Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

Impacto de los cambios sociales en la salud pública

Resumen: Si bien es cierto que en las diferentes etapas por las que ha atravesado el pensamiento en humanidad en general y en nuestro país en particular, se muestran las pervivencias de las concepciones hipocráticas durantes siglos, debemos tener presente que la salud es un fenómeno histórico concreto, lo que nos indica que a cada formación económica social le corresponde su propio sistema de salud, en el que códigos, leyes y regularidades difieren en su esencia y tratamiento.

Publicación enviada por Daisy Bencomo García




 


INTRODUCCION
Si bien es cierto que en las diferentes etapas por las que ha atravesado el pensamiento en humanidad en general y en nuestro país en particular, se muestran las pervivencias de las concepciones hipocráticas durantes siglos, debemos tener presente que la salud es un fenómeno histórico concreto, lo que nos indica que a cada formación económica social le corresponde su propio sistema de salud, en el que códigos, leyes y regularidades difieren en su esencia y tratamiento.

Teniendo en cuenta que la ideología contribuye a formar el sistema de valores de los grupos sociales, los cuales divulgan sus concepciones en correspondencia con el grado de poder que les confiere so posición en la estructura económica y consecuentemente en la superestructura política, de una formación social dada, esta es vista en este caso como aglutinadora de voluntades y orientadora de la actividad humana, de ahí que la ideologización de la ciencia sea considerada como un proceso necesario que surge y se manifiesta como consecuencia de las experiencias del progreso.

Fue objeto de esta investigación el sistema de salud cubano diferente que se opera en la isla a partir del advenimiento del socialismo.

Entre los fines de nuestra Revolución se encuentra elevar constantemente el nivel de salud del país, para ello se ha preparado personal y se han aportado cuantiosos recursos, los han llegado hasta los parajes más lejanos, alcanzando a todos los ciudadanos por igual, independientemente de sus credos, razas y procedencia social.

La salud aparece con justeza como reflejo de los grandes logros de la revolución, esta condición ha sido reconocida a nivel mundial y nuestros índices de salud, son tomados como ejemplo pues en ocasiones son comparables incluso algunos superan los de países desarrollados.

A pesar de todas las dificultades económicas por las que atravesamos, mantener y preservar la salud del pueblo deviene como una permanente tarea priorizada.

Como médico graduado en nuestra Revolución admiro los logros de nuestro sistema de salud, y no podría entender o justificar otro tipo de práctica médica, fue por ello que nos motivamos a la realización de esta investigación.

OBJETIVOS

    OBJETIVO GENERAL: 
Valorar el impacto del desarrollo social en la salud.

OBJETIVOS ESPECIFICOS
1- Relacionar el desarrollo de la sociedad con la salud.
2- Analizar la influencia del cambio social cubano en la atención médica.

DESARROLLO
Durante mucho tiempo se consideró la salud, basándose solo en la biología como lo contrario a la enfermedad. Posteriormente la Organización Mundial para la Salud (OMS) plantea que: ¨La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solo la ausencia de las afecciones o enfermedades¨. 

La categoría salud se refiere a la existencia y la esencia de la vida del hombre; entender su especificad social requiere comprender la esencia humana, la cual fue definida por Carlos Marx en su obra Tesis sobre Feuerbach:

¨La esencia humana no es algo abstracto, inherente a cada individuo, es en realidad el conjunto de sus realidades sociales. (1)

Entre los valores fundamentales de la humanidad se encuentra la salud, ella garantiza su existencia y la calidad de esta. Una existencia saludable le permite al hombre satisfacer necesidades esenciales para él, como son la calidad de su vida, su relación estable con la naturaleza y con los demás hombres. (2)

Cuando analizamos la salud como valor social, tenemos que tener en cuenta tanto los factores biológicos como los factores sociales, los cuales se relacionan con el modo de vida y sus concepciones.

Influyen en la salud del hombre muchas condiciones y entre ellas las fundamentales son las económicas y las políticas dentro de esta el sistema de salud de cada sociedad.

La organización de la salud pública a escala de toda la sociedad desempeña un papel fundamental en el desarrollo de la salud. La distribución de los servicios de salud tiene que responder a cuidar y restablecer la salud de cada persona, independientemente de clase y situación económica, teniendo todo derecho a la atención médica especializada,

Las condiciones económicas convierten a la salud en un valor concreto, lo que se refleja en la situación sanitaria de los países desarrollados y la de los países subdesarrollados.

En los países subdesarrollados la mayoría de los habitantes viven en condiciones de indigencias, subalimentadas, con zonas de hambruna, con carencia de agua y alojamiento. La mala calidad del agua, alimentos, aire y suelos en el entorno de los seres humanos traen consigo enfermedades y muerte prematura causadas por agentes biológicos y químicos.

Fidel ha planteado:
¨… En tanto la salud no sea considerada como un derecho fundamental del hombre y un deber de la comunidad; en tanto se reconozca la responsabilidad del estado en la atención y cuidado de la salud, en tanto no desparezcan las desigualdades en la distribución de los recursos para la salud en la escala nacional e internacional; en tanto no se luche frontalmente contra la pobreza, el hambre, la ignorancia y la insalubridad, poco será lo que podrá lograrse en el mejoramiento de la salud humana en el mundo subdesarrollado…¨ (3)

La salud constituye un valor social, pero las valoraciones acerca de ella han variado a lo largo de la historia de la humanidad, en relación directa con el desarrollo de las ciencias biomédicas y con la ciencia filosófica dominante en cada época. (2) 

En las etapas precapitalistas la salud se veía envuelta en ideas místicas y religiosas, o sea una enfermedad se justificaba como producto de influencias personales perniciosas ej. Mal de ojo, o como producto de determinados premios y castigos divinos. (2)

Posteriormente en la sociedad capitalista con diferenciación de las ciencias y el auge de la biomedicina, estas explicaciones místicas- religiosas son desplazadas por una comprensión científica de la salud, aunque aún limitada a la determinación biológica, se valora pues la salud como equilibrio de los sistemas y órganos del cuerpo y de la relación armónica del organismo humano con el medio. La función médica era restablecer el equilibrio dañado.

Ya en la segunda mitad del siglo pasado se comienza a dar importancia a los factores sociales en este proceso señalándose que enfermedades como el infarto, el alcoholismo, los accidentes y otras, están más relacionadas con las condiciones de vida que con factores genéticos o fisiológicos.

La revolución educacional del siglo XX lleva a que el hombre amplíe y profundice el conocimiento sobre los factores que dañan o favorecen la salud, permitiéndole hacer valoraciones sobre los mismos.

La valoración de la salud no solo depende de las necesidades y conocimientos del individuo, sino también de las condiciones de vida y de trabajo.

Dependiendo de cómo el hombre produce sus medios de vida y el lugar que ocupa en ese proceso, así será su actitud ante la salud.

La actitud de los hombres ante la salud es históriconcreta, depende no solo de las condiciones sociales existentes, sino también de las valoraciones que posee acerca de la misma, de sus conocimientos, costumbres, hábitos, condiciones de vida y del grado de satisfacción de sus necesidades vitales. (4)

Por tanto la salud es un valor social relacionado con la calidad de la existencia humana. Es un valor concreto determinado por el modo de producción, el nivel de desarrollo socio económico alcanzado y la situación política existente. (5)

Sin embargo nunca como ahora han sido tan complejos los problemas de enfrentamiento político, las desigualdades sociales y entre países, todo lo cual influye en las condiciones de salud.

En este mundo unipolar los países subdesarrollados siguen siendo las principales víctimas de los cambios ocurridos en la economía internacional y el sector de la salud se halla entre aquellas áreas que han quedado relegadas por la actual o la neoliberal que ocurre el planeta. (6)

En el área desarrollada detrás de la relativa abundancia y de los innegables avances tecnológicos y científicos se aprecia una sociedad enferma con un creciente deterioro de sus instituciones y una profunda crisis moral, donde los grupos de poder y las corporaciones transnacionales se valen de los mecanismos más modernizados para perpetuar la denominación colonial. (6)

Otro aspecto que influyó notablemente sobre la salud fue la Revolución Científico Técnica, ya que en le desarrollo de las Ciencias Médicas, ha presentado una posibilidad extraordinaria de progreso, para el proceso de salud enfermedad y esto se verifica al consultar los indicadores de salud como ejemplo de la expectativa de vida, tasa de morbilidad por enfermedades infecciosas, etc. También ha tenido impacto social pues repercute sobre a actividad vital del hombre mejorando las condiciones de trabajo, transformando la esfera de los servicios, elevando la calidad de vida. Sin embargo ha tenido consecuencias negativas, como los alimentos adulterados con sustancias artificiales, incluso tóxicas para el consumo y la frialdad de las relaciones humanas cada vez más mediadas por máquinas. (6)

Los nuevos cambios tecnológicos han aumentado la brecha existente en la atención médica entre los países más desarrollados y los menos desarrollados y además en cuanto a la información científica de los países subdesarrollados reciben la misma, elaborada por los países de más desarrollo, lo que entraña una forma de dominación sutil pero muy eficaz.

Gran parte de los problemas que aquejan al mundo actual, en materia de salud, podrían resolverse fácilmente con la ciencia y la técnica actuales si se pusiera al alcance de todas las sociedades justas.

Existen pruebas de que existieron médicos en Mesopotamia 3000 años a.n.e. En la época en que los habitantes de esa región comenzaron a registrar los acontecimientos en piedras y tablas de arcillas, la medicina era ya una profesión reconocida, por ello queda que en nuestros días un documento que se conserva en el museo del Leuvre, en Paris, que trata todos los aspectos de la vida económica y familiar y es el código de Hammurabi, el testimonio de las concepciones económicas de la Babilonia esclavista, el cual protege la propiedad y los derechos personales de los ricos y nobles, de los esclavistas y terratenientes. Se recogen en el mismo además preceptos en los que se exige a los médicos que prueben el dominio que tienen del conocimiento para ejercer la práctica y se les responsabiliza con los daños que puedan infligir a los enfermos.

A continuación un resumen del código de Hammurabi (8):
· ¨ Si un médico ha tratado un hombre libre con un cuchillo metálico por una herida grave, y lo ha curado recibirá tres ciclos de plata¨.

· ¨ Si ha tratado el hijo de un plebeyo, recibirá cinco ciclos de plata¨.

· ¨ Si ha tratado un esclavo el amo le entregará dos ciclos de plata¨.

· ¨ Si un médico ha tratado un hombre con un cuchillo metálico por una herida grave y le ha causado la muerte se le apuntarán las dos manos¨.

· ¨ Si un médico ha tratado el esclavo de un plebeyo con un cuchillo metálico por una herida grave y le ha provocado la muerte, entregará esclavo por esclavo¨.

· ¨ Si le ha abierto un tumor con un cuchillo metálico y le ha destruido un ojo, pagará la mitad de su precio en plata¨.

Esta evidencia de la existencia, hace 4000 años, de una profesión regular y reconocida funcionaba según escala de horonarios impuesta por el gobierno, todo esto basado en la condición social del paciente.

Aunque el desarrollo capitalista condicionó el enfoque social de los problemas de salud y la atención sanitaria, el propio movimiento del Sistema basado en la producción de mercancías determinó la agudización de las contradicciones clasistas y la conversión al conservadurismo de la clase burguesa; una vez conquistada la hegemonía social se hace necesario mantener su poder; al mismo tiempo aparecían nuevos descubrimientos científicos en el siglo XIX, aparece el cambio conceptual de salud enfermedad acorde a los intereses de la clase dominante. (4)

Sin embargo, todas aquellas proposiciones quedaron en el campo de las reformas o fueron utilizadas únicamente en la medida que posibilitan la conservación de la fuerza de trabajo para el capital. (4) En el sistema capitalista la atención médica tiene un carácter clasista, la mayoría de la población no tiene garantizada la seguridad social y los grupos del poder son destinatarios de los servicios de salud de mayor calidad.

Fue la Revolución de Octubre quien dio la verdadera dimensión de aquella ciencia, expresada en la fundamentación marxista de la higiene social al calor de las transformaciones que se llevan a cabo en la patria de Lenin, en las que las tareas sanitarias tenían un orden de prioridad. (9)

Independientemente de las contradicciones entre teoría y práctica que se produjeron a lo largo de los años del Poder Soviético, su validez como nueva concepción de la atención de la salud se reflejó en el nivel de vida alcanzado por este pueblo. (9)

En Cuba el caos capitalista dejó una situación socioeconómica deplorable, de la que no constituía una excepción la situación de salud.

En “La Historia me Absolverá”, Fidel Castro señala como una de las razones de la acción del Moncada, el estado de abandono en que se encontraba la salud en las grandes mayorías desposeídas.

Al triunfar la revolución en 1959 se aplica la concepción del Sistema Nacional de Salud, para que esta fuera garantizada a toda la población. Este sistema comenzó a desarrollarse y funcionar sobre la base de tres principios generales (10):

1- La salud es un derecho de todos los individuos y una responsabilidad del estado.

2- Los servicios de salud son de carácter integral.

3- Las actividades de salud se realizan con la participación activa de la comunidad organizada.

La historia demostró una vez más que solo en la sociedad socialista es posible organizar y desarrollar un sistema de salud único, verdaderamente progresivo, eficaz y profundamente humano que además satisfaga las necesidades crecientes de la población.

La salud pública socialista, en su esencia y orientación social, se distingue radicalmente de las de los países capitalistas, donde la posibilidad de obtener un asistencia médica realmente integral y de alta calificación no se garantiza debido al carácter privado y mercantilista de la misma, que le impide llegar a toda la población.

Nuevos principios se han añadido a los anteriores del Sistema Nacional de Salud, que son actualmente (10):
1- Funcionamiento de un sistema único para la atención de salud a toda la población¨.

Este principio socialista elimina todas las formas de atención para estatales, privadas o semiprivadas.

2- ¨La salud constituye un derecho de todos los ciudadanos y una responsabilidad del estado¨. 

Eliminándose por tanto todo tipo de discriminación o privilegio al implantarse la legalidad socialista.

3- ¨Los servicios de Salud deben ser accesibles a toda la población¨.

Por tanto es necesario eliminar todos los obstáculos o barreras económicas, geográficas o culturales que puedan bloquear la obtención oportuna de servicios médicos clasificados a la población.

4- ¨Las acciones de salud deben ser de carácter integral, con especial acento preventivo¨.

El médico rural inició la atención preventiva, en 1964 se amplía la aplicación de la medicina comunitaria, que culminó con la creación del médico de familia en 1984, completándose todos los niveles del sistema. (15)

Fidel plantea sus criterios de la medicina preventiva como política del socialismo contra la del capitalismo.
5- ¨Los servicios de salud deben ser planificados¨.
6- ¨Las acciones de salud deben desarrollarse con la participación activa de la comunidad desarrollada¨. 
7- ¨El internacionalismo proletario en el campo de la salud¨. 

Este principio esencial Marxista- Leninista, también se cumple en nuestro sistema, con la prestación de ayuda Médica Internacionalista a decenas de países de África, Asia y América Latina.

La revolución cubana ha sido un proceso creador y renovador de muchos conceptos. No pocas de las grandes conquistas alcanzadas son autóctonas de nuestro proceso, la prioridad absoluta concebida a la salud del pueblo (atención primaria y médica de familia) unido a los esfuerzos para incorporar tempranamente las tecnologías de punta es solo u ejemplo de cómo hemos llegado a alcanzar niveles de salud comparable en muchos casos a los países desarrollados. (11)

Ahora esta situación no es la que vemos en el resto de los países subdesarrollados y aún para cierta parte de la población en los desarrollados. La política neoliberal ha ocasionado que la tercera parte de la población en América latina se vea privada de acceso a los servicios de salud; en Nicaragua el gasto de salud disminuyó en 4,8% del P.B.I en 1982 al 2.7% en 1991, igualmente disminuyó la producción de servicios médicos; en Ecuador existe gran falta de recursos que trajo consigo dificultades al plan de vacunación, deterioro de los servicios de saneamiento, aumento de la rabia urbana y suspensión del apoyo para el programa de lucha contra la Malaria; varios países han vivido crisis hospitalarias por los cortes presupuestarios, tales son los casos de Perú, Panamá, Argentina y Colombia. (4)

En 1994 había un total de 1 364 000 médicos en las Américas, de ellos 684 000 en América latina y el Caribe con 35 países abarcando esta área geográfica. De ese total, 53 000 médicos corresponden a Cuba, un 90% del total de médicos en América latina pertenecen a nuestro país de once millones de habitantes y el resto dividido entre 34 países tendrían que corresponder supuestamente a 469 millones de habitantes. Pero además tenemos que tener en cuenta, el nivel de acceso a los mismos, pues el ejercicio de medicina privada no garantiza su disponibilidad para todos los que necesitan de su concurso. (4)

Ahora al existir cambios como ha traído el nuevo sistema de nuestro país, estos abarcan toda la sociedad, no solo a los científicos, se necesita pues revitalización de las concepciones que fundamentan el pensamiento y la práctica médica.

Mientras en Cuba todas las personas tienen garantizado el acceso a los servicios de salud, aún hoy en día 104000000 de personas en América latina y el Caribe no tienen garantía de ningún acceso personal médico, o sea una de cada 4 personas en nuestra América está ante esta difícil situación.

Tenemos que tener en cuenta las palabras de nuestro Comandante en Jefe en la Cumbre de los Países no alineados en C. H., el 26 de junio de 1998… ¨Si alguna idea vale recalcar pienso, en estos momentos, es la cuestión relacionada con la preparación ética, solidaria y científica del personal médico¨. (21)
Y cuando señaló: 
¨… No entregamos al mercado la solución de los problemas de la salud humana.¨ (22)

CONCLUSIONES
1- La salud como fenómeno histórico social, ha ido sufriendo modificaciones durante el devenir histórico, en cada formación económico social se le ha dado diferentes explicaciones al proceso salud enfermedad y le ha correspondido su propio sistema de salud.
2- La salud tiene su carácter clasista, heterogéneo y es considerada un valor social.
3- La única formación económica social capaz de garantizar la salud sin distinción a todos los miembros de la sociedad es el socialismo.
4- El proyecto social cubano al triunfo de la Revolución trajo aparejado un nuevo sistema de salud y cambio radical.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
1- Marx, C. La ideología alemana OE en 3 tomos, tomo I. Edit. Progreso. Moscú. Pág. 9. S/ F.
2- Colectivo de autores. Lecturas de Filosofía, Salud y Sociedad. Edit. Ciencias Médicas. C. Habana, 2000.
3- Castro, Fidel. Discurso pronunciado en el de inicio del Curso escolar 1998- 1999. Periódico Granma 5/ 9/ 98.
4- Idem (2)
5- Idem (2)
6- Idem (2)
7- Idem (2)
8- Lugones, Miguel. ¨El código de Hammurabi¨. Revista Médica General Integral. 2- 91. Pág. 187.
9- Idem (2)
10- Álvarez Sintes, Roberto y otros. La salud Pública en Cuba. Temas de MGI. Vol. I. Salud y Medicina. Habana 2001. Capítulo I, Pág. 1.
11- Idem (2)
12- Idem (2)
13- Diccionario Manuel Sopena. Edit. Manuel Sopena, S. A. Provenza, Barcelona. Tomo I, Pág. 672, Tomo III Pág. 217. 1995.
14- Diccionario de Filosofía. Edit. Progreso. Moscú. 1984.
15- Idem (10)
16- Colectivo de autores. Propedéutica de las enfermedades internas. Tomo i. Edit. MIR. Moscú. 1982.
17- Idem (16)
18- Principios de ética médica. C. Habana. Política. 1983.
19- Idem (18)
20- Idem (18)
21- Castro, Fidel. Discurso en la Cumbre de Ministros de Salud del Movimiento de Países no alineados. C. Habana, 26/ 6/ 1998. Periódico Granma, 30/ 6/ 1998.
22- Idem (21)

BIBLIOGRAFIA CONSULTADA
1- Marx, C. la ideología alemana OE en III Tomos. Tomo I. Edit progreso, Moscú. S / F.
2- Marx, C. Tesis sobre Feuerbach OE en III Tomos. Edit. Progreso, Moscú. 1973. Tomo II, Pág. 9
3- Colectivo de autores. Lecturas de Filosofía, salud y sociedad. Edit. Ciencias Médicas. C. Habana. 2000.
4- Castro, Fidel. Discurso pronunciado en el acto de inicio del curso escolar 1998- 1999. Periódico Granma 5/ 9/ 1998.
5- Lugones, Miguel. ¨El código de Hammunrabi¨. Revista de MGI 2- 91. Pág. 187.
6- Álvarez Sintes, Roberto y otros. La Salud Pública en Cuba. Temas de MGI, Vol. I, Salud y Medicina. Habana 2001, Capítulo I, Pág. 1
7- Diccionario Manuel Sopena. Edit. Ramón Sopena S. A., Provenza, Barcelona. Tomo III, Pág. 217. 1995.
8- Diccionario Manuel Sopena. Edit. Ramón Sopena, S. A., Provenza, Barcelona Tomo I, Pág. 272. 1995.
9- Diccionario de Filosofía. Edit. Progreso, Moscú. 1984.
10- Colectivo de autores. Propedéutica de las enfermedades internas. Tomo I. Edit. MIR, Moscú. 1982..
11- Castro, Fidel. Discurso en la Cumbre de Ministros de Salud del Movimiento de Países no alineados. C. Habana, 26/ 6/ 1998. Periódico Granma, 30/ 6/ 1998.
12- Código del Honor del Médico de familia. 1984.
13- Barrios, Osuna I y Col. Mesa Redonda: Filosofía en Salud. Boletín Ateneo. ¨Juan Cesar García¨. Representación OPS/ OMS en Cuba, Sección de Medicina Social de la Sociedad Cubana de Salud Pública. Vol. III, No. 3- 4, julio- dic. Ciudad de la Habana, 1999
14- Freire, E. ¨El problema de ayudar a morir¨ Edit. Pinos Nuevos, 1994.
15- Fromdize, Resieri. Pensamiento axiológico. Prólogo por Fabelo Corzo, J. Ramón. Biblioteca Americana Instituto Cubano del Libro. La Habana. Universidad del Valle. Cali. 1993
16- Pellegrino, Edmundo, O. La relación entre la autonomía y la integridad en la ética Médica. Boletín de la Oficina Sanitaria Panamericana 108 (5-6). Mayo, Junio de 1998. Washington, D.C. EUA.
17- Laguna, J. A. La modernización del cientificismo y el Arcaísmo nacional actual de la formación médica en el Perú. Revista Ed. Med. Salud No. 26(1). Enero- Marzo 2001.
18- Mainetti, J. A. Antropoboética. Edit. Quiron. La Plata. 2000.
19- Franco, S. y otros. Debates en Medicina Social. OPS. ALA, mes, Quito. 1999.
20- Carta de Ottawa. Boletín de la Oficina Sanitaria Panamericana. Vol. 103 (1). Julio 1999.
21- Institute of Medicine. The future of Public Health. Washington. D. C. National Academy Press. 2000
22- Vilardell, F. Problemas éticos de la tecnología Médica. Boletín de la oficina Sanitaria Panamericana. Mayo- Junio. 1998

FACULTAD DE MEDICINA
"MIGUEL ENRIQUEZ"

AUTORA: 
DAISY BENCOMO GARCÍA

POLICLINICO "LUIS CARBÓ".
ESPECIALISTA DE PRIMER GRADO EN 
MGI.
PROFESORA ASISTENTE DE MGI

Ciudad Habana.
2007



Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados