Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

Las mediciones fisicas en la Educacion Fisica; una contribucion a la formacion interdisciplinaria del personal docente

Resumen: El articulo refleja como emplear las mediciones fisicas en el desarrollo del programa de Educacion Fisica para los Profesores Generales Integrales de Secundaria Basica (PGI), de modo que se cumpla con el principio basico de la interdisciplinariedad, en este caso, con la asignatura de Fisica, asi como, se expone el papel que desempenan las mediciones fisicas en el desarrollo fisico del individuo como parte de la formacion que los PGI deben adquirir para el mejor desempeno de su mision profesional.(V)

Publicación enviada por Lic; Reina E. Hernández Salazar y Otros Autores




 


El artículo refleja cómo emplear las mediciones físicas en el desarrollo del programa de Educación Física para los Profesores Generales Integrales de Secundaria Básica (PGI), de modo que se cumpla con el principio básico de la interdisciplinariedad, en este caso, con la asignatura de Física, así como, se expone el papel que desempeñan las mediciones físicas en el desarrollo físico del individuo como parte de la formación que los PGI deben adquirir para el mejor desempeño de su misión profesional.

A decir de José Martí…” Todo hombre, al venir a la Tierra, tiene el derecho que se le eduque y después, en pago, contribuir a la educación de los demás”…En virtud de esta idea martiana, el profesor juega un papel de relevante importancia, pues es él, el profesional cuya misión social es precisamente la de educar a las nuevas generaciones, que en nuestro sistema social no se limita sólo a impartir conocimientos, sino sobre todo, al desarrollo integral de la niñez y la juventud. En este ámbito justamente, el buen desarrollo físico de la niñez y la juventud es crucial para lograr salud psíquica y física, mas sin la orientación adecuada, a estos grupos etéreos por sí mismos, les es imposible lograr un estado de salud óptimo que le permita adquirir la formación integral a la que aspira el fin de nuestra educación socialista. 

Es aquí donde juega el papel fundamental el profesor de Educación Física en la Secundaria Básica, pero, cabe preguntarnos lo siguiente; ¿El profesor de Educación Física por sí sólo, sin la debida contribución del resto del colectivo pedagógico de la escuela, le es posible lograr de la manera más efectiva posible el desarrollo físico y psíquico al que aspiramos? En las condiciones actuales de las transformaciones en la secundaria básica, el PGI debe jugar un rol esencial como profesor y preceptor de sus estudiantes, mas ¿cómo lograr, desde el desarrollo del Proceso Docente-Educativo (PDE) de la Educación Física en la formación del PGI, que éste sea capaz de contribuir a ese bienestar psíquico y físico de los estudiantes de la Secundaria Básica?  

Es nuestro propósito exponer en este artículo, cómo a través del empleo de las mediciones físicas en la Educación Física se puede contribuir a la formación interdisciplinaria del PGI, de modo que se encuentre mejor capacitado para desplegar una ayuda más efectiva en el desarrollo físico y psíquico de sus educandos.

El programa de la asignatura “Enseñanza de la Física Elemental y su Metodología” para el primer año del plan de formación de los PGI, tiene como objetivo fundamental lograr la preparación previa de los estudiantes de esta carrera para dirigir el Proceso de Enseñanza –Aprendizaje (PEA) de la Física del octavo y el noveno grados, familiarizándolos con los contenidos físicos de esos grados y los aspectos metodológicos esenciales para su desarrollo en el proceso pedagógico.  

En la unidad 1 del octavo grado: ¿Qué es la Física?, entre otros contenidos, se tratan; sistemas y cambios en el Universo, magnitudes características, el lugar de la Física en la ciencia, la relación de la Física con la tecnología y la sociedad, así como, las mediciones físicas. En el caso de las magnitudes características, se define magnitud a aquellas propiedades físicas que pueden ser medidas y expresadas numéricamente, como por ejemplo: tamaño, masa, peso, tiempo y otras. Por su parte, en el epígrafe relacionado con las mediciones, se define que una medición es el procedimiento para obtener información cuantitativa, comparándola en la práctica con determinada cantidad tomada como unidad de medida y para lo cual se emplean instrumentos. Así, al medir la longitud de un tramo se emplea la regla, la Cinta métrica, etc y como unidad de medida se emplean; el centímetro, el metro, etc.  

En la determinación de los patrones que sirven de base al establecimiento de las unidades de medida de las diferentes magnitudes hay toda una historia que no es objetivo nuestro desarrollar, sólo diremos que inicialmente algunos países establecieron sus propios sistemas de unidades, como por ejemplo; el inglés, donde son comunes las unidades de longitud como el pie; de masa como la libra, por solo mencionar dos de ellas. También surgieron otros sistemas de unidades como; el CGS, cuyas siglas se refieren a las tres unidades básicas de este sistema que son: el centímetro (C), el gramo (G) y el segundo (S), así como el MKS, cuyas siglas se refieren a sus tres unidades básicas que son: el metro (M), el kilogramo (K) y el segundo (S), por solo mencionar los más conocidos.  

Precisamente el sistema MKS, puede decirse que es el padre del Sistema Internacional de Unidades (SI), que surge por la necesidad de establecer un sistema de unidades más cómodo y efectivo, que tuviera carácter universal, pues con el desarrollo vertiginoso de la ciencia, la técnica y la tecnología, constituía un problema la existencia de varios sistemas de unidades a la vez, convirtiéndose en un freno para el propio desarrollo de la ciencia, la técnica, la tecnología y la sociedad en sus relaciones comerciales y de todo tipo. De este modo surge el SI, en el cual se dan no solo las unidades básicas de cada magnitud, sino que se hace una clasificación de éstas en; básicas y complementarias, se establecen los múltiplos y submúltiplos de ellas, a través del uso de los prefijos y muy importante, se establecen las equivalencias entre sus unidades y las unidades de otros sistemas, con lo cual se garantiza la no eliminación de los otros sistemas con la imposición absoluta del SI, pero, se implanta un sistema que permite una mejor relación internacional en todos los campos del quehacer humano.  

En el SI se toma como una de sus magnitudes básicas la longitud (L), cuya unidad básica es el metro (m) y para su medición se emplea como instrumento la regla. En su caso, se tienen como algunos de sus múltiplos el hectómetro (hm), el prefijo hecto que significa cien, por lo que el hectómetro significa cien metros y el kilómetro (km), cuyo prefijo es kilo que significa mil, por lo que el kilómetro significa mil metros, etc y como algunos de sus submúltiplos el centímetro (cm), donde el prefijo centi significa centésima, por lo que centímetro significa centésima de metro y el milímetro (mm), donde el prefijo mili significa milésima, por lo que milímetro significa milésima de metro, etc. En el caso de la Educación Física y la práctica del deporte, como en las competiciones, son de uso cotidiano; la carrera del hectómetro (100 m.), de los ochocientos metros (800 m.), la maratón de los cuarenta y dos kilómetros (42 km.), entre otras.  

En el propio SI, otra de las magnitudes básicas lo es la masa (M), cuya unidad básica es el kilogramo (kg) (mil gramos) y como instrumento de medida se emplea la balanza. Esta unidad básica se subdivide, como todas, en múltiplos; por ejemplo, el megagramo (Mg), donde el prefijo mega significa millón, por lo que megagramo significa un millón de gramos y submúltiplos; por ejemplo, el gramo (g) y el miligramo (mg) (milésima de gramo), que en este caso son de poco uso en la vida cotidiana. En la Educación Física, la práctica del deporte y en las competencias se emplea cotidianamente el kilogramo, aunque en ocasiones también se usa la libra (lb.), a pesar de no ser del SI. Vale acarar también, que aunque la masa y el peso son magnitudes físicas distintas, es muy común decir que el peso corporal de un estudiante es tantos kilogramos, que es en realidad la unidad básica de medida de la masa, no constituyendo esto problema alguno en la comunicación.  

El empleo del SI en las ciencias, la técnica, la tecnología, la sociedad y la práctica del ejercicio físico y el deporte, así como en los procesos pedagógicos de las diferentes asignaturas del currículo del PGI, es en sí mismo un acto de interdisciplinariedad, constituyendo uno de los elementos básicos del programa director de la matemática, con el cual se ha de actuar consecuentemente.  

Otra magnitud física que es tratada en el epígrafe de la unidad 1 de la Física del octavo grado y que es muy empleada en la Educación Física, lo es; el tiempo, quien constituye otra de las magnitudes básicas del SI, que toma como unidad básica; el segundo (s) y como instrumento de medida el cronómetro. Esta unidad básica tiene como múltiplos, entre otros, el hectosegundo (hs), que como ya vimos anteriormente significa cien segundos; el kilosegundo, que significa mil segundos (ks), etc y como submúltiplos; el centisegundo (cs) y el milisegundo (ms), los que son de poco uso en la práctica del deporte y la Educación Física en general. Aunque no pertenecen al SI, son de uso muy frecuente; el minuto (min.) y la hora (h).  

En la unidad 2 del octavo grado: un cambio fundamental; el movimiento mecánico, se tratan entre otros contenidos los siguientes: conceptos y tipos de movimientos, medios empleados para describir el movimiento, fuerza y medición de fuerza. En este artículo solamente haremos referencia al epígrafe de conceptos y tipos de movimientos, donde se define la magnitud velocidad, que es la de nuestro interés para la realización y empleo del diagnóstico inicial que se realiza a los estudiantes, tanto del primer año de la carrera de PGI como a los de la secundaria básica en la Educación Física.  

En este epígrafe se define por velocidad; la magnitud para expresar la rapidez con que cambia la posición de los cuerpos o de sus partes durante el movimiento. En el SI la magnitud velocidad es una magnitud complementaria por cuanto se compone con dos magnitudes básicas que son; la longitud y el tiempo. De acuerdo con el SI, la magnitud velocidad (v) se mide directamente con el velocímetro como instrumento de medida y su unidad básica de medida es el metro por segundo (m/s). Según este sistema de unidades, la magnitud velocidad es de medición indirecta, pues para medirla, hay que medir la longitud del tramo recorrido por el cuerpo y el tiempo empleado en recorrer esa longitud, magnitudes ya descritas anteriormente.  

Es precisamente esta la forma en que se mide la velocidad de los estudiantes en las pruebas y clases de Educación Física; con la Cinta métrica se define un tramo de terreno a recorrer por los estudiantes, es decir, 50 m o 30 m volante, se coloca al estudiante en el extremo inicial del tramo definido y con el cronómetro, se mide el tiempo que demora en recorrer la distancia establecida. Esto da la posibilidad de determinar la velocidad por medio de la operación matemática de dividir la longitud del tramo recorrido, en metros y el tiempo empleado en segundos.  

En realidad, en la Educación Física sólo se emplea el resultado de la medición del tiempo para dar idea de la rapidez con que cada estudiante realizó su carrera, por lo que es importante, en aras de la interdisciplinariedad de la Educación Física con la  Física, orientar a los estudiantes que realicen la medición correcta de su velocidad para que sea tomada como ejemplo en las clases de Física, lo cual se puede hacer en colaboración con los profesores de física.  

El programa de Educación Física para el primer año de la carrera de PGI, en su primer tema establece la realización de un diagnóstico para determinar el estado con que inicia el estudiante esta asignatura en lo referido a su desarrollo físico, capacidades condicionales y habilidades deportivas, para lo cual necesita realizar las mediciones correspondientes de peso, talla, salto largo, rapidez, resistencia y fuerza rápida, todo lo cual es solo posible con el empleo correcto de las magnitudes físicas correspondientes y los modos de medirlas, dígase por ejemplo; para la talla y el salto largo, se emplea la Cinta Métrica expresando la longitud medida en centímetros (cm), para el peso; se emplea la balanza expresándolo en kilogramos (kg) y para la rapidez, la resistencia y la fuerza rápida; se emplea el cronómetro, expresando la resistencia en minutos (min.) y las restantes en segundos (s).  

Como parte de la relación interdisciplinaria de la Educación Física con la Física es necesario cumplir algunos requisitos indispensables para la realización de una medición lo más exacta posible que nos expresen con la mayor confianza, el estado inicial del estudiante. Así, en el caso de la talla, se debe seleccionar una pared u otra superficie lisa lo suficientemente vertical a la cual fijaremos una cinta métrica o incrustaremos las marcas de ésta en la propia superficie, a la que denominaremos; tallímetro. Al tallímetro se le asegura su verticalidad con el empleo de una plomada. No es necesario señalar todas las medidas, pues los estudiantes, de acuerdo con la edad, poseen una talla mínima extrema y otra máxima extrema.  

Al realizar la medición de la talla se debe orientar a los alumnos retirarse los zapatos y en el caso de las hembras los moños elevados; colocarlos de espalda al tallímetro, bien pegados a él de los talones a la cabeza en posición cómoda y equilibrada, con la cabeza recta y la mirada al frente. Para realizar la medición de la talla del estudiante se sitúa sobre la cabeza un cartabón, haciendo coincidir uno de sus catetos perfectamente sobre el tallímetro y el otro sobre la cabeza, se ordena al estudiante retirarse bajando levemente la cabeza para que no mueva el cartabón y se anota la medida, la cual debe ser con un número de tres cifras enteras y una decimal, empleando como unidad de medida el centímetro (cm), es decir, con un cero inicial si la medida es menor de un metro, como por ejemplo; 096,8 cm. 

Para la medición del peso se debe colocar al alumno en el centro de la balanza con los pies unidos y los brazos extendidos a los lados del cuerpo, sin zapatos y lo más ligero de ropa posible. Para la medición de la longitud del salto largo, se traza en el terreno una línea recta con una regla, la cual se empleará como línea de impulso para el salto, a partir de esta línea se plasman las marcas necesarias en el terreno con el empleo de una cinta métrica, garantizando la perpendicularidad de ésta con la línea de impulso o posición inicial del salto. Para realizar esta prueba el alumno debe colocar los extremos libres de sus pies, ligeramente separados, en el borde de la línea de impulso y realizar el salto balanceando los brazos extendidos a los lados del cuerpo para comunicarse el máximo impulso. Al saltar debe procurar quedar estático hasta medir la distancia de la línea de impulso al talón del pie más atrasado.  

En el caso de las pruebas donde se realiza medición del tiempo con el cronómetro, se debe tener el cuidado de que las agujas estén en el cero del instrumento al comenzar las mediciones, accionándolo en el mismo instante en que se da la orden de inicio de la prueba al estudiante, deteniendo el cronómetro en el instante en que el estudiante pase justo frente al medidor o la línea final en caso de las carreras o al dar la orden de conclusión en las restantes pruebas donde se emplea la medición de tiempo.  

Finalmente debemos destacar que la realización correcta de las mediciones en general es de relevante importancia pues de ello depende la dosificación adecuada de las cargas físicas que cada estudiante debe recibir de forma individual y como grupo para contribuir de manera exitosa al desarrollo de sus capacidades condicionales y sus habilidades deportivas, al tiempo que logramos también el buen desarrollo intelectual de ellos. 

De lo antes dicho se desprende que si sólo realizamos las mediciones físicas descritas para determinar las cargas físicas que permitan el desarrollo físico y por ende psíquico del estudiante y luego no realizamos de nuevo estas mediciones , es imposible determinar si en realidad se ha producido el desarrollo deseado, por tanto, es muy importante resaltar que el papel de las mediciones físicas no es solo realizar el diagnóstico inicial del estudiante, sino y sobre todo, poder efectuar una valoración de cómo se va produciendo el desarrollo físico de éste, para poder actuar en consecuencia y poder cumplir el objetivo de lograr el desarrollo de cada niño y joven en nuestro sistema educacional.

Así, por ejemplo; la estatura nos da información acerca de la erección lineal del cuerpo y su desarrollo óseo, mientras que el peso nos ofrece  información acerca de la composición corporal relacionada con los tejidos, la cual puede verse afectada por la grasa y los tejidos magros.  

Al trabajar con nuestros estudiantes de la carrera de PGI en las clases de Educación Física, en especial, las relacionadas con las mediciones físicas, se les debe dejar claro la importante función que estas poseen en la formación de los que serán sus futuros estudiantes en las secundarias básicas y la cooperación educativa que deben lograr con los profesores de Educación Física de sus escuelas, pues este conocimiento les permitirá, entre otras cosas:  

ü       Poseer un historial o antecedente del proceso gradual del desarrollo físico de los adolescentes que atiende.  

ü       Facilitar el análisis para establecer las características fundamentales que deben asociarse a otros indicadores como; el rendimiento escolar, las aptitudes físicas, las motivaciones, los intereses y la evaluación integral que el profesor debe realizar de sus alumnos.  

ü       Clasificar de forma objetiva a los alumnos en maduración precoz y tardía, incluso para comprender la conducta que asumen sus alumnos en el colectivo estudiantil y decidir el tratamiento educativo que debe seguir en cada caso.  

ü       Reconocer un posible problema cuando hay alteración en el registro de medidas, en cuyo caso pudiera realizar acciones con el alumno y sus padres, buscando las causas del problema y realizando las debidas recomendaciones para erradicarlas.  

De lo anterior se deduce la importancia que tiene en el trabajo pedagógico de los PGI con sus educandos adolescentes, la correcta relación interdisciplinar que deben realizar de conjunto con los profesores de Educación Física, en el empleo de las mediciones físicas, por lo que estas aportan en la formación integral de nuestros adolescentes y jóvenes.  

 

Bibliografía:  

1.   Carvajal Rodríguez, Cireida. Castellanos Simona, Beatriz y otros. Educación para la salud en la escuela. Editorial Pueblo y Educación. Ciudad de La Habana. 2002.  

2.   Colectivo de autores. Programas de octavo grado. Editorial Pueblo y Educación. Ciudad de La Habana. 2004.  

3.   Mazola Collazo, Nelson. Manual del Sistema Internacional de unidades. Editorial Pueblo y Educación. Ciudad de La Habana. 1991.  

4.   Valdés Castro, Pablo y otros. Física octavo grado. Editorial Pueblo y Educación. Ciudad de La Habana. 2002.

5.   Zuleta Robles, Yolanda y otros. Programa de Educación Física para todas las carreras de los ISP. Ministerio de educación. 2002.

 

Autores:

Lic; Reina E. Hernández Salazar. Profesora del ISP “Blas Roca Calderío”.

Lic; Eduardo D. Batista de la Paz. Profesor del ISP “Blas Roca Calderío”.

Lic; Pedro Gallardo Rodríguez. Profesor del ISP “Blas Roca Calderío”.

Lic; José Castillo Escalona. Profesor del ISP “Blas Roca Calderío”.



Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados