Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

Estrategias, Metacognicion, Motivacion y Autorregulacion en el proceso de aprendizaje

Resumen: El material que se presenta a continuacion, representa una breve reflexion realizada por quien suscribe, sobre las estrategias de ensenanza y aprendizaje -comentarios sobre los trabajos de Orantes (2000), Carrasco (1997), Poggioli (1997), Martinez (2000), Beltran (1993), Ontoria (1994)- haciendo especial atencion a las concepciones dominantes del aprendizaje como teorias implicitas argumentadas en autores como Pozo, Martinez, Beltran, y Scheuer. Asi mismo, se discute sobre aspectos que tienen que ver directamente con el proceso de ensenanza y aprendizaje y las diferentes estrategias como: la metacognicion, motivacion y autorregulacion del aprendizaje.

Publicación enviada por Maria Natividad Roman




 


PRESENTACIÓN
El material que se presenta a continuación, representa una breve reflexión realizada por quien suscribe, sobre las estrategias de enseñanza y aprendizaje -comentarios sobre los trabajos de Orantes (2000), Carrasco (1997), Poggioli (1997), Martínez (2000), Beltrán (1993), Ontoria (1994)- haciendo especial atención a las concepciones dominantes del aprendizaje como teorías implícitas argumentadas en autores como Pozo, Martínez, Beltrán, y Scheuer. Así mismo, se discute sobre aspectos que tienen que ver directamente con el proceso de enseñanza y aprendizaje y las diferentes estrategias como: la metacognición, motivación y autorregulación del aprendizaje. Temas muy bien argumentados por autores como Poggioli (1997), Martí (1999, 2000), Suárez y Fernández (2005)

Se presenta entonces, un ensayo que resalta la importancia de las estrategias de aprendizaje y enseñanza, en función de lograr un aprendizaje eficiente y significativo del alumno, toda vez que al reconocerlas, el estudiante puede mejorar la calidad de su rendimiento académico y el logro del cambio conceptual. 

REFLEXIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS, METACOGNICIÓN, MOTIVACIÓN Y AUTORREGULACIÓN EN EL PROCESO DE APRENDIZAJE
Hablar de estrategias de aprendizaje y enseñanza, nos invita a revisar las diferentes concepciones y teorías del aprendizaje donde están apoyadas éstas estrategias, para poder entender la naturaleza de las mismas (se pueden considerar los estudios de autores como Pozo, Scheuer, Martínez, Beltrán, Case, Tynjälä, Säljö, Olson y Bruner, entre otros). Sean implícitas o explícitas (Pozo y Scheuer, 1999; Martínez, 2004), las concepciones del aprendizaje ofrecen el marco teórico de referencia, para poder interpretar las acciones –aquí se refiere a las estrategias- que el sujeto emprende para lograr sus metas de aprendizaje (Martínez, s/f)

Autores como Martínez (2004), Pozo y scheuer (1999) comparten la existencia de tres teorías de domino sobre el aprendizaje, estas son denominadas: Teoría Directa, Interpretativa y la Constructiva. En este momento, me surgen ciertas interrogantes: ¿qué significan cada una de estas teorías?, ¿qué relación tienen con las estrategias de aprendizaje y enseñanza? Para empezar a aclarar esta situación, traigo como referencia las ideas de Pozo y Scheuer (1999) quienes muestran en primer lugar, que la teoría directa reduce el aprendizaje a una copia fiel de la realidad, sin la intervención de los procesos cognitivos internos del aprendiz (atención, memoria, motivación, metacognición, inteligencia), típico del modelo mecanicista con raíces conductistas, donde la realidad existe fuera del individuo (Fuentes, 2003). 

En segundo lugar, nos dan a entender que la teoría interpretativa si considera la actividad pensante del sujeto -lo cual requiere de procesos mediadores activos- aún cuando se busque con el aprendizaje copias exactas de la realidad, esto quiere decir; que si se estiman los procesos mentales del alumno, esto le da cabida al modelo de procesamiento de la información. Y finalmente, en tercer lugar, encontramos que la teoría constructiva supone el carácter activo del aprendiz, admitiendo saberes múltiples y rompiendo con la correspondencia entre conocimiento adquirido y realidad. En palabras de Martínez (s/f), esta teoría “sugiere la existencia de procesos reconstructivos”, lo que implica según él, “una función transformadora a los procesos de mediación.”

En virtud de estas teorías, podemos establecer su vinculación con las estrategias de aprendizaje y enseñanza. De hecho, Beltrán (1993) sostiene que las estrategias se apoyan en alguna concepción del aprendizaje. Al efecto, Pozo y Scheuer (1999) nos advierten que lograr los cambios en el aprendizaje y la enseñanza, amerita de una nueva visión del docente respecto al aprendizaje, esto significa un cambio en las ideas y concepciones del aprendizaje. Igualmente, Pozo (s/f) expresa que es necesario promover cambios en las teorías implícitas de los docentes si desean constituirse en agentes del cambio educativo, por supuesto; esto implica desarrollar diferentes estrategias instruccionales que coadyuven a orientar ese cambio, y faciliten la adaptación de las concepciones hacia un verdadero cambio conceptual. Sin embargo, desde mi opinión personal y experiencia como docente, considero que la revisión de las concepciones por parte de los docentes y alumnos no es una tarea fácil.

Significa una reflexión sobre una práctica, que ha signado por años, una forma de vida, que atenta contra una nueva visión del proceso de enseñanza y aprendizaje. En mis siete años de experiencia docente en un liceo del estado Sucre, hoy denominado Liceo Bolivariano por las nuevas reformas educativas que ha implementado el actual gobierno nacional, está planteado un gran conflicto entre los docentes por la forma como se visualiza -en este nuevo diseño de Liceo Bolivariano- el proceso de enseñanza aprendizaje (fundamentado en la enseñanza a través de proyectos de aprendizaje y seminarios de investigación de tipo comunitario), el resultado: una gran resistencia a enfrentar una nueva forma de orientar la práctica pedagógica, que deja de lado la tiza y el pizarrón a la que están acostumbrados. Entonces ¿cuáles cambios pueden generarse cuando nuestra comunidad de docentes se encuentra renuente a los cambios propuestos?, esto por supuesto tiene que ver con las concepciones del aprendizaje de nuestros docentes, anclados en la teoría directa y que jamás desean dar paso a la teoría constructiva, por su actitud de negación a los cambios propuestos.

Comparto la idea de Martínez (s/f) los docentes deben examinar sus propias concepciones y las de sus alumnos, esto permitiría determinar cuáles estrategias son necesarias y pertinentes, para el qué y cómo enseñar y aprender, lo difícil es que asuman esa posición cuando están entrados en un modelo academicista centrado en la adquisición de respuestas.

Al respecto de las estrategias, Beltrán (1993) nos dice que éstas, sirven para mejorar la calidad del rendimiento de los alumnos, claro, esto se evidencia en las palabras de Pérez (1990, en Beltrán, 1993) cuando dice que el aprendizaje, resulta de las acciones y procesos que pone a funcionar el estudiante para aprender, en efecto; el alumno despliega toda una serie de estrategias que le sirven para apropiarse y desarrollar el conocimiento. Por su parte Martí (2000) afirma que las estrategias son una secuencia de acciones que realiza el aprendiz para alcanzar sus metas y objetivos o para resolver tareas o problemas. Pero, ¿cuáles son las estrategias que puede activar el alumno en su proceso de aprendizaje? Para darle respuesta a esta interrogante, me parece prudente tomar como referencia los resultados y conclusiones de las investigaciones realizadas en el área de las estrategias de aprendizaje por autores como Poggioli (1997) y Beltrán (1993). Estos autores han realizado estudios cuyo objetivo ha sido examinar cómo las personas adquieren conocimiento.

Al respecto, Poggioli (1997) ha realizado investigaciones sobre las estrategias cognoscitivas que le permiten al estudiante aprender mejor. Nos habla de estrategias de adquisición de conocimiento, estrategias de estudio y ayudas conexas, y también de las estrategias metacognoscitivas, mientras que Suárez y Fernández (2005) reportan estudios sobre las estrategias motivacionales. A continuación realizo una breve discusión sobre ellas, por un lado, las estrategias de adquisición del conocimiento se refieren a las utilizadas para adquirir conocimiento, las cuales son agrupadas en las siguientes categorías 
1) estrategias de ensayo, 
2) estrategias de elaboración y 
3) estrategias de organización (Poggioli, 1997). Este grupo de estrategias se relaciona directamente con los procesos cognoscitivos que involucran codificar, almacenar y evocar las informaciones recibidas del medio. 

En este sentido, las estrategias de ensayo permiten codificar (registrar) la información y enviarla a la memoria de trabajo. Mientras que Las estrategias de elaboración constituyen elaboraciones imaginarias o verbales para realizar construcciones simbólicas sobre las informaciones que se trata de aprender, para integrar la nueva información con los conocimientos previos. 

Por su parte, las estrategias de organización -las cuales permiten comprender, aprender, retener y evocar información- permiten organizar la información de los textos, a través del resumen, el reconocimiento de la estructura del texto, etc. (Poggioli, 1997). Por otro lado, las estrategias de estudio se refieren a actividades que realizan los estudiantes (sean éstas implícitas o explícitas), para aprender información contenida en las materiales. Las más conocidas son: tomar notas, subrayar, resumir y repasar. En tanto que las ayudas anexas (término utilizado por Rothkopf, 1982; también procesadores de información por Orantes, 1993), permiten inducir en el estudiante un conjunto de operaciones de elaboración y de transformación de la información contenida en el texto, como, por ejemplo, las preguntas, los objetivos de instrucción, los encabezamientos, los organizadores previos y las instrucciones verbales (Poggioli, 1997). Por su lado, las estrategias metacognitivas conducen al conocimiento consciente del aprendiz sobre sus procesos (percepción, atención, comprensión, memoria) y sus estrategias cognoscitivas (ensayo, elaboración, organización, estudio), permitiéndole desarrollar habilidades para su autorregulación de forma intencional, esto implica la planificación, organización, revisión, supervisión, evaluación y modificación de sus procesos y estrategias (Poggioli, 1997). Finalmente, las estrategias motivacionales tienen como objetivo la generación y gestión de los motivos y afectos que conducen al inicio, dirección y mantenimiento de la conducta (Suárez y Fernández, 2005), en otras palabras, aquellas acciones que despliega el estudiante para poder incidir y gestionar su propia motivación hacia el desarrollo de su aprendizaje. 

En atención a todo lo expuesto, me pregunto ¿cómo puede el docente lograr que sus alumnos alcancen con éxito su aprendizaje y se conviertan en aprendices metacognitivos?, la experiencia me dice que una de las armas que posemos es la motivación como estrategia didáctica (Carrasco, 1997), aparte de todas las estrategias instruccionales que nos muestra Orantes (2000): las dirigidas a controlar la presentación de la información, las relacionadas al diseño de ambientes de aprendizaje, las que activan y estimulan la participación activa del alumno, las que permiten la organización de los estudiantes y la planificación de actividades y las psicosociales para atender al clima social del aula y las relaciones interpersonales. 

Siempre que sea posible, debemos partir de las necesidades y deseos de nuestros alumnos para estimular su participación activa en el desarrollo de su propio aprendizaje, podemos explorar sus motivos y deseos, tomando en cuenta las diferencias individuales presentes (Carrasco, 1997) y por supuesto, estar vigilantes de las actividades propuestas en el aula, para que las realicen de una manera exitosa, y tengan conciencia de las estrategias que utilicen, las puedan planificar, supervisar y evaluar. 

En mi experiencia docente utilizo muy a menudo los mapas conceptuales, mapas mentales, la metáfora como estrategias instruccionales, trato en lo posible de indagar en los conocimientos previos de mis alumnos como una especie de motivación, generando un clima de participación, les hago ver la importancia de la lectura y las estrategias para tratar de comprender los textos, motivándolos a buscar las ideas principales y secundarias utilizando el subrayado, resumen, me preocupo por indagar lo que saben de la lectura, si le es familiar el tema, los ubico en los objetivos que tenemos al realizar esa lectura y promuevo una dramatización para que todos participen, me involucro en lo que están haciendo para verificar si logran extraer las ideas del texto con facilidad o si por el contrario les es difícil, si les resulta fácil, me siento complacida, pero cuando les resulta difícil, trato de orientar discusiones en el aula con los aprendices más eficaces para que orienten a sus compañeros con desventajas, al finalizar trato de enfrentar sus ideas para evaluar si comprendieron todos el material. Siento satisfacción cuando observo que muchos alumnos logran con éxito la tarea y puedo estimular con ello un aprendizaje más significativo y relevante.

Referencias Bibliohemerográficas y Electrónicas
Beltrán, J. (1993). Aprender. Especialización en Educación, Mención Curso: Estrategias de Enseñanza y Aprendizaje. Procesos de Aprendizaje. Universidad Católica Andrés Bello. Caracas: UCAB. [Versión electrónica] Recuperado el día 12 de enero de 2007, [Disponible en http://www.ucab.edu.ve/aulavirtual] Se requiere password para su ingreso.

Carrasco, J (1997). Las Estrategias de Enseñanza. Especialización en Educación, Mención Curso: Estrategias de Enseñanza y Aprendizaje. Procesos de Aprendizaje. Universidad Católica Andrés Bello. Caracas: UCAB. [Versión electrónica] Recuperado el día 12 de enero de 2007, [Disponible en http://www.ucab.edu.ve/aulavirtual] Se requiere password para su ingreso.

Fuentes, M. (2003). Las Teorías Psicológicas y sus Implicaciones en la Enseñanza y el Aprendizaje. Curso: Teorías y Modelos de Aprendizaje Humano. Especialización en Educación, Mención Procesos de Aprendizaje. Universidad Católica Andrés Bello. Caracas: UCAB. [Versión electrónica] Recuperado el día 15 de enero de 2007, [Disponible en http://www.ucab.edu.ve/aulavirtual] Se requiere password para su ingreso.

Martínez, R. (s/f). Concepciones Aprendizaje y su Cambio Conceptual.. Curso: Estrategias de Enseñanza y Aprendizaje. Especialización en Educación, Mención Procesos de Aprendizaje. Universidad Católica Andrés Bello. Caracas: UCAB. [Versión electrónica] Recuperado el día 12 de enero de 2007, [Disponible en http://www.ucab.edu.ve/aulavirtual] Se requiere password para su ingreso.

Martínez, R. (2004). Concepción de Aprendizaje, Metacognición y Cambio Conceptual en Estudiantes Universitarios de Psicología. Tesis Doctoral. Universidad De Barcelona, España.

Suárez, I. y Fernández, A. (2005). Escalas de Evaluación de las Estrategias Motivacionales de los Estudiantes. Curso: Estrategias de Enseñanza y Aprendizaje. Especialización en Educación, Mención Procesos de Aprendizaje. Universidad Católica Andrés Bello. Caracas: UCAB. [Versión electrónica] Recuperado el día 12 de enero de 2007, [Disponible en http://www.ucab.edu.ve/aulavirtual] Se requiere password para su ingreso.

Orantes, A. (2000). Una Reflexión Sobre el Concepto de Estrategias d Instrucción. Especialización en Educación, Mención Curso: Estrategias de Enseñanza y Aprendizaje. Procesos de Aprendizaje. Universidad Católica Andrés Bello. Caracas: UCAB. [Versión electrónica] Recuperado el día 12 de enero de 2007, [Disponible en http://www.ucab.edu.ve/aulavirtual] Se requiere password para su ingreso.

Poggioli, L. (1997). Estrategias de Estudio y Ayudas Anexas. Serie Enseñando a Aprender. Caracas: Fundación Polar. (En línea). Disponible en: http://www.fpolar.org.ve

Poggioli, L. (1997). Estrategias Metacognoscitivas. Serie Enseñando a Aprender. Caracas: Fundación Polar. (En línea). Disponible en: http://www.fpolar.org.ve

Poggioli, L. (1997). Estrategias Cognoscitivas: Una Perspectiva Teórica. Serie Enseñando a Aprender. Caracas: Fundación Polar. (En línea). Disponible en: http://www.fpolar.org.ve

Pozo, J. I., & Scheuer, N. (1999). Las Concepciones Sobre el Aprendizaje Como Teorías Implícitas. En J. I. Pozo & C. Monereo (coord.,), El aprendizaje estratégico. Cáp. 4, 87 - 108. Madrid: Santillana. 

Pozo, J. I.. (s/f). Las Concepciones Sobre el Aprendizaje Como Teorías Implícitas. Curso: Estrategias de Enseñanza y Aprendizaje. Especialización en Educación, Mención Procesos de Aprendizaje. Universidad Católica Andrés Bello. Caracas: UCAB. [Versión electrónica] Recuperado el día 12 de enero de 2007, [Disponible en http://www.ucab.edu.ve/aulavirtual] Se requiere password para su ingreso.

AUTORA:
MARÍA ROMÁN
romanmarianat@gmail.com
Universidad Católica Andrés Bello
Post Grado en Educación: Procesos de Aprendizaje

Caracas, enero de 2007



Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados