Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

Crecimiento predestete de bovinos de carne

Resumen: El trabajo se realizó con 171 animales machos y hembras de la Raza Santa Gertrudis los que se criaron con sus madres hasta los 6 meses momento en el que se llevó a cabo el destete. Se clasificaron en dos grupos de acuerdo con la edad. Se ofrecen datos del peso de estos animales por grupo y por sexo en la fase predestete (nacimiento, 3 y 6 meses).

Publicación enviada por Dr. C. Francisco Sagaró Zamora e Ing. Neira Rosales Tamayo




 


RESUMEN
El trabajo se realizó con 171 animales machos y hembras de la Raza Santa Gertrudis los que se criaron con sus madres hasta los 6 meses momento en el que se llevó a cabo el destete. Se clasificaron en dos grupos de acuerdo con la edad. Se ofrecen datos del peso de estos animales por grupo y por sexo en la fase predestete (nacimiento, 3 y 6 meses). Se calculó la correlación existente entre el peso a diferentes edades, las cuales tomaron valores positivos y medias con alta significación (P< de 0.01). Se encontró diferencia significativa en cada categoría a favor de los machos P< de 0.05).
Palabras claves: Santa Gertrudis, correlación.

ABSTRACT

171 animals born were sampled and divided into two groups according to age. Weaning was effected at 6 months old, after being taken from their mothers. Data on animal weight by group and sex at pre-weaning stage (at birth, 3 and 6 months old) were presented. Weight correlation at different ages was estimated. Positive values and highly significant averages (P <0.01) were observed. There was significant difference in each group towards males.
Key Words: Santa Gertrudis, correlation

INTRODUCCIÓN
Según Hammond (2001), se estima que para el 2020 la tasa de crecimiento en el consumo de carne sea del 2,8 % anual en los países en desarrollo, lo que hace que la demanda de la misma en estos países aumentará de 65 millones de toneladas hasta 170 – 220 millones.
La humanidad recibió el nuevo milenio con desafíos variados y complejos, los grandes avances tecnológicos en el campo de la informática, los nuevos materiales y la biotecnología han sido enmarcados en lo que se ha denominado la llamada economía del saber o intangible. todo esto se inserta en el mundo globalizado, con abismales diferencias en la distribución de las riquezas, el deterioro de las recursos naturales, con una población humana creciendo a ritmo impresionantes, la producción agrícola estancada y la demanda de alimentos aumentando en los países en desarrollo.(García 2000).

El hambre constituye un problema por el sufrimiento humano que representa y por los efectos destructivos de la mal nutrición en la salud. La búsqueda de soluciones sostenibles para el problema del hambre exige que se abandonen los conceptos tradicionales, sobre las causas y consecuencias de este flagelo. Se espera que el número de habitantes de la tierra aumente de 6500 millones en la actualidad a 9100 millones en el 2050, y que el incremento ocurra principalmente en el tercer mundo. (FAO, 2002).

El trópico ofrece ventajas, las cuales hay que aprovechar para obtener una producción animal de acuerdo a las condiciones actuales, utilizando los recursos naturales del medio.

El ganado vacuno es, de los animales domésticos el más importante en los sistemas de reproducción de la ganadería tropical, y de el depende en gran medida el sustento de millones de personas en los países del Tercer Mundo. Es una especie de una amplia plasticidad ecológica, encontrándose distribuida desde las regiones desérticas áridas del mundo hasta las de bosques lluviosos húmedos. (Calzadilla, 2000).

Hay conciencia del papel y del valor de los animales genéticos vacunos y la preocupación por su rápida pérdida motivado en parte a la limitante situación de los recursos, pero debe traducirse esta preocupación en acciones que permitan una recuperación de este ganado que está llamado a contribuir a la eficaz mejora de los animales que hoy se crían en condiciones de bajos insumos .Esta situación de los insumos, hace que los sistemas anteriormente usados sean insostenibles en el tiempo, sobre todo porque incrementan la relación insumos/producción y conllevan al deterioro del medio ambiente, como es el caso del empobrecimiento de los suelos agrícolas. Actualmente ya son muchos los productores y técnicos que toman medidas para desarrollar sistemas sostenibles de producción o, lo que es lo mismo, sistemas de producción con bases Agroecológicas. (Fernández-Baca, 2002)

Para Cuba es imprescindible aplicar este nuevo enfoque a la producción ganadera, utilizando el pasto como fuente indispensable de alimentación ya que precisamente es el ganado vacuno una de las especies más adaptables a estos sistemas y que nuestras condiciones agroclimatológicas y sociales lo posibilitan. (Díaz, 1999).

Cuba ha venido desarrollando sistemas de producción ganaderos basados en animales de potencial genético probado y sistemas de manejo adaptados a las condiciones tropicales y alimentos que se puedan producir en los agroecosistemas del país, que permitan alcanzar la seguridad alimentaria en los animales y el hombre. El ganado bovino tiene prioridades para su producción respecto a otras especies de animales de granja, debido a la eficiencia energética y practica de los mismos (Vargas, 2000). Según González, Stagmaro, C (2001) es importante la fase desde el nacimiento hasta el destete pues no solo en esta etapa se alcanza un % considerable del peso final, sino que a partir del nacimiento y a través de la progenie evaluamos la alimentación materna, calidad nutricional en general, de los pastizales en particular y la proteica suplementaria. Son nuestros objetivos los de contribuir al estudio del crecimiento de animales de ambos sexos de esta raza criados en pastoreo sin suplementación significativa. Esto se hará sobre la base del peso vivo alcanzado en estos tres estadios así como las ganancias de peso calculadas en la etapa. Además se comparará hembras y machos en base al peso alcanzado, así como que se calculará la correlación fenotípica existente entre los pesos al nacer, 3 y 6 meses.

MATERIALES Y MÉTODOS
El trabajo se llevó a cabo en el Coto Genético de Vallina con 171 animales machos y hembras de la Raza Santa Gertrudis, que fueron clasificados en dos grupos de acuerdo con el sexo es decir 91 hembras y 80 machos. Los animales se criaron con sus madres hasta los 6 meses momento en el que se llevó a cabo el destete. Los terneros y sus madres se criaron bajo condiciones de alimentación fundamentadas en el pastoreo con hierba de guinea (Pannicum-Maximun) en condiciones de secano. Sales minerales y agua estaban a voluntad, la suplementaciòn se practicó con miel/urea al 3%. Se calculo en cada grupo el peso vivo a las edades del nacimiento, 3 y 6 meses. Se calculo igualmente la ganancia promedio en la etapa de 0-3 meses y en la de 0-6meses. Cada parámetro en estudio se acompaña de la media, desviación standard, coeficiente de variación y el error standard de la media. Además se calculo el coeficiente de correlación existente entre el peso al nacer y el peso a los tres meses, entre este y el peso a los 6 meses y entre el peso al nacer y al destete (6 meses).
 
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Es importante caracterizar pesos vivos y ganancias anteriores al destete, pues en esta etapa el animal alcanza el 25-30 % del peso final, según Plasse (1978). En la Tabla 1 se expresan los resultados de la etapa predestete así como la ganancia de peso vivo en la etapa.

Tabla1.-Desarrollo del Peso Vivo (Kg.) los animales trabajados en la etapa del predestete. Raza Santa Gertrudis.


Nuestros datos, son inferiores a los reportados por Planas, Teresa y Ramos (2004) trabajando en Cuba, diferentes razas con animales machos en el momento del nacimiento, informan para la Santa Gertrudis un peso al nacer de 32 Kg. y para el ¾ de Cebú por ¼ de Charolaise, un peso de 34.8 Kg. Los mismos autores en este trabajo, reflejan pesos de 33.1kg para el 5/8 de Charolaise y 3/8 de Cebú y para el Cebú puro un peso de 29.8 Kg.

La importancia de obtener los registros del nacimiento-destete son señalados también, por Conexao Delta (2003), pues permiten evaluar las diferencias observadas en la progenie y hacer económicamente rentable el ciclo productivo. La facilidad al parto, identificación de líneas de bajo peso al nacer, peso al nacer, selección del 50% superior, la habilidad materna, el destete con precocidad, conformación al destete y días al destete con 160kg. Son elementos que se obtienen en los análisis. Seleccionar animales a través del DEP días indica cuantos días necesita un animal para alcanzar un peso antes que otro, es decir indica precocidad de crecimiento. Indican que el peso al destete PD o D-160 (días hasta alcanzar los 160Kg) se debe utilizar como criterio de selección por su correlación con el peso final, velocidad de ganancia postdestete, edad al primer parto y eficiencia total.

También en la bibliografía consultada, se muestran datos de Gómez y Sagaró (1983), los que trabajando con ganado Charolaise en Granma publicaron valores de peso vivo de 148.99 Kg. a los 6 meses en animales en pastoreos, valores estos similares a los nuestros. Valores de peso al destete de 181Kg para el Santa Gertrudis fueron reflejados en trabajos por Planas Teresa y Ramos, F (2004) y estos mismos reportan para el Cebú valores que oscilan desde 153.0kg hasta 175.8kg y para el Charolaise de 147.3 Kg., el Chacuba en estos estudios alcanzó 179.3 Kg. Concluyen los autores que el peso al destete estaba en función del sistema de cría. Renand y colaboradores (2001) destacan la importancia de la raza Charolaise cubano como recurso genético del país y sus potencialidades para la producción de carne, consideran que el proceso de selección y adaptación a Cuba, modificaron las características de estos animales en comparación con el de Francia, indican sus reportes pesos al nacer de 34.6 Kg. superiores a los nuestros y de 158.6 Kg. a los 6 meses igualmente superiores a los de este trabajo.

En la Tabla 2 se muestran valores de peso vivo por sexo y edades trabajadas donde se observa que los machos promediaron valores mayores que las hembras en las tres categorías. Esta diferencia fue significativa (P < 0.05) al nacimiento, 3 y 6 meses).

Tabla 2 Peso Vivo en animales por sexo y edades trabajadas


ab promedios con letras diferentes difieren en ( P< 0.05)
En la tabla 3 se muestra la ganancia promedio del grupo de animales en las etapas de 0-3 meses y de 0-6 meses que fueron de 0.54 Kg. y de 0.66 Kg.

Tabla 3. Ganancia promedio.


En la tabla 4 se exponen las ganancias promedios por sexo, siendo en ambas etapas superiores para los machos.
Tabla 4. Ganancia promedio por sexo.

ab promedios con letras diferentes difieren en ( P< 0.05)

CONCLUSIONES

Los animales examinados, presentaron al nacimiento 30.3Kg. de peso vivo en el caso de los machos y 29.21Kg en las hembras lo que arrojó diferencias significativas a favor de los machos. Estos pesos pueden considerarse relativamente bajos en función de lo hallado para otras razas y cruces. Son reflejos de las condiciones de alimentación bajo las que se tienen estos rebaños. Pero con vistas a posibles dificultades al parto no se debe aspirar a aumentos substanciales en el peso a esta edad.

El crecimiento en la fase predestete, sobre la base de una ganancia de 665 g no puede ser catalogado de malo e incluso refleja una buena producción de leche de las madres, pero en función del papel que tiene que desempeñar esta raza en la mejora de otras razas que se crían igualmente en condiciones de bajos insumos, se deben de priorizar las condiciones de alimentación y manejo de estos rebaños. La fase de 3-6 meses presentó una mayor ganancia en comparación con la de 0-3 meses.

Los machos trabajados alcanzaron un peso al destete de 159.43 Kg. y un peso para las hembras e esta misma edad de 139.59 Kg. Igualmente que en los pesos al nacer se encontraron diferencias significativas a favor de los machos. En ambos casos el peso al canzado a esta edad, refleja que aún no se expresa todo el potencial genético de esta raza en caracteres tan importantes como el crecimiento predestete. Aquí igualmente influye las condiciones de crianza.

BIBLIOGRAFÍA
1. Calzadilla. Explotación del ganado vacuno de carne. Manual bovino- técnico Nro. 3; Pág. 4. 2000.
2. Conexao Delta Brasil (2003). Producción de Carne bovina en el proximo milenio. Revista de Producción Animal. Vol. 2 2004 Pág. 24
3. Díaz Casas, Ramón Francisco. Alimentación y manejo de bovinos en crecimiento. Pág. 91. 1999.
4. FAO: El estado mundial de la agricultura y la alimentación. En Agricultura Nro. 20, 2002
5. Fernández-Baca (ed) Avance en la producción de leche y carne en el trópico americano. Santiago de Chile, FAO, 2002.
6. García L. A:” Influencia directa del clima en el comportamiento productivo del ganado bovino”, Los pastos en Cuba, Ed. EDICA. Ministerio de educación superior, La Habana. 2000
7. Gómez, R y Sagaró, F. (1983). Calculo de la Heredabilidad del peso a diferentes edades en ganado Charolaise en Granma. Boletín Informativo. CMICT. Santiago de Cuba. Trimestre4. Artículo 8. Página 4-6. 1983
8. González Stagmaro, C (2001). Aplicación de Programas de control reproductivo en rebaños de doble propósito. Revista de Producción Animal. Vol. 3 2001 Pagina 38
9. Hammond, K. (2001). Estrategia global para el desarrollo de programas de Genética Animal en ambientes productivos bajos. 5to Congreso Iberoamericano de Razas Autóctonas. Revista ACPA, Pág. 38.
10. Huerta – Leindez, N. (1999). Comparación entre vacunos acebuados y búfalos de agua. En: Informe ante Asobúfalos. Maracaibo, Venezuela. Pág. 5
11. Planas, Teresa, Ramos, F (2004). La Cría Vacuna. Variantes Tecnológicas para aumentar la Eficiencia en los Rebaños. Página 46 y 48
12. Planas, Teresa, Rico, Carmen y Ribas, Miriam (2004). La Genética en manos del Criador. Pagina 36.
13. Plasse, D. (1978). Aspectos del crecimiento del Bos Indicus en el Trópico Americano. Revista Mundial de Producción Animal. Artículo 14Trimestre 4 Página 29, 1978.
14. Renand, G. Menéndez, A. Krauss, D. y Minissier, F. (2001). Comparación Experimental entre el Charolaise de Cuba y el de Francia. Revista ACPA 2001. Paginas 23-26.
15. Valdés, G. y Senra, A. (1999). Producción de carne bovina bajo condiciones de pastoreo en Cuba. Revista Cubana de Ciencias Agrícolas. 33: 1. Pág. 36 – 38
16. Vargas Hernández, Silvino: Los sistemas agroecológicos en la producción ganadera. Unión Europea, UNE. Italiana y La Asociación Cubana Producción Animal. Pág. 1, 2000.

AUTORES
Dr. C. Francisco Sagaró Zamora (paquitosz@fiq.uo.edu.cu)
Facultad de Ingeniería Química Universidad de Oriente.

Ing. Neira Rosales Tamayo.
Delegación Provincial del Minagri Santiago de Cuba.



Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados