Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

La energía eólica como vía sostenible del riego por goteo, su utilización en los cultivos varios

Resumen: En Cuba, como en los demás contextos sociales, se hace sentir la contradicción entre la necesidad del crecimiento económico y la necesidad de la conservación del medio ambiente. Si bien se implementan acciones para hacer compatibles ambas necesidades evitando los extremismos, no es menos cierto que en la conciencia social se ha de ver ese conflicto no solo como algo que hay que eliminar, sino como factor positivo para guiar las acciones agrotecnológicas.

Publicación enviada por Danislevy Mijares Medina y Nuvia Corona Estrada




 


RESUMEN
En Cuba, como en los demás contextos sociales, se hace sentir la contradicción entre la necesidad del crecimiento económico y la necesidad de la conservación del medio ambiente. Si bien se implementan acciones para hacer compatibles ambas necesidades evitando los extremismos, no es menos cierto que en la conciencia social se ha de ver ese conflicto no solo como algo que hay que eliminar, sino como factor positivo para guiar las acciones agrotecnológicas. Ello implica dentro de un conjunto de aspectos; la utilización eficiente de los recursos humanos, la tierra, la energía, la tracción animal, la diversificación de cultivos, la preservación del ambiente y la conservación de los recursos naturales. El ahorro de energía en el suministro de agua constituye uno de los pilares del nuevo modelo energético mundial. 

En los momentos actuales el mundo necesita alternativas de energía para enfrentar el futuro. Al igual que la luz solar, el viento es gratuito, y con la alta contaminación y el aumento excesivo en el costo del combustible, ahora más que nunca tiene sentido usar la fuerza del viento para bombear el agua.

INTRODUCCIÓN
Hasta hace pocas décadas, la ciencia y la técnica no acertaban ganar la batalla al dios Eolo para aprovechar la fuerza del viento y conseguir energía de forma rentable y en cantidad suficiente. 

La energía eólica, la cual no contamina al medio ambiente con gases, ni agrava el efecto invernadero, es una valiosa alternativa frente a los combustibles no renovables como el petróleo, el consumo de este en el mundo no desciende y la energía renovables mucho más compasivas siguen desempeñando un papel simbólico en la generación y consumo energético en nuestro planeta, ya que estas llevan siglos transformando la energía del viento (energía eólica), en energía mecánica eléctrica para moler granos, sal, azúcar, bombear agua, etc.

Para la revolución energética que impulsa el país, en la actualidad, es vital esta fuente inagotable que constituye una de las prioridades de la estrategia irrenunciable de hacer más eficiente y racional el gasto de combustible y sustituirlo en la medida de lo posible por recursos renovables contribuyendo con la preservación y conservación del medio ambiente.

Por lo que este trabajo tiene como objetivo hacer uso de la energía eólica para el suministro de agua el cual constituye uno de los pilares del nuevo modelo energético mundial, estando basado principalmente para el riego con sistema de alta eficiencia y ahorro de la misma, teniendo como predicción que para la producción de alimentos se necesitarán mayores extracciones de agua de 14 % para los años 2015 – 2030. para lo que se tomaron como zonas de estudio La Llanura Sur Occidental de Pinar del Río, La Habana, Matanzas y Holguín.

OBJETIVO
Desarrollar e implementar un sistema de riego localizado por goteo sustentado por molinos de viento para diferentes cultivos.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS
· Definir los molinos de viento más eficientes y rentables para el suministro de agua a los sistemas de riego localizado.
· Realizar una evaluación económica para definir la factibilidad de la operación de los sistemas de riego localizado a partir de la energía eólica.
· Realizar una evaluación de las producciones agrícolas a partir de la nueva tecnol

DESARROLLO
Desde el inicio de la era industrial hasta hace pocos años, las sociedades creían a ciegas en la doctrina del crecimiento económico exponencial, que se basaba en las posibilidades ilimitadas de la Tierra para sustentar el crecimiento económico. 

Pero hoy sabemos que nuestro planeta no es capaz de soportar indefinidamente el actual orden económico internacional, que los recursos naturales no son bienes limitados y que los residuos sólidos, líquidos o gaseosos de nuestro sistema de vida conllevan un grave riesgo para la salud del planeta, incluido lógicamente el hombre.

Los países con ecosistemas frágiles, como son los pequeños estados insulares y los países áridos, son particularmente vulnerables ante los efectos previstos del cambio climático. La principal prioridad de los países subdesarrollados será su desarrollo económico y social, y por lo tanto la parte de las emisiones mundiales originadas por ello aumentará a medida que se industrialicen.

En los países del tercer mundo, el subdesarrollo y la pobreza contribuyen a acelerar la degradación del medio ambiente. La carencia de alimentos, la insalubridad y las limitantes posibilidades para satisfacer sus necesidades básicas, ejercer grandes presiones sobre el medio ambiente. La presión poblacional y la pobreza conducen a esfuerzos desesperados para sobrevivir aún a costa de la naturaleza. A fin de sobrevivir, se talan los bosques, se degradan los suelos y se contaminan las aguas y el aire trayendo como consecuencia la concentración y la extracción indiscriminada de los nutrientes del suelo, afectando los procesos que regulan la productividad de los sistemas agrícolas (Suplemento Especial, 2004).

La clave para la futura acción sobre el agua y el desarrollo agrícola sostenible está en integrar los programas y las políticas sobre la conservación del agua y la tierra (Suplemento Especial, 2004).

En la Primera Comunicación Nacional a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climáticos (CMNUCC), se desarrolla un Programa de Investigación Científica, el cual incluye:

Desarrollo y Desarrollo sostenible
1. Desarrollar el conocimiento científico, teórico y aplicado en cuanto a la interrelación del sistema naturaleza –sociedad, con acciones dirigidas al monitoreo y valoración de recursos terrestre y marinos, ordenación de espacio, evaluación del impacto ambiental y del balance costo –beneficio, como base para la gestión ambiental y sostenible.
2. Elucidar soluciones estratégicas a los problemas del medio ambiente en la escala local, sectorial y nacional, velando por su repercusión en la elevación de calidad de vida humana y el desarrollo sostenible.
3. Definir y proponer alternativas económicas y geocológicas promisorias en relación con el manejo, disposición y utilización de residuales.
4. Definir vías y mecanismos que permitan encontrar las variantes más efectivas y eficientes para hacer de la educación ambiental un instrumento de gestión en función de l desarrollo.

Acciones futuras, para poder desarrollar e implementar programas sobre el tema de cambios climáticos y sus efectos, se deben considerar los siguiente problemas:
1. La falta de incorporación de la dimensión ambiental en el que hacer económico, político y social con la rapidez que se requiere.
2. La ausencia de una cabal comprensión de lo que significa el transito por el camino del desarrollo sostenible.
3. La necesidad de potenciar la participación popular en la búsqueda de soluciones a los problemas ambientales locales. 

Resulta imperativo integrar la dimensión ambiental a los objetivos del desarrollo económico y compatibilizar las necesidades de toda la sociedad con mantenimiento del equilibrio ambiental y social, actual y futuro. Esa integración puede lograrse con una nueva ética de relación responsable del hombre y la sociedad con el medio ambiente, a partir del conocimiento de éste y de cambios en los valores y objetivos en la esfera económica. Esto implica un nuevo paradigma de desarrollo, sobre la base de la sostenibilidad (Suplemento Especial, 2004).

Siendo el desarrollo sostenible aquel que satisface las necesidades de las generaciones presentes, sin comprender la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades (Suplemento Especial, 2004).

Desde la década de 1970 se aceleró la conciencia ecológica y la sociedad comenzó a entender que el origen de los problemas ambientales se encontraba en las estructuras económicas y productivas de la economía y dado que los principales problemas que aquejan al medio ambiente tienen su origen en los procesos productivos mal planificados y gestionados, es precisamente mediante la transformación de tales sistemas como se podía acceder a una mejora integral del medio ambiente. Eso conlleva a reducir la dependencia de nuestra economía del petróleo y los combustibles fósiles, porque la amenaza del cambio climático global y otros problemas ambientales son muy serios y porque, a mediano plazo, no podemos seguir basando nuestra forma de vida en una fuente de energía no renovable (Impacto Ambiental. Boletín FAO, 2004).

Programas de producciones más limpias (Suplemento Especial, 2004).
Como enfoque global de la actividad productiva, esta estrategia abarca tanto a los productos y procesos, como a las prácticas y actitudes.
1. Para procesos de producción: Incluye el uso eficiente de las materias primas, energía y recursos naturales, la eliminación de materias primas sustancias tóxicas, así como la reducción de los volúmenes y toxicidad de las emisiones y residuos durante un proceso.
2. Para las prácticas: Incluye la aplicación de conocimientos científico-técnicos, el mejoramiento de las tecnologías, una rigurosa disciplina tecnológica una adecuada educación ambiental que posibilite cambios de actitudes en los individuos.

El consumo de petróleo en el mundo no desciende y las energías renovables, mucho más compasivas con el medio ambiente, siguen desempeñando un papel simbólico en la generación y consumo energético en nuestro planeta.

El reto del futuro es conseguir una fuente de energía barata, no contaminante, renovable y accesible para todos los países del mundo, que permita a transporte, industrias y hogares mitigar la servil dependencia que hoy muestra ante el petróleo. ¿Podría dicha energía provenir del viento? Hasta hace pocas décadas, la ciencia y la técnica no acertaban a ganar la batalla al dios Eolo para aprovechar la fuerza de los vientos y conseguir energía de forma rentable y en cantidad suficiente.

La energía eólica, que no contamina el medio ambiente con gases ni agrava el efecto invernadero, es una valiosa alternativa frente a los combustibles no renovables como el petróleo.

Se conoce como energía eólica al aprovechamiento por el hombre de la energía del viento. Los molinos de vientos llevan siglos convirtiendo el viento en energía, se emplean para moler granos, sal, azúcar, bombear agua y producir electricidad. Su diseño varía con las distintas regiones, pero el principio es el mismo. Aunque ya en manuscritos griegos hay artificios movidos por el viento, la primera referencia sobre molino de viento es Persia 7 siglos antes de nuestra era.

La energía eólica presenta ventajas frente a otras fuentes energéticas convencionales, tales como: procede indirectamente del sol, que calienta el aire y ocasiona el viento; se renueva de forma continua; es inagotable; es limpia; no contamina; es autóctona y universal (existe en todo el mundo); cada vez es más barata conforme avanza la tecnología; permite el desarrollo sin expoliar la naturaleza; respetando el medio ambiente; las instalaciones son fácilmente reversibles; y no dejan huellas (FAO, 2005).

La energía eólica forma parte de las energías renovables, que proceden del sol. La energía procedente de la radiación solar, que La Tierra absorbe en un año, equivale a unas 20 veces la energía almacenada en todas las reservas de combustibles fósiles del mundo (carbón, petróleo y gas). Si se pudiera aprovechar tan solo el 0,005% de dicha radiación mediante aerogeneradores, turbinas, paneles solares y otros procedimientos tecnológicos " renovables " obtendríamos más energía útil en un año que la que conseguimos quemando carbón, petróleo y gas. Con la diferencia de que las energías renovables no se agotan. La Conferencia de Madrid (Marzo 1994) considera viable que las energías renovables contribuyan con un 15% a la demanda total de energía primaria antes del año 2010 (Energía Eólica. La fuerza del viento. Boletín FAO 2005). 

Hoy se emplean los molinos de viento sobre todo para generar energía limpia y segura. son máquinas que transforman a el viento en energía aprovechable. Esta energía proviene de la acción de la fuerza del viento sobre unas aspas oblicuas unidas a un eje común. El eje se conecta a una carga, como una bomba, recibiendo el nombre de molino de viento (Biblioteca de Consultoría. Encarta, 2005).

Tabla 1. Capacidad de bombeo atendiendo a: tamaño del molino, diámetro del pistón, volumen de agua y elevación


Requerimientos de agua, estimen de 4 a 8 horas diarias de bombeo. Esto Cambia de acuerdo al lugar geográfico de instalación del equipo.

Las capacidades de la (tabla 1) son aproximadas, están basadas en molinos operando en carrera larga con vientos de 15 m/h. En carrera corta incrementa la elevación de bombeo a un 30 % y reduce la capacidad de bombeo a un 25 %.Si los vientos prevalecientes son bajos, el uso de un cilindro más pequeño que los que se especifican permitirá que el molino opere con vientos suaves (http: //www.bornay.com).

Tabla 2. Promedio diario de consumo de agua usando la siguiente guía:

La instalación de molinos de viento y más recientemente de turbinas modernas hicieron más efectivo el proceso, tanto que es hoy esta modalidad de producción de energía la que más crece en el mundo. 

Se alcanza la cifra de 30 mil aerogeneradores existentes en el planeta, pero los estudiosos opinan que la tendencia es a elevarse a corto plazo, aún cuando algunos todavía no comprenden su importancia estratégica para la supervivencia de la raza humana. 

En Cuba existe un importante parque eólico en la provincia de Ciego de Ávila, pero la obtención de energía por esta vía aumentará próximamente a partir de los estudios realizados en el país, que han demostrado el potencial existente en otras regiones del archipiélago. 

Para la Revolución Energética que impulsa el país es vital esta fuente inagotable, que constituye una de las prioridades de la estrategia irrenunciable, de hacer más eficiente y racional el gasto de combustible y sustituirlo en la medida de lo posible por recursos renovables.

Cuba incluso se proyecta más allá de la simple producción de energía eólica, al estudiar las vía para implantar una tecnología que garantice la vitalidad de esta fuente, incluso contra el paso de los organismos tropicales que cada año azotan el archipiélago.

En Santiago de Cuba, 15 molinos de viento serán instalados en varias comunidades rurales de la provincia para satisfacer la demanda de agua de los pobladores de esas regiones, donde se desarrolla fundamentalmente la agricultura y la ganadería (ACN, 2005).

Durante la primera fase del período lluvioso (Mayo –Octubre) de 2004, los meses de Mayo y Junio se comportaron extremadamente secos para toda Cuba, propiciando su intensificación y extensión hacia el occidente del país. El análisis espacial del número de meses consecutivos con sequías hasta Junio del 2004, muestra la gradual extensión del proceso hacia el este del país. Las áreas con más de 10 meses consecutivos se ubican en el centro –norte de Pinar del Río y las provincias de Camagüey, Las Tunas, Holguín y Santiago de Cuba (CMNUCC, 2001).

Con la consecutiva y extensión de este fenómeno entre otros que afectan en gran escala al país, Existe un gran número de tecnologías pocas conocidas, pero que permiten el uso eficiente y la conservación de los recursos hídricos escasos en regiones que sufren de sequía que dada su importancia encontramos dentro de las técnicas de irrigación más eficiente, el sistema de riego por goteo entre otro, propiciando grandes ventajas. La primera y más grande de las ventajas que se obtiene es el ahorro de agua, ya que la aprovecha hasta el 95 %; pues se evitan las perdidas por infiltración, manteniendo el bulbo húmedo siempre alrededor del sistema radical de la planta. Puede entrega el volumen justo de agua que las plantas necesitan diariamente, y además, se suministra el agua en todos los puntos del campo. Esto permite un riego uniforme, con una eficiencia de hasta el 95 % contra los métodos tradicionales, como el de aspersión con una eficiencia del 60 - 70 %, la gravedad de un 40 – 50 % y las máquinas de un 80 – 88 %. El sistema también permite aumentar la eficiencia en la aplicación de fertilizantes a través del agua de riego, es decir, la aplicación en forma frecuente de fertilizantes disueltos en agua crea las condiciones óptimas para el crecimiento y desarrollo del cultivo, permitiendo además realizar dos operaciones al mismo tiempo (riego y fertilización), lo cual genera ahorros de productos, mano de obra y los sistemas tienen larga vida útil, superior a los 20 años, a excepción de la recolección de las cosechas (Manual de riego para agricultores, 2005).

Otra ventaja es la alta uniformidad del riego, ya que todas las plantas pueden recibir volúmenes iguales de agua y fertilizantes.

Con el uso de la energía eólica como vía sostenible para el suministro de agua a los sistemas de riego localizado en cultivos varios, se buscan reducir las explotaciones de las cuencas hidrográficas y los mantos freáticos con máquinas de alto consumo de combustible y su agravante al medio ambiente, teniendo en cuenta el derroche de este preciado líquido, como es el agua, en el uso incontrolado en la agricultura. Por lo que es imprescindible reducir la dependencia del petróleo, ya que es una tarea urgente, según muchos de los estudiosos del ambiente, porque la amenaza del cambio climático global y otros problemas ambientales son muy serios y porque, a medio plazo, no podemos seguir basando nuestra forma de vida en una fuente de energía no renovable que se va agotando. Además esto lo debemos hacer compatible, por un deber elemental de justicia, con lograr el acceso a una vida más digna para todos los habitantes del mundo y las generaciones futuras. 

Cuba tiene una superficie de 110 922 km2 de las cuales 66 000 Km., que equivalen a 6,6 millones de hectáreas corresponden a tierras agrícolas. La región alberga 11,25 millones de habitantes. Alrededor del 21 % de la población activa trabaja directamente en la agricultura. No obstante la misma es una de las actividades más vulnerables frente a los fenómenos de la naturaleza, así como a las variaciones de los mercados de sus productos. Los fenómenos naturales más amenazantes para el agromercado son las sequías, las inundaciones, los ciclones y los cambios climáticos. Mientras los tres primeros tienen carácter catastrófico, los últimos representan un riesgo que podría presionar hacia el cambio de uso del suelo o a la implementación de medidas de adaptación cuyo costo recaerá sobre los propios productores.

Esta situación amenaza el desarrollo y la seguridad alimentaría en la mayoria de todos los países, el cual fue uno de los temas a que hace referencia la Declaración de Roma sobre la Seguridad Alimentaría Mundial y el Plan de Acción de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación (1996).

Cerca del 90 % del combustible utilizado comercialmente en el mundo es el llamado “Oro Negro” junto a otros combustibles fósiles como el carbón o el gas natural; 5 % energía nuclear y el remanente 5 % energía hidráulica. Las llamadas energías renovables (como el aire y el sol) todavía no tienen peso en las estadísticas energéticas a nivel mundial.

Entre el 60 % y el 70 % de la deuda externa de los países pobres del planeta se refiere al pago del petróleo que adquiere para intentar desarrollarse. El exagerado precio del petróleo hoy como ya ocurrió otras veces, conmociona a las débiles economías de las naciones pobres. El petróleo pues, es tema de actualidad en cualquier dirección: militar, económica, política y medioambiental.

La sociedad actual, en cualquier punto geográfico, depende del petróleo para vivir, o simplemente sobrevivir. ¿Por cuánto tiempo? Según algunos estimados el incremento del 2 % de su consumo anual acortaría la existencia del combustible a solo una centuria.

¿Quién no ha oído hablar del cambio climático global? Es otro “regalo” de la quema del petróleo y sus derivados.

El 80 % del monóxido de carbono y el 40 % de los óxidos de nitrógeno proceden de la combustión de gasolina y gasóleo en motores de autos y camiones. De mantenerse tal tendencia en el futuro próximo, ocurrirían:
-
Muertes de bosques.
- Tormentas violentas.
- Sequías abrumadoras.
- Deshielo del océano Ártico.
- Inundaciones de ciudades litorales.

Según otras predicciones se secaría el cinturón productor de cereales y los campos de trigo en las etapas de mayor producción, lo que unido al hundimiento de los terrenos bajos, traería como resultado la pérdida de un tercio de las tierras agrícolas (Periódico Granma, 2004). 

Tabla 3: Retroceso de la línea de costa en algunos perfiles de la playa de Varadero, considerando el escenario de emisiones KIOTO A1 (CMNUCC)

Las proyecciones climáticas consideradas muestran, además, la posible intensificación y extensión espacial de la aridez, así como una mayor frecuencia de los procesos de sequía. En tales circunstancias, la disminución de los recursos hídricos potenciales será notable, lo cual afectaría sensiblemente la relación disponibilidad- demanda- entrega de agua y como consecuencia afectaría todos los usos del recurso, en especial la producción de alimentos y el consumo humano.

Tabla 4. Resumen parcial de pérdidas de producción y costo de la afectación a varios cultivos durante 1997-1998 producidos por algunos de los eventos climáticos antes expuestos (Según informe del Programa Mundial de Alimentos).


La sequía constituye la catástrofe natural más perdurable, gradual y silenciosa que existe en el mundo. Varios países de la región han sido afectados por sequías que se han prolongado por 5 o más años. Entre los años 1979 y 1984 el NE brasileño sufrió una devastadora sequía que afectó a más de 10 millones de personas y aceleró las migraciones desde ésta región. La sequía de 1977 en México afectó a 1 millón de hectáreas de cultivos, de las cuales la mitad fueron destruidas casi por completo, causando además la muerte de unas 45 mil cabezas de ganado. La sequía del período 1982-83 afectó en Bolivia a 1,6 millones de campesinos.

La sequía de corto periodo registrada en 1998, produjo la pérdida total de 8000 ha de caña de primavera en cinco provincias orientales, solo en Granma, Las tunas y Guantánamo las pérdidas de caña de azúcar superaron 700 000 tm.

Las sequías acentúan las inequidades sociales, por cuanto los sectores económicamente más fuertes, poseen capital y tecnologías para superar la crisis. Esto puede ser fuente de conflictos entre usuarios, lo que reduce su calidad de vida y acentúa indirectamente la pobreza urbana. 

Las naciones deben desarrollar simultáneamente planes para invertir en fuentes alternativas de energía con la vista puesta en un futuro sin petróleo y sacar conclusiones lógicas sobre las razones por las cuales países de alto desarrollo como Alemania o el reino de los Países Bajos (Holanda) mantienen y extienden sistemas nacionales para aprovechar fuentes renovables de energía como el sol y los vientos. 

En Cuba, la sequía se hizo sentir en el oriente (Guantánamo, Holguín, Granma, Las Tunas y Santiago de Cuba). Las pérdidas se han estimado en 267 millones de dólares más la pérdida de 4 040 toneladas de carne y 6,2 millones de litros de leche. La producción de azúcar fue afectada en un 14 % y otros cultivos, como frijoles, bananos y arroz sufrieron pérdidas de hasta 42 %.

En momentos en que el mundo se precipita a una severa crisis de los hidrocarburos debido a su despilfarro y uso irracional, la mirada de los más previsores se centra en el ahorro y la utilización de las fuentes renovables de energía.

La producción energética utilizando la fuerza del viento es una de las alternativas que aflora, sobre todo por su carácter inagotable y permanente, además de tener un impacto ambiental mínimo.

Hay que tener en cuenta que el crecimiento económico agrícola para Cuba tiene límites ecológicos. De los 6,6 millones de hectáreas de áreas agrícolas existentes en el país, desde el punto de vista ecológico la situación es la siguiente: 14 % está afectada por salinidad y sodicidad, 29 % por erosión, 37 % por mal drenaje y un 64 % por insuficiente contenido de materia orgánica.

En términos de características del suelo se puede plantear que el 14 % del suelo es muy productivo, el 11,2 % es productivo, el 14 % es poco productivo y el 60,8 % es muy poco productivo.

Esta problemática se agrava con la actividad humana, que suele tener un efecto inmediato; como el sobrecultivo que agota el suelo, el pastoreo excesivo que destruye la capa vegetal que lo protege de la erosión, la despoblación forestal, el consumo excesivo del agua, el desconocimiento de fuentes de energía que amorticen los sistemas de producción haciendo más sostenibles los mismos. Por todo eso, la utilización y la puesta en marcha de los molinos de viento para extracción de agua y suministro de la misma a los sistemas de riego facilita un adecuado y mejor consumo de ésta en las producciones agrícolas, garantizando marcadamente una mejora en las condiciones de vida de los microorganismos, de las plantas y de la fertilidad de los suelos.

Bajo riego localizado se aplican los niveles de agua requeridos por el cultivo en forma más precisa y se pueden controlar los niveles de agua en diferentes estados de desarrollo para lograr los objetivos de calidad y producción esperados que es difícil, por ahora, con otros sistemas de riego.

Una parte importante de la producción agrícola para el consumo interno se obtiene durante el período invernal, que coincide con la época más seca del año. También proviene de cultivos permanentes que requieren de un suministro adicional de agua durante el periodo poco lluvioso. 

PROBLEMAS A RESOLVER:
1. Reducción del efecto de las sequías sobre las producciones agrícolas.
2. Evitar las perdidas de agua, con el uso eficiente del sistema de riego.
3. Sustituir el consumo de fuentes de energías no renovables, por el uso de la energía eólica para el funcionamiento de los sistemas de riego, en concordancia con la preservación y conservación del medio ambiente en el ámbito de una agricultura sostenible. 

RESULTADOS A ALCANZAR
1. Determinar la factibilidad de la tecnología en nuestras condiciones.
2. Conocer si los tipos de molinos utilizados son rentables y eficientes en la operación de los sistemas de riego localizados.
3. Conocer los resultados productivos a partir de las nuevas tecnologías.

IMPACTOS
¨ Aumento de la eficiencia energética.
¨ Ahorro de mano de obra.
¨ Ahorro del recurso agua.
¨ Aumento de la eficiencia y ahorro de fertilizante.
¨ Aumento de los rendimientos agrícolas y calidad de las mismas.
¨ Rentabilidad de la tecnología por concepto de riego y energía.
¨ Mejora del medio ambiente; debido a que pueden evitarse los fenómenos de empantanamiento, salinización y erosión de los suelos, y la contaminación de las aguas superficiales, subterránea y la no utilización de combustibles fósiles especialmente el petróleo. 

CONCLUSIONES
1. Con la tecnología propuesta se utiliza al máximo la fuerza del viento como energía renovable, fuente inagotable y valiosa alternativa frente a los combustibles no renovables como el petróleo. 
2. Se preservaría y conservaría el medio ambiente en el ámbito de una agricultura sostenible, con el uso continuado de un sistema de riego por goteo para la eficiencia y ahorro del agua (aspecto de gran interés).

RECOMENDACIONES 
Por lo que se recomienda, que para un futuro seguro del planeta Tierra en sentido general debemos buscar fuentes alternativas que permitan conservar y preservar el medio ambiente. Teniendo en cuenta lo antes expuesto es necesario que el trabajo se conozca y se ponga en práctica lo antes posible ya que contribuye con uno de los pilares fundamentales de la revolución energética en Cuba. 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:
· Bohemia. “Suelos una mirada hacia abajo”. 28 de Junio del 2002, Año 94, No 13.
· Cairo y Fundora, O. 1994. Edafología. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, Cuba.
· Conserjería de Agricultura y Pesca. “Manual de riego para los agricultores”. Junta de Andalucía.
· El camino del sol. Editado por Cubasolar, la Habana 1999.
· Enciclopedia Microsoft. Encarta, 2005.
· Energía Eólica. La fuerza del Viento. 
· Holzaptel, E. 2004. “Riego por goteo y Microjet”. Facultad de ingienería agrícola. Universidad de Concepción. España.
· Molinos de viento. Impacto ambiental. Fenómenos naturales que afectan a la agricultura en La América Latina. FAO. 
· Periódico Granma. “La otra cara del Petróleo”. 23 de diciembre del 2004, Segunda Edición. 
· Primera Comunicación Nacional a la Convención Marco de las Naciones Unidas Sobre Cambio Climático. Octubre, 2001. República de Cuba.
· Rodríguez Castellón, S. “Aspectos a considerar para el desarrollo de una Agricultura Sostenible en Cuba”. Boletín FAO.
· Rodríguez Castellón, S. Aspectos a considerar para el desarrollo de una agricultura sostenible en Cuba. 
· Suplemento Especial de Universidad para todos. “Hacia una conciencia energética”. La Habana 2004.

INSTITUTO NACIONAL DE INVESTIGACIONES
DE LA CAÑA DE AZÚCAR

AUTORES: 
Danislevy Mijares Medina 
Nuvia Corona Estrada

e-mail: dani@inica.edu.cu

“Año de la Revolución Energética en Cuba”

- 2006-



Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados