Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

Eficacia del manejo sindromico en el control de las infecciones de transmision sexual. en la comuna de Terrier Rouge - Haiti- en el periodo septiembre – noviembre del 2004

Resumen: Se realizo un estudio de intervencion sobre el MANEJO SINDROMICO DE LAS INFECCIONES DE TRANSMISION SEXUAL, con los pacientes diagnosticados en la consulta del dispensario de la comuna de Terrier Rouge del Departamento Nord-Este de la Republica de Haiti, desde Septiembre – Noviembre del 2004. Del universo de 100 pacientes constituido por pacientes espontaneos y con sintomas sugestivos de estas infecciones, se seleccionaron 40 casos, despues de aplicar criterios diagnosticos clinicos y de laboratorio. Los datos se organizaron en tablas de distribucion de frecuencia y de asociacion.

Publicación enviada por Dr. Miguel A. Serra Valdés y Otros Autores




 


RESUMEN  

Se realizó un estudio de intervención sobre el MANEJO SINDROMICO DE LAS INFECCIONES DE TRANSMISION SEXUAL, con los pacientes diagnosticados en la consulta del dispensario de la comuna de Terrier Rouge del Departamento Nord-Este de la Republica de Haiti, desde Septiembre – Noviembre del 2004. Del universo de 100 pacientes constituido por pacientes espontáneos y con síntomas sugestivos de estas infecciones, se seleccionaron 40 casos,  después de aplicar criterios diagnósticos clínicos y de laboratorio. Los datos se organizaron en tablas de distribución de frecuencia y de asociación. La  incidencia de las infecciones de transmisión sexual fue 5,3 por mil habitantes, predominando en   el grupo de adulto joven 2,56  por mil, siendo mayor en las mujeres, 27 casos para  un 0,7 %.el Síndrome mas frecuente fue el de Flujo Vaginal  27 casos para un 67,5%.En ambos grupos la curación fue de un 100%, el promedio de días de curación fue de 7,2, al igual que el promedio entre la visita inicial y alta como curado, siendo mas efectivo en el grupo de estudio.El costo por rubro fue menor en el grupo de estudio.No se informo  en su totalidad los contactos en ambos grupos, por el temor a generar conflictos matrimoniales. No se recogieron pacientes, ni contactos con prueba de VIH ¤ SIDA positivo. La idiosincrasia y las dificultades económicas, limitaron alcanzar mejores resultados.

 

INTRODUCCION  

Las Infecciones de Transmisión Sexual representan a escala mundial, un serio problema, tanto en términos económicos como sociales. Su control es decisivo para mejorar la salud reproductiva y de toda la población y constituye uno de los grandes desafíos de la salud pública contemporánea. La epidemiología de las ITS/VIH/SIDA requiere la atención desde diferentes campos de acción y no solamente desde el punto de vista médico-sanitario. La OMS ha estimado que las ITS, incluyendo el VIH/SIDA, constituyen a escala mundial, la causa de morbilidad más importante entre hombres de 15 a 44 años y la segunda, en mujeres jóvenes de países en vías de desarrollo y que uno de cada 20 personas en el mundo padece una ITS al año.

En 1995 se calculó que cada año se presentan en el mundo más de 340 millones de casos de ITS curables y que por lo menos 1 millón de contagios ocurren cada día. Solamente para Latinoamérica y el Caribe se estimaron entre 35 y 40 millones de casos, con más de cien mil infecciones promedio por día (2,3,4). Hablamos de  infecciones (ITS) y no de de enfermedades de trasmisión sexual (ETS) ya que muchas de ellas están presente en forma asintomática en 8 de cada 10 mujeres y en 5 de cada 10 hombres (30,31,32). por lo que teniendo en cuenta que Haiti es uno de los paises mas pobres del hemisferio nos vimos motivados a realizar un estudio que nos permita aplicar un manejo más eficaz de las ITS y que sea además de fácil aplicación y de buena calidad. Por todo lo anterior se ha venido trabajando en el mundo una estrategia para lograr un manejo eficaz, que ofrezca soluciones inmediata, accecibles, seguro, adaptable a las condiciones particulares de cada región, simple, barato, que disminuya la automedicación, que disminuya la trasmisión o la reinfección, que permita la consejeria de los pacientes y el uso racional de los recurso, de tal forma que los pacientes con una ITS recuperen la confianza y encuentren en los servicio de salud la satisfacción a sus expectativas ; dicha estrategia se llama MANEJO SINDROMICO DE LAS ITS(3,15-17,20,46-48). El Manejo Sindrómico ha sido promulgado por la OMS desde los años 70, validado a través de la verificación de su eficacia en diferentes estudios poblacionales y acogido por el Ministerio de Salud de Haití desde el año 2002 en su guía de atención de las ITS(5,8,12,14). El enfoque sindrómico de las ITS, implica el agrupamiento de un conjunto de síntomas y signos que presentan las infecciones en ‘’Síndromes’’.Un síndrome es causado por una o varias infecciones de transmisión sexual y el tratamiento tiene una combinación  fármacos para atacar las infecciones que presumiblemente conforman el síndrome correspondiente(32-33).En este sentido, se ha elaborado la Guía del Manejo Sindrómico de las infecciones de Transmisión Sexual, que permitirá : primero, la capacitación de personal del sector de salud para que atiendan  con mas efectividad a las personas por  ITS(3,6,7,40-42) ; segundo, la extinción de cobertura y el mejoramiento de la calidad de la atención de las personas afectadas por estas afecciones.Las persona que sospecha tener una ITS acude inicialmente a un puesto de salud o una farmacia o busca a personal empírico de salud(30-32).El  manejo sindrómico de casos de ITS habilita a todo personal que presta atención primaria de salud para diagnosticar y tratar de inmediato, a la persona que consulta por tener signos y/o síntomas de ITS.El objetivo principal del manejo sindrómico es habilitar cualquier establecimiento de salud para dar atención a las ITS, aun cuando no se cuenta con el apoyo de especialistas o de un laboratorio.El  manejo sindrómico clasifica los principales daños a los órganos génitales, según los síntomas y signos clínicos que generen(43-45).

   Este manejo entonces agrupa a las ITS por síndromes, utiliza flujograma y aplica tratamiento para los patógenos causales mas frecuentes conocido o estimado en cada región, con medicamentos con una eficacia mayor del 95% y preferiblemente en monodosis para garantizar su cumplimiento (2,18,19,21,22).

El manejo sindrómico rompe con el paradigma médico del manejo etiológico de las enfermedades, que sin demeritarlo, en las ITS no va bien, ya que tienen cuadros clínicos patognomónicos, las coinfecciones son muy frecuentes y las pruebas de laboratorio para tratar de definir el agente etiológico de cada ITS generalmente tiene una sensibilidad insuficiente, son costosa y requieren alta tecnología que no siempre esta disponible y que reduce la accesibilidad a la atención, lo que retarda los diagnóstico, los tratamiento y el control de dichas infecciones y de la infección por VIH(30,31,35-41).En Haití, existe un programa con objetivos semejantes, pero en Terrier Rouge, no se pone en vigor y actualmente, no existe un sistema de notificación de estas enfermedades.

Por esta razón, se ha decidido implementar un Programa de Manejo y Control de ITS en la comuna, mediante la identificación de casos, diagnóstico precoz, tratamiento a estos y a sus parejas sexuales y prevención de nuevos contagios, por medio de educación, dirigida a fomentar comportamientos sexuales preventivos.

 

OBJETIVOS :  

General:

Evaluar la eficacia del Manejo Sindrómico en el control de las Infecciones de transmisión sexual (I.T.S.), en la comuna de Terrier Rouge en el período comprendido Junio  - diciembre del 2004.

 

Específicos:

Determinar la magnitud de las I.T.S. como problema de salud en el área.

Evaluar la eficacia según efectividad y costo.

Evaluar la efectividad según acciones de prevención y diagnóstico de VIH-SIDA.

 

MÉTODO:

Se  realizó un estudio intervención  sobre el MANEJO SINDROMICO DE LAS INFECCIONES DE TRAMISION SEXUAL, con los pacientes diagnosticados en la consulta del Dispensario  de la Comuna Terrier Rouge, del Departamento Nord-Este de la República de Haití, desde Septiembre- Noviembre del 2004.

 

Universo y muestra

Universo: Constituido por el total de pacientes de 10 – 59 años que asistan a consulta por sintomatología clínica de ITS.

Muestra.- Se designaran dos grupos: un grupo de intervención y un grupo de igual tamaño que no recibirá la intervención y que se utilizará como control externo.

El grupo de intervención contará con 140 pacientes y será seleccionado aleatoriamente mediante la técnica de sorteo. El grupo control será seleccionado mediante la pareación de los casos de manera tal que cada paciente del grupo de intervención tenga un control que sea comparable en las variables sociodemográficas y etiopatológicas a considerar en el estudio.

 

De aplicación de la consulta de manejo de las  I.T.S.

Control de las I.T.S. mediante el manejo sindrómico.

Para el  Manejo Sindrómico se llevarán a cabo los siguientes procedimientos:

Confección de Historia clínica y búsqueda de la conducta sexual de riesgo.

Se confeccionará la Historia Clínica Familiar que incluye datos generales del paciente, aspecto relacionado con el diagnóstico y tratamiento, búsqueda de los contactos y comportamiento sexual de riesgo con finalidad de dar orientaciones especificas y como apoyo al Manejo Terapéutico.

Diagnóstico del síndrome:  ( VER ANEXO )

Para el diagnóstico del síndrome se realizará interrogatorio y examen físico haciendo énfasis en los genitales, en el caso del hombre mediante la observación directa de los genitales externos y en el caso de la mujer inspección interna y externa de los labios, así como examen con especulo. Se tendrán en cuenta los siguientes síndromes:

síndrome de úlcera genital.

síndrome de úlcera genital recurrente.

síndrome de flujo vaginal.

síndrome de secreción uretral masculino.

síndrome  de orquiepidimitis.

      síndrome de bubón inguinal o linfogranuloma venéreo.

 

Tratamiento farmacológico al paciente y sus contactos.

Para el tratamiento se seguirán los siguientes principios:

Imposición del mismo día de la consulta.

Será supervisado los paciente que lleven tratamiento con dosis única; se supervisara por los médicos, los casos con tratamiento prolongado al menos se observará  el cumplimiento de la primera dosis.

La Conducta de tratamiento será el siguiente ver (Anexo 1)  

Para el  manejo de los contactos se citarán para la búsqueda de sintomatología clínica de ITS., no obstante con el propio paciente se indicará tratamiento medicamentoso.

 

Educación dirigida al comportamiento sexual de riesgo.

Se hará consejería,  de forma específica en los pacientes que se hallen detectado conducta de riesgo y educación general a todos los pacientes.

5.Uso del preservativo: Al 100% de los pacientes se le indicará uso del condón.

Indicación de VIH a los paciente bajo consentimiento informado. Se indicará VIH a todos los pacientes con consentimiento informado (Anexo 2).

 

B.  Control d e las I.T.S. mediante el manejo tradicional.

a) Confección de Historia clínica y búsqueda de la conducta sexual de riesgo.

b) Se confeccionará Historia Clínica Familiar que incluye datos generales del paciente, aspecto relacionado con el diagnóstico y tratamiento, búsqueda de los contactos y comportamiento sexual de riesgo con finalidad de dar orientaciones especificas y como apoyo al Manejo Terapéutico.    

 

Diagnóstico del síndrome.

Indicación de complementario: Se indicarán los complementarios para el diagnóstico etiológico, de acuerdo a los disponibles en el Dispensario Local; (Frotis Vaginal, serología, Gram., VIH/SIDA.).

Tratamiento Farmacológico del paciente y sus parejas sexuales. El tratamiento se impondrán de acuerdo a la etiología según enfoque tradicional.

Educación a los comportamientos sexuales de riesgo.

Para la evaluación de la eficacia se darán dos controles como mínimo con un intervalo de siete días o  hasta el alta como curado.

 

Recogida de la información:

Para la recogida de la información se utilizará la hoja de cargo y la historia Clínica Individual diseñada por el autor para el manejo de las I.T.S., que incluye las variables objeto de estudio.  

Incidencia de General de ITS =   Total de pacientes con ITS

                                                     ------------------------------------------- x 1000

                                                     Total de población dispensarizada    

Incidencia según sexo = Numero de paciente con ITS por sexo

                                                      ------------------------------------------------------------- x 100

                                                      Total de paciente del sexo que asista a consulta.    

Incidencia de ITS según edad=    Numero de pacientes con ITS por grupos de edades

                                                   --------------------------------------------------------------------  x100

                                                Total de Paciente del grupo de edad que asista a consulta    

% de paciente según síndrome=   No.de paciente especifico

                                                 ----------------------------------------------------  x 100

                                                               Total de paciente del grupo de estudio .  

 

Variable para determinar efectividad del tratamiento:

a)- Caso curado: Se considerara paciente curado aquel que tenga la mejoría clínica de los síntomas y signos a los siete días del tratamiento

b)- Tiempo para la curación: se define como los días entre la visita inicial y el alta como  paciente curado..

c)- Período previo al tratamiento: Se define como el numero de días entre el diagnostico de la enfermedad y el inicio del tratamiento..

d)- Pacientes perdidos: se define como tal a aquellos pacientes que  no asisten más a las consultas de seguimiento, que abandonen el tratamiento y que permanezcan fuera del área.

4. Variable para determinar eficiencia según costo

a)- Se tendrá en cuenta el costo de la consulta médica, complementarios y del medicamento utilizado según precio establecido por el Dispensario Local en Moneda Nacional y su conversión en Moneda USD.

Variable para determinar efectividad según acciones de prevención y diagnostico VIH/SIDA.

 La acción de prevención que utilizaremos es el trabajo con los contactos y la pesquisa de VIH - SIDA en los contactos y los pacientes del grupo de estudio. Se consideraran:

Contacto: aquellas personas que mantienen relaciones sexuales con personas que sufren de enfermedades de transmisión sexual.

a)- Contactos examinados: se define como tal a aquellos contactos que fueron declarados durante la entrevista realizada a los pacientes y que asistieron a las consultas de seguimiento.    

                                                       Número contacto  examinado

     % de contactos examinados= ------------------------------------------- X 100

                                                       Número contacto declarado    

b)-  Contactos tratados: se define como tal a aquellos contactos que recibieron tratamiento.

                                           Número contacto  tratado

     % de contactos tratados  = ---------------------------------------- x100

                                                     Número contacto declarado  

c)-  Prueba de VIH / SIDA: análisis complementario que se realiza con el objetivo de pesquisar personas infectadas por el virus del VIH. Se les realizará a los contactos  y pacientes del grupo de estudio que den su consentimiento informado.  

                                                                     Número contacto  que se realizó VIH

    % de contactos que se realizaron VIH= ----------------------------------------------------  x 100

                                                                          Número contacto declarado  

                                                                      Numero paciente que se realizó VIH  

    % de pacientes que se realizaron VIH=-------------------------------------------------------- X 100

                                                                       Total de pacientes del grupo de estudio    

d)-  caso de VIH / SIDA: se considerara aquellos pacientes que luego de realizarse el complementario arroje resultados positivos.

                                                               Numero personas positivas al VIH

    % de personas positivos al VIH   =-------------------------------------------------------         X 100

                                                               Total de personas que se realizaron VIH    

 

De  procesamiento y análisis de la información:

Para el procesamiento de la información se resumirán las variables objeto de estudio mediante método manual, para el análisis estadístico se utilizaran medida de frecuencia, promedio, índice, porciento. Para determinar asociación de variables se utilizará el estadígrafo Chi cuadrado (x al cuadrado) con  un α = 0.05 y p< 0,05 mediante el paquete estadístico Epinfo versión 6.0.  

 

Aspectos éticos de la investigación: Ética:

 A cada paciente se le explicará de forma individual el objetivo del estudio, garantizando de antemano plena discreción en lo que concierne a la manipulación de la información. Se dispondrá de la conformidad de cada participante de cooperar en la investigación comunicada por medio de la planilla de consentimiento informado.

Seguridad de la información:

 La información será preservada de tal forma que nadie ajeno a la investigación tendrá  acceso a la misma y en caso de ser utilizada será con fines exclusivos a la  investigación.

 

ANÁLISIS Y DISCUSIÓN DE LOS RESULTADOS  

Este programa de intervención se realizó en la Comuna Terrier Rouge, ubicada en una zona rural del Departamento Nord este de Haití. El área cuenta con una elevada tasa poblacional, entre las personas dispensarizadas existe un predominio de  los adolescentes y adultos jóvenes. El bajo nivel cultural, el desempleo, las emigraciones temporales en busca de mejoras salariales, la poca accesibilidad a los servicios de salud y la idiosincrasia, entre otros factores, favorece la propagación de las ITS.

Al determinar la magnitud de las ITS de la comuna, se obtuvo una tasa de incidencia general de 5,3 por mil, siendo mayor en los grupos de adultos jóvenes y adolescente con una tasa 2,56 y 1,46, respectivamente.  ( tabla 1).

Estos resultados concuerdan con muchos autores, que reportan una mayor proporción de pacientes con ITS en estas edades.Los hallazgos se corresponden con estudios internacionales, que señalan una mayor frecuencia de las ITS en los adultos jóvenes (18,21). No obstante, estas cifras son elevadas si se comparan con las encontradas por investigadores en zonas rurales de Cuba y Venezuela y similares a los reportes de 1991 para localidades no urbanas de Haití (2,4,15,16,18).Todo lo encontrado pudiera justificarse, ya que en la comuna existen factores sociales que favorecen una mayor propagación de estas entidades, como son: el desconocimiento de las prácticas sexuales sin riesgo, no tener acceso permanente a los condones, la idiosincrasia y las creencias religiosas que hacen que la persona oculte la enfermedad y solo acude cuando le produzca mucho malestar y en varias ocasiones acuden a personal no calificado para recibir tratamiento. Además, no se había implementado hasta el momento, un programa para el  manejo y control de las ITS con el objetivo de disminuir la incidencia de estas entidades.No obstante, refleja la eficacia de la intervención llevada a cabo en cuanto a la detección de casos portadores de estas enfermedades, a pesar de que se considera que existe un subregistro de las mismas y que las tasas son aún mayores, constituyendo así un problema de salud en la comuna.  

Con relación a la incidencia de las enfermedades según sexo, se encontró que el mayor número de casos correspondió al  sexo femenino (Tabla 2).

Estos resultados coinciden con estudios del ámbito extranjero (2, 19,20).Tales hallazgos pudieron deberse a la idiosincrasia de los pobladores de la comuna, que le permite a las mujeres adoptar conductas sexuales más riesgosas y son los que con mayor frecuencia emigran, de forma transitoria, en busca de mejoras salariales. Además, fueron las que principalmente acudieron con síntomas sugestivos  y, por consiguiente, donde se detectaron más casos positivos. Muchos autores coinciden en que las ITS afectan mucho más a las personas en edad sexualmente activa, entre 15 y 34 años. Sin embargo, el grupo de 10-20 años no incidió considerablemente, lo que pudiera deberse a que los adolescentes en esta comunidad comienzan sus relaciones sexuales más tardíamente (22,23).

Con relación al porciento de paciente según síndrome, se encontró que el mayor número de caso correspondió al de Flujo Vaginal seguido por el Secreción Uretral Masculino (Tabla 3). Estos resultados coinciden con  la literatura internacional (33,35-44).

En cuanto al índice de curación fue efectivo en ambos grupos(Tabla 4). Estos resultados ponen de manifiesto la importancia de la pesquisa activa de dicha enfermedad en los pacientes dispensarizados por dicho riesgo, estando establecido en el Programa Nacional de Manejo y Control de las ITS Cubano, que deben ser estudiados anualmente.La pesquisa activa de las ITS constituye un pilar importante en la vigilancia epidemiológica de estas enfermedades, al traducir detección precoz  y,  por consiguiente, un oportuno control. Se emplearon esquemas terapéuticos basados en monodosis, ya que el tratamiento de las ITS tiene que ser corto, preferentemente a dosis únicas, intensivas y suficientes para garantizar la eliminación del enfermo como fuente de infección, logrando además, la curación de estos en el más breve tiempo posible. No obstante, la mayoría de las parejas recibieron el mismo esquema de tratamiento que los casos confirmados aunque fueran asintomáticas, como está establecido en el programa utilizado como guía y de esta forma evitamos la reinfección (2). Es importante destacar que las ITS pueden incrementar de 2 a 9 veces el riesgo de transmisión del VIH. La relación entre la infección por el virus e ITS pudiera explicar, en parte, su rápida propagación en este país en comparación con otros, lo que puede depender de la prevalencia e incidencia de las ITS, que aquí es tan alta y la no existencia de programas de control para el manejo de estas entidades (2,15,24). Después de África, Haití cuenta con la tasa de VIH más elevada registrada en el mundo. Su extrema pobreza y gran desempleo, que se coloca en 50% como mínimo, han contribuido a la rápida propagación del virus, a lo que se suma la inestabilidad comercial y grave degradación del medio ambiente. El comercio del sexo, el desplazamiento de la población de zonas rurales a las urbanas, la creciente desesperación de los desempleados y el número de jóvenes no escolarizados, habían aumentado la tasa de VIH 10% en centros urbanos y 4% en zonas rurales. En 1996, el HI los centros GHESKIO, reportaron una tasa de seroprevalencia al VIH entre 3-5% en zonas rurales de esta nación (4,25,26) .El manejo y tratamiento adecuados de las ITS en una comunidad, reduce el riesgo de transmisión del virus, al punto de ser considerado su control una de las medidas de prevención primaria de la infección por VIH más efectivas (27,28) .  

En cuanto a la efectividad del manejo, se encontró resultados positivos en el grupo de estudio (Cuadro), donde nos refleja la importancia del uso del MANEJO SINDROMICO DE LAS ITS, el cual rompe con el paradigma médico del manejo etiológico de las enfermedades, que sin desmeritarlo, en las ITS no va bien, ya que tienen cuadros clínicos patognomónicos, las coinfecciones son muy frecuentes y las pruebas de laboratorio para tratar de definir el agente etiológico de cada ITS generalmente tiene una sensibilidad insuficiente, son costosa y requieren alta tecnología que no siempre esta disponible y que reduce la accesibilidad a la atención, lo que retarda los diagnóstico, los tratamiento y el control de dichas infecciones y de la infección por VIH(3,15-17,20,46-48).

            Al analizar el costo por rubros fue menor en el grupo de estudio (Tabla 5),  que coincide con la literatura revisada (32,40), este grupo recibió el MANEJO SINDROMICO, donde sus elementos son menos costosos, no requieren de alta tecnología, están siempre disponibles, no reducen la accesibilidad a la atención, no retardan los diagnósticos, los tratamientos y el control de dichas infecciones y de la infección por VIH. Esta estrategia resulta eficaz en países con escasos recursos como Haití y muchos autores sugieren que se implemente, en los pacientes que por motivos económicos o de otra índole, no puedan realizarse los complementarios y se sospeche en ellos la presencia de una ITS (2,7-10)  

Los índices de contactos, sospechosos y asociados obtenidos, mediante la entrevista a los casos positivos, resultaron inferiores a los esperados (Tabla 6). Sin embargo, con la intervención, se logró obtener 14 para un 82,3% para el grupo de estudio y 11 para  un 78,5 en el grupo control.  Esto permitió iniciar el control de foco y llevar a cabo la pesquisa activa de dichas infecciones, en este grupo donde la vigilancia epidemiológica es tan importante, para interrumpir la cadena de transmisión. Cabe señalar que alcanzar estos resultados, fue muy difícil, aunque las cifras sean bajas, debido a que el bajo nivel de instrucción y la idiosincrasia de los pobladores de la comuna, obstaculizaron este proceso.

En cuanto al control de los contactos, sospechosos y asociados logrado, las cifras también fueron inferiores a las consideradas como óptimas.

 Sin embargo, un porciento elevado de estos fueron localizados, interrogados, examinados, se realizaron los complementarios y se les dio educación para la salud, con los mismos objetivos propuestos al entrevistar a los casos índices. Además, mediante este proceso, se detectaron nuevos enfermos, evitando así la aparición de nuevos contagios.

Controlar a estas personas ofrecidas como contactos, requirió de un gran esfuerzo, ya que muchos de ellos negaron serlo, lo que pudo deberse al estigma que lo portadores de ITS tienen en la sociedad y que afectan la crítica de los pacientes sobre su posible contagio. Por otra parte, las limitaciones económicas, dificultaron en un número considerable de los mismos, la realización de los complementarios. De la misma forma, algunos de ellos no pertenecían al área de salud o estaban fuera de esta transitoriamente. Por tal motivo, al no existir un sistema de salud único e interrelacionado, que permitiera su localización, se obstaculizó en buena medida lograr un mejor control. Estos logros tuvieron gran significación, ya que de no haberse detectado mediante la vigilancia epidemiológica, hubieran continuado diseminando la enfermedad, con la consiguiente perpetuación del contagio, unida a complicaciones y secuelas causadas por estas entidades.

La OMS estima que por cada caso portador de una ITS, si no fuera identificado, se transmitiría la infección a otros 10 casos nuevos (10). Para el control de las ITS, interrumpir la cadena de transmisión es uno de los grandes desafíos, utilizando dentro de los métodos más importantes, el diagnóstico precoz y tratamiento oportuno, lo que se consiguió en un alto porciento de los pacientes.Esto garantizó la curación de los mismos, la eliminación de sus síntomas y la aparición de complicaciones y redujo el riesgo de transmisiones ulteriores. Al evaluar la efectividad de la intervención desarrollada, según los índices establecidos en el programa puesto en vigor, se obtuvo que fue eficaz..Se entrevistó a la totalidad de los casos diagnosticados, lo cual permitió orientarlos sobre la importancia de cumplir con el tratamiento, el modo de transmisión de las ITS y sus posibles complicaciones; persuadirlos para que suspendieran sus relaciones sexuales hasta estar completamente sanos; educarlos en cuanto a los comportamientos sexuales de menor riesgo, aspecto muy importante para evitar contagios ulteriores; explicarles la importancia de que sus parejas sexuales estables recibieran tratamiento y averiguar posibles contactos que pudieran haberse infectado; así como ayudarlos a sobrellevar su ansiedad. Todo esto permitió influir positivamente sobre distintos factores que incrementan la transmisión de estas infecciones (2).

Es necesario recalcar que para lograr modificar  las tendencias y reducir la transmisión de dichas enfermedades, se requiere no sólo del diagnóstico y el tratamiento de los casos nuevos y sus contactos, sino de acciones de promoción y prevención de salud, dirigidas a establecer hábitos y conductas sexuales seguras o de menor riesgo, pero que solamente tienen impacto a largo plazo, ya que no resulta fácil modificar estos aspectos conductuales de la vida de las personas, por lo que además se realizaron labores de orientación y consejería con los pacientes como parte del proyecto de intervención.          


 

 

 

CONCLUSIONES

La incidencia de las Infecciones de Transmisión Sexual fue de 5,3 por mil habitantes, predominando en el grupo de adulto joven 20 casos para un 2,56.

La incidencia según sexo fue mayor en el grupo de las mujeres 27 casos para un 0,7 %.

El síndrome que predomino fue el Flujo Vaginal 27 casos para un 67,5 %.

La intervención desarrollada fue eficaz al realizarse: control de foco, diagnóstico precoz, tratamiento a los casos positivos y a sus parejas sexuales y lograrse la curación, de la totalidad de los enfermos.

La idiosincrasia y las limitaciones económicas de la población, fueron los principales obstáculos para alcanzar mejores resultados, al aplicar el programa.

 El temor a generar conflictos matrimoniales, fue la causa más importante para negarse a informar los contactos.      

 

BIBLIOGRAFÍA    

1.      Mccarraher R. El control de las ITS. AIDSCAP/Familiy Health International, 1999.

2.      MINSAP. Programa para el Manejo Integral de las ITS. La Habana, 2001.

3.      MINSAP. Programa Nacional de Prevención y Control del VIH-SIDA. La Habana, 1997.

4.      MSPP-OPS/OMS. Análisis de la Situación Sanitaria de Haití. Puerto Príncipe, 1998.

5.       Ministerio da Saúde, CoordenaVao Nacional DST e AIDS. Manual de Controle das DoenVas Sexualmente Transmissíveis. Río de Janeiro, 1999.

6.   Valverde C, Casas G. Estrategias para la erradicación de la sífilis y la blenorragia hacia el 2003. Rev Acta Académica, Universidad Autónoma de Centroamérica 1999; 15.

7.      Centers for Disease Control and Prevention. Case definitions for infections conditions under public health surveillance. MMWR 1997; 46 (No RR-10): 1-55.

8.      Centers for Disease Control and Prevention. Recommendations for public health surveillance of Chlamydie trachomatis and Neisseria gonorrhoeae infections. MMWR 2000; 31(7): 15-21.

9.      OPS. Informe anual de Vigilancia del SIDA-VIH e ITS para la región de las Américas, 1997. Washington DC: OPS, 2000.

10.  World Health Organization. Protocol for the evaluation of epidemiological surveillance systems. WHO/EMS/DIS/97,2. Geneva: World Health Organization, 1999.

11.  Andrews WW, Goldenberg RL, Hanth JC. Preterm Labor: Emerging role of genital tract infections. Infect  Agent Diseases, 1995; 4: 196-211.

12.  De Schryver A, Meheus A. Epidemiología de las ITS: Panorama mundial OPS, 1998; 114: 1-22.

13.  Schone H, Vigliance R, Galante N. Epidemiología, tendencias actuales y proyecciones al año 2000 de las ITS, VIH/SIDA, IV Congreso Argentino de VIH/SIDA, Córdoba, octubre 1999.

14.  Perea E. Enfermedades infecciosas. Vol I. ITS. Barcelona: Editorial Doyma, 1999. p. 386-413.

15.  Kaminsky A, Barrera A. Reunión Internacional de Expertos en VIH/SIDA. Buenos Aires, agosto 1998.

16.  WHO/UNAIDS. Guidelines for Sexually Transmitted Infections Surveillance, 1999.

17.  Edwards LY. Gonorrhoeae in pregnacy. Am J. Obstet Gynecol 1996; 132 (6): 637-41.

18.  Cornelio A. Red de Sociedades Científicas Médicas Venezolanas. Módulo III. Enfermedades epidémicas y su impacto. ITS. Generalidades sobre prevención y control, 1999.

19.  Cribier B, Asch PH, Terdier JC. Declining rates of gonorroheae and syphilis in Strasborng, France: a 20 year study. Genitourine Med 1998; 70: 273-7.

20.  Grienberg G, Pizzimenti MC. El impacto del VIH sobre la incidencia de sífilis y blenorragia en un Hospital Universitario. Medicina Buenos Aires 1999; 57: 1-6.

21.  Brunham RC and Plummer FA. A General Model of Sexually Transmitted Diseases. Epidemiology and its implications for control. Med Clin North 2000; 74: 1339-52.

22.  Rosen T, Brown TJ. Cutaneous manifestations of Sexually Transmitted Diseases. Med Clin North 1998; 82: 1-19.

23.  CDC. 1998 Guidelines for Treatment of Sexually Transmitted Diseases. MMWR 1999; 47(No RR-1).

24.  Griemberg G, Pizzimenti MC. El impacto de HIV sobre la incidencia de sífilis y blenorragia en un Hospital Universitario (1985-1994): Buenos Aires 1999; 57: 1-6

25.  Gail G, Weil B. Un líder en la lucha contra el VIH-SIDA. Family Health International 2002; 21 (4): 13-7

26.  ONUSIDA/OMS. Guías sobre la vigilancia del VIH de segunda generación; 2000.

27.  MINSAP. Programa Nacional de Prevención y Control del VIH-SIDA. La Habana, 1997.

28.  IHE, FHI/AIDSCAP. Revue de la litérature disponible sur le SIDA en Haití. Puerto Príncipe, 1998; 43: 24-9.

29.  Ortega González LM. Infección por el virus de la inmunodeficiencia humana. En: Álvarez Sintes R. Temas de Medicina General Integral. t 2. La Habana: Ciencias Médicas, 2001. p.417-21.

30. Centers for diseases Control (CDC), MMWR. Sexually Transmitted diseases Treatment Guidelines. Atlanta. Georgia, USA 1998.

31. Centers for diseases Control (CDC), U.A. Department of Health & Human Services. Pautas de Tratamiento. Traduc. 1989; Atlanta, Georgia 1998.

32. Instituto Tecnológico de Santo Domingo. Entrenamiento en el Manejo Sindrómico de las enfermedades de Transmisión Sexual. Santo Domingo. 1999.

33. Secretaria Nacional de Salud, Dirección Nacional de la Mujer y el Niño Salud Sexual y Reproductiva. Segunda edición, Bolivia 2000.

34. Population Reports. Control de las enfermedades de Transmisión Sexual. Serie L, No. 9, Baltimore, Maryland, EE.UU., Junio 1995.

35. Infectious Diseases Society of America. Sexually Transmitted Diseases Treatment Guidelines. Atlanta, Georgia USA, 1994.

36. King K. Holmes. Sexually Trasmitted Diseases. Segunda Edición. 1997.

37. Organización Mundial de la Salud (OMS). Atención a los pacientes con efermedades de transmisión sexual. Serie de informes técnicos: 810, Ginebra 1998.

38. Organización Mundial de la Salud (OMS). Jorge Sánchez y Col. SIDA, Epidemiología, Diagnóstico, Tratamiento y control de la infección VIH/SIDA. Ministerio de Salud de Perú, 1997.

39. World Health Organization and Joint United Nations Program on HIV-AIDS. Working Group on Global HIV-AIDS. Surveillance. Guideline for sexually transmitted Infection. Survellance. 1999.

40. World Health Organization. Flowcharts for Syndromic Care Management of STD. 1996.

41. World Health Organization. Organización Panamericana de la Salud. Atención de ETS. 1995 18 A, 1999/2001.

42. Thomas T, Choudhri S, Kariuki C, et al. Identifying cervical infection among Pregnant Women in Nairobi, Kenya: Limitation of risk assessment and symptom – based approaches. Genitouring Med 1997, in press.

43. World Health Organization. Informal Technical Working Group Meeting on STD Activities in GPA. The evaluation of algorithms for the Diagnosis and treatment of vaginal discharges; agenda Item No. IV. Background paper No. 5. unpublished. 2000.

44. Behets FM-T, Desormeaux J, Joseph D, et al. Control of sexually Transmitted Diseases in Haiti: Results and implications of a baseline study among pregnant women living in Cite soleil shantytowns. J Infect Dis 2002; 172: 764-71.

45. Mayaud P, Grosskurth H, Changalucha J, et al. Risk assessment and other screening options for Gonorrhea and Clamydial infections in women attending rural Tanzanian antenatal clinics. Bull WHO 1999; 73(5):621-30.

46. Cates W. Contraceptive choice, sexually transmitted diseases, HIV infection and future fecundity. Br fertil society 1999; 1(1): 18 – 22.

47. Costa N, Bailey P, Fox L, et al. HIV risk assessment in family planning clinics in Brazil. Unpublished. BEMFAM and FHI, 2001.

48. Chen S, Feldblum P, Welsh M. A survey of STD risk assessment used among low-risk populations in East-Central Africa. Family Health international, Unpublished. November 1997.      

ANEXO 1  


                    - Doxiciclina 100 mg VO cada 12 horas por 21 dias.

 

 

 


                                                      - Metronidazol 2 gr. VO dosis única                

                                                                                                                               - Ciprofloxacina 500 mg VO dosis única.

                                                       (Trichomona y vaginosis bacteriana)                      (Gonorrea) más

                                                                                                                     - Azitromicina 1 gr VO dosis única

                                                Más                                                                  (clamidiasis)

                                                     -Fluconazol 150 mg VO dosis única (candidiasis)  - Doxiciclina 100 mg VO 2 veces al dia por 7 dias

                                                    - Clotrimazol 100 mg via vaginal diario por 7 dias.                           Más

                                                                                                                       Metronidazol 2 gr VO dosis única

 

ANEXO 2  

MODELO DE CONSENTIMIENTO POR ESCRITO  

Titulo de la investigación_________________________________________

Yo_____________________________________________________________

He leído la hoja de información que se me ha entregado.

He podido hacer preguntas sobre el estudio.

He recibido suficiente información sobre el estudio.

He hablado con: ________________________________________________

                                               (Nombre y apellidos del investigador)

 

Comprendo que mi participación es voluntaria.

Comprendo que puedo retirarme del estudio:

1. cuando quiera.

2. sin tener que dar explicaciones.

3. sin que esto repercuta en mis cuidados médicos.

Presto libremente mi conformidad para participar en la investigación

 

_____________

Fecha  

 

________________________________

Firma del participante.

   

ANEXO 3

DISEÑO DE LA HISTORIA CLINICA

1.      Hoja de cargo:_____

2.      Sexo:_____

3.      Edad:_____

4.      Síndrome   que presenta:__________________________________

5.      Tratamiento impuesto:___________________________________

6.      Fecha de la primera visita:________

7.      Fecha de inicio del diagnostico e inicio del tratamiento:________

8.      Costo por consulta medica:________

9.      Costo por complementarios:________

10. Costo por medicamentos: ________

11. Número de contactos que el paciente declara: ________

12. Número de contactos examinados: ________

13. Indicación de VIH: Si______ No______

14. Resultado: ________

 

AUTORES:   DR. MANUEL E. LOPEZ HERNANDEZ.

                       Especialista en Medicina General Integral  

 

                      DR. MIGUEL A. SERRA VALDES.

                       Especialista de 2do. Grado en Medicina Interna. Profesor.  

                      DRA. ZOILA MEDINA GONDRES.

                       Especialista en Medicina General Integral. Funcionaria del

                       MINSAP. 

 

 

 

  



Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados