Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

Ilegalidades en las modificaciones al medio ambiente con fines militares por parte del gobierno de los Estados Unidos de América

Resumen: A partir del análisis de la información pública contenida en el sitio web oficial del proyecto militar norteamericano HAARP (High Frecuency Active Auroral Research Program) que lo detalla implícitamente como un método de control global del cambio climático, y considerando el texto del instrumento internacional "Convención sobre la prohibición de utilizar técnicas de modificación ambiental con fines militares u otros fines hostiles" (ENMOD) que entró en vigor el 5 de octubre de 1978, del cual Estados Unidos de América es signatario y como tal estado-parte obligado; puede decirse que tal proyecto militar es contrario al Derecho Internacional Público y a las normas de Derecho Internacional Humanitario, por lo tanto jurídica, política y moralmente inaceptable.

Publicación enviada por Lisset Díaz Obregón y Irina M. Rodríguez Labrada.




 


INDICE
-
Introducción

-Capítulo I: “Esfuerzos de EUA por la modificación artificial del medioambiente como arma de guerra: el HAARP.
    1.1 HAARP según defensores y detractores 
    1.2 Los efectos devastadores del HAARP
    1.3 El HAARP como arma del Nuevo Orden Mundial.

-Capítulo II: Análisis jurídico sobre el HAARP y la legalidad de la modificación del medio ambiente con fines militares. 

-Conclusiones 

-Fuentes Consultadas

INTRODUCCION
Durante su larga historia la Tierra ha cambiado lentamente. Aunque los primeros humanos sin duda vivieron más o menos en armonía con el medio ambiente, las generaciones que le sucedieron han sido capaces de modificarlo con sus actividades, según fueron mejorando y creando su tecnología.

Este desarrollo tecnológico, no solo ha sido empleado por el hombre con fines de progreso, sino que ha servido de base para desatar conflictos armados que son, en grado sumo, lesivos para la humanidad. Se dice que, en los momentos actuales, el hombre ha dejado de pretender convivir con la naturaleza a través de la tecnología, para convertirse en un esclavo de la tecnología dañando la naturaleza. 

Los enfoques de doble rasero dominan la escena política mundial en los inicios del siglo XXI. El calentamiento global, el uso de la energía nuclear con fines pacíficos, la crisis energética mundial que se avecina, el hecho de que, a partir de 1991, el planeta sobrepasó su capacidad natural para brindar sustento a la población mundial, las futuras carencias de agua potable; son algunos de los elementos que implican un doble rasero en su enfoque por parte de los países del Norte industrializado, y muchas veces degeneran en conflictos armados.

Se ha dicho, por un reputado politólogo norteamericano, que “…las guerras son el principio organizador de las sociedades…”, con lo cual se trata de legitimar doctrinalmente los conflictos armados por motivos geoeconómicos.

Para comprender el verdadero significado de las acciones militares, que tienen como principal victima al medio ambiente, y como uno de sus precursores, al gobierno estadounidense se hace necesario definir una serie de elementos conceptuales que estaremos abordando durante el desarrollo de nuestro trabajo, el cual lleva por título:
” Ilegalidades en las modificaciones al Medio Ambiente con fines militares por parte del gobierno de los Estados Unidos de América”.

Si analizamos el enfoque superficial y limitado que de Medio Ambiente hace la Enciclopedia Encarta 2006, a saber “… es el conjunto de elementos abióticos (energía solar, suelo, agua y aire) y bióticos (organismos vivos) que integran la delgada capa de la Tierra llamada biosfera, sustento y hogar de los seres vivos…,” quizás no interpretáramos el verdadero alcance que este concepto encierra en relación con el tema que trataremos; pero si lo analizáramos como “….las condiciones físicas, químicas y biológicas que hacen posible y son propicias a la vida de las criaturas vivientes. Está prohibido el uso de métodos o medios de guerra, los cuales se intente o se espere que causen un amplio y extendido daño, severo y a largo plazo al medio ambiente natural, y de ese modo perjudicar la salud y la supervivencia de la población. Ataques contra el medioambiente, por medio de represalias, son también prohibidos..” , entonces podríamos concluir, muy a priori, que a nivel mundial se están cometiendo violaciones referentes a este tema y que los EE.UU. se encuentra encabezando la lista de infractores.

En fecha tan temprana como julio de 1992, el presidente cubano Fidel Castro había alertado:
“Cuando las supuestas amenazas del comunismo han desaparecido y no quedan ya pretextos para guerras frías, carreras armamentistas y gastos militares, ¿qué es lo que no impide dedicar de inmediato esos recursos a promover el desarrollo del Tercer Mundo y combatir la amenaza de destrucción ecológica del planeta?

Cesen los egoísmos, cesen los hegemonismos, cesen la insensibilidad, la irresponsabilidad y el engaño. Mañana puede ser demasiado tarde para hacer lo que debimos haber hecho hace mucho tiempo. 

Quince años después, las condiciones políticas han cambiado, pero mantiene plena vigencia la alerta realizada por Fidel. En los inicios del 2007, existe el peligro potencial de una reanudación de la Guerra Fría, dados los enfrentamientos en cuanto a política geoestratégica entre Rusia y los países de la OTAN. Con Estados Unidos a la cabeza, se ha reactivado el tema de la “guerra de las galaxias”, la expansión de los llamados “escudos antimisiles” de la OTAN hacia los países de Europa, lo cual podría trasladar el las acciones ofensivas al espacio extraterrestre.

En éste marco cobran vigencia los llamados sobre la inconveniencia de la modificación al medioambiente con fines militares, con acciones cuya antijuricidad trataremos de demostrar en el presente trabajo, a la luz de los instrumentos legales internacionales. 

DESARROLLO
Capitulo I: “Esfuerzos de EUA por la modificación artificial del medioambiente como arma de guerra: el HAARP.
Como resultado de la Guerra Fría, los norteamericanos han desarrollado el sistema de comunicaciones más poderoso e impresionante del siglo, que no se limita al sistema de telecomunicaciones por satélites del ejército, sino que estas tienen ahora el papel de ser armas activas. No son simplemente canales de comunicación bajo el contexto de una guerra, sino que en si son un arma. En este caso concreto nos referimos al Programa de Investigación de Alta Frecuencia Activa, o High Frecuency Active Auroral Research Program, mejor conocido como HAARP (por sus siglas en inglés).

1.1 HAARP según defensores y detractores
Para sus auspiciadores (léase gobierno de los Estados Unidos de América), HAARP “…es un esfuerzo científico que ayuda en el estudio de las propiedades y comportamiento de la ionosfera, con particular énfasis en ser capaces de entender y usarlo con vista a fortalecer los sistemas de vigilancia y comunicaciones, lo mismo para usos civiles que de defensa. Se lleva a cabo para desarrollar una investigación de la ionosfera nivel mundial que consiste en:
· El instrumento de investigación de la ionosfera (IRI, por sus siglas en ingles), un transmisor de alto poder con fácil operaciones el rango de frecuencia de alta fidelidad. El IRI será usado para provocar temporalmente un área limitada de la ionosfera para un estudio científico.
· Una serie sofisticada de instrumentos(o diagnósticos) científicos será usada para observar procesos físicos que ocurren en la región provocada….” 

El HAARP es uno de los tantos proyectos que lleva a cabo la Marina y la Fuerza Aérea de EE. UU. No es nueva ésta iniciativa. Otros proyectos militares estadounidenses implicaban el estudio de la ionosfera, la alta atmósfera y el uso de satélites espaciales con fines mas o menos singulares, vendiéndose su utilización con fines, principalmente, no bélicos. Por citar algunos otros tenemos:
· Project Starfish (1962): este trataba de realizar experimentos en la ionosfera, alterar las formas y la intensidad de los cinturones de Van Allen, etc. 
· SPS: Solar Power Satellite Project (1968). Proyecto por el cual se quería generar una constelación de satélites geoestacionarios capaz de interceptar la radiación solar y transmitirla en rayos concentrados de microondas a la tierra para su uso posterior. 
· SPS Military Implications (1978). El proyecto SPS se rehizo para adaptarlo a fines militares. La constelación de satélites podría usar y concentrar la radiación solar para ser usada como un rayo capaz de destruir mísiles u objetos enemigos, alterar las comunicaciones que utilizarán la ionosfera como pantalla reflectora, etc. 
· Otros experimentos donde la alteración local de la capa de la alta atmósfera, combinada con la existencia de multitud de satélites ha sido el objeto fundamental de los experimentos. 

Todos ellos vendidos al gran público como proyectos para realizar estudios, comprender, mejorar nuestro conocimiento de la física de la alta atmósfera. Incluso, han aparecido mensajes de la administración donde se hablaba de incrementar el nivel de ozono estratosférico y realizar estudios del impacto del cambio climático en nuestro mundo. 

Pero, ¿es realmente el HAARP lo que sus auspiciadores quieren hacernos creer que es? ¿Será realmente un esfuerzo científico que ayuda en el estudio de las propiedades y comportamiento de la ionosfera? ¿Acaso desconocen las consecuencias que supondría enviar tanta energía hacia la ionosfera? 

De acuerdo con sus detractores, la evidencia científica reciente sugiere que el HAARP está en funcionamiento y tiene la capacidad potencial de desencadenar inundaciones, sequías, huracanes y terremotos. Desde el punto de vista militar HAARP es un arma de destrucción masiva. Constituye un instrumento de conquista capaz de desestabilizar selectivamente los sistemas agrícolas y ecológicos de regiones enteras.

En unas instalaciones militares situadas en Gakona, Alaska, se desarrolló el misterioso proyecto, el cual consistió en 180 antenas que funcionando en conjunto serían como una sola antena que emite 1 GW =1.000.000.000 W, es decir mil millones de ondas de radio de alta frecuencia las cuales penetrarían en la atmósfera inferior e interactuarían con la corriente de las ráfagas eléctricas que producen las llamadas “electrocorrientes aureales” (electrojets aureales, en su denominación original). 

Los pulsos emitidos artificialmente estimulan a la ionosfera creando ondas que pueden recorrer grandes distancias a través de la atmósfera inferior y penetran dentro de la tierra para encontrar depósitos de mísiles, túneles subterráneos, o comunicarse con submarinos sumergidos, entre muchas otras aplicaciones. 

Hay una electricidad flotando sobre la Tierra llamada electrojet aureal. Al depositar energía en ella se cambia el medio, cambiando la corriente y generando ondas LF (Low Frecuency- Baja frecuencia) y VLF (Very Low Frecuency- Muy baja frecuencia). 

HAARP tiene la intención de acercar el electrojet a la Tierra con el objetivo de aprovecharlo en una gran estación generadora. HAARP enviará haces de radiofrecuencia dentro de la ionosfera, los electrojet o ráfagas eléctricas, afectan al clima global, algunas veces durante una tormenta eléctrica llegan a tocar la Tierra, afectando a las comunicaciones por cables telefónicos y eléctricos, la interrupción de suministros eléctricos e incluso alteraciones en el estado del ser humano. 

El HAARP actuaría como un gran calentador ionosférico, el más potente del mundo. En este sentido podría tratarse de la más sofisticada arma geofísica construida por el hombre. HAARP es parte integral de una larga historia de investigación y desarrollo espacial de naturaleza militar deliberada. Las implicaciones militares de la combinación de estos proyectos son alarmantes. La capacidad de la combinación HAARP/Spacelab/cohete espacial de producir cantidades muy grandes de energía, comparable a una bomba atómica, en cualquier parte de la tierra por medio de haces de láser y partículas, es aterradora. 

Fuera de la manipulación climática, HAARP tiene una serie de otros usos relacionados: "HAARP podría contribuir a cambiar el clima bombardeando intensivamente la atmósfera con rayos de alta frecuencia. Convirtiendo las ondas de baja frecuencia en alta intensidad podría también afectar a los cerebros humanos, y no se puede excluir que tenga efectos tectónicos (desencadenar terremotos)". 

El propio creador del calentador ionosférico del proyecto HAARP, Bernard Eastlund, asegura que su invento podría, también, controlar el clima. Una afirmación que ha llevado a Begich a concluir que si el HAARP operase al cien por cien podría crear anomalías climatológicas sobre ambos hemisferios terrestres, siguiendo la teoría de la resonancia tan empleada por el genial Nikola Tesla en sus inventos. 

I.2 Los efectos devastadores del HAARP
Los opositores al HAARP comparan la capacidad ofensiva de este calentador ionosférico con unan caja de Pandora, la cual una vez que se abra no se podrá cerrar.

La tierra se encuentra envuelta y protegida por la atmósfera. La troposfera se extiende desde la superficie terrestre hasta unos 16 kilómetros de altura. La estratosfera, con su capa de ozono, se sitúa entre los 16 y 48 kilómetros de altura. Más allá de los 48 kilómetros tenemos la ionosfera que llega hasta los 350 kilómetros de altura.

Los cinturones de Van Allen se sitúan a distancias superiores y tienden a captar las partículas energéticas que tratan de irrumpir en la tierra desde el espacio exterior. 

El funcionamiento de HAARP se basa en la emisión de ondas electromagnéticas hacia nuestra atmósfera para su estudio, concretamente hacia la ionosfera, dicha capa se extiende a unos 80 kilómetros de la superficie terrestre hasta los 800km., conteniendo principalmente partículas ionizadas

Se dice que con el uso del HAARP, la nación operante estaría en capacidad de “abrir” deliberadamente un hueco en la capa de ozono sobre el país que considere su enemigo, con el fin de privarlo de la protección que la capa de ozono proporciona contra los rayos UV provenientes del sol, y que pueden desestabilizar todo el clima en una región.

Ciertamente algo de base científica asoma en todo este asunto, HAARP con sus millones de vatios de potencia y antenas se puede considerar como un verdadero "calefactor" de la alta atmósfera, provocando una tremenda ionización que puede acarrear consecuencias imprevisibles, y que gracias a su efecto "espejo" podría dirigir sus efectos hacia cualquier zona del planeta. Estaríamos hablando de un nuevo tipo de arma, capaz de intensificar tormentas, prolongar sequías, sobre territorio de un supuesto enemigo, y perjudicándolo sin que este se diera cuenta sin más.

En el verano de 2001 se produjo un desconcertante fenómeno climático en Melilla, España el cual aún deja muchos interrogantes abiertas. Se reproduce literalmente la noticia tal y como la dio a conocer el diario EL PAIS, en su edición digital en internet: 
Un raro fenómeno eleva la temperatura de 24 a 41 grados en cinco minutos Melilla se convirtió ayer por unos minutos en un gran horno al aire libre debido a un fenómeno meteorológico insólito. A las 8:24, la temperatura subió 17 grados en sólo cinco minutos: de los 24 a los 41 grados. Por fortuna, en el siguiente cuarto de hora la temperatura volvió a sus cauces. Pero, para colmo, a las diez de la mañana volvió a darse una versión más moderada del mismo poltergeist meteorológico, esta vez con un calentamiento súbito de sólo 15 grados. 

Igualmente han llamado la atención, las intensas sequías seguidas de prolongadas inundaciones que desde principios de los años 90 se han producido en países con Corea del Norte, Irán, Irak, y Siria. ¿Coincidencia?.

La doctora estadounidense Elizabeth Rauscher afirma que el HAARP pretende bombear cantidades ingentes de energía hacia una configuración molecular sumamente delicada que compone la ionosfera, y advierte de la vulnerabilidad de estas capas a las reacciones catalíticas, ya que un cambio pequeño podría desencadenar uno mucho mayor y de consecuencias desconocidas. Por su parte Bárbara Zickhur, miembro de la Liga anti HAARP compara a los científicos y militares que están detrás del proyecto con niños que juegan con un pala afilado tratando de despertar a un oso dormido, solo para ver que podría pasar. 

El doctor Richard Willliams de la Sociedad Americana de Física califica esto como un acto irresponsable de vandalismo. También el doctor Gordon J. F. Mc Donald, ex director del Instituto de Geofísica y Física Planetaria de UCLA, escribió en su libro “Unless Peace Comes” sobre el uso de esta tecnología para la manipulación del tiempo y del clima, descongelación de glaciares, control del oleaje de los océanos y la manipulación de las ondas cerebrales en las personas. 

Otro investigador, Paul Schaefer, Kansas City, ingeniero electrónico y constructor de armas nucleares, habla en el libro “Los ángeles no tocan esta arpa” de los desequilibrios provocados durante la era nuclear y atómica, afirma que si se quiere preservar al planeta debe cesar la producción de partículas inestables que lo están enfermando. 

El científico Nick Begich, junto a la periodista Jeanne Manning, realizaron una profunda investigación sobre el tema fruto del cual vio la luz el libro “ Los ángeles no tocan esta arpa” en el que ambos autores plantean inquietantes hipótesis, una de ellas es que de ponerse en marcha dicho proyecto podría tener peores consecuencias que las pruebas nucleares. 

De acuerdo estamos con la doctora Rosalle Bertell, cuando afirma que HAARP forma parte de un sistema integrado de armamentos que tiene consecuencia ecológicas potencialmente devastadoras. 

1.3 El HAARP como arma del Nuevo Orden Mundial
El HAARP forma parte del arsenal da armas del Nuevo Orden Mundial bajo la Iniciativa de Defensa Estratégica (SDI). Desde puntos de comando militar en los EE.UU., se podría potencialmente desestabilizar economías nacionales completas a través de manipulaciones climáticas. Lo más importante es que esto puede ser implementado sin que el enemigo tenga conocimiento de ello, a un costo mínimo y sin comprometer al personal o equipo militar como ocurre en una guerra convencional. 

También vale la pena señalar que el Departamento de Defensa de los EEUU ha destinado recursos sustanciales al desarrollo de sistemas de inteligencia y monitoreo de los cambios climáticos. La NASA y la Agencia de Imaginería y de Mapas del Departamento de Defensa trabajan en “imaginería para estudios de inundaciones, erosión, peligros de deslizamientos de tierra, terremotos y cambios climáticos” con información transmitida por satélites. 

Capítulo II: Análisis jurídico sobre el HAARP y la legalidad de la modificación del medio ambiente con fines militares.
1.- Primeramente debe decirse que los Estados Unidos de América es signatario de la ENMOD (Enviromental Modifications) definida oficialmente como “Convención sobre la prohibición de utilizar técnicas de modificación ambiental con fines militares u otros fines hostiles”, abierta para su firma en Ginebra el 18 de mayo de 1977 y que entró en vigor el 5 de octubre de 1978.

Por tanto se afirma que los Estados Unidos de América es estado-parte y como tal completamente obligado a su cumplimiento. No puede eludir su cumplimiento bajo ninguna circunstancia ya que es un principio universalmente aceptado, que los tratados internacionales suscritos por los países tienen categoría de derecho positivo interno para los mismos, y son por tanto de obligatorio cumplimiento.

2.- Puede decirse además que la puesta en explotación del proyecto HAARP, es contra los elementos argumentales descritos en la Exposición de Motivos de la Convención, cuando establece los principios: “…guiándose por los intereses del fortalecimiento de la paz, (….) reconociendo que los progresos científicos y técnicos pueden crear nuevas posibilidades para la modificación del medioambiente, (….) reconociendo, sin embargo, que la utilización de éstas técnicas (de modificación) con fines militares u otros fines hostiles podría tener efectos sumamente perjudiciales para el bienestar del ser humano…”

3.- Debe analizarse contextualmente que la prohibición explícita de las modificaciones (es según, el titulo de la convención) con fines militares en general y no solamente con fines de dañar u ofensivos, sino también se aplica a las modificaciones con fines defensivos. 

De ahí que, incluso con la más benigna de las interpretaciones, la justificación que se argumenta en el sitio oficial de HAARP es ilegal a la luz de la Convención, ya que dice que ¨..HAARP es un esfuerzo científico que ayuda en el estudio de las propiedades y comportamiento de la ionosfera, con particular énfasis en ser capaces de entender y usarlo con vista a fortalecer los sistemas de vigilancia y comunicaciones lo mismo para usos civiles que de defensa….”. Los de defensa son también fines militares y por lo tanto ilegales.

4.- La Convención no define en qué momento se considera como ilegales las técnicas de modificación al medio ambiente con fines militares, por tanto se asume que declara el uso de técnicas de modificación como ilegal en todo momento y no solo durante conflictos armados.

5.- En la Convención, lo que se prohíbe expresamente en su artículo 1.1 es “….utilizar técnicas de modificación ambiental con fines militares u otros fines hostiles que tengan efectos vastos, duraderos o graves, como medios para producir destrucciones, daños, o perjuicios a otro Estado-Parte..”. Si se analiza literalmente la norma, lo que prohíbe es una conducta activa, y no una conducta pasiva.

Al decirse en el sitio web de HAARP “…. el instrumento de investigación ionosférica (IRI), una instalación trasmisora de alto poder, operante en un rango de frecuencia HF. El IRI será usado para excitar temporalmente un área limitada de la ionosfera, para su estudio científico…” . 

Esto es ya una conducta activa de hacer, y por tanto ilegal, aunque venga seguido de procesos de observación, cuando se dice, tratando de justificar “…. Instrumentos de diagnóstico que serán usados para observar los procesos físicos que ocurren en el área excitada…”. Se contradicen en la misma home page cuando describen “….¨una variedad de esfuerzos investigativos continuados los cuales no incluyen su uso de otra manera que no sea estrictamente pasiva…¨.

6.- Se dice, en artículo 1,1 igualmente que “…las modificaciones deben tener efectos vastos, duraderos y graves para otro Estado parte….”. Si se atiene a la evidencia científica de investigadores internacionales ya mencionados, el uso del HAARP puede conllevar al cambio climático en una zona geográfica determinada o de forma global, la creación de mareas, terremotos, sequías, huracanes, et al. 

Es difícil decir a la luz de información de fuentes públicas si hay una relación entre la actividad de HAARP y otros efectos. Se esconde mucha información, pero lo cierto es que en la última década se han apreciado catástrofes climáticas en países que son enemigos de EE.UU. No fuera de extrañar que las recientes inundaciones en vastas zonas de Bolivia, atribuidas al fenómeno ENOS Oscilación Sur, se deban en realidad a una manipulación deliberada del medio ambiente. 

7.- Las acciones que se describen como técnicas de modificación en el artículo 2 de la ENMOD, se avienen perfectamente con la descripción de los procedimientos de HAARP, definiéndose “…la expresión técnicas de modificación ambiental, comprende todas las técnicas que tienen por objeto alterar – mediante la manipulación deliberada de los procesos naturales - la dinámica, la composición o estructura de la Tierra, incluida su biótica, su litosfera, su hidrosfera y su atmósfera, o del espacio ultraterrestre…”

Evidentemente, la manipulación deliberada de la dinámica y composición de la atmósfera y el espacio ultraterrestre, están literalmente descritos como ilegales en el texto de la Convención. 

8.- El derecho a exigir por el resto de los países, el cumplimiento de la Convención ENMOD, no prescribe por su no ejercicio, pues, la Convención no está firmada a término, sino que, según el artículo 7 “…la presente Convención tendrá duración ilimitada…” 

Hasta los aliados de Estados Unidos se han puesto alerta. En febrero de 1998, respondiendo a un informe de la Sra. Maj Britt Theorin miembro del Parlamento Europeo por Suecia, el Comité del Parlamento Europeo de Política de Relaciones Exteriores, Seguridad y Defensa, mantuvo audiencias públicas en Bruselas sobre el programa HAARP. 

Se cita textualmente: 
"Moción para Resolución sometida por el Comité al Parlamento Europeo: "Considera al HAARP... en virtud de su profundo impacto sobre el medio ambiente como una inquietud global y apela a que un cuerpo internacional independiente examine sus implicaciones legales, ecológicas y éticas... ; El Comité lamenta la repetida negativa de la Administración de los Estados Unidos... a prestar evidencia a la audiencia pública sobre los riesgos medioambientales y públicos del programa HAARP." 

CONCLUSIONES
Según lo que se conoce hasta ahora ya el HAARP es perfectamente operativo a la altura del 2007. Resulta increíble que mientras el mundo mire preocupado que la concentración de CO2 en la atmósfera ha llegado a 379 partículas por un millón (datos de 2005) y se pronostica que la temperatura de la Tierra aumentara entre 1,8 y 4 grados centígrados hasta finales de siglo: 
1 .- Estados Unidos de América se niega a Firmar el Protocolo de Kyoto.
2 ..- Estados Unidos de América es el principal emisor de las más de 75 millones de TM de CO2 que se expulsa a la atmósfera diariamente.
3 .- Empresas petroleras de Estados Unidos de América (Exxon-Mobil, et al) se dedicaron a boicotear los esquemas del mundo para reducir el calentamiento global.
4 .- Más que permanecer indiferente, lo que ya es de por sí condenable, el gobierno de Estados Unidos se dedica a marchar en contra del resto del mundo, dañando deliberadamente la capa de ozono con fines militares ofensivos.

Esperamos que, además del enfoque jurídico del tema tratado, su enfoque político contribuya al reforzamiento de la conciencia sobre la necesidad de proteger nuestro planeta.

FUENTES CONSULTADAS
1. Castro Ruz, Fidel. Discurso pronunciado en las honras fúnebres de André Voisin, La Habana, 22 de diciembre de 1964. Editora Pedagógica, Ministerio de Educación, s/f.
2. Microsoft ® Encarta ® 2006. © 1993-2005 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.
3. Pietro, Verri. Dictionary of the International Law of armed conflict. International Committee of the Red Cross
4. Castro Ruz, Fidel. (Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo. Río de Janeiro, Brasil, julio de 1992).
5. General Information about the HAARP Program. Program Purpose. HAARP Home Page - http://www.haarp.alaska.edu/. August 8, 2006.
6. Proyecto HAARP: ¿La Tierra en peligro? Liberto Brun Compte. 2005-12-02. Astroseti.org
7. Bienvenidos a la "Era de la conspiración". Por Guillermo León | 13 de Mayo de 2006 | Ikerjimenez.com . Publicado originalmente el 7 de Noviembre de 2001. 

Autores: 
Lisset Díaz Obregón.
Irina M. Rodríguez Labrada.
(Estudiantes segundo año Licenciatura en Derecho)
Trabajo enviado por: Lic. Guillermo Benítez Valdés 

Tutor: 
Ciudad de Holguín. Cuba

2007

[1] Microsoft ® Encarta ® 2006. © 1993-2005 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.
[2] Pietro, Verri. Dictionary of the International Law of armed conflict. International Committee of the Red Cross
[3]Castro Ruz, Fidel. (Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo. Río de Janeiro, Brasil, julio de 1992).
[4] General Information about the HAARP Program. Program Purpose. HAARP Home Page - http://www.haarp.alaska.edu/. August 8, 2006.
[5] El proyecto HAARP: ¿La Tierra en peligro? Liberto Brun Compte. 2005-12-02. Astroseti.org
[6] Nota de los autores.
[7] El proyecto HAARP: ¿La Tierra en peligro? Liberto Brun Compte. 2005-12-02. Astroseti.org
[8] Bienvenidos a la "Era de la conspiración". Por Guillermo León | 13 de Mayo de 2006 | Ikerjimenez.com . Publicado originalmente el 7 de Noviembre de 2001.
[9] General Information about the HAARP Program. Program Purpose. HAARP Introduction. HAARP Home Page - http://www.haarp.alaska.edu/. Last updated August 8, 2006.



Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados