Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

¿Es el debate siempre efectivo?

Resumen: La comunicación es una categoría psicológica de vital importancia en el establecimiento de las relaciones humanas. El(la) docente por excelencia tienen que ser un(a) buen(a) comunicador(a) para hacer llegar a sus pupilos conocimientos, hábitos, habilidades, valores, convicciones, ideales, etcétera

Publicación enviada por Lic. Deivis Buchaca Machado y Otros Autores




 


Resumen
La comunicación es una categoría psicológica de vital importancia en el establecimiento de las relaciones humanas. El(la) docente por excelencia tienen que ser un(a) buen(a) comunicador(a) para hacer llegar a sus pupilos conocimientos, hábitos, habilidades, valores, convicciones, ideales, etcétera En el presente articulo se brindan algunos requerimientos pedagógicos que debe tenerse presente para desempeñar con eficiencia el debate, como una forma de organización del proceso docente educativo, y como alternativa para su efectividad.

El contenido de la labor educativa en lo que se refiere a la formación de valores de la nueva generación está precisado en todos los niveles de enseñanza, sin embargo la obtención de los resultados depende en gran medida de cómo se realice dicho trabajo.

La educación es un proceso complejo, que incluye tareas relacionadas con la formación de la conciencia, sentimientos éticos y la conducta de niños(as), adolescentes y jóvenes. El problema de los métodos educativos es de primera importancia, pues de su correcta selección derivará los resultados que se alcancen; uno de los métodos persuasivos de alta eficacia es el DEBATE, pues la palabra adquiere decisiva significación para la formación de convicciones.

El debate es una controversia pública, la discusión amplia sobre un problema ético, político- social o científico, de ahí que en alguna literatura pedagógica se le identifique como” disputa o discusión”. El origen de este término proviene de la palabra latina disputo y significa: razono, discuto. El debate es una forma compleja pero eficaz, ya que posibilita educar y desarrollar en los(as) estudiantes el conocimiento y llevar hasta sus conciencias principios morales sin discusión, sin un análisis de las agudas cuestiones ideológicas; siendo imprescindible la comparación de la moral socialista con la del capitalismo. 

El fundamento teórico del debate (como todo método educativo) es de la doctrina marxista leninista relativa a la moral, destacando la unidad de la palabra y la acción, la teoría con la práctica. Mediante él, se desarrolla la capacidad para fundamentar y defender sus convicciones, y esta es una cualidad extremadamente valiosa en cada ser humano.

En sus intervenciones M.I.Kalinin señalaba la necesidad de las discusiones y su significado educativo al puntualizar ”… no hay que temer a la discusión, sino que hay que enseñar a la gente a discutir. Solo por este medio se pulirá nuestro pensamiento y nuestro lenguaje...”(1).

La finalidad del debate es la REFLEXIÓN sobre algunas cuestiones morales, éticas, etcétera, y ayudar a comprender la necesidad de observar los principios y reglas establecidas por la sociedad. Es importante que los(as) educadores(as) tengan en cuenta que en los debates no se discuten fundamentos de la moral; es decir, si el hombre, la mujer deben ser sincero(a), falso(a), o trabajador(a). Allí se debatirán los criterios que sirven de base para juzgar un acto como moral o inmoral, justo o injusto, responsable o irresponsable por ejemplo: ¿por qué si en la Constitución de la República de Cuba aparece legislada la igualdad entre hombres y mujeres, aún persisten mitos y esterotipos sexistas? ¿Cómo contribuir a desarrollar una Educación de la Sexualidad de calidad? La participación en los debates favorece en los(as) estudiantes el análisis y la valoración de sus propias vidas, de sus actos y de los ajenos, reflexionar sobre el camino que han de seguir en sus vidas; aprender a expresar sus propios juicios, a escuchar opiniones diferentes a las suyas, aprobarlas o discutirlas, aportando toda clase de pruebas o argumentos. 

Para el desarrollo de un debate se deben tener en cuenta algunos requerimientos pedagógicos, los cuales a nuestro juicio garantizarán la efectividad de los objetivos trazados por el(la) educador(a) y el máximo aprovechamiento de las potencialidades educativas, ellos son entre otros: 
I-Familiarizar previamente a los(as) alumnos(as) con las reglas del debate:
· En el debate no deben existir observadores, sino que todos(as) deben participar.
· Pensar en lo que se va a discutir y hacerlo con honradez y sinceridad, no tergiversando las palabras propias ni las de los(as) compañeros(as).
· Al comenzar la intervención, dejar precisado el punto de vista que se va defender y a demostrar.
· Si se demuestra el carácter erróneo de una opinión, tener la valentía de reconocerlo y dar la razón al contrario.

II-Al seleccionar los temas del debate deben tenerse en cuenta:
· Las tareas generales de la educación planteadas a la escuela, las características de las edades de los(as) alumnos(as), y el nivel de desarrollo del grupo sobre el conocimiento de las normas morales y las relaciones humanas. Pueden ser utilizados materiales literarios, películas, acontecimientos sociales, entre otros.

III-Los debates pueden desarrollarse de las siguientes formas:
· Partir de una conferencia de un(a) profesor(a) o invitado(a), que expone las tesis iniciales básicas de la discusión.
· Puede utilizarse al alumno(a) mejor preparado(a) en el tema, aquí otros(as) intervendrán como oponentes. 
· El debate también puede realizarse en la medida en que los(as) participantes discuten las ideas esenciales del tema dado; para ello se deben precisar los puntos a discutir de forma clara y precisa.

IV-Preparación previa sobre el tema de los(as) alumnos(as):
De forma convencional pueden distinguirse las etapas siguientes: 
· Elección y aprobación del tema.
· Determinación de las tareas educativas del debate.
· Anuncio con antelación del tema.
· Bibliografía que se puede consultar.
· Indicaciones de aspectos fundamentales que van a debatirse.
· Acondicionamiento del local.
· Celebración del debate.

V-En el resumen del debate: 
· El(la) educador(a) debe corregir con tacto las intervenciones erróneas y detenerse en los detalles que enriquecieron el mismo, ilustrándolo fundamentalmente con acciones prácticas.

Al detenernos en el análisis del aspecto IV, que se refiere a la preparación previa del debate se pueden ampliar las siguientes ideas: 
Elección y aprobación del tema.
Para que este sea acertado, se debe observar ciertas condiciones, ante todo es imprescindible que el(la) profesor(a) conozca los intereses de estos(as), o los motive a conocer sobre temáticas desconocidas. Estos temas deben ser valiosos desde el punto de vista educativo, pero a la misma vez, atrayentes, vinculados a sus vidas, a sus problemas y a los del medio social en general. 

Determinación de las tareas educativas del debate.
Cada debate está llamado a resolver determinadas tareas educativas, las cuales el(la) profesor(a) debe precisar con antelación pues conformarán el plan de acción del mismo. Por ejemplo al debatir el tema: ¿En que consiste una sexualidad sana, feliz, placentera y responsable?, pueden plantearse como tarea crear en los(as) estudiantes una comprensión correcta, fundamentada en principios de la sexualidad; mostrarle la complejidad de esta esfera de la personalidad y sobre la base de los mejores ejemplos, explicarles en qué consiste una sexualidad sana, feliz y responsable, cómo educarla y cómo fortalecerla.

Anuncio con antelación del tema.
El anuncio del tema del debate y el del nombre del informante (en caso que se requiera) se hace por diversas formas: reuniones relámpagos, a través de matutinos, este anuncio tiene efectos educativos porque enseña a los(as) alumnos(as) a tomar en serio sus intervenciones, les obliga a estudiar el material o a informarse todo lo necesario, a pensar y plantear sus propias intervenciones. 

Recomendaciones bibliográficas.
Para el desarrollo del debate debe orientarse la revisión de una variada bibliografía, que no sólo incluya libros sino también artículos, observación de videos, lo cual facilitará el éxito del mismo.

Indicaciones de aspectos fundamentales que van a debatirse:
En previa coordinación con los(as) que dirijan la actividad deben elaborase las ideas esenciales del debate. El(la) profesor(a) puede utilizar varias vías como por ejemplo: recoger de forma anónima las inquietudes individuales sobre el tema, después se analizan y se sintetizan en las más generales.

Ejemplos: tema: ¿Cómo contribuir al desarrollo de una sexualidad sana, feliz, placentera y responsable?
1-Aspectos a tener presente para una sexualidad sana, feliz, placentera y responsable.

¿A que llamamos sexualidad?
¿Qué entender por sexualidad sana?
¿Qué entender por sexualidad feliz?
¿Qué entender por sexualidad placentera?
¿Qué entender por sexualidad responsable?
¿Cuándo existe una verdadera responsabilidad ante la sexualidad?

Acondicionamiento del local.
El local debe ser acondicionado con ilustraciones apropiadas, carteles, aforismos, y frases relacionadas con el tema, matizado todo ello por la espontaneidad y el esfuerzo creativo de alumnos(as) y profesores(as).

Se pueden elaborar las “reglas del debate” y de introducción a la discusión; estas pueden llegar de forma convencional o a través de murales.

Celebración del debate.
En general tiene el orden siguiente:
· Palabras de introducción.
· Discusión abierta.
· Conclusiones.

En la introducción se plantea el tema y objetivos del debate, importancia del tema, se formulan las cuestiones a debatir y se llaman a los(as) participantes a intervenir activamente.

Durante la discusión, el(la) dirigente del debate debe anotar lo positivo y lo negativo de las intervenciones, las proposiciones y cuestiones que deberá responder al hacer las conclusiones.

En las palabras finales se hará la valoración de la discusión, señalando aspectos negativos y positivos en virtud de dar solución a los mismos, se evalúa y se dan las conclusiones finales. 

Por último se quiere destacar que estas recomendaciones se enriquecen con la creatividad individual de cada educador(a), tomando y desarrollando diferentes iniciativas que le permitan consolidar los objetivos de cada fase del debate planificado.

La experiencia demuestra que la preparación y realización de los debates ofrecen valiosas posibilidades de estudiar a los(as) alumnos(as); el(la) profesor(a) cuando dirige el debate llega a conocer más a fondo el mundo íntimo de cada escolar, sus ideas, sus sueños, lo que le interesa, lo que aspira, todo lo cual es de gran valor para el diagnóstico general integral que llevará a efectos el(la) Profesor(a) General Integral y el(la) tutor(ra) de cada sujeto.

Referencia Bibliográfica
1-Baldiriev. N. J. Metodología de la organización del trabajo educativo. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 1982. p.65
Bibliografía.
-Baldiriev. N. J. Metodología de la organización del trabajo educativo. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 1982.
-Colectivo de autores: Hacia una eficiencia educativa. Una propuesta para el debate. Editorial Científico- Técnica, Lkan
-Konmkova. T. E. metodología de la labor educativa. Editorial Libros para la Educación, 1978.
-MINED. Pedagogía. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 1981.
-ICCP. Pedagogía. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 1982

Universidad Pedagógica
Capitán “Silverio Blanco Núñez”.
Sancti Spíritus. 
República de Cuba

Autores(as): 
MSc. Manuel Ernesto Horta Sánchez.
Lic. Carmen Casanova Marín.
MSc. Maria Margarita Pérez Rodríguez.
Lic. Eduardo Rojas Sánchez.
Lic. Deivis Buchaca Machado.



Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados