Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

La Hacienda Caujerí. Un sitio de interés histórico para el estudio de las luchas campesinas en el período neocolonial.

Resumen: El presente trabajo recoge un conjunto de datos sobre las condiciones geográficas e histórica de la Hacienda Caujerí, sitio que fue escenario de violentas luchas campesinas contra los desalojos de sus tierras durante la República Neocolonial.

Publicación enviada por Lic. Lizet García Corona y otros autores




 


ÍNDICE
. Resumen
. Desarrollo
. Conclusiones
. Bibliografía

RESUMEN

El presente trabajo recoge un conjunto de datos sobre las condiciones geográficas e histórica de la Hacienda Caujerí, sitio que fue escenario de violentas luchas campesinas contra los desalojos de sus tierras durante la República Neocolonial.

DESARROLLO
La Hacienda Caujerí se encuentra ubicada en la zona sur de la provincia de Guantánamo. En el período que se estudia, pertenecía inicialmente al municipio Guantánamo de la antigua provincia de Oriente, en el barrio rural de Baitiquirí. En 1958 con la apertura del II Frente Oriental Frank País, estuvo comprendida dentro de los territorios de esta región, conservando su nombre original, está localizada actualmente en el municipio San Antonio del Sur, de la hoy provincia Guantánamo.

El territorio que comprende la Hacienda se encuentra bordeado por grupos montañosos de poca extensión y con diferentes orientaciones y alturas que alternan con profundas depresiones, entre las más significativas tenemos la Sierra de Caujerí, donde hay alturas cercanas a los 500 metros, en la del Purial, existen cimas que rebasan los mil metros y el macizo montañoso Sagua Baracoa y las Cuchillas del Río Toa, que favorecen las precipitaciones en las zonas altas de las montañas. Su vegetación es boscosa con grandes reservas de árboles maderables; es una zona donde existen abundantes ríos, generalmente cortos y de caudal estable durante casi todo el año, los que al bajar por las montañas forman saltos que constituyen importantes recursos potenciales para la producción de energía, por ejemplo el Río Sabana Lamar.

Los suelos fértiles influidos por las lluvias, contribuyen al desarrollo de la vegetación y la producción agrícola.

La temperatura de la Hacienda se comporta por encima de los 25 grados centígrados, no así en las cimas de las montañas que son ligeramente inferiores.
Según los datos obtenidos en las hojas cartográficas* y los registros de propiedad existentes, se puede trazar un cuadro geográfico que permite establecer con determinada precisión los límites de los territorios comprendidos en la Hacienda Caujerí.

Al norte se encuentra la Sierra Maestra, al sur la Sierra de Mariana que separa esa posesión del Río Sabana Lamar; al Este, el Arroyo Maya, que la separa de la Sierra Macambo; al Oeste, la Sierra Aguada o Caujerí separada por los barrios de Yateras y Los Quemados.

La Hacienda tiene una extensión de 36 400 hectáreas, presenta un valle central que está enclavado en el sistema montañoso de la parte más oriental del país y forma una depresión en medio de la confluencia de la Sierra de Caujerí, El Purial e Imías; formada por la cuenca del río Sabana Lamar.

*Hoja Cartográfica: Levantamiento topográfico efectuado por la Junta Nacional de Planificación y Compañías Norteamericanas con el fin de establecer estudios de zonas y limitaciones geográficas en 1958.

Las características de los suelos, el relieve y el régimen de lluvia, favorables para el cultivo de los productos agrícolas influyeron para el asentamiento de los pobladores.

Las noticias sobre las primeras familias datan de los siglos XVI y XVII, según Emilio Bacardí en su obra Crónica de Santiago Tomo I.
Hortensia Pichardo señala que en el siglo XVIII ya están los geófagos acaparando tierras en la región.

A principio del siglo XIX, en Oriente, los cimarrones de la zona de Guantánamo se agruparon principalmente en la zona del Toa, Sigua y Caujerí .
En documento divulgativo de la sociedad de cosecheros y productores de Caujerí se señala que en siglo XIX existía una gran cantidad de fincas de crianza que eran administradas por la Hacienda, las que desaparecieron con la guerra de 1868. Posteriormente estuvieron arrendadas a distintos individuos, quedando finalmente abandonadas desde el año 1874.

Acorde con los datos del registro de propiedad, Finca 2071, Folio 228, Tomo 45, la orden religiosa de los Frailes Belemitas habitaron esta zona durante la primera mitad del siglo XIX.

En la segunda mitad de siglo, once familias presentaron litigios sobre derechos de propiedad en estas tierras. Sin embargo desde 1884, estaban asentados en esta zona, antiguos veteranos de la guerra de independencia (según aparece registrado en varios expedientes manuscritos y mecanografiados de los años 1924 y 1925, en el archivo Histórico Provincial de Santiago de Cuba.

El 11 de Marzo de 1924, fue cancelada la anterior inscripción, a favor del Estado y en el año 1929 se reconoce nuevamente la propiedad que posee el Estado sobre las tierras de Caujerí(8).

Los litigios con la inscripción de la finca Caujerí en la década del 20 tienen su causal en las constantes manifestaciones de protestas llevadas a cabo por los campesinos de Caujerí, veteranos de la guerra de independencia que reclamarían el derecho de posesión sobre aquellas tierras.
Los censos realizados en 1943 y 1953, reflejan que el barrio de Baitiquirí al que pertenecían los cuartones de la Hacienda Caujerí, había una población de 3 414 y 5 626 habitantes respectivamente, experimentándose un incremento de 2 212 habitantes en diez años.

La inmigración de la población en la década del 40, incrementó" sus habitantes a más de 4 000 familias que se concentraron en el territorio del valle fundamentalmente, dedicándose a cultivos varios, preferentemente al maíz. Otros emigraron para la zona norte de la Hacienda y se dedicaron al cultivo del café dada la existencia de frondosos bosques y abundantes precipitaciones de gran valor para el desarrollo de la producción cafetalera.

Las características de los suelos, relieve, el régimen de lluvia y la existencia de pequeños grupos o asentamientos poblacionales diseminados en toda la Hacienda, influyó" en la característica de la producción, distinguiéndose el cultivo de frutos menores como plátano fruta, maíz, café, frijoles, cacao, maní. No obstante los productos fundamentales para el sostén económico fueron, plátano fruta, maíz y café. Lo anterior llevó" al eminente geógrafo e historiador Antonio Núñez Jiménez a caracterizar la economía de este territorio como... "sustentada por el cultivo de frutos menores..." lo que constituyó" la fundamental base existencial.

La evolución socioeconómica del campesinado en la Hacienda Caujerí es imprescindible relacionarla con la tenencia de la tierra, esta desempeña un significativo papel para el sostén económico de las familias que se asentaron en el territorio.
Acorde con los análisis demográficos y los datos del registro de propiedad la tenencia de la tierra en la Hacienda Caujerí era como sigue:



Como se observa los mayores propietarios de la Hacienda, eran los campesinos ricos, que ocupaban la mayor extensión de tierra como promedio. Los campesinos pobres, incluyéndose los propietarios y los no propietarios ocupaban un promedio de 8,36 hectáreas del total de la Hacienda, lo que refleja que la inmensa mayoría del campesinado tenía fincas pequeñísimas, que apenas les alcanzaba lo que producían para la supervivencia familiar.
Por lo anterior se puede valorar que en la Hacienda Caujerí no existían grandes latifundios como en otras zonas de la antigua Provincia de Oriente, sino grupos de familias en su inmensa mayoría pobres que poseían pequeñas parcelas en las zonas altas de las montañas, y un reducido número de propietarios que controlaban el 7,7% de las tierras.

CONCLUSIONES
Los datos reflejados en este trabajo son derivados de la investigación histórica sobre las luchas campesinas en Caujerí durante el período Neocolonial.

BIBLIOGRAFÍA
[1] Archivo Nacional de Cuba. Escritura 50. 14 de marzo de 1929. 5/9.26/15-36. legajo 10
[2] Archivo Nacional. Registro de Propiedad. Finca 2071. Folio 228. Tomo 45.
[3] Bacardí M. Emilio: Crónicas de Santiago de Cuba, Tomo I 1924-1925.Pág 113.
[4] Bacardí M. Emilio: Crónicas de Santiago de Cuba, Tomo I Pág. 112.
[5] Licenciada Danger Roll Zoila: Cimarrones de: El fríjol. Editorial Oriente, Santiago de Cuba. pág. 36
[6] Obsequio de los vecinos a Caujerí. Sociedad de Cosecheros y Productores de Caujerí. Documento divulgativo. Finca Rústica Caujerí.
[7] Archivo Nacional. Registro de Propiedad. Finca 2071. Folio 228. Tomo 45.
[8] Ídem
[9] Archivo Histórico Provincial Santiago de Cuba. Sig. Desalojo. Contiene varios expedientes, manuscritos y mecanografiados de los años 1924 y 1925, donde se reflejan las manifestaciones llevadas a cabo por veteranos de la guerra de independencia.
[10] Censo de Población, Viviendas y Electoral. Informe General 1943 y 1953.
[11] Núñez Jiménez, Antonio y Juan Torriente del Valle. Geografía de la región del II Frente Oriental Frank País [s.l., s.n., s.a.]

AUTORES
Lic. Héctor Sosa de la Cruz
Lic. Lizet García Corona
Lic. Armando Mengana Matos
Centro: Universidad Pedagógica “Raúl Gómez García”, Guantánamo. Cuba
Contactar: Lizet García Corona lizet@edusol.rimed.cu
Fecha. Junio 2007



Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados