiento reproductivo de la hembra se encuentra por debajo de la media del rebaño de la unidad.
- Por enfermedades.
- Por factores del mal manejo, alojamiento y nutrición.
- Cuando existe fallas de celos y en las cubriciones.
- Cuando existe accidentes.
- Cuando haya abortado en dos ocasiones consecutivas, no atribuibles a causas infecciosas.
- El número de crías al nacer de sus dos últimos partos esté una cría por debajo del promedio de la unidad durante el ultimo año.
- Se encuentre en la categoría de vacía mas de días sin presentar celo.
- Incurran en canibalismo.
- En forma continua o en sus dos últimos partos hayan padecido del síndrome MMA u otra patología.
- Por presentar traumas físicos y no respondan o no sea aconsejable someterlas a tratamiento.

Reproductoras desechadas. Según el Manual de Procedimientos técnicos para la crianza porcina, (2001) refiere que el control de las reproductoras desechadas debe llevarse desglosando sus causas, con el fin de poder hacer análisis periódicos y eliminar las causas no deseadas. Debe llevarse un control de las reproductoras desechadas desglosando sus causas a fin de poder hacer análisis periódicos y eliminar las causas no deseadas. (Colectivo de autores DIGEP, 2001).

El desecho y reemplazo de reproductoras es una actividad de gran importancia en la producción porcina, una correcta política de desecho permite contar con una estructura del rebaño de reproductoras que garantice una alta productividad y un ahorro importante en el desarrollo o la compra de las hembras de reemplazo. Cervantes et al (2003).

Pujals, 1985, en su tesis refiere las principales causas de desecho de cerdas, donde existe una mayor incidencia en las bajas crías por parto, el Anestro, el síndrome MMA, las repeticiones de celo, los problemas podales por el deterioro de los pisos, las enfermedades en el centro, así como el mal estado físico de las cerdas producto a manejo de la alimentación durante la lactancia.

MATERIALES Y MÉTODOS
El estudio se realizó en el Centro Genético Porcino, que se encuentra localizado en la carretera Central Km. 12 en el municipio de Stgo de Cuba, perteneciente a la Empresa Nacional Genética Porcina con un rebaño aproximadamente de 607 reproductoras.
El tipo de explotación es confinada, bajo un sistema de alimentación normada en el Manual de Crianza Porcina para los Centros Genéticos, con un sistema de monta directa, obteniéndose cerdos para futuros reproductores.
Las condiciones generales de manejo en este centro fueron las orientadas por el Manual de Crianza Porcina de acuerdo a su propósito.

Se analizaron los datos de 607 puercas; donde se recogió la información reproductiva a través de las tarjetas de control de la reproductora durante el año 2003, en el cual se registra toda la información de cada ciclo reproductivo, desde su incorporación al rebaño hasta la eliminación. De ellas se desecharon 180 reproductoras para un 29.65%, observando las causas de desechos, lo cual fueron registradas: Enfermedades, Baja crías por parto, Baja productividad al destete, 3er celo, Problemas Podales, Estado físico, Abortos, Anestro, M.M.A., Accidente, Fin de vida útil, Otras causas, siendo analizadas en porcentaje.

Se observó un elevado numero de hembras eliminadas en el rango de 0-3 partos (75 cerdas que representa el 41.66% del total de eliminadas), este aspecto lo consideramos negativos si se tiene en cuenta que han sido desechadas al comienzo de su etapa más productiva.

Concluyendo que el tener una buena selección de desecho de reproductoras y el actuar consecuente es de gran importancia para obtener buenos resultados reproductivos.

Análisis estadístico
Para el procesamiento estadístico de los datos se halló el porciento de las reproductoras desechadas, así como cada una de las causas señaladas y por paridad.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Se puede observar en la tabla 1 la existencia promedio de hembras y las reproductoras desechadas en cabezas y porciento con relación a la masa promedio durante el período. Como puede observarse, se desecharon en el año 2003 (180 para un 29.65%); así como un nivel bajo en el 2003 lo que debe analizarse la política de desecho si se aspira a mantener una adecuada composición por paridades y productividad.



En el documento MINAGRI-IIP (2001) se orienta para la producción porcina especializada en Cuba, un nivel de 35% de desecho de reproductoras; aunque en ultima instancia, es la paridad máxima a que mantendremos a la cerda en el rebaño la que determinará el nivel adecuado de desecho de reproductoras, aumentando o disminuyendo este nivel en la medida que aumente o disminuya la paridad máxima (Anon, 2002),

Coincido con lo planteado por Cervantes et al (2003) donde refieren que está comprobado que cuando se utiliza un nivel bajo de reemplazo se obtiene como resultado una estructura del rebaño con un elevado número de cerdas “viejas” con altas paridades cuyo indicadores reproductivos están en descenso, afectando los resultados reproductivos del rebaño..

Referente a las causas de desecho de las reproductoras (tabla 2) de acuerdo a la observación realizada las causas que mayor incidieron fueron: las enfermedades (el cólera porcino y la Actinomicosis), el fin de vida útil, los problemas podales y los accidentes (fractura, luxación y traumas).



Se observa un número elevado en hembras desechadas por Enfermedad (22.7%), fundamentalmente el Cólera y la Actinomicosis; así como en menor cuantía los trastornos respiratorios y cardiopatías; algunas de las cuales pueden evitarse con tratamientos preventivos y atención inmediata.

Se observa un alto numero de cerdas desechadas por la culminación o Fin de su vida útil (FVU), lo cual representa el 22.2%, siendo esta una causa normal, ya que la hembra ha explotado al máximo su potencial reproductivo. Coincido con Eimarsson, (1979) lo que plantea que actualmente en los grandes centros porcinos, la culminación anual de las cerdas en los distintos países del mundo asciende al 40% y la vida útil es de aproximadamente 2.5 años, por la cual se debe obtener alrededor de 6.25 partos.

También se observa un elevado numero de cerdas eliminadas por Problemas podales (11.6%), dado fundamentalmente por el mal estado de los pisos en algunas instalaciones y el no tratamiento a tiempo de reproductoras cuando comienzan a padecer de esta afectación. Valle y Landa, (1997) plantean que las lesiones en las patas y cojeras son comunes en las cerdas mantenidas en pisos cuarteados. Godbut, 1994

Otra causa que puede evitarse o disminuirse son los accidentes (12.2%), que si controlamos las causas y se toman las medidas podemos evitarlos.

Se presenta un bajo numero de cerdas eliminadas por presentar bajas crías por parto (1.11%). Existen causas como la MMA que afecta el comportamiento de las crías y puede producir pérdidas considerables. Calderón et al 1988.

Se presenta un bajo numero de cerdas eliminadas por presentar tercer celo (3.33%), que aunque es una causa de desecho obligatoria, puede ser reducido significativamente eliminando algunas de las causas que lo provocan. García et al (1999) identifica esta causa como fallas reproductiva que afectan la tasa de partos (efectividad, la calidad de las cubriciones con còpulas no exitosa o eyaculaciones incompletas, la nutrición, ya que un bajo consumo durante la lactación en hembras con baja condición corporal y con mucha pérdida de peso al destete afecta negativamente la tasa de partos.

Se presenta un moderado número de cerdas desechadas por baja productividad al destete (8.33%), lo cual nos indica que esta causa es poco analizada y la pobre participación del personal de las maternidades en la decisión con respecto al desecho.
Algunos autores (Anon, 2002) definen la baja productividad de las cerdas en lactación como las que presentan altas mortalidades en lactación, bajo peso al nacimiento o al destete y problema de leche (mastitis, fallo lactacional, pobre instinto maternal).

Otra causa que aparece es el Anestro después del destete (2.77%) o cerdas con más de 30 días de vacías, lo cual puede disminuir significativamente si se logra un mejor manejo de la alimentación en todas las etapas del ciclo reproductivos a fin de lograr que la reproductora no salga en mal estado de carne de las maternidades.

Se presenta un bajo número de cerdas desechadas por Agalactea (2.22%), el fallo en la lactación o Mastitis- Metritis- Agalactea, es un síndrome de emergencia en cerdas y cochinatas que comprometen la vida de los cerditos lactante porque causa desnutrición asociado con una malnutrición. La Agalactea en la cerda desde el punto de vista económico tiene una repercusión extraordinaria, ya que no solo se pone en juego la salud de la madre si no también provoca serios trastorno en la camada que llega hasta la muerte por desnutrición. Alonso, (1997).

Se presenta un moderado número de cerdas desechadas por Mal Estado físico (11.1%), estando dada por no realizar una correcta incorporación de cochinatas y problemas en el manejo de la alimentación durante su estado reproductivo, fundamentalmente en la gestación. Bajo el síndrome de las cerda delgada, se conoce un estado de adelgazamiento y perdidas de reservas de grasa de la hembra, que va asociado a unas series de problemas reproductivos ( sin aparecer causas infecciosas) que se traduce en dificultad en manifestar los síntomas clínicos del celo, muy en especial es cerda en su primera lactación. Alonso, (1997).

Coincido con Eissen et al (2003) ya que plantea que cuidar a una camada de gran tamaño tiene efectos negativos sobre el rendimiento de las cerdas primíparas durante la lactación (pérdida de peso corporal, pérdida de grasa dorsal) y sobre parámetros reproductivos (mayor intervalo destete-estro). Sin embargo, un aumento de la ingesta de las cerdas durante la lactación puede, en parte, reducir la pérdida de peso corporal y de grasa dorsal de forma que se recomienda la estimulación de la ingesta diaria de pienso así como una buena selección genética.

Referente a Otras causas que representó el (12.2%), debido a mortalidades por enfermedad, morfología no típica (MNT) que incluye a deformaciones anatómicas fundamentalmente las tetas o mamas, así como la caída del tren posterior.

En el análisis de las causas de desecho de las reproductoras de acuerdo con la paridad se muestra en la (tabla 3), las reproductoras en el momento de ser desechadas; en el año 2003 la 1ra (16.5%) y la 10ma (12.2%).



Se observa un elevado numero de hembras eliminadas en el rango de 0-3 partos (75 cerdas que representa el 41.66% del total de eliminadas), este aspecto lo consideramos negativos si se tiene en cuenta que han sido desechadas al comienzo de su etapa más productiva, que el costo y el numero de hembras jóvenes que se dispone para el reemplazo nos obliga a tener una mejor atención con estos animales a fin de prolongar un tiempo mayor su explotación.
También se observa que las reproductoras desechadas de 0-3 partos, debemos destacar que el 27.77% del total han sido eliminadas con 0-1 parto.

CONCLUSIONES
De acuerdo al estudio realizado en la presente investigación concluimos que:
- Los niveles de desecho de reproductoras durante el año son moderados para mantener una estructura adecuada por paridades en un importante centro.
- Existen causas de desecho que involucran a un alto numero de hembras y que denota un incorrecto manejo de las mismas.
- Es alto el numero de reproductoras desechadas en sus primeras paridades, cuando realmente comienzan su etapa más productiva, lo cual refleja un mal manejo de la cerda joven.
- Deben ser eliminados o disminuidos los desechos por problemas podales, enfermedades y accidentes, lo que unido a lo anterior debe permitir disminuir el numero de cerdas eliminadas en etapas tempranas de su vida reproductiva.

RECOMENDACIONES
- Incrementar los niveles de cochinatas de reemplazo a fin de poder realizar una correcta selección del desecho.
- Eliminar o disminuir las reproductoras desechadas por algunas causas evitables a fin de incrementar las eliminadas por causas que eleven la productividad del rebaño.
- Controlar y mejorar el manejo de la cerda joven, para evitar errores, sobre todo de la alimentación; a fin de disminuir el desecho en las primeras paridades.

REFERENCIAS
Alonso, R. 1997.La reproducción de la cerda. Ediciones Expres. MES.
Arias, T. y E. Cambo. 1986. Análisis de las causas de pérdidas de cerdas entre la tercera y decimosexta semanas poscubriciòn. Rev. Ciencia y Técnica en la Agricultura, G. Porcino, vol. 9, No. 4.
Arias T. et al 1997. Eficiencia reproductiva y eliminación de cerdas criollas. Rev. Computadorizada Producción Porcino, p 25-39.
Arias T. et al 2004. Reproducción porcina. Curso de postgrado de la Maestría de Producción Porcina. IIP. C. Habana. Cuba.
Cervantes, A et al 2003. Análisis de la política de desecho de reproductoras en las unidades porcinas especializadas durante el año 2002. IIP.
De Winter, P.J.J. 1995. Endometritis and vaginal discharge in the sow. PhD Thesiss. University of Gent. P 103.
DIGEP. 2002. Paridad. Manejo zootecnico.
Dora, J. et al 1991. Comportamiento reproductivo de las cerdas Yorkshire en un Centro Genético Porcino. Memorias ALVEC 91.
Filko, R. 1996. Fallas reproductivas en la cerda. Rev. Porci-Aula Vet. No. 35 p 91-106.
García, J.A. et al 1999. Análisis de las fallas reproductivas; causas y soluciones. Rev. Porci-Aula Vet. No. 49 p 36-53.
Giovanna A. 2001.Patrones reproductivos en porcinos. Rev. Portal Veterinario. Internet.
Godbut, D. 1994. Los problemas locomotores en reproductores. Rev. Mundo porcino. Año 7, No. 18, Sept.-oct/1994. P 17-18.
González, F. y Carmen Rico.2002. Mortalidad y desecho en ganado porcino, p34-35. Rev. ACPA. No.4. 4/2002.
GRUPOR, Manual de Crianza para Centros Genéticos Porcinos. La Habana. Cuba.
Hughes, P. E. 2002. Reproducción del cerdo. Editorial Acribia, Zaragoza. España.
Madec, F. 1995. Los factores de riesgo de la patología de la reproducción en la cerda. Rev. ANAPORC. No.154, p5-20.
Pujals, M. 1985. Principales causas de desechos de cerdos en un Centro Integral Porcino p 3-23. Trabajo de Diploma (Ing. Pec.) ISAAC.

AUTORES
Dr. MV M.Sc. Noel Jesús Vinent Duany
Ing. Dr. C. Francisco Dieguez Pineda,
Dr. MV Cesar Parra,
Dra. MV. M. Sc. Teresa Arias Calzón.
Ing. Dr. C. Francisco Sagaró Zamora



Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados