Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Dias: Una Introduccion desde la Perspectiva Biblico Cristiana

Resumen: Existen en la actualidad mas de una docena de denominaciones mormonas en los Estados Unidos, sin tener en cuenta a aquellos que forman sus propios grupos y se refugian en las montanas o los desiertos. Por supuesto que todas dicen ser la “verdadera iglesia”.

Publicación enviada por Pablo Santomauro




 


LOS MORMONES --- Introducción, 1ra. parte

por Pablo Santomauro

Nota del autor: Debido a que el siguiente estudio fue preparado originariamente para clases de seminario, algunas partes aún conservan su estilo oral.  

Contenido:  

i    Perfil

i    Estadísticas

i    Origen histórico – cultural

§       Cambios del siglo XIX

§       Los Campbell

§       La influencia de los Campbell en el mormonismo

i    Origen oficial de la secta

§       La revelación inicial

i    Datos de la historia primitiva de la secta

§       La revelación de El Libro de Mormón

§       Muerte del “profeta” Joseph Smith

§       El segundo “profeta”, Brigham Young

§       Masacre de Mountain Meadows

i     ¿Fue Joseph Smith un profeta de Dios?

§       Deut. 18:20-22 – Prueba del profeta

§       La Segunda Venida de Cristo y el fin de la historia

§       Habitantes en la luna

§       Habitantes en el sol

§       El viaje a Salem y la profecía fallida

§       El ingenuo razonamiento circular

 

Perfil de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días                                     

Fundador: Joseph Smith

Fecha: Abril 6, 1830

Lugar: Pennsylvania, E.E.U.U.

Escrituras autoritativas: Libro de Mormón, Doctrina y Convenios, Perla del Gran Precio.

Periódicos oficiales: Church News es un boletín semanal de 16 páginas; The Ensign, (en español  Liahona) es una revista mensual  que contiene instrucción religiosa, noticias de la iglesia y mensajes de inspiración para los miembros y las familias de la Iglesia.

Estructura organizativa: Un profeta lidera la iglesia. Segundo en autoridad por debajo del profeta existe el Concilio de los Doce Apóstoles. Un tercer cuerpo de hombres es conocido con los nombres de Primer y Segundo Concilio de los Setenta. A todos estos hombres se les llama las Autoridades Generales.

Terminología particular: Edificios de iglesias locales llamados “estacas”, las unidades de menos miembros se denominan “ramas”. Los templos no se usan para los cultos regulares, sino para ceremonias especiales para los vivos y los muertos. Menos del diez por ciento de los mormones ganan el permiso especial necesario para entrar en estos establecimientos.

Estaca: Un conjunto de cinco a diez congregaciones o barrios que por lo general se compone de tres mil a cinco mil miembros.
Rama:
Una congregación local. En las áreas en las que no hay suficientes miembros de la Iglesia como para crear un barrio, se forman ramas dentro de distritos. Al igual que con los barrios, los límites de las ramas de determinan geográficamente.

Otros nombres: Los mormones, LDS en inglés, SUD en español.  

Fuente informativa: watchman.org/profile/ldspro.htm 

Nota aclaratoria: Existen en la actualidad más de una docena de denominaciones mormonas en los Estados Unidos, sin tener en cuenta los lunáticos que forman sus propios grupos y se refugian en las montañas o los desiertos. Por supuesto que todas dicen ser la “verdadera iglesia”. Como nosotros no vivimos en la zona oeste central de los EEUU, todo lo que encontramos en nuestro diario vivir son los misioneros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días (S.U.D.), cuya sede central está en Salt Lake City, Utah. Esta es la iglesia mormona con una presencia de más de cuatro millones de miembros en latinoamérica. Trátese de la denominación que se trate, todas ellas tienen algo en común. Todas reclaman que Joseph Smith fue un profeta de Dios y que sus doctrinas deben ser recibidas como viniendo directamente de Dios.

Datos estadísticos  

Número de miembros mundialmente:  más de 12 millones

Presencia mundial: 165 países – 337 misiones – 175 idiomas

E.E.U.U.: 5.500.000 (quinta iglesia en los E.E.U.U. en cuanto a no. de miembros)

México: 850.000

América Central: 800.000

Sudamérica: 2.1 millones

Total mormones de

habla hispana: 4.2 millones

País hispano con mayor

número de miembros: México

País sudamericano con

Mayor número de miembros: Brasil, 1 millón aprox.

Plantel misionero mundial: 60.000

Templos en América Latina: Tienen templos en Montevideo, Buenos Aires, Santiago de Chile, Cochabamba, Lima, Guayaquil, Bogotá, Caracas, y un total de 10 en México, 2 en Centroamérica y 3 en Brasil.  Los templos son centrales en la teología mormona.

Poderío económico: Ingreso annual – 8 mil millones de U$ - de los cuales 6 mil millones proceden de diezmos y ofrendas. Pasivo: 35 mil millones.  

Fuentes informativas:

http://www.religionnewsblog.com/9383-LDS_Church_celebrates_Latino_culture.html
http://deseretnews.com/dn/view/0,1249,380011052,00.html?

   

Origen histórico - cultural de la secta  

El origen de la secta puede trazarse hasta el siglo 19 en los EEUU, cuando Tomás Campbell y su hijo Alexander Cambpell iniciaron el “movimiento de la Restauración”. Yo sé que en la mayoría de los libros acerca del mormonismo no se menciona este origen. Pero es importante que ustedes sepan que la historia no sucede en un recipiente al vacío. Los sucesos y las cosas tienen una explicación para su existencia. Siempre hay una serie de circunstancias que actúan como catalizadores  que originan la concepción y el nacimiento  de los hechos históricos.  

Mientras que el humanismo secular les va a decir que la historia se manifiesta en caos solamente, que no hay un orden lógico, una secuencia lógica de los acontecimientos históricos, la Biblia, por el contrario, nos enseña que hay un orden inherente en la historia. Las cosas no pasan por pasar, siempre hay una razón para que pasen.  

Y en el siglo 19 ocurrieron  cambios sustanciales en la sociedad occidental, los que entre otras cosas trajeron el surgimiento de las sectas y del ocultismo a nuevas dimensiones. La iglesia cristiana no se percató de estos cambios, y por ello, millones de gentes abandonaron el cristianismo para seguir a las sectas y los grupos ocúlticos.  

Cambios que trajo el  Siglo XIX  

1 .- Revolución Industrial --- Grandes partes de la población se trasladaron del campo a las ciudades a trabajar en las fábricas. La sociedad se movió de una economía agricultural a una industrial. Las iglesias locales perdieron un gran número de miembros. Y los miembros perdieron su conexión con la iglesia local. Cuando la gente se traslada de pequeñas comunidades a grandes metrópolis, como Nueva York, Chicago, Londres o Berlín, ¿qué sucede?  En las grandes ciudades se disfruta de anonimato. Se puede pecar, nadie nos vigila, las restricciones desaparecen, no existe ya más la pequeña iglesia de pueblo, el pastor no está ya más a un tiro de piedra, los vecinos que nos conocen desde pequeños ya no están, y la moral decae. Este tipo de inmigración fue fatal para el cristianismo en general.  

2  .- Cambio en la filosofía y la religión --- La Biblia, el cristianismo, y la religión en general fueron atacadas fieramente por los pensadores seculares.  Los liberales comenzaron a influenciar a los cristianos, y junto con los paganos atacaron la Biblia vehementemente ----- El cristianismo fue desacreditado en la mayoría de la universidades del país.  

3  .- Gran avance en la tecnología de las comunicaciones – Surge el telégrafo,  los periódicos comenzaron a publicarse frecuentemente, y las noticias viajaban de nación a nación rápidamente.  

4  .- En el campo militar se comenzaron a fabricar armas de destrucción masiva, no tan masiva como las de hoy, por supuesto. El siglo 19 vio más guerras y batallas, y revoluciones, que cualquier otro siglo anterior. Los periódicos informaban de guerras prácticamente todos los días. Muchos pensaron que las palabras de Jesús en Mat. 24, “y oiréis de guerras y rumores de guerras …… se levantará nación contra nación ….”, estaban siendo cumplidas frente a sus propios ojos.  

Esta fue la época de Joseph Smith, el falso profeta de los mormones, que anunció que el fin se acercaba, por ello llamó a su grupo La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días  

Surgió Mary Baker Eddy – fundadora de la Ciencia Cristiana (que no es ni científica ni cristiana).  

Recordemos a Madam Blavatsky, fundadora de la Teosofía, una mezcla de las artes ocultas con las enseñanzas hindúes.  

No pudieron faltar las hermanas Fox, las que promovieron el espiritismo, o sea, la comunicación con los muertos.  

Charles Taze Russell, fundador de los testigos de Jehová.  

El matrimonio Fillmore (Unity school of Christianity).  

Edgar Cayce --- el profeta durmiente --- tenía revelaciones cuando entraba en trance –parecía que dormía ----  fomentó la idea de los años perdidos de Jesús en la India.

Todos estos surgieron en el siglo XIX.  

5  .- En 1815, el polvo de erupciones volcánicas oscureció los cielos en varias partes del país y el planeta, provocando que la luna se viera rojiza, el sol ennegrecido. “El Fin del Mundo” pasó a ser la conversación de moda y un gran temor invadió a las masas.  

Algo más sucedió. En noviembre 13 de 1833 una espectacular lluvia de meteoritos se pudo apreciar en toda la tierra – En una noche, más 200.000 estrellas fugaces alumbraron los cielos en forma magnífica. La gente pensó que se trataba de las potencias de los cielos siendo conmovidas, las estrellas cayendo de los cielos a la tierra, etc. ---- Mateo 24, Marcos 13, Lucas 21 y Apocalipsis, presentan ese lenguaje hablando del tiempo del fin.

Fue entonces donde entraron a tener influencia los falsos profetas. Muchos fijaban fechas para el regreso de Cristo, y eran ellos los únicos que tenían la fecha exacta del fin del mundo. Las enseñanzas de los falsos maestros se distribuían mundialmente gracias  al avance de los medios de comunicación. La pobreza era incipiente, la ignorancia era abismal, las guerras eran salvajes. El aumento del crimen, la proliferación de los guetos, junto con la explotación miserable de los obreros en las fábricas, llevó a muchos a decir que la cosa ya no podía  ponerse peor. ¡El fin está cerca! decía el mundo entero. El fin del mundo era un tema popular. La histeria era colectiva en el mundo de habla inglesa.

 

Los Campbell  

Es en medio de este clima de temor, incertidumbre, y confusión, que entran en escena los falsos profetas, decían conocer la fecha exacta y como prepararse para el evento. Cualquier falso profeta, gracias a la tecnología, estaba en condiciones de imprimir y distribuir sus doctrinas y anuncios a un precio relativamente bajo en miles de revistas y libros. Fue en este caldo de cultivo, en medio de esta efervescencia, que los Campbell (Thomas [1763-1854]; y Alexander [1788-1866]) propulsaron el “Movimiento de la Restauración” (“The Restoration Movement). Ellos eran los restauradores del evangelio.  

Entre sus postulados:  

1.                  La Iglesia Cristiana desapareció al final del primer siglo. El “verdadero” evangelio se perdió.

2.                  Todas las iglesias protestantes, y por supuesto la católica, no eran iglesias cristianas.  

3.                  Todos los credos y las confesiones a través de la historia debían ser declaradas sin valor y por lo tanto ignoradas.  

4.                  Dios levantó a Alejandro Campbell para restaurar el verdadero evangelio y la verdadera iglesia cristiana, o sea, la iglesia apostólica pura.  

5.                  El milenio comenzaría durante el curso de la generación presente.  

6.                  El “verdadero” evangelio enseña que el “bautismo para la remisión de los pecados” es esencial para la salvación. Los “restauradores” hablaban de la “regeneración bautismal”.  

7.                  El bautismo dado por otras iglesias no tiene poder para salvar. La persona tiene que ser re-bautizada.  

8.                  Sólo nombres bíblicos deben ser usados para nombrar una iglesia. No es correcto usar nombres como bautistas, presbiterianos, metodistas, etc. -------- Claro, al principio se equivocaron y se llamaron “Bautistas Reformados”, pero luego, habiéndose percatado de tan grave “error”, comenzaron a llamarse “Discípulos de Cristo” (Jim Jones), “Iglesias de Cristo”, “La Iglesia Cristiana”.  

9.                  Nada se permite en las iglesias para lo cual no exista “libro, capítulo y versículo” para apoyarse. Fue en base a esto que los “reformadores” del momento se opusieron a los instrumentos en la adoración, a las misiones, etc. ----- Este postulado los ha llevado a miles de rencillas en las iglesias, con las consecuentes divisiones. La Iglesias de Cristo se separaron de las Discípulos de Cristo y así sucesivamente, aun no han cesado de dividirse --- por asuntos de velo, de vestimenta, de corte de cabello, uso de alhajas y de maquillaje, etc., etc.

 

Las raíces “campbellitas” del mormonismo  

La evidencia es más que contundente y muestra que el mormonismo surgió del campbellismo.  

1.                  Los líderes más preeminentes del mormonismo fueron predicadores en iglesias campbelitas. Muchos de ellos trabajaron personalmente con Alexander Campbell: Sidney Rigdon, Parley Pratt, Oliver Cowdery, etc.

2.                  Miles de integrantes de las iglesias “Discípulos de Cristo” se unieron a los mormones. Tal es así que Alexander Campbell llamó al mormonismo una imitación de Satanás de las iglesias Discípulos de Cristo.

3.                  Joseph Smith recibió el concepto de la “Restauración” y sus doctrinas peculiares directamente de Sidney Rigdon. Cuando Smith adoptó la mayoría de los postulados de la “Restauración”, se colocó el mismo como el restaurador del evangelio y la iglesia, en lugar de Alexander Cambell. Le cambió la foto al cuadro, en otras palabras.  

Ejemplo:  

a.                  La iglesia y el verdadero evangelio se perdieron o dejaron de existir en el primer siglo.

b.                  Todas las iglesias a partir de ese momento, son apóstatas.

c.                  Joseph Smith es el Restaurador.

d.                  Una iglesia debe tener solamente nombres bíblicos. ¿Cómo se llamaron los mormones en un principio? “Iglesia de Cristo”. Hasta hoy tienen en su nombre el mismo concepto.

e.                  Uno debe ser bautizado “para remisión de pecados”. --- Para ser salvos hay que ser bautizado por un sacerdote mormón.

f.                     El milenio comenzaría durante esa generación. Smith profetizó que Jesús retornaría entre 1891 y 1892.

g.                  Joseph Smith desafió a Alexander Campbell a un debate público sobre el tema de quién era el verdadero “Restaurador”.  

Bien, una vez ubicados en la historia, podemos pasar a los particulares de la historia de Joseph Smith y el inicio de la secta.

 

Origen oficial de la secta  

La “revelación” inicial.  

La secta fue iniciada oficialmente por Joseph Smith en 1830. A la edad de 14 años, en 1820, este hombre dijo que estando preocupado por el número de denominaciones cristianas fue a un bosque cercano a orar. Allí, a pesar de que la Biblia dice que nadie jamás ha visto al Padre, el Padre se le apareció en visión junto con Jesús y le dijeron que no debía asociarse con ninguna denominación existente. Según Joseph Smith, el quería saber a cual grupo se debería integrar.  

Veamos lo que Joseph Smith dijo al respecto:  

“Por consiguiente, de acuerdo con esta resolución mía de recurrir a Dios, me retiré al bosque para hacer la prueba. Fue en la mañana de un día hermoso y despejado, a principios de la primavera de 1820. . . . me arrodillé y empecé a elevar a Dios el deseo de mi corazón. . . . vi una columna de luz, más brillante que el sol, directamente arriba de mi cabeza . . . . Al reposar sobre mí la luz, vi en el aire arriba de mí a dos Personajes, cuyo fulgor y gloria no admiten descripción. Uno de ellos me habló, llamándome por mi nombre, y dijo, señalando al otro: Este es mi Hijo Amado: ¡Escúchalo! . . . pregunté a los personajes que estaban en la luz arriba de mí, cuál de todas las sectas era la verdadera, y a cuál debía unirme. Se me contestó que no debía unirme a ninguna, porque todas estaban en error, y el personaje que me habló me dijo que todos sus credos eran abominación delante de Dios; y que todos los profesantes eran corruptos, se acercan a mí con sus palabras pero sus corazones están lejos de mí.   Joseph Smith – Historia de la iglesia – vol.1: 1 al 25  

En síntesis:  

1.         “Todas las sectas estaban en el error” --- esto elimina todas las denominaciones.

2.         “Todos los  credos eran abominación” --- esto elimina la teología y los maestros.

3.         “Todos los profesantes eran corruptos” --- esto elimina toda los miembros  

¿Qué queda? Nada.  En treinta segundos, de un plumazo, Joseph Smith barrió con 1800 años de historia de la iglesia cristiana, con todos sus mártires, todos los grandes reformistas y teólogos, todos los concilios, credos y doctrinas.  

La agresividad u hostilidad nació de parte de ellos. Les digo esto porque los mormones hablan mucho de haber sido perseguidos en el pasado, un complejo de mártires que aun arrastran hasta hoy. Hoy en día persiste esta posición. Bruce McConkie, el teólogo moderno más respetado de los mormones, (fallecido en 1984) en su libro Doctrina Mormona comenta sobre los orígenes de la reforma protestante y las “sectas” cristianas que se separaron de la Iglesia Católica:

                                         “Los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días no son protestantes, y la Iglesia no es una iglesia protestante. La verdadera Iglesia no es una rama muerta cortada de un árbol muerto; es un árbol viviente plantado nuevamente en la viña del Señor, y crecerá y florecerá mucho después de que la viña haya sido quemada y cada rama y vid muertos hayan sido consumidos como paja.”  Bruce McConkie, Doctrina Mormona, p. 606.  

Convendría recalcar, a pesar de la claridad de la declaración, que según los mormones, si usted es un cristiano protestante, no importa cuál sea su afiliación secundaria o la iglesia donde se congregue, usted es miembro de una iglesia muerta. Si usted es católico, es miembro de un árbol muerto, y en esto último los mormones pueden estar en lo cierto.

 

Datos de la historia primitiva de la secta  

La “revelación” del Libro de Mormón.  

Tres años después de la primera  “aparición”, en 1823, cuando tenía 17 años de edad, un ángel llamado Moroni, supuestamente el hijo del profeta llamado Mormón, le comunicó Joseph Smith en una visión que él había sido escogido para traducir el libro de Mormón, que fue escrito por Moroni cien años antes.  

El libro supuestamente narra la historia de los habitantes  del continente americano entre 2247 AC y el 421 DC, y la aparición de Jesús a estos habitantes.  Según los mormones, el libro fue escrito en planchas de oro y escondido muy convenientemente cerca de donde Joseph vivía, en Palmyra, estado de New York.  

Estas planchas fueron escritas originariamente en idioma “egipcio reformado” y fueron traducidas al inglés con la ayuda de “Urim y Tumim” (no confundir con los de la Biblia), un “dispositivo traductor”. De ese modo, Joseph Smith, quien poseía poca educación, pudo traducir el libro con “el don y el poder de Dios”. Fue publicado en 1830 y durante el proceso de traducción Juan el Bautista se le apareció y le comisionó para restaurar la verdadera iglesia y predicar el verdadero evangelio, los cuales supuestamente habían desaparecido de la faz de la tierra.

 

Muerte del “profeta”.  

Smith muere en 1844. El profeta y su hermano Hyrum estaban en la cárcel. Esperaban ser juzgados por el estado de Illinois por la destrucción de las oficinas y la prensa de un publicación antimormona que denunciaba sus actividades, especialmente en el tema de la poligamia (Joseph ya con 33 esposas). En un intento por acallar la voz del periódico (lo que revela la naturaleza violenta de este hombre), el profeta y sus secuaces destruyen el establecimiento periodístico, el Nauvoo Expositor.  

Estando en la cárcel, ciertos individuos del pueblo se amotinan, penetran en la cárcel por la fuerza y matan a Joseph y su hermano, dándole a este hombre el “status” o categoría de mártir. Esto ayudó al crecimiento de la iglesia.  

Corresponde reiterar que el inicio de las hostilidades siempre fue causado por los mormones, comenzando con la declaración de la visión y subsiguientes reclamos.

Smith no fue como oveja al matadero, por el contrario, con un arma introducida clandestinamente a la cárcel, disparó a la multitud y mató a dos de sus atacantes (Historia de la Iglesia, Vol. 6, p. 618). Los mártires de la Biblia mueren pacíficamente, sin ofrecer resistencia y orando por la salvación de sus perseguidores, no así Joseph.

 

El segundo “profeta”, Brigham Young.  

Le sucede Brigham Young, segundo profeta, el cual continúa la labor de Smith, se lleva a los mormones y los establece en lo que es hoy el estado de Utah. Este “profeta” continuó la práctica de la poligamia conformando para sí un harén digno del mejor sultán; es por ello que los bromistas de siempre juegan con la pronunciación de su nombre, y le llaman “Bring’em all and bring’em young” – lo que traducido significa “traédmelas todas y traédmelas jóvenes”.  

Brigham Young lideró a los mormones con mano firme hasta el día que murió en 1857, rico en posesiones y en esposas. Se llevó a la tumba una conciencia negra y un crimen horrible conocido como la “Masacre de Mountain Meadows”.

 

¿Qué fue la masacre de Mountain Meadows?  

En 1857, la iglesia mormona estaba asegurando su poder en Utah cuando una caravana de un centenar y medio de personas atravesaba el estado de Utah con destino a California (la caravana era dirigida por el señor Fincher – de ahí que se le conocía como la “caravana Fincher”) --- Eran colonos buscando tierra --- la caravana es rodeada y atacada por un grupo de hombres armados, una milicia mormona.  

Luego de un sitio de cinco días, la milicia convence a los colonos de rendirse con la promesa de que se les daría un salvoconducto para atravesar el estado. Cuando los colonos se rinden, toma lugar la carnicería mayor  entre pioneros blancos durante toda la historia de la colonización en América. Alrededor de 140 hombres, mujeres y niños fueron ejecutados a sangre fría; solo 17 niños menores de 8 años fueron conservados con vida. Ocho años es el máximo dentro de la edad de inocencia entre los mormones.  

¿Quién ordenó la masacre? Brigham Young. segundo profeta de los Santos de los Ultimos Días. ¿Cómo sabemos? Porque en marzo de 1977, 20 años más tarde, el gobierno de los EEUU ejecutó al hombre al mando de los asesinos, John D. Lee.  Este hombre confesó haber recibido órdenes de Brigham Young (Confesiones de John D. Lee, p. 383). Brigham Young no fue juzgado porque murió ese mismo año y uds. saben que tan difícil es llevar  a juicio a un hombre muerto.  

 

¿Fue Joseph Smith un profeta de Dios?  

Trátese de la denominación que se trate, todas ellas tienen algo en común. Todas reclaman que Joseph Smith fue un profeta de Dios y que sus doctrinas deben ser recibidas como viniendo directamente de Dios.  

Los reclamos de Smith son tan descabellados que solamente existen tres posibilidades lógicas con respecto a él.

1.                  Fue un profeta de Dios.

2.                  Estaba loco.

3.                  Fue un mentiroso.  

Si él fue un profeta de Dios, entonces todos deberíamos hacernos mormones. Pero esto puede ser difícil ya que hay una docena de denominaciones mormonas compitiendo y reclamando ser la “verdadera” iglesia de Cristo.  

Si fue un demente lo deberían haber encerrado en un manicomio y sus seguidores deben ser dignos de lástima.  

Si Smith embaucó gente a los efectos de obtener dinero, sexo y poder, entonces debemos  denunciarlo como lo que fue, un verdadero fraude.  

En Deuteronomio 18, el Señor nos da una prueba para saber quien es un falso profeta. No es la única prueba, pero para nosotros, en el caso de José Smith, es la única que necesitamos.  
Deuteronomio 18: 20-22
 

El profeta que tuviere la presunción de hablar palabra en mi nombre, a quien yo no le haya mandado hablar, o que hablare en nombre de dioses ajenos, el tal profeta morirá. Y si dijeres en tu corazón: ¿Cómo conoceremos la palabra que Jehová no ha hablado?; si el profeta hablare en nombre de Jehová, y no se cumpliere lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que Jehová no ha hablado; con presunción la habló el tal profeta; no tengas temor de él.  

Este es un exámen riguroso, la prueba definitiva para determinar si alguien que reclama ser un profeta y que anuncia algo con la autoridad de Dios, es realmente lo que dice ser. Bajo la ley del Antiguo Testamento, el falso profeta merecía la pena de muerte.

 

La Segunda Venida de Cristo y el fin de la historia  

Los documentos históricos registran más de sesenta falsas profecías de José Smith. Como para muestra basta un botón, digamos que en 1835, Joseph Smith profetizó claramente que Jesucristo retornaría y el fin del mundo sucedería entre 1981 y 1982. Esto está bien documentado en la literatura de la iglesia, History of the Church, Vol. 2, p. 182. La misma profecía la encontramos en los diarios y sermones que fueron escritos durante ese período. Por ejemplo, en el diario de Oliver Boardman Hantington, Vol. 2, pp 128-29, leemos:  

“ El 14 de febrero de 1835, Joseph Smith dijo que Dios le había revelado que la venida de Cristo sucedería dentro de un período de 56 años, que sumados  a  1835 muestran que antes del 14 de febrero de 1891, el Salvador haría su aparición aquí en la tierra y la escena final tomaría lugar”.

La documentación sobre la predicción sobre el fin del mundo es tan obvia que la iglesia mormona siempre trata de esconderla. Usen esto cuando hablen con sus amigos mormones, no les dejen salirse de las “cuerdas”. Smith fue un falso profeta.

 

¿Habitantes de la luna?  

Joseph Smith profetizó que había gente en la luna. Medían 6 pies de altura, vivían hasta los 1000 años de edad y vestían como quáqueros:  

 “Ya en 1837, yo sabía que que él (Joseph Smith) dijo que la luna estaba habiada por hombres y mujeres semejantes  a los de la tierra y que vivían mucho más que nosotros –- en general hasta los 1000 años. El describía a los hombres como midiendo 6 pies de alto y vistiendo en forma similar al estilo quáquero.  En mis bendiciones patriarcales dadas por padre Joseph, el profeta, en 1837 en Kirkland, se me dijo que yo debería predicar el evangelio antes de llegar a los 11 años de edad y que lo haría a los habitantes de las islas, y a los habitantes de la luna, el planeta que ahora podemos ver con nuestros ojos.”   (The Young Woman's Journal, 1892, Vol. 3, pp. 263-264 and Journal of Oliver B. Huntington, Vol. 3, p. 166, typed copy at Utah State Historical Society)  

Las siguientes preguntas podrían omitirse, pero el pequeño niño dentro de mí me impulsa a plantearlas de todas maneras:  

¿Bajaron en la luna Neil Armstrong y Buzz Alderson el 20 de julio de 1969?  ¿Qué hallaron?  ¿Encontraron vida en la luna?  ¿Hubo alguien en la luna antes que ellos?  ¿Eran las condiciones en la luna apropiadas para la vida?  ¿O es imposible para los hombres vivir en la luna sin equipos especiales?  

Una vez más, tan clara es la documentación que los mormones no tienen más remedio que pretender que no existe y desear que ustedes nunca se enteren.

Joseph Smith era un falso profeta.

 

¿Habitantes en el sol?  

Si bien esta no fue una profecía de Smith, no podemos dejar de mencionar lo que dijo el segundo “profeta” de los mormones:  

“Lo mismo es con respecto a los habitantes del sol. ¿Ustedes piensan que está habitado? Yo pienso que sí. ¿Ustedes piensan que hay gente allá? Sin duda alguna, no fue creado en vano. (Journal of Dis., 1880, vol. 13, p. 271)

 

El viaje a Salem y la profecía fallida  

El 6 de agosto de 1836, Joseph Smith profetizó que viajaba a Salem, Massachusetts, y que volvería con suficiente dinero como para saldar todas las deudas de sus seguidores y con un gran número de convertidos.  

Esta profecía está registrada en las escrituras “sagradas” de los mormones, Doctrinas y Convenios, capítulo 111, vv. 2, 4 y 5.  La profecía fue un fracaso total. Smith volvió con las bolsas vacías y con grupo convertidos muy reducido. ¡Con razón los archivos contemporarios registran los nombres de gente que abandonó la iglesia porque Joseph Smith era un falso profeta!  

Una vez más, insistan con los mormones, si no hay cuáqueros de seis pies de alto en la luna, si no hay habitantes en el sol, y si el fin del mundo no ocurrió en 1981, Joseph Smith y Brigham Young fueron falsos profetas. Evidentemente, no pasan la prueba de Deuteronomio 18.  Sus profetas son un fraude.

 

El ingenuo razonamiento circular.  

Los mormones instruyen a sus seguidores que eviten la prueba de Deuteronomio 18. Para probar que Joseph Smith era un profeta, se les ha instruido para que 1) argumenten en forma circular, y 2) que basen todo en el popular testimonio del “ardor en el pecho”.  

En su razonamiento circular, los mormones le dirán: “Joseph Smith era un profeta de Dios porque Dios habló con él”. Si usted les pregunta cómo saben que Dios habló con Smith, la respuesta será: “Dios habló con Joseph Smith porque él era un profeta de Dios”.  

De la misma forma que un perro da vuelta en círculos tratando de morderse la cola, o alguien que rema con un solo remo, el argumento circular de los mormones tampoco llega a ningún lado.  

El segundo argumento que se les dice que usen es el del testimonio del “ardor en el pecho”. Los mormones se memorizan y repiten algo como esto o similar:  

“Yo sé que Joseph Smith es un profeta de Dios y que el Libro de Mormón es la Palabra de Dios porque me puse de rodillas y le pedí a Dios que me diera un testimonio de ardor el pecho de si estas cosas eran así.  Ahora le doy mi testimonio de ardor en el pecho que Joseph Smith era por cierto un profeta de Dios y que el Libro de Mormón es la Palabra de Dios”.  

El problema con tanta ingenuidad es que cualquier  adepto de cualquier secta o religión dirá que su corazón le asegura que su religión o teología es la verdadera. Los sentimientos no prueban nada. La mejor forma de mostrarle al mormón que los sentimientos o el subjetivismo no son evidencia de nada, es decirles:  

            “Yo le doy testimonio de ardor en el pecho de que Joseph Smith era

            un falso profeta y el Libro de Mormón es un fraude.”  

Una vez que usted ha derribado estos dos ingenuos argumentos de los mormones, el camino está despejado para confrontar a su amigo mormón con las falsas profecías de Smith.<>  

Fin de la primera parte.

 

LOS MORMONES ---

Introducción, 2da. parte  

Contenido:  

i    Doctrina básica

§       Dios, Padre Celestial Elohim

§       Cómo llegar a ser un Dios

§       La misión salvadora de Jesús

i    Terminología mormona

§       Dios Padre – nombre propio: Elohim

§       Jesús – nombre propio: Jehová

§       El Espíritu Santo

§       Salvación

i    Los mormones socavan la autoridad de la Biblia

i    “Inspiración” de El Libro de Mormón

   

Doctrina Mormona Básica  

¿Qué enseña el mormonismo? Sería imposible, en realidad, explicar todas las doctrinas mormonas en el tiempo que tenemos. Intentaremos ahora dar una síntesis doctrinal tomando la antropología del mormonismo como punto de partida.

 

Dios, Padre Celestial Elohim                                                

Dios, Elohim, nuestro Padre Celestial fue alguna vez en el pasado un hombre mortal como ud. y como yo, y vivía en un planeta similar al nuestro. Por supuesto que vivió acompañado con sus muchas esposas. Aparentemente, vivió una vida agradable y obediente, y fue encontrado digno por su Padre – Dios.  

Pasado el tiempo, él, sus esposas y sus hijos, murieron y fueron resucitados, de modo que continuó su “progresión” hasta que alcanzó su deidad o “exaltación”. Fue entonces que se le dio su propio espacio para crear su propio cielo y su propio universo, la tierra incluída.  

Dios (Padre celestial Elohim) ahora, tiene un cuerpo de carne y huesos y vive en un planeta distante llamado Kolob (Bruce McConkie, Doctrina Mormona, Deseret Sudamérica, 1993, p. 399).    

El vive con muchas esposas (“madres celestiales”) que están eternamente embarazadas engendrando millones y millones de espíritus continuamente. Estos son engendrados sexualmente y son hijos en forma de espíritu, con un “cuerpo espiritual” formado por una sustancia más pura que los elementos que forman nuestros cuerpos acá en la tierra (Bruce McConkie, Mormon Doctrine (Salt Lake City, UT: Bookcraft, 1966), p 589).  

“Todos los hombres y mujeres son a semejanza del Padre y de la Madre universal, y son literalmente los hijos e hijas de la Deidad …. Estos seres espirituales, hijos de padres exaltados, eran hombres y mujeres, mostrándose en todos los aspectos iguales a las personas mortales, con la sola excepción de que sus cuerpos están hechos de una substancia más pura y refinada que los elementos con los cuales están hechos los cuerpos mortales.” (Eter 3:16; D. & C. 131:7-8) – Cit. Doctrina Mormona, McConkie, p.580.  

“En la preexistencia todos los hombres eran los hijos espirituales de Dios nuestro Padre, un hombre exaltado, glorificado y perfecto”Doctrina Mormona, p.342  

“Para entender la doctrina de la preexistencia se deben aceptar dos verdades: 1.Que Dios es un ser personal a cuya imagen es creado el hombre; un Varón de Santidad exaltado, perfecto y glorificado (Moisés 6:57), y no una substancia espiritual que llena la inmensidad del espacio; y 2. Que la materia o elemento existe por sí misma y es de naturaleza eterna, y la creación es solamente la organización y reorganización de esa substancia que “no fue creada, ni hecha, ni tampoco lo puede ser.” (D. & C. 93:29)  Doctrina Mormona, p.580  

El primer espíritu que nació como producto de las relaciones sexuales fue Jesús, luego nació el diablo, luego Adán y Eva probablemente, y las demás criaturas espirituales, también todos nosotros. Todos los seres humanos fuimos engendrados en este planeta por Elohim y nacidos con un cuerpo espiritual (“primer estado” o “pre-existencia”) -------Pueden leer esto en "Doctrina de la Preexistencia", en Doctrina Mormona, p. 428, edición 1966, del autor Bruce R. McConkie, uno de los 12 apóstoles de la iglesia -- muere en 1984.  

En esta condición de espíritus progresamos lo más posible, allá en ese planeta -- pero para poder llegar a ser como nuestro padre celestial Elohim, necesitamos adquirir cuerpos físicos para aprender a elegir entre lo bueno y lo malo, la verdad y el error, y conocer el pecado.

 

Cómo llegar a ser un Dios.  

Como el Padre ha progresado demasiado y no puede permitir la maldad en su presencia, estos espíritus deben salir de su presencia e ir a otro lugar.  

Por lo tanto, este planeta tierra fue preparado como campo de entrenamiento, una especie de academia (una especie de “Al Qaeda training camp”) donde obtenemos cuerpos físicos y aprendemos, usando sus palabras, "las lecciones de la mortalidad".  

“Después de un largo período de preexistente deprobación y aprendizaje, se creó la tierra para que hubiese un lugar donde los espíritus que hubiesen guardado su primer estado pudiesen venir, recibir cuerpos mortales y pasar por pruebas y dificultades. (Moisés 4:1-4; Abra. 3:22-28).” – Doctrina Mormona, p. 572  

De esta forma, "aprendemos a controlar deseos y pasiones, superamos debilidades, eliminamos pecados y seguimos las leyes y mandamientos de nuestro Padre celestial". ----- El milagro del perdón, Spencer W. Kimball, presidente y profeta.  

Al hacer ésto los hombres pueden llegar a ser como Dios --- lo que se conoce como la “exaltación”.  

¡Sí, el hombre puede llegar a ser como Dios!  

Si ustedes le preguntan al misionero mormón si ellos tienen la esperanza de llegar a ser dioses con su propio planeta y sus propias esposas donde puedan engendrar hijos todo el tiempo, les van a decir que sí. Me pregunto si tendrán tiempo para otra cosa en ese planeta. Evidentemente no habrá televisión allí. Es la versión americana del islam, mejor aún, podemos tener más de cuatro esposas. En el islam sólo Mahoma podía tener más de cuatro. Aquí con los mormones podemos tener infinidad. Eso sí, tenemos que morirnos primero, algo así como las setenta vírgenes (huríes) del islam. Algo así como el prostíbulo celestial del islam. Yo le llamo a esta doctrina mormona  “la doctrina de las nalguitas eternas”.  

El mormonismo enseña que la raza humana está aquí en la tierra (segundo estado) para progresar. Este progreso consiste en:

1--recibir cuerpo de carne y hueso.  

2--experimentar pecado (sobre todo el pecado deeee …. uds. saben). 

3--tener fe en  Cristo y el Evangelio (entendiéndose por evangelio las ordenanzas de la LDS.  

4--arrepentirse.

5--ser bautizado por un sacerdote del SUD.  

6--recibir el Espíritu Santo por imposición de manos.   

7--obediencia a las leyes y ordenanzas del Evangelio  

8--ganar acceso al templo mediante el pagar diezmo completo, guardar leyes dietéticas (café, te y Coca Cola) y mantener dignidad personal.

9--recibir dotaciones, matrimonio y ser sellados para la eternidad en el Templo.   ----- Cuarto Artículo de Fe; 2 Nefi 9:23-24, 31; 3 Nefi 27: 19-21; Doctrina y Convenios 20:29)  

Este es el método, a grandes rasgos, para llegar a ser un Dios exactamente igual a Elohim. Todo mormón serio en su religión tiene la esperanza de ser un dios en el futuro, con su planeta y sus esposas. ¿Ven ustedes la relación con el politeísmo?  

Isaías 43:10 dice --  Vosotros sóis mis testigos, dice Jehová, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy: antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí.

 

La Misión Salvadora de Jesús  

Una vez que el hombre fue inicialmente puesto aquí en la tierra e indefectiblemente iba a cometer pecado (relaciones sexuales) según el plan de Dios, se desprende de esto que la raza humana necesitaba un salvador. Dos de nuestros hermanos mayores, dos espíritus, Jesús y su espíritu hermano, Lucifer, se ofrecieron para ser ese Salvador.  

El plan que Lucifer propuso fue venir a la tierra y forzar  a todo el mundo a aceptar el evangelio mormón y de esa forma todos serían salvos con destino al cielo de nuevo. Jesús propuso un plan donde se le daba a la raza humana la libertad de escoger, de ser obediente o no, libre albedrío.  

El Padre escogió a Jesús para la tarea, Satanás se puso celoso, se rebeló y convenció la tercera parte de esos espíritus para que lo siguieran en la batalla (Principios del Evangelio, Cap. 3, pp 15-16).  

Todos los pre-humanos participaron en esta guerra, aquellos que ayudaron a Satanás se convirtieron en demonios --- Bruce McConkie, Mormon Doctrine (Salt Lake City, UT: Bookcraft, 1966, pp. 826-193). Los que pelearon valientemente del lado de Jesús y Elohim son nacidos dentro de familias mormonas.  

Aquellos que no fueron valientes fueron maldecidos y nunca recibirán el sacerdocio mormón, fueron condenados a recibir una piel oscura (negra) Ibid. pp. 526-28 --- vemos aquí el racismo inherente de la religión mormona, prevalente en el siglo 19 y del cual hacen gala otras sectas nacidas en el mismo siglo  

Aparentemente, Dios cambió de opinión en 1978, justo a tiempo para comenzar a enviar misioneros al Africa, al Caribe, y a Brasil  ---- La maldición fue levantada y correcciones fueron hechas a los libros, entre ellos el que venimos citando, "Doctrina Mormona". También las ediciones del Libro de Mormón reflejan el cambio - 2 Nephi 30:6  

El Dios de los mormones cambia mucho de opinión. En 1890, cuando el gobierno de los EEUU les dijo que dejaran de practicar la poligamia porque de lo contrario tendrían que hacer las valijas, perderían la tierra y serían expulsados, muy convenientemente vino una revelación del Dios mormón. Esta revelación les ordenó dejar de practicar la poligamia en favor de la monogamia. ¡Gracias a Dios por estas revelaciones que llegan tan a tiempo!  

Pero no desmayéis, fieles mormones, porque “Obviamente la [poligamia] santa práctica comenzará otra vez después de la Segunda Venida del Hijo de Hombre y cuando comience el Milenio (Isa. 4)”---- Doctrina Mormona, p. 456  

 

Terminología mormona  

Cuando hablan con los mormones tienen que saber que ellos y ustedes van a usar las mismas palabras, pero no estarán utilizando el mismo lenguaje. Cuando un mormón les dice que él cree en la Trinidad, no quiere decir que él cree en la posición histórica y ortodoxa de un Dios que existe en tres personas. Para el mormón, la Trinidad es una institución que es ejercida por tres dioses separados.  

Trinidad (definición bíblico - cristiana): --- Un Dios que ha existido por toda la eternidad y que existe en tres personas, Padre-Hijo-Espíritu Santo. Los tres comparten la misma naturaleza y los mismos atributos.  

No se trata de tres dioses separados, sino un solo Dios.Repetimos más en detalle:  

Dentro de la unidad de un único Dios existen 3 personas simultáneamente, el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. Las tres personas comparten la misma naturaleza y los mismos atributos. Por lo tanto estas 3 personas, por deducción lógica, son el único y verdadero Dios.

-----------------------------------------------  

Dios Padre ---- nombre propio: Elohim.  

“El Padre tiene un cuerpo de carne y huesos, tangible como el del hombre.” (Doctrina y Convenios 130:22; Doctrina Mormona, p. 342)  

Ya hemos visto que cuando el mormón les dice que él cree en Dios no quiere decir que cree en el verdadero Dios, creador de todas las cosas, el que ha existido por siempre, el que fue, es y será, el Dios eterno ---  Dios – Elohim, fue un hombre en el pasado, en otro planeta, obedeció las leyes del Dios de ese planeta y fue exaltado a la categoría de Dios con sus esposas y todo lo demás.

 

Jesús ---- nombre propio: Jehová.  

“Cristo es Jehová; son una misma persona” -- Doctrina Mormona, p. 384

“En una cantidad de pasajes del Antiguo Testamento se usa el nombre Jah para designar a Jehová, que es Cristo, que ha sido traducido como Señor (Ex. 15:2; 17:16; 19:8; Isa. 38:11) --- (D. & C. 110:1-10)  

Jesús --- Jehová del Antiguo Testamento (Bible Dictionary, in The Holy Bible, Authorized King James Version with Explanatory Notes and Cross references to the Standard Works of the Church of Jesus Christ of Latter-day Saints [Salt Lake City, UT: The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints, 1990]).  

Cuando llegó la hora de enviarlo a la tierra y darle un cuerpo humano, Elohim (el Padre), miró a María detenidamente y dijo, “Este bombocito me lo como yo”. Antes que dejar a otro que lo engendrara  decidió venir él mismo a la tierra, y engendrar a Jesús de la misma forma que todos los seres humanos son engendrados, por medio de relaciones sexuales.  Elohim tuvo relaciones sexuales con la virgen María, y así fue concebido Jesús. Si lo dudan, consulten con Doctrina y Convenios 130:22, y también Doctrina Mormona, p. 248.  

Sin embargo, el registro bíblico dice que el nacimiento de Jesús fue así: “El Espíritu Santo vendrá sobre tí, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra: por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios”. La hermosa historia del milagro divino del nacimiento de Jesucristo es convertida en una episodio pornográfico por los mormones. Estamos frente a otro producto de la mente de los fundadores de la secta y su fijación con el sexo.  

Ni que hablar de la vida de Jesús. Estuvo casado con las dos Marías y Marta, y  procreó hijos.  

Una vez más, este tipo de doctrina, ¿si no viene del trono de Dios, de dónde viene? Respuesta: directamente del corazón de averno, para usar una palabra en desuso.

El Espíritu Santo --- un espíritu con forma de hombre  

De la literatura mormona leemos acerca del Espíritu Santo: "Una deidad diferente del Padre y del Hijo, un personaje de espíritu, que no posee un cuerpo de carne y hueso como el Padre y el Hijo tienen”. (Doctrinas y Tratados 130:22; Doctrina Mormona pp.576-77).

Por si esto no quedó claro, “Doctrinas de Salvación” lo clarifica para nosotros de la siguiente forma: “..es un espíritu con forma de hombre......El Espíritu Santo tiene forma y dimensiones. El no llena la inmensidad del espacio y no puede estar presente en todas partes al mismo tiempo, personalmente. Sólo su poder se manifiesta en todo lugar al mismo tiempo”. (Doctrinas de Salvación 1:36, 38; también Principios del Evangelio: 34)

 

Salvación  

Para los cristianos bíblicos, salvación es un término que incluye justificación (significa que somos declarados justos y nuestros pecados son perdonados) --- santificación (el proceso por el cual el Espíritu Santo nos perfecciona a través de esta vida) --- glorificación (ésta ocurrirá cuando estemos en Su presencia, alcanzando su punto más alto en la resurrección). Salvación es un término inclusivo de estos tres que mencionamos anteriormente.  

Sin embargo, para los mormones, “salvación” tiene dos categorías. Existe, según ellos, una salvación “general”. Esta significa simplemente una resurrección corporal, que viene a todos los seres humanos por gracia. Esta clase de salvación es simplemente la resurrección y es sinónimo de “inmortalidad”, o sea, que los seres humanos viviremos para siempre. Solo hay una excepción, los hijos de perdición no serán resucitados (mayormente apóstatas cuyo destino es “las tinieblas de afuera”). Todo lo que Jesucristo logró con su muerte en la cruz fue la resurrección universal, todos seremos resucitados y luego juzgados para ver cual es nuestro destino eterno. ----------- Doctrinas de Salvación 1:118 --- Principios del evangelio: 346-347; artículos de fe: 92.  

Reitero, esta salvación general es “por gracia”, es por esto que los mormones sentaditos en el sillón de su sala le pueden decir muy sonrientes que están de acuerdo con ud. en que la salvación es por gracia.  

La segunda categoría sería la salvación “individual”, “la que el hombre amerita por medio de sus acciones a través de la vida y por obediencia a las leyes y las ordenanzas del evangelio”. – Joseph Fielding Smith, Doctrinas de Salvación (Salt Lake City, U: Bookcraft, 1975), 1:134  

Los mormones nos enseñan que “salvación, en su verdadero y completo significado, es exaltación o vida eterna que se gana al heredar el más alto de los tres cielos … y aquellos que la obtienen, son dioses”. (Doctrina Mormona, p. 670).  

Como ven, uds. estarán usando las mismas palabras pero estarán hablando diferente idioma. Por eso es importante conocer la definición detrás de cada término en el lenguaje de cualquier sectario, no sólo en el caso de los mormones. Una vez que uds. entienden lo que ellos están diciendo, estarán en mejor posición de entenderlos, conversar con ellos y evangelizarlos, o sea, presentarles el evangelio verdadero.

 

Los mormones niegan la autoridad de la Biblia  

Muchas verdades de la Biblia se han perdido, es corrupta y no contiene la plenitud del evangelio. ( Enseñanzas del profeta José Smith,4-5,404 --- 1 Nephi 13:26-29)  

El Libro de Mormón dice en su introducción: Después de traducir el libro de Mormón, traído a él [Joseph], el profeta supo que él tenía en sus manos el texto religioso más puro y correcto jamás producido”.    

8vo. Articulo de fe:  Nosotros cremos que la Biblia es la palabra de Dios siempre y cuando sea traducida correctamente.  

Recientemente hemos visto como los mormones pasan comerciales en la televisión ofreciendo la Biblia gratuitamente. El anuncio dice que usted puede recibir una Biblia, cortesía de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días, llamando al número en pantalla. Claro, lo que no le dicen es que si usted llama, al poco tiempo se aparecerán en la puerta de su casa dos sonrientes misioneros mormones para entregarle la Biblia personalmente.  

Lo paradójico de todo esto es que los mormones están ofreciendo un libro en el que no confían. Dicen que la Biblia es la Palabra de Dios siempre y cuando esté propiamente traducida. Esto es algo con lo que nosotros los cristianos estamos de acuerdo. Nosotros tampoco creemos en la autoridad de  una Biblia que no esté propiamente traducida.  

Esta declaración, que tiene sentido y es perfectamente válida, cuando es manejada por los mormones, se convierte en deceptiva.  

Les explico porqué. Porque  ellos al decir esto suponen automáticamente, como lo hace el hombre simple de la calle, que la Biblia ha sido cambiada a través de los siglos y por lo tanto ya no podemos confiar en ella.  

Para los mormones los textos de la  Biblia han sido corruptos al cabo de la transmisión durante el tiempo.  

Pero en realidad no pueden probarlo. En realidad la evidencia muestra que los textos bíblicos  han llegado a nosotros en el día de hoy con un 99.8 % de pureza. Cualquier erudito honesto, cualquier experto en la ciencia de la crítica textual sin ser cristiano, puede asegurar esto.  

Lo que pasa es que los mormones no han hecho la tarea, y usan este argumento  porque no quieren que la Biblia condene sus doctrinas. Lo que sucede es que sus doctrinas no vienen de la Biblia, sino de Joseph Smith.  

Lo mejor para ellos es otorgarle a autoridad a la Biblia de la boca para afuera.  Ellos dicen, “Sí, creemos que es inspirada”, y luego quitan con la izquierda lo que dieron con la derecha diciendo:  

“En realidad no importa porque la Biblia que fue inspirada no está ya más entre nosotros”.  Lo que ahora tenemos es el Libro de Mormón y los otros escritos de Joseph Smith, y esos son inspirados”.  

Claro, cuando usted les pregunta cómo saben que los escritos de Joseph Smith y el Libro de Mormón son inspirados, le contestan, “Porque siento un ardor en el pecho que me dice que lo son.”  

Es por ello que ustedes no van a escuchar a los mormones citar la Biblia muy seguido. Sólo lo hacen cuando apoya sus argumentos. Entonces sí, la Biblia pasa a tener autoridad.  

Un ejemplo lo encontramos en Ezequiel 37:17, donde el Señor habla de combinar el palo de Judá (sur) con el de Israel (norte).  Los mormones dicen que es una clara profecía de que la Biblia iba a ser unida con el Libro de Mormón a los efectos de compactar la revelación de Dios.   Por supuesto que ignoran el contexto totalmente. La Biblia no habla de dos libros sino dos reinos. Los palos son usados metafóricamente para representar la nación de Israel unida en una, no dos como hasta entonces. El contexto mismo da la interpretación de lo que representan los dos palos, y es claro que no tiene nada que ver con el Libro de Mormón.  

Ahora noten, a pesar de que la Biblia no es confiable según ellos, este versículo  en particular (Ezequiel 37:17) parecería que se ha conservado intacto y ha sido traducido propiamente, de lo contrario no lo usarían. ¿Se dan cuenta lo irrazonable de la posición y cómo se contradicen a sí mismos?  

Esto se llama hacer trampa, es deshonestidad intelectual. Cuando el texto contradice la doctrina mormona, lo descartan. No está traducido correctamente, según ellos.

Cuando parece que apoya su posición, entonces el texto es bueno. Reitero, esto se llama hacer trampa; cuando éramos niños hacíamos esto muy seguido en nuestros juegos.  

También es una mentira porque nunca han podido probar que los manuscritos de la Biblia no son confiables.  Pero me imagino que todo esto no tiene importancia, porque después de todo, ellos sienten el ardor en el pecho y para ellos es suficiente.

 

El Libro de Mormón, ¿inspirado e infalible?  

Cuando los mormones tocan a la puerta de su casa es común que lo inviten para que usted ore a Dios para saber si el Libro de Mormón es verdadero. Los mormones aparentemente han determinado que el contenido del Libro de Mormón es verdad.  

Cuando usted les pregunta cómo llegaron a esa conclusión ellos responden que lo saben porque lo sienten interiormente por medio de una sensación que ellos llaman "el ardor en el pecho" (D. y C. 9:8).  

Ellos dicen que usted puede tener la misma experiencia si ora a Dios y le pregunta acerca del Libro de Mormón. Para apoyar esta sugerencia le van a mostrar Santiago 1:5 que dice así: "Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada".  

El cristiano debe señalar a los mormones que ellos están usando el versículo totalmente fuera de contexto.  

El significado de Santiago 1:5 está conectado con el contenido de los versículos anteriores que hablan del propósito de las pruebas que confrontan los creyentes. Santiago en el versículo cinco anticipa que algunos cristianos no tendrían la sabiduría necesaria para reconocer el propósito divino en las pruebas. Como vemos, el versículo no tiene nada que ver con el Libro de Mormón o con la forma de saber si algo es verdadero o no.  

Ahora, supongamos por un momento que Santiago está hablando de sabiduría en general como afirman los mormones. Aún si así fuera, hágale saber al mormón que sabiduría en la Biblia es la capacidad de aplicar el conocimiento, no es el conocimiento mismo. Por estas razones no necesitamos orar acerca de temas en los que Dios ya ha expresado su veredicto.  

Por ejemplo, no tenemos necesidad de orar acerca de participar en una sesión espiritista. Dios ya ha dicho que está prohibido, esto es en Deuteronomio 18:9-14.

De la misma manera, no necesitamos orar por el Corán (libro sagrado musulmán) o por las vedas (escritos sagrados hindúes) porque el contenido de estos libros contradice la Biblia. Tampoco necesitamos orar por el Libro de Mormón porque Dios ya ha condenado todos los evangelios que contradicen el evangelio bíblico.

Los mormones sin duda predican otro evangelio y otro Jesús. Señalele al mormón que la oración no es el medio a seguir para examinar las verdades religiosas. El apostól Pablo escribe bajo la inspiración del Espíritu Santo en 1 Tesalonicenses 5:21 "Examinadlo todo, retened lo bueno".  

En ninguna parte de la Biblia dice que debemos recibir sensaciones o sentimientos subjetivos para saber si algo es verdad. Los Bereos en Hechos 17:10-12 creían en la oración, pero su barómetro para medir la verdad no era la oración sino la palabra de Dios misma.<>  

Fin de segunda parte  

 

 LOS MORMONES ---

Introducción, 3ra. parte

Contenido:  

i    Los libros sagrados del mormonismo

§       Breve listado de las obras “inspiradas” y comentario

§       Breve listado de otros escritos oficiales pero no inspirados

i    El Libro de Mormón

§       A – La Historia

§       B – El Origen

§       C – La Biblia y El Libro de Mormón

§       Evidencia Científica en contra

i    Conclusión

 

Los Libros Sagrados del Mormonismo  

Para entender el mormonismo, también es fundamental estudiar las fuentes primarias de sus enseñanzas. El Libro de Mormón, La Perla del Gran Precio, y Doctrinas y Convenios, son los libros sagrados de la iglesia mormona.  Estos libros son, según la doctrina oficial de la iglesia, inspirados por Dios y superiores a la Biblia.

Debido a restricciones de tiempo, estaremos hoy viendo solamente El Libro de Mormón. En un curso más prolongado correspondería hacer un examen de los tres libros por su autenticidad, su teología, historia y ciencia, a la luz de la Biblia.  

Son tantas las discrepancias, las contradicciones internas, y las inexactitudes históricas y científicas, y las falsas profecías de estos libros “sagrados”, que muchos mormones ya han renunciado a defenderlos, pero recurren a decir que en realidad sólo las partes doctrinales son las importantes. Los otros pasajes que tratan con historia, cultura y geografía, antropología y otros temas relacionados, no son importantes y no constituyen base para determinar la inspiración o no inspiración divina de los libros.  

En respuesta a ello, debemos decir que si bien las partes doctrinales son de extrema importancia, si las partes históricas son inexactas o falsas, estos libros no pueden haber venido de Dios. Un Dios perfecto no puede entregar una revelación imperfecta.  

Cualquier religión o secta que no permite o que desdeña la examinación lógica de sus libros autoritativos, no tiene ningún libro autoritativo.

 

Lista de los Libros:  

Doctrina y Convenios: Contiene 138 “revelaciones” de Dios. Ciento treinta y cinco fueron registradas por Joseph Smith, y John Taylor, Brigham Young y Joseph F. Smith agregaron uno cado uno. Dos “declaraciones oficiales” fueron añadidas , una en 1890 en relación a la poligamia, y otra en 1978 concerniente al sacerdocio de las personas de raza negra dentro de la Iglesia.  

La Perla del Gran Precio: Dos libros “perdidos” de la Biblia – El Libro de Moisés, el Libro de Abraham, una traducción del Evangelio de Mateo y la Historia de Joseph Smith.  

Los Artículos de Fe.  

Los siguientes libros no son considerados inspirados o no han sido canonizados por la iglesia, pero se les estima como de gran importancia histórica y espiritual:

Historia de la Iglesia: Siete tomos escritos en su mayor parte por Joseph Smith. Documentan la historia de la iglesia.  

Journal of Discourses: 26 tomos procedentes de las Autoridades Generales que en el pasado fueron cercanos a Joseph Smith y Brigham Young.  

Lecciones de Fe: Siete lecciones preparadas por Joseph Smith y dadas en la “Escuela de los Profetas”. Tratan con teología, la naturaleza de Dios y los principios de fe.

La Traducción Inspirada de la Biblia: Una revisión de la versión King James de la Biblia llevada a cabo por Joseph Smith.  

Otros  escritos: Informes de conferencias, colecciones de escritos de los profetas modernos de la iglesia, Principjos del Evangelio, Doctrina Mormona por Bruce McConkie, etc.

 

El Libro de Mormón  

A.        La Historia  

El Libro de Mormón es, supuestamente, la historia de los orígenes de dos grandes civilizaciones que existieron en las Américas antes de 1492.  

De acuerdo con la narración del libro hubo dos inmigraciones al continente americano provenientes del medio oriente.  La primera ocurrió alrededor del 2250 A.C.

Este grupo de gente vivió inicialmente en los alrededores de la torre de Babel. Fue allí donde Dios le dijo a un profeta de nombre Jared que construyera unas naves para realizar una travesía transoceánica hacia el Nuevo Mundo (“la más favorecida de toda la tierra”). Dios hasta le entregó los planos completos de como construir las barcas (Eter 2s).  

Cuando las naves fueron terminadas, la gente se quejó con el Señor porque se había olvidado de diseñar ventanas o aberturas para que entre el aire y la luz. Es decir, cuando cerraran la escotilla se asfixiarían. Además, estarían en completa oscuridad por el hecho de que el Señor no les permitió llevar fuego en las naves.  

Para solucionar el problema del aire, Dios les dijo que abrieran dos escotillas, una en el techo (no había una cubierta, estas naves eran como contenedores cerrados) y otra en el fondo, para que cuando faltare el aire las abrieran. El Libro de Mormón nunca se molesta en explicar cómo es que abriendo la compuerta en el fondo de la nave, ésta no se hundiría.  

Para el problema de la luz, el Señor tocó con su dedo unas piedras convirtiéndolas en fluorescentes que fueron colocadas una en cada extremo de las naves, iluminando de esa forma los barcos. Algo así como el “dedito” de ET.  

Luego de 340 días de viaje, todas las naves (en total, ocho) llegaron a la costa occidental de Centroamérica, todas atracaron en el mismo lugar y al mismo tiempo.

Esta es la primer inmigración, conocida como la de los Jareditas, los cuales crecieron hasta constituir una gran civilización. Lamentablemente, resultaron ser extremadamente inclinados a la guerra, por lo cual se exterminaron entre ellos. No quedó ni uno para contar el cuento.  

La segunda inmigración y las más importante, se llevó a cabo alrededor de 600 A.C. y fue encabezada por un tal Lehi y sus hijos. El Señor le indicó a estos que deberían salir de Jerusalén y viajar al Nuevo Mundo. Otra vez el “rerun”: Dios provee los planos para hacer un barco, lo construyen y se lanzan a la mar para tocar tierra otra vez en América Central. Allí crean una gran civilización, pero uno de los hijos de Lehi, Lamán, fue tan rebelde y tan desobediente a Dios, que Dios lo maldijo con una piel oscura (2 Nefi 5:21). Los descendientes de los lamanitas, nombre derivado de Lamán, son los indios americanos.  Aparentemente, continúan siendo rebeldes porque luego de tantos años no han salido del “yeyeyeyeyeye” y “bubububububububu” al son de los tambores. Siguen adorando al gran espíritu y danzando para hacer llover. Más allá de mi comentario que sin duda puede ofender a muchos pero que es de connotación teológica y deriva de la frustación personal de ver cómo el paganismo permanece en ciertos sectores de la población, el relato del Libro de Mormón muestra otra vez lo que ya vimos, el racismo repugnante de una religión fundada por supremacistas blancos.  

El otro hijo de Lehi fue Nefi, sus descendientes se llamaron los nefitas. Los lamanitas y los nefitas siempre estuvieron en guerra entre ellos.  

Después de su resurrección, Jesús se apareció a los nefitas, les predicó el evangelio, instituyó el bautismo, la cena del Señor y otras tradiciones de la iglesia mormona. Los lamanitas fueron más fuertes que los nefitas y luego de grandes batallas donde llegaron a morir de 8 a 10 millones de personas en una sola batalla, los nefitas fueron completamente aniquilados con excepción de un solo hombre de nombre Mormón. Este fue el que recopiló la historia de su pueblo y la grabó en planchas de oro. Terminó escondiendo las planchas en una colina situada en Palmyra, New York, luego de lo cual  también fue asesinado.  

En 1827, Mormón, quien ahora se llamaba Moroni porque se convirtió en un ángel después de su muerte, reveló el escondrijo donde estaban las planchas a Smith. Smith las desentierra y las traduce del “egipcio reformado” al inglés con la ayuda de unos espejuelos mágicos. Esta traducción se conoce hoy como El libro de Mormón.

 

B.                 El Origen de El Libro de Mormón  

Dos son las teorías más manejadas sobre el origen del libro. Algunos eruditos creen que el mismo Joseph Smith lo escribió, o lo inventó. En la actualidad son muy pocos los que piensan así.  

La mayoría de los expertos ha llegado a concluir que El Libro de Mormón fue, en sus principios, una novela romántica escrita por Salomon Spalding. Según fuentes confiables, Smith y Rigdon tuvieron una clara oportunidad de robar la obra para luego elaborarla o remodelarla, agregando el material religioso [Who Wrote the Book of Mormon, Crowdrey, Davis y Scale, Santa Ana, CA: Vision House, 1977].  

Los autores mencionados demuestran claramente que al analizar la caligrafía del texto, la mayor parte de éste fue escrita con la caligrafía de Spalding. La evidencia es contundente para cualquier persona que sea objetiva.  

Los mormones a menudo argumentan que las ideas de El Libro de Mormón  eran tan nuevas e insólitas que simplemente no pueden haber sido parte de una obra anterior. Esto no es verdad. La idea de que los judíos emigraron hacia el Nuevo Mundo no era nueva. El primero que la sacó a luz fue Menasseh Ben Israel, en su libro La Esperanza de Israel, en 1650. Su libro fue imprimido en latín, español e inglés, y creó una gran polémica en sus tiempos. Menasseh estuvo involucrado en las artes de lo oculto y la cabala de sus días.  

Conclusión: No hay nada en el libro de los mormones que ya no hubiera sido publicado anteriormente y mucho tiempo atrás.

 

C.                 La Biblia y El Libro de Mormón  

Propósito de esta sección: Demostrar que El Libro de Mormón contradice la Biblia.  Es evidente que ante esta situación una persona razonable debe de elegir entre los dos libros. Un debe ser catalogado falso y el otro verdadero. Uno se los principios fundacionales es que la revelación antigua siempre debe de ser el punto de referencia para determinar si una supuesta nueva revelación es verdadera.

 

1.         ¿Dónde nació Jesucristo?              

            Miqueas 5:2 y Mateo 2:1 establecen que Jesucristo nació en Belén. Sin embargo El Libro de Mormón, en Alma 7:9,10, claramente afirma que Jesús “nacerá de María, en Jerusalén”. Jerusalén, de acuerdo con 1 Nefi 1:4, es una ciudad, y la contradicción es irreconciliable.  

Anécdota: Hablando con un mormón a la puerta de mi hogar, le planteé este error en El Libro de Mormón. Su respuesta fue: “Jerusalén era el área general, Belén sería el punto específico. Usted vive en Montrose, un suburbio del condado de Los Angeles, pero cuando alguien que no conoce la zona le pregunta dónde vive, usted no le dice que vive en Montrose, sino en Los Angeles, porque la persona no tiene ni idea donde está Montrose.”  

La respuesta es más que pobre. En primer lugar presupone que la ciudad de Jerusalén estaba extendida como lo está la ciudad de Los Angeles hoy, cuando en realidad Jerusalén en sí eran unos cuantos acres. Además, crea la imagen de que entre Jerusalén y Belén había poblaciones intermedias, cuando en realidad existían 5 millas (8.5 kilómetros) descampadas.  

Esto es un anacronismo*, o sea introducir un concepto moderno en un contexto de siglos atrás – Es como decir, “Mientras Jesucristo se quedó descansando junto al pozo de Jacob (Juan 4), los apóstoles descendieron a Samaria, pasaron por El Pollo Loco y compraron la especial de 12 piezas con dos órdenes de frijoles para ellos y para Jesús”.  

*ana = fuera

*cronos = tiempo

 

2.         El profeta Jeremías y el “profeta” Lehi  

            El profeta Jeremías y el “profeta” Lehi fueron contemporáneos, según El Libro de Mormón. Jeremías dijo que no hubo profetas predicando la verdad en sus tiempos (5:1; 6:13). El “profeta” Lehi contradice a Jeremías en 1 Nefi 1:4 cuando lee: “… llegaron muchos profetas ese mismo año profetizando al pueblo que se arrepintiera, o la gran ciudad de Jerusalén serí destruida”.  ¿Quién está en lo correcto? ¿Le hacemos caso a la Biblia o El Libro de Mormón?  La contradicción es demasiado obvia para la persona honesta.

 

3.         ¿Serpientes que vuelan?  

            En Números 21: 5-9 se nos relata el incidente donde el pueblo de Israel murmura contra Dios y Moisés por, según ellos, haberlos sacado de Egipto y llevarlos al desierto donde no hay pan ni agua. Como castigo por su incredulidad el Señor envió “entre el pueblo “serpientes ardientes” que los mordían y causaban la muerte de muchos.  El Libro de Mormón, narrando el mismo incidente, dice que Dios envió serpientes ardientes voladoras entre el pueblo. ¿Han visto alguna serpiente voladora últimamente?

 

4.         Gracias a Dios por el pecado original  

Luego de haber creado a Adán y a Eva, Dios les dió mandamiento de multiplicarse y poblar la tierra (Gén 1:28). El Libro de Mormón dice en 2 Nefi 2: 22-25, que Adán y Eva tuvieron que pecar a los efectos de tener hijos. ¡Ellos pecaron obedeciendo el mandamiento de Dios!  También expresa que Adán y Eva nunca conocieron el gozo ni el bien hasta que pecaron. He aquí el pasaje en su totalidad:  

“Pues, he aquí, si Adán no  hubiese transgredido, no habría caído, sino que habría permanecido en el jardín del Edén. Y todas las cosas que fueron creadas habrían permanecido en el mismo estado en que se hallaban después de ser creadas; y habrían permanecido para siempre, sin tener fin. Y no hubieran tenido hijos; y por consiguiente, habrían permanecido en un estado de inocencia, sin sentir gozo, porque no conocían la miseria; sin hacer lo bueno, porque no conocían el pecado. Pero he aquí, todas las cosas han sido hechas según la sabiduría de aquel que todo lo sabe. Adán cayó para que los hombres existiesen; y existen los hombres para que tengan gozo.”  

Aparentemente, ¡la primera cosa buena que Adán y Eva hicieron fue el pecado original! Esto no sólo contradice la Biblia sino que, entre otras cosas, glorifica el primer pecado y convierte a Dios en el creador del pecado. Dada la conocida tendencia de Joseph Smith a disfrutar del gozo de tener varias esposas, me imagino que el gozo al que se refiere el pasaje, bien podría ser el gozo de ….. bueno, ustedes ya saben.

 

5.         Un evangelio diferente  

            3 Nefi 12:2 y Moroni 8:11 declaran que la remisión de los pecados es el resultado del bautismo, i.e., sin bautismo no hay remisión de pecados. La Biblia enseña más allá de toda duda que la remisión de pecados es por fe solamente (Hech. 10:43; 16:30-31). Una salvación por bautismo es una salvación por obras. La Biblia en contundente respecto que la salvación es “no por obras”, sino “por medio de la fe” (Efe. 2:8,9). Es evidente que el evangelio de los mormones no es el evangelio de la Biblia (Gál. 1:6-9).  

Leamos Gálatas 1:6-9                                               

6 Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente.

7 No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo.

8 Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.

9 Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.  

Yo sé que en el pasado se ha usado este pasaje para relacionarlo con el ángel Moroni, el ángel que supuestamente le reveló a Smith la ubicación de las planchas enterradas. El problema con esta analogía es que el texto dice “si un ángel del cielo os anunciara otro evangelio”. Pablo NO está diciendo que sí es posible que un ángel del cielo trajera otro evangelio. Pablo sabía que los ángeles del cielo ya estaban confirmados en su santidad, son los que escogieron libremente ser fieles al Señor para siempre.  

El recurso que Pablo usa aquí es llamado “hipérbole”, consiste en la exageración de algo para enfatizar un punto. “Moroni”, el “ángel” o “mensajero” que apareció supuestamente a Joseph Smith, en caso de que la historia fuera real, es un ángel caído. Personalmente pienso que no hubo tal cosa y todo fue producto de la mente inventiva y mentirosa de Joseph Smith.  

El punto sería, si el mormonismo no viene del trono de Dios, ¿de dónde viene? Del abismo del infierno.

 

6.                  Plagios  

No solamente El Libro de Mormón contradice la Biblia, sino que también plagia más 27.000 palabras de la versión King James de 1611. Un ejemplo vergonzoso lo vemos en 2 Nefi, capítulos 12-24. Esta es un réplica exacta de Isaías 2-14.  Aun comparando los capítulos  del Libro de Mormón con la Reina – Valera podemos ver la similitud. Más plagios pueden observarse comparando 3 Nefi 13:1-18 con Mateo 6:1-23, y Mosíah 14 con Isaías 53.  

Pregunta: ¿Cómo tradujo Joseph Smith El Libro de Mormón del egipcio reformado al inglés perfecto y exactamente igual al de la versión King James de 1811?

Respuesta: La lógica nos lleva a concluir que quien quiera haya escrito El Libro de Mormón originariamente, lo hizo después de 1611. La evidencia muestra que el autor o autores citaron profusamente de la versión de la Biblia King James 1611.

 

D.                 Evidencia Científica contra El Libro de Mormón  

1.                  Valle y río imaginarios  

Luego de viajar por tres días partiendo de Jerusalén y a lo largo de la costa del Mar Rojo, Lehi y su familia encontraron un gran valle y un río que desembocaba en el mismo mar. Allí descansaron y recuperaron fuerzas (1 Nefi 2: 5-10). Muy bonita historia para contarle a los niños cuando se van a dormir. Lo cierto es que nunca existió tal valle y menos tal río – río Lamán (v.8). Nunca existió ningún río en Arabia, de lo contrario alguna civilización hubiera prosperado en el área. Pero ante tal ingenuidad, me imagino que sería relativamente fácil venderle a algún mormón un terreno con vista al río en la península arábiga. Como si esto fuera poco, ningún judío en el pasado nombró a su hijo “Sam” (v. 5). Este es un apodo americano, no hebreo. El Libro de Mormón es histórica y geográficamente falso.

2.                  ¿Dónde están las ruinas de los templos judíos?

No existe en todo el continente vestigios ni trazas de los templos judíos que puedan ser identificados con la civilización descrita en las narraciones de El Libro de Mormón.  

3.                  ¿Se hablaba francés en los siglos sexto y quinto antes de Cristo?  

La palabra francesa adieu se desliza subrepticiamente para concluir el libro de Jacob (7:27). ¿Qué extraña mutación ocurre en la traducción del “egipcio reformado” al inglés para introducir la palabra francesa adieu? El Libro de Mormón fija la fecha de Jacob entre 544 y 422 A.C. El idioma francés no surge hasta 700 años después de Cristo en Europa, no en América para colmo de males.  

4.                  Ni arcos, ni flechas, ni indios  

Las armas de guerra mencionadas en El Libro de Mormón incluyen arcos y flechas, pero estos no existieron en América hasta el año 1000 después de Cristo. El Libro de Mormón los sitúa en nuestro continente unos 600 años antes.  

5.                  ¿Qué es egipcio reformado exactamente?  

Egipcio reformado fue la lengua en que originariamente fue escrito El Libro de Mormón y el idioma que hablaban los habitantes de América. La verdad es que el idioma nunca existió. La evidencia en contra de la autenticidad de El Libro de Mormón es  contundente para cualquier persona intelectualmente honesta. La pregunta que nunca pudo ser contestada por los mormones es cómo judíos inmigrantes de la zona de Jerusalén hablaban y escribían todo en egipcio en lugar de hebreo.  

6.                  ¿Es el indio americano judío?  

De acuerdo con El Libro de Mormón, los indios americanos son judíos y de piel obscura (debido a una maldición de Dios – 2 Nefi 5:21). La antropología ha confirmado que los indios son de origen mongoloide y su piel no es obscura. Otra falsa afirmación del libro sagrado de los mormones.  

7.                  Civilizaciones avanzadas en América  

Las  narraciones sobre las características de las diferentes civilizaciones en las Américas expresan:  

Mormón 1:7 --- Toda la superficie de la tierra había quedado cubierta de edificios, y los habitantes eran casi tan numerosos como las arenas del mar.

Eter 9:17; Alma 1:29 --- … tenían toda clase de frutas y granos, y de sedas, y de lino fino, y de oro, y de plata, y de objetos preciosos …. bueyes, y vacas, y ovejas, cerdos …. caballos, y asnos, elefantes ….  

Eter 15:2 --- Dos millones de hombres mueren y también sus esposas e hijos (promedio: 8 millones en total).  

Helamán 3: 14; 2 Nefi 5: 15,16; Alma 16: 13 ---  … embarcaciones, templos, sinagogas … madera, hierro, cobre, bronce, acero …  

Alma 43:18-21; Eter 15:15 ---- … espadas, cimitarras … escudos, petos y cascos …..  

Alma 18:9: 20:6; 3 Nefi 3:22; 21:14 ---- … caballos y carros …  

En total 31 ciudades son nombradas en el libro. Monedas de metal se usaban en 82 B.C. (Alma 11: 1-19). El instituto Smithsonian y el departamento arqueológico de la Universidad de Columbia han oficialmente proclamado que El Libro de Mormón es completamente falso en lo que tiene que ver con las civilizaciones americanas del pasado. No existieron elefantes, vacas, cerdos, cabras, caballos, carrozas, seda, etc., en América antes de 1492.

 

8.                  Correcciones, agregados, y sustracciones  

Cuando se compara la edición de 1830 con la presente, encontramos más de 3.000 cambios. Los cambios son en gramática y teología. La verdad de 1830 seguiría siendo verdad en el día de hoy, no cambia. Si la edición de 1830 fue inspirada, la de hoy radicalmente diferente, no puede ser inspirada.

 

Resumen  

El Libro de Mormón es bíblica, geográfica, arqueológica, antropológica, histórica y linguísticamente falso. Por razones de espacio no podemos publicar la lista de correcciones hechas en el libro a través del tiempo. Dejamos para otro estudio la mención de las notables inconsistencias internas del libro. El Libro de Mormón es el producto de la mente febril del fundador de la secta y un insulto a la inteligencia de la humanidad. <>.

 

Obras de Referencia:  

Walter Martin, The Kingdom of  the Cults.

Walter Martin, The Maze of  Mormonism

Martin Cowan, Los Mormones, Sus  Doctrinas refutadas a la Luz de la Biblia.

Robert Morey, The Encyclopedia of Practical Christianity

Ron Rhodes, Reasoning from the Scriptures with the Mormons

 

Websites recomendadas:

 

www.irr.org

www.maic.net

 

Ambas tienen muy buena información en español



Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados