Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

Dilema Social ante el embarazo en la adolescencia

Resumen: Los antecedentes del embarazo en la adolescencia se remontan a los siglos XVI, XVII donde las mujeres se casaban a los 15 años y pocas lo hacían hacia los 18. El destino vital de la mujer era casarse y tener hijos, debido a que la esperanza de vida para las mujeres era de alrededor de los 40 años y la atención en salud era mínima, por lo que la esperanza de vida de la población no sobrepasaba los 50 años.

Publicación enviada por Dra. Vilma Rodríguez Pérez y Dra. Alina Delgado Toledano




 


“… una vez que hayas probado el vuelo, caminarás sobre la tierra con la mirada levantada hacia el cielo, porque ya has estado y quieres volver.”
Leonardo da Vinci

INTRODUCCIÓN
Los antecedentes del embarazo en la adolescencia se remontan a los siglos XVI, XVII donde las mujeres se casaban a los 15 años y pocas lo hacían hacia 
los 18. El destino vital de la mujer era casarse y tener hijos, debido a que la esperanza de vida para las mujeres era de alrededor de los 40 años y la atención en salud era mínima, por lo que la esperanza de vida de la población no sobrepasaba los 50 años.

Para las mujeres y para la sociedad resultaba imperativo que ellas se casaran lo más joven posible y que tuvieran por supuesto el mayor número de embarazos. De esta forma la mujer pasaba, de manera brusca, de la niñez a la vida adulta. La pubertad entonces representaba la principal condición para que una mujer, casi niña, fuera destinada al matrimonio (1,2).

¿Y qué pasaba con la adolescencia? Sencillamente, no existía. 
En primer lugar, es preciso recordar que el concepto de adolescencia es relativamente nuevo, pues, tan sólo aparece en Europa a finales del siglo XVIII y únicamente adquiere importancia a mediados del XIX. A nuestra América llega mucho más tarde (3). De hecho, se empieza a hablar de adolescencia en la segunda mitad del siglo como de un proceso de verdadera importancia para la estructuración de las nuevas generaciones. Un discurso que no ha logrado imponerse de tal manera que la sociedad, el estado, la familia y los gobiernos cambien sus modos de pensar y actuar en torno a la inmensa población de chicas y muchachos comprendidos entre los 12 y los 18 años (3).

La OMS define como adolescencia al "período de la vida en el cual el individuo adquiere la capacidad reproductiva, transita los patrones psicológicos de la niñez a la adultez y consolida la independencia socio económica" y fija sus límites entre los 10 y 20 años. Constituye un período de la vida libre de problemas de salud, en el cual la salud reproductiva, es especial (4). 

Por los matices según las diferentes edades, a la adolescencia se la puede dividir en tres etapas:
Adolescencia temprana (10 a 13 años)
Adolescencia media (14 a 16 años) 
Adolescencia tardía (17 a 19 años)

El desarrollo psicosexual visto desde un enfoque dialéctico. Expresa que entre lo biológico, lo psicológico y lo social existe una interrelación activa de comunicación e ínter influencia, ninguno de estos componentes son determinantes por si mismos aunque en determinado momento del desarrollo humano, uno de ellos pueda tener una influencia preponderante para la continuidad del desarrollo (5).

Por lo tanto es importante conocer las características de cada etapas de la adolescencia, por las que todos pasan con sus variaciones individuales y culturales, para interpretar actitudes y comprender a los adolescentes especialmente durante un embarazo sabiendo que: "una adolescente que se embaraza se comportará como corresponde al momento de la vida que está transitando, sin madurar a etapas posteriores por el simple hecho de estar embarazada; son adolescentes embarazadas y no embarazadas muy jóvenes".

Al presentarse la adolescencia como un período de capital importancia en la estructuración de varones y hembras, se acepta que tanto estos como aquellas deben vivirlo de manera intensa para llegar de mejor forma a la juventud y a la vida adulta. Se empieza a dejar de lado la idea de que el ser humano es maduro cuando es capaz de reproducirse. La pubertad es tan sólo una capacidad de realizar funciones reproductoras; más no legitima, de manera alguna, la puesta en acto de esta capacidad.

La adolescencia, en cambio, es un tiempo privilegiado en el proceso de conformación de la muchacha y el chico en todas sus dimensiones, que origina nuevos estilos de vida, crea una nueva concepción del mundo y de los valores, de las relaciones interpersonales y del sentido de la existencia (6). A diferencia de la pubertad que dice si una chica ya puede quedar embarazada y ser mamá y si el muchacho puede ser papá, la adolescencia anuncia que hembras y varones atraviesan un período de intensas vivencias y experiencias destinadas a preparar no sólo la maternidad y la paternidad, sino la vida entera. La adolescencia aparece para ofrecer posibilidades de vivir nuevas experiencias y alternativas de elegir. La pubertad es apenas un proceso biológico. La adolescencia es lo psíquico y social. 

En muchos países, los adolescentes llegan a representar del 20 al 25% de su población. La actividad sexual de los mismos va en aumento en todo el mundo, así como la edad de inicio está disminuyendo, pero la capacidad para evitar el embarazo no acompaña a este comportamiento. Incrementando la incidencia de partos en mujeres menores de 20 años. Por lo tanto el embarazo adolescente se ha convertido en un problema de salud pública importante, debido a que básicamente son las condiciones socioculturales las que han determinado un aumento considerable en su prevalecía, aconteciendo con mayor frecuencia en países subdesarrollados, donde no existen programas destinados a la atención integral de esta gran población y los estados no centran sus esfuerzos en resolver este serio problema de salud (7).

Teniendo en cuenta lo antes planteado nos proponemos como objetivos de este trabajo: fundamentar el papel de la sociedad y la familia en la incidencia del embarazo en la adolescencia, identificar los principios éticos que rigen el interrogatorio con los adolescentes y establecer la preparación profesional del equipo básico de salud para enfrentar este dilema. 

DESARROLLO
La función de reproducción es premisa indispensable para la realización de la función económica y para la producción de bienes materiales, ya que esta garantiza la reproducción de la fuerza de trabajo. Al respecto Engels en su obra La ideología alemana expreso: “La primera premisa de toda la historia humana es, naturalmente, la existencia de individuos humanos vivientes”, (8).

La función de reproducción biológica cambia también en dependencia del desarrollo alcanzado por la sociedad, según sea su base económica, ideológica, costumbres, tradiciones. Su objetivo es garantizar la continuación de la especie humana y por tanto de la estructura social de la sociedad. Es por ello que en cada sociedad pueden existir diferentes tipos de familia según se conjuguen los factores mencionados anteriormente. Adolescencia y embarazo son términos que se asocian a alegría, esperanza y futuro; pero si ambos coinciden, son motivo de preocupación, ya que, por lo general, la alegría se opaca y se transforma en un problema.

EMBARAZO EN LA ADOLESCENCIA: 
Se lo define como: "el que ocurre dentro de los dos años de edad ginecológica, entendiéndose por tal al tiempo transcurrido desde la menarca, y/o cuando la adolescente es aún dependiente de su núcleo familiar de origen". La "tasa de fecundidad adolescente (TFA)" ha ido disminuyendo desde los años 50 pero en forma menos marcada que la "tasa de fecundidad general (TFG)", condicionando un aumento en el porcentaje de hijos de madres adolescentes sobre el total de nacimientos.

Más del 10 % de los nacimientos que se registran anualmente en el mundo se producen en madres adolescentes, y así tenemos que alrededor de 15 millones de mujeres dan a luz cada año, correspondiéndoles una quinta parte de todos los nacimientos del mundo, y la mayoría de estos ocurren en países subdesarrollados. Por ejemplo, el 20 % de las madres adolescentes en América Latina son madres de 18 años, y en el Caribe el 50 % son madres de 17 años y menos. (9)

Los embarazos en adolescentes sobre todo en países en desarrollo son el resultado directo de la condición inferior de la mujer cuyo papel en la sociedad está devaluado. Sabemos que es característica de todas las sociedades que la mujer tenga menos acceso o ejerza menos control de los recursos de valor que el hombre; por ejemplo, en los países en vías de desarrollo, generalmente a ellas se les niega la educación y las habilidades para competir. Así, la maternidad se presenta como el único modo de alcanzar un lugar en la sociedad. (10) Por tanto, muchas adolescentes de comunidades pobres y reprimidas, que poseen pocas oportunidades para educarse y mejorar económicamente, con frecuencia ven la maternidad como una forma de aumentar su propio valor y poseer algo. Además en estos países existe una invasión cultural distorsionada, facilitada por la televisión, las revistas pornográficas, la violencia, etc. En contraposición a la falta de programas oficiales sobre educación sexual, han hecho que estas adolescentes se adelanten en su vida reproductiva sin culminar su educación y capacidad para enfrentarse a un futuro más prometedor.

Se ha comprobado que conforme aumenta el nivel económico, social y cultural el embarazo en estas edades disminuye. En Canadá, España, Francia, Reino Unido y Suecia, se ha presentado un descenso de embarazos en adolescentes, coincidiendo con el aumento en el uso de los contraceptivos. 

En España, se ha registrado un incremento en el uso de contraceptivos y preservativos equivalente a la media más alta de los países de la Comunidad Europea 

Los demógrafos cubanos han identificado un proceso de rejuvenecimiento de la fecundidad cubana y señalan que las mujeres están teniendo hijos en edades más tempranas. La tasa de fecundidad en las adolescentes cubanas ha mostrado un descenso sostenido que comenzó en la segunda década de los años 80, pero esta disminución no ocurre a la misma velocidad que la tasa de fecundidad general, por lo que sigue constituyendo un problema de salud. 

Cuba es un país de cultura occidental latina cuya economía y vida científica, académica, artística, intelectual, y social cada día es mas abierta, por tanto estamos inmersos en el contexto general de relaciones y problemas globales comentados. Nuestro país es una nación subdesarrollada, con las implicaciones de esta condición, sometidos a las normas de la economía internacional y a las condiciones del intercambio desigual norte-sur. La profunda crisis económica que ha azotado a la economía cubana durante la década de los 90 motivada por la perdida abrupta de los mercados tradicionales con la desintegración de la URSS y del campo socialista y el recrudecimiento de los efectos del bloqueo ejercido por el gobierno de los EEUU durante mas de 30 años ha tenido un impacto indiscutible sobre la vida espiritual de nuestra sociedad y ha subvertido valores que de manera laboriosa se habían cultivado. 

CONSIDERACIONES PSICOSOCIALES PARA EL AUMENTO DE LOS EMBARAZOS EN ADOLESCENTES 
Los puntos en debate del embarazo en la adolescencia son numerosos, políticamente controvertidos y tienen un gran significado emocional. Además de analizar la causa obvia, la cual consiste en tener relaciones sexuales sin utilizar métodos anticonceptivos adecuados durante la adolescencia, se deben analizar muchos otros factores

FACTORES PREDISPONENTES 
-Aumento en número de adolescentes
- Menarca temprana
-Menor temor a enfermedades venéreas
-Inicio precoz de las relaciones sexuales.
- Familia disfuncional
- Mayor tolerancia del medio a la maternidad adolescente y / o sola 
- Bajo nivel educativo
-Migraciones recientes
- Pensamientos mágicos
- Fantasías de esterilidad
-Falta o distorsión de la información
-Controversias entre su sistema de valores y el de sus padres 
:-Factores socioculturales.

FACTORES DETERMINANTES 
-Relaciones sin anticoncepción 
- Abuso sexual 
-Violación 

En relación con los factores de carácter sociocultural, es importante señalar la influencia que tienen los medios de comunicación sobre la población adolescente. Éstos ejercen una gran presión debido a la inmensa cantidad de estímulos sexuales, así como una seudo valoración de éste como placer, es decir, sin compromiso afectivo., siendo el principal motivo la falta de información sobre sexualidad y el cuidado del cuerpo, y la dificultad en el acceso a los métodos de prevención. El embarazo en las adolescentes se ha convertido en seria preocupación para varios sectores sociales desde hacen ya unos 30 años. Para la salud, por la mayor incidencia de resultados desfavorables o por las implicaciones del aborto. En lo psicosocial, por las consecuencias adversas que el hecho tiene sobre la adolescente y sus familiares. La adolescente no ha elaborado aún la identidad de género: si no puede comprender cabalmente lo que es ser mujer, menos comprenderá el significado de tener un hijo. 

El embarazo y la maternidad tempranos impiden o limitan las oportunidades de estudio o el éxito educativo de las adolescentes. La salud emocional de la adolescente embarazada puede afectarse seriamente. Los embarazos tempranos comprometen la capacidad económica para su subsistencia propia y la de sus hijos/as, sus oportunidades personales y sociales se limitan seriamente. El proyecto de vida de la adolescente embarazada se trunca o interrumpe por lo que el embarazo no es una opción sino una falta de opciones.

Veamos ahora algunos conceptos:
SEXUALIDAD:
son las características biológicas psicológicas y socioculturales que nos permiten comprender el mundo y vivirlo a través de nuestro ser como hombres o mujeres (11)

SALUD SEXUAL:
según la OMS es la integración en el ser humano de lo somático, lo emocional, lo intelectual y lo social de la conducta sexual para lograr un enriquecimiento positivo de la personalidad humana que facilite sus posibilidades de comunicación y de dar y recibir amor (11)

SALUD REPRODUCTIVA: es la posibilidad del individuo de tener una vida sexual plena con capacidad para reproducirse y que una vez decididos cuándo y cuántos hijos tener posea la información necesaria sobre los métodos de regulación de la fecundidad que no estén fuera de la ley y accesos a servicios adecuados que permitan a la mujer un embarazo y un parto seguros y a la pareja la posibilidad de tener hijos saludables (11,12)

Se puede definir LA SALUD SEXUAL Y REPRODUCTIVA como la posibilidad del ser humano de tener relaciones sexuales gratificantes y enriquecedoras sin coerción y sin temor de infección ni de un embarazo no deseado, de poder regular la fecundidad sin riesgos de efectos secundarios desagradables o peligrosos, de tener un embarazo y partos seguros y de tener y criar hijos saludables. Esta definición entraña, además, reconocer que la sexualidad tiene un componente afectivo y de placer que se manifiesta desde la niñez y se extiende durante toda la vida (11,12).

La sexualidad sexual y reproductiva comprende, como se ve, una amplia gama de situaciones, muchas de las cuales han sido tradicionalmente descuidadas o ignoradas en la atención de las mujeres y se han manifestado de distintas maneras en su salud, bienestar y calidad de vida. La utilidad de considerar todas las situaciones relacionadas con la salud sexual y reproductiva es que permite identificar factores no solo biológicos sino también culturales, sociales, económicos y ambientales, que son importantes determinantes de la salud y calidad de vida de las mujeres (13,14).

Entre los cambios que ocurren en la adolescencia están el despertar y el aumento de los deseos sexuales y de las sensaciones especiales que los acompañan. Para los adolescentes, un reto significativo es cómo integrar esos sentimientos, su comportamiento y sus relaciones con sus pares y con los adultos en la esfera de su desarrollo total como personas, con el mínimo de conflicto y ansiedad. Dentro de los cambios de las últimas décadas, la mayor liberalidad en las relaciones sexuales, su inicio más temprano y el comportamiento riesgoso de los adolescentes han conducido a un aumento en los embarazos entre ellos, fenómeno que en la actualidad ha adquirido proporciones alarmantes en América y el mundo (3).

Por lo tanto se hace evidente la importancia de la PLANIFICACION FAMILIAR como política pues permite la decisión libre, conciente y voluntaria de las parejas para determinar cuántos y cuándo tener los hijos que deseen, mediante la utilización de los diferentes métodos anticonceptivos, su finalidad es: reducir la morbi-mortalidad materno infantil, que las parejas disfruten plenamente la sexualidad y se logre una paternidad y maternidad responsable. 

Esta educación debe ser conciente y sistemática, y es responsabilidad de padres, maestros, medios de comunicación y del sector de la salud. Debe quedar claro que educación no es igual a comunicación, esta última solo se limita a trasmitir información y no logra cambios profundos que son necesarios para eliminar los mitos, prejuicios y estereotipos que interfieren con la responsabilidad familiar y de procrear. 

La educación persigue cambios en la conducta que permita identificar y resolver los problemas y promuevan la participación social. De esta manera, la transformación en el comportamiento reproductivo se realizara por convicción individual, resultado de la toma de conciencia sobre la función que todos y cada uno debe desempeñar en el mejoramiento de la calidad de vida individual y colectiva. Como ya se ha dicho la adolescencia es el momento de nuestras vidas en que realmente comenzamos a aprender sobre el mundo que nos rodea y a encontrar nuestro lugar en él. Este aprendizaje implica el intentar nuevas experiencias, algunas de las cuales pueden resultar arriesgadas o incluso peligrosas.

Es sabido que en este periodo de la vida comienzan y se agudizan las desavenencias con los padres y a menudo también con los maestros , es decir con los adultos más allegados .Por eso no debemos sorprendernos de una inadecuada actitud hacia el médico que es un adulto más con quien van a relacionarse. Los padres, maestros, médicos y demás adultos, en la formación escolar y cultural que han recibido, no han tenido la oportunidad de adquirir una preparación idónea para relacionarse de modo eficiente con los adolescentes. A estos le sucede algo parecido en lo que se refiere a su trato con los mayores, a causa de los nuevos conceptos y criterios que empiezan a tener gracias a su desarrollo mental. Cuestionan las opiniones y valores propios de los adultos y suelen estar en desacuerdo con las normas que estos tratan de imponerles. (13)

No se puede olvidar tampoco los cambios sociales tan rápidos de la vida moderna en relación con los valores, usos y costumbres que inciden con fuerza sobre los adolescentes y producen gran desconcierto en los adultos, que vivieron su adolescencia de un modo distinto. Estos conocimientos constituyen un antecedente indispensable para considerar cuales deben ser los pasos para establecer una relación satisfactoria de forma exitosa.

En el primer encuentro debemos abordarlos con naturalidad, en forma respetuosa, con cortesía y amabilidad. No debemos utilizar familiaridades ni chabacanerías, para tratar de congraciarnos: Los adolescentes poseen gran perspicacia para diferenciar el deseo sincero de ayudarles de los subterfugios y ardides que les desagradan e irritan.

De acuerdo con el interrogatorio realizado el médico determinara si debe entrevistarse a solas con el adolescente, sobre todo cuando se percata que los factores emocionales y sociales pueden estar desempeñando un papel importante en la situación. De ser así, con sinceridad, debemos expresarle nuestra disposición de ayudarlo en todo cuanto esté a nuestro alcance. Nos ha resultado de gran utilidad asegurar a los pacientes nuestra intención de ayudarle s, lejos de querer convertirnos en jueces de sus actos , de regañarles, dictarle pautas de conductas e imponerles nuestras opiniones.

Debemos ofrecer nuestra experiencia para analizar las distintas situaciones en el seno familiar, dentro del grupo, en el trabajo o en la sociedad. Todo ello teniendo siempre presente las facetas de su personalidad: timidez, sociabilidad, ansiedad, inteligencia u otra característica. Estimamos indispensable comunicarles, por medio de la palabra y actitudes la discreción absoluta sobre la conversación privada que vallamos a sostener y que solo contaremos a los padres aquellas cuestiones excepcionales en que pueda estar en peligro su vida. También debemos asegurar al adolescente que somos sus colaboradores y amigos y brindarles la oportunidad de acercarse a nosotros en las diversas situaciones críticas que pudieran presentarse, aun fuera de las horas conveniadas, ya sea personalmente o por medio de llamadas telefónicas. Desde luego esta ayuda ofrecida no entraña complicidad frente a conductas antisociales o actitudes erróneas, y así se lo comunicamos con franqueza si fuera necesario. 

Los adolescentes son muy dados a abandonar o cumplir a medias las recomendaciones médicas. Teniendo presente esta condición recomendamos las consultas frecuentes y el fácil acceso a la comunicación con el médico, además ellos tienen un exquisito grado de sensibilidad y un gran amor propio. Reaccionan ante la más pequeña ofensa o falta de respeto en forma explosiva, en esta situación es mejor no entrar en argumentos inútiles y esperar el cese de la “tormenta” para poder aclarar las situaciones. Por otra parte cuando llegan a la convicción de que están recibiendo una ayuda efectiva, leal y sincera se convierten en magníficos cooperadores y saben mostrar agradecimiento y simpatía a quienes le han tendido la mano. 

Pero el medico por muy buena intención que tenga y muy capacitado que sea no puede el solo resolver todos los problemas, necesita buscar la ayuda de otros componentes del equipo de salud: enfermeras, trabajadores sociales, psicólogos, psiquiatras o sea la atención al adolescente debe ser siempre, en el mejor de los casos por un equipo multidisciplinario. Por ello es conveniente encuadrarlo dentro del marco de la "salud integral del adolescente". Esto permite abarcar todos los embarazos que ocurran a esta edad; adecuar las acciones preventivas dentro de la promoción de la salud; brindar asistencia integral a cada madre adolescente, a sus hijos y parejas y aportar elementos para el desarrollo de las potencialidades de los adolescentes. 

Se debe recordar que la actitud de una adolescente embarazada frente a la maternidad y a la crianza de su hijo, estará muy influenciada por la etapa de su vida por la que transita y, si es realmente una adolescente aún, necesitará mucha ayuda del equipo de salud, abordando el tema desde un ángulo interdisciplinario durante todo el proceso, incluso el seguimiento y crianza de su hijo durante sus primeros años de vida. 

Perfil deseable del médico para atender adolescentes 
Tener idoneidad
Saber escuchar
Saber respetar (15)

Contexto de la maternidad adolescente 
Por lo general el equipo de salud se enfrenta a las siguientes circunstancias: 
a. Embarazo no planificado. 
b. Pareja ambivalente o ausente. 
c. Familia disfuncional o que, en principio no acepta la situación. 
d. Condiciones económicas desfavorables. 
e. Escaso espacio social frente al problema, con autoridades escolares que la separan de la institución, empleadores que la despiden y dificultades para constituir una familia. (15)

Objetivos del equipo de salud 
a. Ayudar a la adolescente a aceptar su embarazo. 
b. Fortalecer los vínculos familiares. 
c. Conseguir actitudes compresivas en el personal de la institución. 
d. Brindar atención peri natal integral. (15)

Estrategias del equipo de salud 
· Atención por equipo interdisciplinario (obstetra, obstétrica, psicólogo, asistente social). 
· Participación de la atención al padre y a los familiares cercanos que la adolescente desee. 
· Brindar atención y seguimiento a la familia y al padre del niño en espacio diferente al de la atención prenatal. 
· Trabajar con personal de la institución (médicos residentes, personal de guardia, enfermeras y otros) que intervengan en la atención. (15)

La panorámica mundial del estado de salud de la población mundial apunta cada vez mas hacia la necesidad de utilizar mejor los recursos, para que sus beneficios cubran la mayor parte de la población y ello solo puede lograrse con la priorización del nivel primario de salud. El nuevo siglo recaba mas acciones masivas de promoción y prevención que acciones aisladas de curación y rehabilitación sin que ello signifique que estas deben ser abandonadas. De lo que se trata es de acercar cada vez más estas acciones al escenario natural en el que se desarrolla el hombre común.

Por lo tanto la atención a la adolescente debe comenzar en la Atención Primaria de la salud, a través de la Educación Sexual y Anticoncepción como herramientas de la Promoción para la Salud, todo ello enmarcado en un programa de Educación, Promoción y Protección para la Salud de la Adolescente, como política de salud teniendo en cuenta que los jóvenes aún carecen de representación gremial y política que defiendan sus derechos, pasando a ser una baja prioridad en algunas sociedades.

Al estudiar las causas, consecuencias así como su comportamiento estamos facilitando al personal médico, educacional y a la sociedad los elementos necesarios para poder disminuir las consecuencias negativas que implica un embarazo en esta etapa de la vida (16).

Cuba ha demostrado que el cumplimiento de los derechos humanos en materia de salud puede alcanzarse a despecho del agobiante subdesarrollo, si existe compromiso, voluntad y decisión ética. El estudio del comportamiento de este fenómeno en nuestro país ha sido vital para poder desarrollar estrategias de salud que permitan abordar este tema de forma integral y dinámica y disminuir de forma significativa las consecuencias negativas del mismo.

CONCLUSIONES
1.- La sociedad y la familia juegan un papel determinante en el aumento del embarazo en los adolescentes.
2 - El interrogatorio con los adolescentes debe ser realizado por un personal calificado capaz de respetar los principios éticos del mismo. 
3 - El embarazo en adolescentes necesita un abordaje integral biopsicosocial por un equipo interdisciplinario capacitado en la atención de adolescentes 

BIBLIOGRAFÏA DE REFERENCIA
1. Mc Kaigh C. Evaluation of young programs: Identifying effective strategies for promoting the health of young people. Passages 1997; 15(1) :1
2. Millan T, Valenzuela S, Varas NA. Reproductive health in adolescent students: knowledge, attitudes and behavior in both sexes, in a community of Santiago. Revista médica de Chile 1995; 123 (3): 368-75. 
3. Eggleston, E, Jackson J, Hardee K, y col. Sexual activity and family planning behavior attitudes and knowlwdgw among young adolescents in Jamaica. Documento presentado en la reunión anual de la Population Association of America. New Orleans, mayo 8-11 1996.
4. ECLAC. Situación y Perspectivas de la Familia en América Latina y el Caribe. Washington, DC. 1993.
5. Monroy, A. El Embarazo en la Adolescencia. La Experiencia en América Latina. Salud Reproductiva en las Américas, editado por López, G., Yunes, J., Slis, J.A. y Omran, A.R. Organización Panamericana de la Salud. Washington, DC. 1992.
6. Vickers, J. Women and the World Economic Crisis. ZED Books. London and New Jersey. 1993.
7. Organización Panamericana de la Salud. Planificación Familiar, Salud Reproductiva y Población. 111va reunión. Washington, DC. Junio- julio 1993.
8. Colectivo de autores. Lecturas de Filosofía, Salud y sociedad, editorial Ciencias Medicas, 2004 
9. Chelala C. Embarazo en adolescentes americanos. Rev. Salud Mundial. 1998; 4(2): 36-40. 
10. Kane TT, y col. Sexual activity, family life education and contraceptive practice among young adults in greate Banjul The Gambia. Stud Fam Plann 1993; 24 (1): 50- 61.
11. Álvarez S, Roberto, Temas de Medicina General Integral, Vol. I Salud y Medicina, editorial Ciencias Medicas, 2001. 
12. Consuegra N, Ramón J: Problemas médicos de los adolescentes Editorial Científico Técnica Pág. 109-110, 1988
13. Ferrer G, José M., http://www.colonbuenosaires.com.ar
14. Gollo PR, Rus AOA. Pediatric. Sao Paulo 2000; 22 (2): 123-9.
15. Menacho Chiok, Luís P. Embarazo Adolescente. Lima Perú 2000.
16. Mauldon J, Luker K. The effects onf contraception education on method use at first intercourse. Fam Plann Perspectives 1996; 28 (1): 9-24.

BIBLIOGRAFÏA DE CONSULTA
1. Bioética desde una perspectiva cubana, Centro Félix Varela, La Habana ,1997.
2. Colectivo de autores, Lecciones de Filosofía Marxista – Leninista Tomo II Editorial Félix Varela La Habana 2003
3. Colectivo de autores. Lecturas de Filosofía, Salud y sociedad, editorial Ciencias Medicas, 2004. 
4. Guadarrama G, Pablo y Suárez G, Carmen, Filosofía y Sociedad, Tomo I Editorial Félix Varela, 2001.

INSTITUTO SUPERIOR DE CIENCIAS MÉDICAS DE LA HABANA
FACULTAD FINLAY- ALBARRÁN
POLICLÍNICO DOCENTE CRISTOBAL LABRA.

AUTORAS: 
DRA. VILMA RODRIGUEZ PEREZ
ESPECIALISTA DE 1ER GRADO EN MGI.
PROFESOR INSTRUCTOR.

DRA. ALINA DELGADO TOLEDANO
ESPECIALISTA DE 1ER GRADO EN MGI.
PROFESOR INSTRUCTOR.

TRABAJO DE FILOSOFIA PARA OPTAR POR LA CATEGORÍA DOCENTE DE PROFESOR ASISTENTE
FEBRERO 2007



Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados