Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

Pedagogia de la interculturaliadad. un reto para los sistemas educativos contemporaneos

Resumen: En el articulo se aborda el reto que significa para los sistemas educativos la multiculturalidad que caracteriza a la escuela contemporanea y sobre esa base se manejan opiniones de la autora sobre si existe o no una pedagogia de la Interculturalidad...

Publicación enviada por MSc. Blanca Cortón Romero




 


RESUMEN
En el artículo se aborda el reto que significa para los sistemas educativos la multiculturalidad que caracteriza a la escuela contemporánea y sobre esa base se manejan opiniones de la autora sobre si existe o no una pedagogía de la Interculturalidad, se concluye que independientemente que se reconozca o no su existencia hoy por hoy es imposible soslayar la necesidad de atemperar las prácticas educativas a la confluencia en el recinto escolar de múltiples culturas.

Palabras Clave: multiculturalidad, Interculturalidad, cultura, Pedagogía Intercultural

DESARROLLO
En los momentos que vive la humanidad hoy, marcados por el desarrollo de los más diversos procesos socio económicos y políticos, la globalización neoliberal ha resultado tal vez el proceso más analizado y aludido no solo por investigadores y políticos sino incluso por los más comunes y corrientes habitantes de nuestro planeta La globalización neoliberal incide en todos los procesos y fenómenos que se desarrollan en la sociedad contemporánea por lo que su influencia en la cultura no constituye una excepción.

Esta implica un proceso de multiculturalidad que conduce necesariamente a la interrelación de las identidades culturales nacionales y pone a la orden del día los conflictos entre las diversas vertientes de la identidad cultural: tradicional, moderna y pos-moderna, conflictos que permean todas las relaciones internacionales y que imponen el reto de garantizar una determinada capacidad de respuesta a través de las políticas culturales de los diferentes países.

La globalización en lugar de articular las diferencias culturales, las subordina al centralismo, desintegrándolas, sin tener en consideración que la identidad no puede ser pensada como expresión de una sola cultura homogénea, coherente y perfectamente distinguible, y que ésta se constituye no solo de las diferencias entre culturas desarrolladas separadamente, sino también mediante las desiguales apropiaciones y combinaciones que los diversos grupos hacen de elementos de distintas culturas y de la suya propia.

En los tiempos que corren podemos afirmar que la cultura no es sólo aporta decisivamente a la solución de los grandes problemas que enfrenta la humanidad hoy, sino que constituye parte importante de dichos problemas, constituyéndose en terreno de la lucha política y social e incluso económica.

Al analizar la significación de la cultura en la actualidad hay que valorar los nexos entre educación y cultura, nexos sobre los cuales existen diversos criterios en lo que a su manifestación concreta se refiere, aunque hay coincidencia total en el reconocimiento a su existencia y en su dependencia del contenido que se le atribuya a ambos conceptos; la educación que es un hecho social singular se sitúa necesariamente dentro de una cultura , es al mismo tiempo parte de esta y contribuye decisivamente a su desarrollo.

La educación al igual que la cultura experimenta los efectos de la globalización neoliberal y de otros fenómenos y procesos del mundo de hoy, así como el influjo del desarrollo de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones, esto se manifiesta a través de la desterritorialización social de las prácticas escolares (se accede al conocimiento y la información por múltiples vías y desde diferentes lugares), la existencia del llamado currículo oculto (potente medio de educación informal) y en especial a través de la necesidad de atemperar las prácticas educativas a la diversidad cultural definida a partir de la concurrencia multicultural en un ámbito determinado, en este caso la escuela.

El desarrollo de la cultura ha estado históricamente muy vinculado al desarrollo de la educación, debido a la estrecha relación que existe entre ambos los vínculos entre educación y cultura son múltiples y especialmente significativos a los efectos del análisis y comprensión de los problemas que aborda la Pedagogía como ciencia.

Al concebir la educación como proceso, efecto o resultado, proceso de influencia, de configuración o desarrollo del hombre y al mismo tiempo efecto de esa influencia, debemos tener en cuenta que esta:
· Ofrece la herencia cultural (nos preguntamos, ¿del conjunto de la cultura cómo determinar la herencia que debe ser ofrecida?
· Hace al sujeto actor del mundo en que vive.
· Convierte en “autor “al sujeto, o sea en creador de cultura.

Los nexos entre educación y cultura tienen su expresión concreta en la relación escuela-cultura, relación que a través de la historia ha sido conflictiva y socialmente significativa, hoy día se dice que la escuela es un ámbito artificial de socialización cultural y se insiste en la necesidad de que esta oriente su actividad hacia la formulación de un núcleo estable, de los marcos de referencia que permitan enfrentar los cambios a que nos somete la producción cultural contemporánea. La escuela es hoy un espacio de cruce de culturas.

Hoy por hoy la calidad de la educación en la institución escolar supone recuperar o producir el sentido cultural de la escuela como espacio vital de identidad, encuentro, recreación y convivencia de los actores sociales, teniendo en cuenta la multiculturalidad y partiendo de la interculturalidad como una condición para el éxito de todo proyecto de escuela contemporáneo.

En este sentido es importante señalar que nos referimos a la multiculturalidad al reconocer la concurrencia de múltiples culturas, expresión de la diversidad que caracteriza a la humanidad y que incluye no sólo a aquellas culturas desarrolladas separadamente sino a la diferente apropiación y reelaboración que de una misma cultura hacen diversos grupos humanos, a menudo es utilizado también para referirse a esta situación el concepto de pluriculturalidad.

La interculturalidad es entendida como un enfoque que reconoce las diferencias culturales constitutivas del común y universal acervo cultural de la humanidad y defiende la posibilidad de las relaciones respetuosas y enriquecedoras de las diversas culturas.

Desde este punto de vista la multiculturalidad se erige como el resultado de un proceso objetivo, del desarrollo de la sociedad y del proceso de interrelación necesario de las diversas culturas, mientras que la interculturalidad supone la actitud consciente, la voluntad de establecer relaciones entre culturas a partir del condicionamiento objetivo de dichas relaciones.

La existencia de la multiculturalidad en el contexto escolar, fenómeno aunque no nuevo si peculiar en las actuales condiciones, ha complejizado las prácticas pedagógicas propiciando la aparición y difusión de lo que algunos llaman Pedagogía Intercultural, concepto discutible y discutido en su uso aunque aceptado mayoritariamente como expresión de o de los procesos que alude y reconoce.

La escuela, como espacio de concurrencia multicultural que desempeña un importante papel en la construcción de la identidad debe incorporar una visión intercultural a su práctica pedagógica para garantizar una influencia adecuada en la construcción de las identidades nacional, local y personal.
La construcción de la identidad cultural debe sustentarse en un proceso dialéctico en el que se combine el reconocimiento y la valoración de las raíces culturales y la apertura a nuevas influencias y aportaciones, este no es una responsabilidad exclusiva del sistema educativo, pero si una tarea en la que este tiene una gran cuota de responsabilidad.
Alrededor de esta cuestión se suscitan diversas interrogantes:
· ¿Cuáles son los criterios que utiliza una sociedad para determinar el capital cultural que trasmitirá la escuela?
· En condiciones de multiculturalidad ¿Cómo determinar cuál es la cultura que se considera más relevante?
· ¿Qué lugar y papel corresponde a la interculturalidad en el ámbito de las prácticas escolares?
· ¿Qué relaciones existen entre la cultura escolar y las culturas nacional y comunitaria?.

En este sentido existen experiencias en diversas partes del mundo encaminadas a enfrentar lo que constituye un reto para los sistemas educativos contemporáneos.

En Europa y otros países del llamado Primer Mundo, donde el problema adquiere matices especiales debido a la situación creada por la inmigración se reconoce que la escuela no esta dando respuesta adecuada a la diversidad cultural y se aboga por una educación intercultural que supere la tradicional perspectiva monocultural y etnocéntrica que ha caracterizado a los sistemas educativos.

En Latinoamérica se impulsan reformas que se orientan entre otros aspectos a la creación de sistemas educativos que partiendo de la unidad de intereses nacionales brinden espacios para incluir variantes locales, que acojan formas culturales específicas ajustándose a la realidad de cada zona, dando independencia a la escuela para proyectar y dirigir el proceso pedagógico acorde con el contexto en que se desarrolla.

Todo esto se conjuga además, con la importancia que lo local ha adquirido actualmente en todos los ámbitos de la vida y en especial en la cultura.
De ahí que cuando hablamos de cultura, no nos circunscribimos a la cultura nacional, sino además a la cultura local, en especial a la cultura comunitaria cuyo papel y significación se ha acrecentado de manera sustancial en todo el mundo y también en nuestro país y a la singular apropiación que de ambas hacen los distintos sujetos y grupos humanos.

En Cuba repercuten los acontecimientos y procesos que se desarrollan en el mundo hoy, aunque los mismos adquieren matices peculiares dada nuestra condición de país socialista. Entre nosotros la cultura, las investigaciones y proyectos culturales han adquirido una importancia cardinal debido a diversas causas.

En las condiciones de confusión ideológica de algunos, la constante agresión propagandística a través de los medios en un mundo globalizado y de reajuste socio económico a que se enfrentó la sociedad cubana a partir de fines de los 80, la cultura significa un plano de comunicación y un referente aunque diferenciado y plural fundamentalmente común, un espacio de concurrencia de todos los actores sociales que permite actualizar y reafirmar valores e intereses nacionales imponiendo sentido actual a la unidad nacional que ha caracterizado al pueblo cubano a través de la historia. Además la cultura es un importante factor de resistencia ante los elementos disgregadores de la cohesión social tanto internos como externos.

En los momentos que vive Cuba se trata de reafirmar nuestra personalidad propia como pueblo al relacionarnos con otros y salvar a nuestro pueblo de la homogenización banal.

No menos importante es el papel que desempeña la cultura en la satisfacción de necesidades básicas y en el uso productivo y enriquecedor del tiempo así como potente medio de educación y canal de participación consciente en la vida social de los individuos y grupos humanos, especialmente en el seno de las comunidades; razón por la cual se trabaja en la potenciación de la cultura comunitaria y de la relación escuela-comunidad.
Aunque las características de la sociedad cubana posibilitan y sustentan una política educacional esencialmente homogénea integrada a una política social claramente definida, como parte del proceso de cambio educativo, se promueve en nuestro país un proceso de desconcentración educativa que tiene entre sus ideas básicas la aplicación de estrategias diferenciadas para el logro de resultados equitativos y parte de potenciar e incorporar a las prácticas pedagógicas de la escuela un enfoque intercultural a través del Proyecto Educativo de Centro.

En especial se aborda la incorporación de la cultura comunitaria a la labor de la escuela y la influencia de esta como principal centro cultural de la comunidad al desarrollo cultural comunitario.

En nuestro país dado las particularidades del sistema de educación y las positivas experiencias de la escuela como agente socializador la misma ha sido definida como la principal institución cultural de la comunidad.
· ¿Cuál es el real significado de esta definición?
· ¿En qué direcciones debe trabajar la escuela como principal institución cultural de la comunidad?
· ¿Cómo se interrelaciona el accionar de la escuela en este sentido con el de otras instituciones culturales que actúan en la comunidad?
· ¿En qué consiste la función cultural de la escuela cubana?

La respuesta a estas interrogantes constituye un tema de gran actualidad abordado por diferentes especialistas y desde diferentes ciencias, pero no agotado, de cuyo análisis depende en gran medida el logro de los fines pedagógicos de la escuela, el mejoramiento de las relaciones sociales comunales y la potenciación del desarrollo cultural comunitario en su articulación con el desarrollo cultural de toda la sociedad.

La escuela como institución socializadora a través de su evolución ha trasmitido generalmente una imagen normalizada de la cultura que se identifica con los valores predominantes en el estado y en este sentido tiende a relacionarse dogmática y etnocéntricamente con las restantes elaboraciones culturales desempeñando una función ambigua con relación a otros agentes culturales como la comunidad, por un lado media entre esta y la sociedad y por otro trasmite y perpetua los modelos predominantes en la sociedad; esto está en los orígenes de la escuela como institución y de su consolidación como agente socializador a través de un proceso en el que tuvo que conquistar de forma conflictiva un espacio de acción pedagógica que estaba ocupado por otras instituciones como la familia y la comunidad asumiendo la representación del estado.

Este proceso estuvo vinculado al desarrollo de la sociedad capitalista industrial y experimentó cambios sustanciales en el proceso posterior de desarrollo capitalista en el que se ha producido una disociación entre los contenidos culturales socialmente significativos y los contenidos susceptibles de ser distribuidos socialmente de forma universal.

En nuestro medio aunque han sido redefinidas las funciones de la escuela en concordancia con los objetivos de nuestro proyecto de sociedad y se han dado importantes pasos en el logro de una educación equitativa y justa en la que tienen cabida las más diversas manifestaciones de la cultura, se trabaja aún por el logro de un enfoque que garantice en la práctica una relación dialéctica de las diversas elaboraciones de la cultura en los marcos de la escuela.
Todo esto exige a la escuela contemporánea estrategias válidas para preparar a los hombres para vivir con los demás, lograr la convivencia y no la mera coexistencia de las culturas, que solo nace de la aproximación cognitiva y afectiva a la realidad del otro y que se manifiestan en la conducta social.
La función cultural de la escuela entendida en su más amplio sentido se identifica con su función social, no obstante al definirla desde este punto de vista más concreto se debe tener en cuenta:
· El análisis de las reales posibilidades de acceso de los diferentes individuos y grupos a la educación formal y de las posibilidades de apropiación de los contenidos culturales socialmente significativos a partir de sus peculiaridades culturales.
· El análisis de los efectos de la educación formal en los individuos y grupos que actúan en la escuela a partir de las especificidades culturales de los mismos.
· El análisis de las fortalezas y debilidades que a los efectos del proceso pedagógico y los fines de la educación representan las respectivas culturas de que son portadores los grupos e individuos que actúan en la escuela.
· El análisis de las especificidades de la cultura nacional y comunitaria, de su peculiar apropiación por los individuos y de su incidencia en el proceso pedagógico.
· La influencia de la labor de la escuela en el desarrollo cultural individual y grupal y en la construcción de la identidad, sobre la base de las relaciones cultura escolar-cultura comunitaria-cultura nacional.
· Y la contextualización de la cultura en los currículos escolares.

Todo esto sobre la base de las relaciones escuela-comunidad-sociedad; cultura escolar-cultura comunitaria-cultura nacional.
Sobre la base de los análisis anteriores es posible preguntarse, ¿ existe una Pedagogía de la Interculturalidad o un enfoque intercultural de la Pedagogía? ¿ es necesaria? ¿qué potencialidades tiene la escuela contemporánea para desarrollarla?.

No creo posible responder de manera categórica a estas interrogantes en los límites de este trabajo, ya existen suficientes cuestionamientos que por supuesto no comparto a la Pedagogía como ciencia, considero que el enfoque intercultural debe ser consustancial a las prácticas pedagógicas en especial en la actualidad por lo que estamos urgidos de reflexionar sobre nuestras prácticas en este sentido y sobre esta base enriquecer la Pedagogía.

Las reflexiones en este sentido han de considerar las posibilidades de la escuela para promover un enfoque intercultural y desarrollar la interculturalidad como valor, las prácticas pedagógicas inspiradas en este enfoque deberán tener en cuenta:
· La concepción de la escuela como institución constructora de contra globalización, formadora de seres humanos capaces de armonizar al sujeto(lo local-lo individual) al ciudadano(lo nacional)al humano(humanidad-otredad ).
· La participación en la escuela además de los maestros profesionales de otros agentes sociales que representan a la sociedad y al entorno en que la escuela se ubica.
· El cambio de paradigma del individualismo disciplinar a la transdisciplinariedad que permita crear campos transdisciplinares, zonas supranacionales, actitudes cosmopolitas a través de los instrumentos metodológicos de la Didáctica.
· La potenciación de la dimensión crítica de la evaluación que permite convertir a la escuela en agente crítico de la cultura y armonizar dos extremos aparentemente contradictorios la unidad y la diversidad.
· La contextualización de la cultura en el currículo.
· La utilización de métodos de enseñanza que promuevan el diálogo intercultural que supone entender y aceptar el discurso de los demás y responder con argumentos.
· E incorporar al contenido de la enseñanza educar en la idea de que todos somos ciudadanos del mundo.

Desde nuestro criterio el abordaje de la interculturalidad en los marcos de la escuela tiene en la transdisciplinariedad un enfoque imposible de soslayar por cuanto permite la reconstrucción del conocimiento de la realidad, reenfocándolo desde la multiperspectiva holística de las diferentes disciplinas implicadas en una visión de conjunto y con la incorporación de los diferentes saberes sistematizados por la ciencia, intuidos, explorados e integrados desde las artes diversas y el sentido común popular con toda la carga vital de las experiencias cotidianas.

En fin no es posible afirmar categóricamente que existe una Pedagogía Intercultural, al menos desde el conocimiento y la información que poseo, tampoco es ético interculturalmente hablando negarlo, ni estrictamente necesario desde el punto de vista científico, al menos por el momento; sin embargo es imposible negar que las prácticas pedagógicas actuales estén urgidas de una seria reflexión y revisión desde la interculturalidad

BIBLIOGRAFÍA.
Chávez J. Bosquejo histórico de las ideas educativas en Cuba Editorial Pueblo y Educación La Habana
Colectivo de autores Compendio de lecturas acerca de la cultura y la educación estética editora Política, La Habana 2000.
Cortón B. Una propuesta teórica para abordar las investigaciones y proyectos culturales en la comunidades Tesis de Maestría santiago de Cuba 2002
García J., Pulido R., Montes A. La educación multicultural y el concepto de cultura Revista ibero americana de Educación digital http://www.oei-org.com
García Ramis El modelo de escuela en Compendio de Pedagogía editorial Pueblo y Educación 2002
García Ramis, Lizardo y otros “Los retos del cambio educativo”, Editorial Pueblo y Educación, 1996.
Ibarra L. Cultura familiar y cultura escolar en la formación de la identidad. Realidad o utopía http://www.monografias.com
Ortiz M. y Lobato X. Escuela inclusiva y culturas escolares: algunas tendencias empíricas http://www.pasoapaso.com
Otero V .Cultura escolar y mejora de la educación http://www.usol.es

AUTOR
MSc. Blanca Cortón Romero
Profesor auxiliar
ISP Frank País, Santiago de Cuba, Cuba



Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados