Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

Ejes de Teotihuacan 7

Resumen: En el anterior módulo me percataba de que la distancia 648 a cada eje era clave. No tardé demasiado en darme cuenta de que divide los 9 inframundos de los 13 cielos de la mitología mesoamericana.

Publicación enviada por Diego Santanna de Landa




 


Este módulo explica el porqué de la distancia de 648 hunabs desde los ejes y confirma y aclara los anteriores módulos.

Los 9 inframundos y los 13 cielos
En el anterior módulo me percataba de que la distancia 648 a cada eje era clave. No tardé demasiado en darme cuenta de que divide los 9 inframundos de los 13 cielos de la mitología mesoamericana.

Antes incluso de descubrir los ejes, como explicaba en los primeros módulos, determiné lo que llamé la ciudad estadística en un área de 2448*2448hunabs, así que sólo tenía que hacer una resta.

2448*2448-1296*1296=13*576*576
1296*1296=9*432*432=4*648*648

Dicha división de áreas cuadradas o circulares define 9 inframundos internos y 13 cielos externos de dimensiones cuadradas o circulares. Astronómicamente podría dividir la bóveda celeste en 13 constelaciones y 4 estaciones pues al ser tanto 4 como 9 cuadrados se pueden intercambiar permaneciendo cuadrada o circular cada región.

Entonces la zona externa sólo puede ser de 13 regiones y la zona interna de 9 y 4 regiones. La zona externa puede ser 13 cielos y la precesión (las 13 constelaciones). Y la zona interna puede ser 9 inframundos y la traslación (las 4 estaciones).

Por un lado, el astronómico, tenemos que 2448*2448 es divisible de 17*17 y que las 13 constelaciones y las 4 estaciones son 17 regiones. Siendo el área total 34*34/34*34, el área de cada constelación es de 8*8/34*34 y el área de cada estación es de 9*9/34*34. La diferencia entre una área y la otra es de 17/34*34 (un cuarto de la 17ava parte). Además mientras 365 no es divisible ni de 13 ni de 4, 364 lo es de los dos.

Por el otro lado, el mitológico, las áreas de cada cielo e inframundo son respectivamente 8*8/34*34 y 6*6/34*34 y la suma de ambas (un cielo y un inframundo) es 10*10/34*34 (720*720 o 1296*400hunabs cuadrados) Área también cuadrada o circular que explicaremos su sentido en el siguiente apartado.

La pirámide de la luna que por su altura ideal dije que es la pirámide de la semana de 13 días está en la zona de los 13 cielos y tiene una posición que indica que la orientación de la ciudad es la constelación de las pléyades. No soy el primero que menciona algo así, Héctor María Calderón dividió la bóveda celeste en 13 constelaciones siendo el día de inicio el 20 de mayo, día donde el sol alcanza la posición más alta en el cielo en la zona Teotihuacan y que el relacionaba con las pleyades.

La pirámide del sol que por su altura ideal dije que es la pirámide de la semana de las 9 noches está en la zona de los 9 inframundos y su orientación este oeste indica que sigue el movimiento de traslación. Ya sabéis que fue Hugh Harleston quién se percató de una sombra equinoccial en dicha pirámide que yo comenté que se trata de 1/1296 del día. Además la famosa cueva bajo dicha pirámide encontrada en los 70 es un trébol de 4 pétalos lo que asocia más los 9 inframundos con las 4 estaciones.

Hablando de constelaciones y traslación terrestre, la mayoría le adjudicaríamos las noches a la pirámide de la luna y los días a la pirámide del sol. Pero ya sabéis por el mito que sus “constructores” cambiaron sus papeles. Quizás por eso el fenómeno equinoccial de la pirámide del sol no es luminoso sino penumbroso.

Del templo de quetzalcoatl hablaremos más tarde pues su caso es especial, como siempre. Por ahora os recuerdo que xolotl (el río de san Juan) es el gemelo de quetzalcoatl y el río de san Juan esta a 648 de los ejes igual que el paso entre los cielos y los inframundos.

Añado una imagen de un aro del juego de pelota pues precisamente ese juego representaba la lucha entre los 13 cielos y los 9 inframundos.






Parcelas en el mas allá

En este apartado vais a poder aprender la utilidad de la media geométrica pero antes os debo explicar la situación del templo de quetzalcoatl en relación a los cielos y los inframundos.

En principio no debería situarse en ningún lado, pues la pirámide de la luna, la de la semana de 13 días ya es la de los 13 cielos y la pirámide del sol, la de la semana de 9 noches ya es la de los 9 inframundos.

Os recuerdo que yo llamo a la pirámide del sol y la pirámide de la luna las gemelas pues son proporcionales en el área de su base y en su volumen y además sus cumbres alcanzan el mismo nivel oceánico. Por otro lado las 366 esculturas del templo de quetzalcoatl representan la distancia del río a el.

El mito dice que quetzalcoatl y xolotl son gemelos y del mito se entiende que xolotl es el río de san Juan. El templo de quetzalcoatl es el templo del mes de 20 días (días con sus noches) y el río es la puerta que comunica la zona de los 13 cielos y la zona de los 9 inframundos.

La situación espacial del templo de quetzalcoatl es la siguiente. El templo está en la zona exterior de la linde de 648, es decir de los 13 cielos. Pero el río que es distante de los ejes en 648, no tiene sus brazos hacia el interior como cabría de esperar sino hacia el exterior rodeando al templo. Se trata de una dimensionalidad muy abstracta. El templo parece por tanto que se encuentra en el cielo pero en un recinto propio del inframundo.

Os dije además que mientras la pirámide de la luna gobernaba en el norte sur y la pirámide del sol gobernaba en el este oeste, el templo de quetzalcoatl gobierna en las alturas. Resultaban 780 y 84 en cada extremo de las alturas. 780 es Marte, tres veces el calendario sagrado de 13*20 y el día número 84 de ese calendario es huac can.

Pero el resultado en este juego de pelota no se quedará 2:1 para los 13 cielos sino en empate. Las tumbas del templo de quetzalcoatl pertenecen a los 9 inframundos. Recuerdo que la hecatombe de 400 tumbas se dividía en 16 para la pirámide del sol, 144 para la pirámide de la luna y 240 para el templo de quetzalcoatl. Se han encontrado más de 200 cuerpos en el templo y Leopoldo Batres dijo encontrar en cada 4 esquinas de 4 cuerpos de la pirámide del sol huesos de infantes. Tenemos por tanto 144=12*12 tumbas en el cielo y 256=16*16 en el infierno.

Ya puedo explicar el concepto estadístico de la media geométrica y el modo mejor de hacerlo es con un caso práctico. La media geométrica es la raíz en N del producto de N números.

A) Le asignamos a 256 tumbas 432*432 hunabs cuadrados que es la parcela de un inframundo y le asignamos a 144 tumbas 576*576 hunabs cuadrados que es la parcela de un cielo.

Tenemos por tanto 432*432/256=27*27 hunabs cuadrados para cada tumba en cada infierno y 576*576/144=48*48 hunabs cuadrados para cada tumba en cada cielo.

1º La media aritmética sabemos de antemano que es 1296 hunabs cuadrados por tumba. El recinto con un cielo y un infierno es de 720*720 hunabs cuadrados y hay 400 tumbas en total. 720*720/400=1296.

2º La media geométrica de 27*27 hunabs cuadrados por tumba en el infierno y 48*48 hunabs cuadrados por tumba en el cielo es de 1296 hunabs cuadrados (exactamente igual que la media aritmética). Ahora veremos que significa esta igualdad.

3º Los infiernos son más pequeños que los cielos en una proporción 6*6/8*8. Para igualar ambas áreas deberíamos por ejemplo contar 64 infiernos, 36 cielos y dividirlas entre 36+64=100.

Tenemos por tanto 27*27*64=46656 hunabs cuadrados por cada tumba en 64 infiernos y 48*48*36=82944 hunabs cuadrado por cada tumba en 36 cielos. En 36+64=100 recintos tenemos 46656+82944=129600 y por tanto en un recinto (ya es igual que sea cielo o infierno pues los hemos igualado) hay 129600/100=1296 hunabs cuadrados por tumba. Y ya sabemos que en un cielo y un infierno hay 720*720/1296=400 tumbas.

B) Ahora veamos un ejemplo falso (el que se me ocurre es asignar los 240 del templo al cielo). 16 en el infierno y 384 en el cielo.

1º La media aritmética no varía, 1296 hunabs cuadrados por tumba y 400 tumbas.
2º La media geométrica es 1296 por la raíz cuadrada de 6 hunabs cuadrados por tumba es decir 400 entre la raíz de 6 tumbas.
3º Igualando los recintos cielo/infierno la media es 1296 por 6 hunabs cuadrados por tumba es decir 400 entre 6 tumbas
Como podéis ver la solución a las distintas dimensiones de un cielo y un infierno es igualar la media geométrica a la aritmética.

El gran año platónico y la correlación de fechas de Héctor Calderón
La distribución de Teotihuacan parece muy compleja pero en verdad es una solución simple a un problema complejo. Ni los 312 años de dicha correlación que es la sincronización de 365 días, 780 días (Marte) y 584 días (Venus), es divisible de 9, ni el gran año platónico es divisible de 13 constelaciones.

La rueda de 13 grupos de 24 años de Calderón no sincroniza, cabalga con el gran año platónico. Algo que no le di su importancia, antes de saber que el río es la linde entre los cielos y los inframundos (las constelaciones y el sistema solar), es que la desviación entre los extremos de la ciudad estadística y la desviación de los brazos del río es la misma +/-24. Los 24 años son la base de la correlación de Calderón, y es la medida de desviación de los eventos a la media en Teotihuacan. El máximo común divisor del gran año platónico y de la correlación de Calderón son 24 años.

Ahora, los extremos de la ciudad estadística se distancian del centro de coordenadas en 1200 y 1248, y los brazos del río se distancian del centro de coordenadas en 624 y 672. No llega a ser la mitad ¿o sí? (624 es la mitad de 1248). El límite inferior del valor del río es proporcional al límite superior del valor de los extremos. Los sucesos de una linde y otra son continuos.

Por si no os habéis dado cuenta 624 y 1248 años son ciclos de los 13 grupos de 24 años de calderón (2 y 4 ciclos) y las desviaciones en los extremos y en los brazos del río son un modo de aproximar las dos cuentas de 24 en 24 años a los 312 años de calderón.

No se trata de una teoría fundada solo en los valores que tienen las dos lindes, esta respaldada por el mito de los cinco soles, como siempre.

Por otro lado el sistema solar a escala de Hugh harleston es erróneo pues Hugh no vio que la ciudad esta dividida en dos zonas. No podía verlo pues quien descubrió los ejes de la ciudad fui yo mucho tiempo después de que el ideara esa teoría.

La teoría antropomórfica de José Martín Pineda Pérez, donde Teotihuacan es un cuerpo humano, dejaría la cabeza en el cielo y las constelaciones, el corazón y órganos superiores en el inframundo y las estaciones; y el sexo y las vísceras en la puerta entre las dos esferas.

Las paralelas y la suma triple de distancias
Estos dos métodos son los más curiosos de representación en Teotihuacan. La suma triple de distancias hace referencia a los extremos de la ciudad y a la pirámide de la luna (los nueve hatos de 3 cañas verdes cada uno del constructor de la pirámide de la luna… la de los 13 días o cielos) por tanto a las constelaciones. Las paralelas hacen referencia a la linde de 648 hunabs desde los ejes y a la sombra equinoccial de la pirámide del sol (la de las 9 noches o inframundos), que es 1/1296 del día, y por tanto a las 4 estaciones.

De nuevo el mito de los cinco soles
Ya leísteis en el módulo tercero que el mito es la traducción de los cálculos teotihuacanos. En un principio, os digo que la mayoría de la gente (por entonces) no podrían entender tanto cálculo y en cambio un mito cosmogónico sí.

Voy a ser más preciso en algunas partes del mito que ya mencioné. La cuenta de 5 soles son 4 ciclos divisibles de 13 mas uno inicial de 600 de duración sumando un total de 2628. El total por tanto no es divisible de 13.

Se trata del gran año platónico 2628 veces el valor asignado a quetzalcoatl (3600 días) y que cada tiempo asignado a cada uno de los 4 hermanos divinos sea divisible de 13 hace alusión a la rueda de 13*24 años. Un ciclo mayor que comprende en su interior un ciclo menor que no sincroniza.

Ahora os hablaré de las hermandades de quetzalcoatl. En el ciclo que antes he explicado hay 4 hermanos como cuatro direcciones o extremos de la ciudad. Pero solo se menciona que se transforman dos de ellos en árboles con manifiesta dualidad sauce hermoso y árbol espejo. Quetzalcoatl es el valor de 3600 de dos extremos y tezcalipoca es el valor de 3744 de los otros dos extremos. Un extremo de uno en frente de un extremo del otro (un hermoso mirándose al espejo).

La otra hermandad es con su gemelo pero esta vez al final del mito en un momento diferente. Con ser gemelo se refiere a dos cosas por un lado que xolotl es doble pues cuando huye se transforma en cosas dobles (los dos brazos del río uno está a 624 del centro de coordenadas en la zona infernal y el otro está a 672 en la zona celeste) y es atrapado cuando se transforma en un solo pez (el río es la linde 648 desde el centro de coordenadas la puerta entre el cielo y el infierno).

Tanto 3600 como 648 son divisores del gran año platónico, por eso se idea la hermandad entre xolotl y quetzalcoatl. Pero 3600 (quetzalcoatl) es un valor extremo que se repite dos veces de ahí que se cuenten 4 hermanos (4 extremos) y 2 transformaciones en árboles (dos valores), mientras, 648 (xolotl) es un valor medio de ahí que se trate de un único ser doble por si mismo pues una transformación doble es un valor medio +/- una desviación.

Una transformación siempre es la adjudicación de un valor a un personaje mitológico. Y las tres transformaciones, del tiempo que por lo que ya sabemos no es únicamente ciclos de 312 años exactos sino un intervalo que lo rodea, nos menciona los tres divisores claves (un divisor de los 312 años que es 3744 y dos divisores del gran año platónico 3600 y 648). Los otros tres divisores no interesan (ni siquiera el de 624 pues es proporcional al de 3744)

Ahora, vuelvo al primer párrafo de este apartado, el mito y el cálculo. El mito es más que un método pedagógico del cálculo para la totalidad de la gente.

Las relaciones de proporcionalidad y simetría obtenidas son imposibles de determinar de un modo humanamente consciente. Solo tenéis que incluir en un sistema de ecuaciones todas las variables y relaciones y veréis que no hacen falta todas las relaciones para despejar los valores de las variables.

Eso hace que la gente de aquella época se preguntará los porqués y dieran una interpretación metafísica. Precisamente un problema para poder saber con seguridad que propiedades fueron las que buscaron inicialmente es el concepto de asimilación.

Todas las propiedades están desarrolladas y todas no pudieron ser buscadas inicialmente. El concepto de asimilación significa que las que son un resultado dependiente de las iniciales fueron igualmente desarrolladas e… interpretadas. Hay por tanto una metafísica y el mito es una traducción de cálculos metafísicos.

Teotihuacan es el modo de representar, una rueda de dos cuentas, las constelaciones y las estaciones, el cielo y el infierno, de la forma más simétrica y proporcional. Todos los puntos claves podrían ser obtenidos de un modo humanamente consciente pero los resultados de proporcionalidad y simetría serían consecuencia de los primeros, y no son pocos.

Para verlo, solo hacía falta conocer los verdaderos ejes de la ciudad, que no son la calzada de los muertos y las avenidas este y oeste, como dicen los responsables del INAH a los que durante este cambio de milenio se les ha encomendado la zona Teotihuacan. La calzada y las avenidas como mucho son un reflejo difuminado del cielo/infierno y la linde que los separa respectivamente, que solo da una idea remotamente aproximada a los transeúntes de cómo se representaba el mas allá en la ciudad.

AUTOR
Diego Santanna de Landa
diego_santanna@hotmail.com



Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados