Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

Retos y Oportunidades en la Globalizacion de la Micro, Pequena y Mediana Empresa del Estado de Tlaxcala, Mexico

Resumen: La globalizacion trae como consecuencia una alta presion competitiva a nivel mundial, nacional y local; por tal motivo, para enfrentar los retos y oportunidades que esta nueva etapa de interaccion del capitalismo plantea, las Micro, Pequenas y Medianas Empresas (MIPYMES), en el entorno economico, politico y social de Mexico y fundamentalmente en la Entidad Federativa de Tlaxcala; para subsistir y alcanzar posiciones de liderazgo, deben asumir cambios estructurales y de cultura organizacional apoyados en la conformacion de una triada: Instituciones de Educacion Superior, MIPYMES y Gobierno.

Publicación enviada por Susana Sarmiento Paredes y otros autores




 


RESUMEN
La globalización trae como consecuencia una alta presión competitiva a nivel mundial, nacional y local; por tal motivo, para enfrentar los retos y oportunidades que ésta nueva etapa de interacción del capitalismo plantea, las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MIPYMES), en el entorno económico, político y social de México y fundamentalmente en la Entidad Federativa de Tlaxcala; para subsistir y alcanzar posiciones de liderazgo, deben asumir cambios estructurales y de cultura organizacional apoyados en la conformación de una tríada: Instituciones de Educación Superior, MIPYMES y Gobierno. Lo que les permitirá identificar nichos de mercado para sus productos y servicios; en los ámbitos local, regional, nacional e internacional con precios bajos y estándares internacionales de calidad.

En ésta tarea la Universidad juega un papel importante, ya que a través de la investigación genera alternativas de crecimiento y consolidación para éste sector; a fin de que enfrente con éxito los retos que le impone una sociedad en constante transformación que cada vez es más conocedora y exigente para la adquisición de productos o contratación de servicios.

ABSTRACT
Globalization brings as a consequence a highly competitive pressure on local, national, and international economic levels. To meet challenges and opportunities that this new stage of capitalism embraces, to subsist and to reach leadership positions at economical, political and social domains, the Micro, Small, and Medium-sized enterprises (MIPYMES) in Mexico, and specifically in the State of Tlaxcala should undergo structural, and organizational culture changes supported by a triad: graduate and post- graduate institutions, the MIPYMES, and government. This let them identify market niches to offer their products, and services at local, regional, national, and international levels, at low market prices, and under international standards of quality.

INTRODUCCIÓN
La globalización presupone por sí misma la libertad de comercializar bienes y servicios en el mercado internacional y la consecuente interacción de los agentes económicos sin tomar en consideración barreras de tipo político, social, fiscal, cultural, jurídico, laboral, etc; no obstante a sus beneficios inherentes al mercado mundial, hay quienes emiten juicios críticos sobre la prominencia de este modelo económico, argumentando que es una forma de opresión para los países y empresas menos desarrolladas.

En este contexto se puede afirmar que la globalización ofrece sin lugar a dudas retos y oportunidades que son aprovechados sobre todo por las grandes empresas; no así por las micro, pequeñas y medianas empresas que no cuentan con el suficiente capital, ni estructuras para hacer frente al entorno en que se encuentran inmersas, que por cierto cada día se vuelve más dinámico, con personas más conocedoras y exigentes para la adquisición o contratación de bienes o servicios.

En el caso particular del Estado de Tlaxcala, su economía está sustentada en gran medida por las MIPYMES; sin embargo éstas presentan deficiencias en lo relativo a sus estructuras organizacionales, estandarización de procesos, ausencia de procedimientos de trámite y control, lo que les impide ser altamente productivas y por consecuencia competitivas, poniendo en riesgo su permanencia en el mercado local, regional y nacional. Aunado a ésta situación, desde el enfoque del capital humano, se perciben otros factores adversos como es el caso de que un alto porcentaje de propietarios de las microempresas apenas alcanzan el nivel escolar de secundaria, en tanto que en la pequeña y mediana industria ya se tiene perfil profesional, lo que permite tener una visión táctica para la operación del negocio, pero aún carecen de un marco estratégico referencial que les permita la conquista del mercado nacional e internacional.

Bajo ésta perspectiva la micro, pequeña y mediana empresa cuenta con un importante capital, “LA CREATIVIDAD”(1) (capacidad para crear), la cual debe ser explotada por estas unidades de producción y prestación de servicios que les permitirá sobrevivir y en el mejor de los casos, alcanzar posiciones de liderazgo, en el sector al que pertenecen.

La Globalización como Factor de Cambio Empresarial
Las tendencias de la economía mundial, tales como: la presencia de tres polos fuertes, dinámicos y competitivos; el proceso de disolución de las economías socialistas; la presencia de un nuevo eje económico Asiático y la existencia de grupos cada día más rezagados, han propiciado el boom de la globalización de los procesos productivos y distributivos. Lerma Kichner, Alejandro, en su libro: Comercio Internacional, define a la globalización “Como la posibilidad real de producir, vender, comprar e invertir en aquel o aquellos lugares del mundo, donde resulte más conveniente hacerlo, independientemente de la región o país donde se localicen”. Es decir, las fronteras territoriales se diluyen cuando el precio y la calidad de los bienes y servicios son competitivos en el mundo entero.

Derivado de los Tratados de Libre Comercio y la conformación de bloques comerciales, el libre mercado se expande más allá de las fronteras nacionales o las regiones continentales, abarcando el mundo entero, permitiendo la transformación de las economías de los países, con el fin de proporcionar satisfacción a las necesidades de sus habitantes.

En México y en el caso específico de Tlaxcala vivimos un proceso de cambio modernizador que quiere llevar al país a integrarse a los países de primer mundo saliendo de los problemas de una nación con economía emergente(2). Los cambios estructurales en la libertad del mercado, trabajo y capital han sido significativos. No obstante, las organizaciones privadas internacionales al comercializar sus productos y servicios en cualquier parte del mundo, en la mayoría de los casos rebasan la capacidad de las empresas nacionales y locales de México; dando como resultado una competencia en condiciones desiguales, ya que cada quien oferta lo que sus posibilidades le permiten y atiende la demanda hasta donde sus recursos les alcanzan, es decir su volumen de ventas de las MIPYMES es pequeño y como consecuencia sus costos de producción altos, presentando casi siempre productos y servicios de buena calidad pero con un precio alto, poco competitivo con el precio estimado del mercado internacional. Adicionalmente las MIPYMES se enfrentan a prácticas desleales de comercio exterior como son el dumping y el contrabando documentado(3).

“En el Plan Nacional de Desarrollo 2001-2006 (PND) se reconoce que ante la globalización y la nueva economía, los productos y servicios de un país son competitivos y se mantienen en esa condición en la medida en que la calidad y la eficacia de los recursos se renuevan constantemente y se desarrolla la calidad de la infraestructura y la regulación. En este entorno, los países que han adoptado el neoliberalismo(4) como una alternativa de crecimiento y desarrollo económico, están llamados a no sólo aprovechar las ventajas competitivas naturales, sino a construir nuevas ventajas por medio de la capacitación, la inversión y la innovación organizativa.

Asimismo, en el PND se subraya que la competitividad de México se ha visto afectada por los rezagos que se presentan en áreas como el marco jurídico, la infraestructura física y de telecomunicaciones; la capacitación y la inversión en capital humano, el esfuerzo en investigación y desarrollo, el acceso a financiamiento, el costo de insumos básicos, entre otros factores. Por ello y con el fin de elevar y extender la competitividad del país, el gobierno federal decidió implantar una Política Económica para la Competitividad (PEC), a través de la cual se busca eliminar todos aquellos problemas sistémicos que hacen de México una nación menos competitiva y para que las empresas eleven su productividad”(5).

Las MIPYMES mexicanas en general y las que conciernen a la Entidad Federativa de Tlaxcala, insertadas en el proceso de globalización presentan riesgos y oportunidades.

Entre los riesgos más significativos se pueden citar los siguientes:
1. Desaparición latente de sectores productivos.
2. Mayor vulnerabilidad de las empresas, por la aparición de una competencia mayor y mejor capacitada.
3. Disminución de los niveles de fidelidad de los consumidores hacia marcas, productos y servicios.
4. Mayor número de empresas con una oferta más diversificada.
5. Pérdida de valores culturales nacionales, en aras de ampliar el mercado mediante la homogeneización del consumidor.

Las oportunidades que ofrece la globalización a las MIPYMES son, principalmente:

1. Mejora en el nivel económico de vida, como consecuencia de una mayor y variada disponibilidad de satisfactores con calidad y precios más bajos para el consumidor.
2. Creación de fuentes de empleo a nivel internacional bien remuneradas, y mejor aún cuando se anclan a procesos de exportación.
3. Desarrollo de recursos humanos en habilidades gerenciales en el ámbito internacional, con la necesidad de inclusión de experiencias educativas sobre esta materia en los planes de estudio de las Instituciones de Educación Superior y en la experiencia laboral cotidiana de conocimiento en múltiples factores estratégicos de índole regional y mundial.
4. Acceso más fácil a nuevas tecnologías, que permitan actualizar la planta productiva, así como la utilización pronta de las ventajas que éstas ofrezcan para la satisfacción de las necesidades de la sociedad, en el mundo globalizado.
5. Necesidad constante de actualización en todos sus procesos, por el acelerado proceso de obsolescencia, debido a la dinámica del desarrollo tecnológico, moda y aparición de nuevos conceptos y prioridades generalizadas.

Ante esto, el reto de las empresas mexicanas y locales es integrarse de forma activa a los procesos económicos que suceden en un mundo sin fronteras, buscando estrategias para participar en un comercio internacional, orientadas por una parte, a elevar el nivel de competitividad de las mismas, y por la otra, proteger y fortalecer la cultura mexicana. El proceso de globalización de la economía mundial convierte al mundo en un sólo mercado, fuente de insumos y espacio de acción tanto para la producción como para la adquisición, distribución y comercialización de los productos o servicios. Por ello, el comercio internacional constituye el motor de crecimiento y desarrollo para los países, empresas y la sociedad en general. Por lo tanto, se ratifica que sólo aquellas organizaciones que estén mejor preparadas y en consecuencia sean más competitivas podrán interactuar en un mercado sin fronteras.

Situación Actual de las Empresas.

En México.

De acuerdo con José Piña Garza, Expresidente de la Comisión de Tecnología de la Confederación Nacional de Cámaras Industriales (CONCAMIN), la globalización ha originado en el sector productivo, comercial y de servicios tanto local como nacional, una reconversión tecnológica urgente, en la cual la generación del conocimiento debe ser un factor primordial, de lo contrario las empresas mexicanas estarán condenadas a perder la oportunidad de un mejor futuro y México seguirá rezagado más de 20 años en comparación con sus socios comerciales.

Los programas de financiamiento del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), así como la Ley de Estímulos Fiscales en la cual los empresarios reciben un incentivo de 30 por ciento respecto a los gastos e inversiones realizadas en investigación y desarrollo, son una forma de impulsar la investigación para el mejoramiento de la economía del país. Sin embargo, no han sido suficientes para convencer a los líderes empresariales de invertir en la mejora de sus procesos, productos o servicios. Hasta el momento no se ha podido rebasar el 0.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) destinado a la investigación, cuando en países como Estados Unidos o Japón destinan hasta un 3% de su PIB en este rubro. Ello se debe a que prevalecen patrones culturales derivados de la forma en que se ha manejado la política económica especialmente proteccionista en sustitución de importaciones(6).

El Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá (TLCAN) y el consecuente acceso a un mercado mundial, ha orillado a los empresarios a preocuparse más por asegurar la sobrevivencia de su negocio que por destinar un porcentaje de sus ventas y/o valor agregado a la gestión tecnológica. Esta situación se complica en el caso de las MIPYMES, pues debido a su poca, deficiente u ociosa capacidad instalada (producto de una visión industrial limitada y rara vez orientada a la vinculación con el gobierno y las Instituciones de Educación Superior), se ven impedidas de competir con los grandes consorcios y obligadas a desaparecer por dificultades financieras, destacando por su importancia los adeudos con los trabajadores, pago de impuestos federales y el seguro social. Por si fuera poco, el otorgamiento de estímulos fiscales es conocido por pocos empresarios y sólo aplica cuando la inversión es realizada en investigación y desarrollo de tecnología, lo que limita y desalienta su participación. Asimismo, tampoco están obligados a pertenecer a una cámara industrial o de comercio que los pueda apoyar.

Las MIPYMES no documentan sus procesos productivos y ni siquiera cuentan con una estrategia clara para identificar áreas y proyectos prioritarios. Según el Ingeniero José Piña Garza y el Ingeniero Gilberto Ortiz, el escenario se torna preocupante si se toma en cuenta que de las empresas registradas formalmente a nivel nacional, según datos de la Secretaría de Economía el 0.3% (8 mil 474) corresponde a las grandes empresas y el restante a las MIPYMES (2 millones 722 mil 365 micros; 88 mil 112 pequeñas y 25 mil 320 medianas)(7), véase gráfico número 1.

Gráfico Número 1
Estructura Empresarial Nacional


Fuente: “Los Procesos Innovativos y la Vinculación”. En la Revista Electrónica Investigación y Desarrollo, Suplemento de Ciencia y Tecnología, México, D.F. Agosto de 2005. Con datos de la Secretaría de Economía.

Las MIPYMES, son las que se constituyen como el sustento de la generación de empleo a nivel nacional, sin embargo, debido a su casi nula estructura organizacional no tienen documentadas ni registradas sus operaciones, situación que les impide ser productivas y competitivas, mucho menos trascender a una certificación en calidad, y por lo tanto la poca inversión que realizan en infraestructura y tecnología las condena a procesos productivos y de comercialización arcaicos que no les permite ser competitivas.

Según datos oficiales presentados por instituciones gubernamentales como son Nacional Financiera (NAFINSA) e Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), el 50 por ciento de los micro empresarios del país tienen una escolaridad inferior a la secundaria y a pesar de esto el 88 por ciento de ellos son quienes administran directamente sus negocios, el 72% de los pequeños empresarios cuenta con formación profesional y en el caso de los empresarios de la mediana empresa, cuenta con esta preparación el 84%. El 85% de los empresarios de la microempresa declara no haber recibido capacitación. Este porcentaje se reduce al 38% en el caso de las pequeñas empresas y al 32% por ciento en las medianas. Cabe destacar, que sólo la quinta parte de los microempresarios esta consciente de que requiere capacitación, pero no sabe en que aspectos. Los industriales medianos identifican las siguientes áreas en las que requieren capacitación: producción, mercadotecnia, finanzas y calidad. Es decir, el capital humano de las MIPYMES tiene como sustento la experiencia que se adquiere en el negocio y carece de estrategias económico-financieras, administrativas y de comercialización para enfrentarse a las empresas multinacionales e internacionales.

Como se puede observar en el gráfico anterior, el desarrollo económico del país se sustenta principalmente en las micro y pequeñas empresas, pero también es en estos dos núcleos donde se requiere mayor inversión en cuanto a investigación, vinculación y capacitación. Para apoyar a estas empresas es necesario que las universidades y centros de investigación actúen como consultores externos y logren crear en las organizaciones una nueva cultura de calidad con miras a incrementar su competitividad y explotar sus potenciales. Adicionalmente, es necesario que las MIPYMES se organicen y trabajen en conjunto creando en su interior unidades de vinculación con universidades y gobierno para que juntos hagan frente a los retos del mercado global.

En Tlaxcala.
Antes de originarse el capitalismo industrial ya existía la microindustria (entre los siglos XVII y XVIII), teniendo como objetivo principal cubrir las necesidades de la sociedad a través del desarrollo de actividades de manufactura. Las herramientas y el personal eran escasos y en consecuencia también lo era la producción. Los pocos objetos que se hacían con los viejos sistemas se vendían entre la gente del lugar y eran los propios artesanos quienes los llevaban al mercado.

A partir de 1975 se realizaron importantes inversiones públicas y privadas en la planta industrial, lo cual permitió diversificar la producción y en consecuencia cambiar la estructura productiva, con lo que se abrió un horizonte de expansión económica para la Entidad Federativa de Tlaxcala, México. Dentro de los planes Estatales de Desarrollo Industrial se han considerado acciones en materia industrial que han permitido un desarrollo equilibrado en la Entidad. En la actualidad, de acuerdo a datos proporcionados por la Secretaría de Desarrollo Económico del Estado de Tlaxcala, la estructura industrial de la Entidad está constituida por 353 empresas, que en relación al número de trabajadores y a su rama de actividad se clasifican de acuerdo a los gráficos 2 y 3.

Gráfico Número 2
Clasificación de Empresas de Acuerdo al Número de Trabajadores


Fuente: Directorio Empresarial de la Secretaría de Desarrollo Económico del Estado de Tlaxcala, México.

Gráfico Número 3
Clasificación de Empresas de Acuerdo a su Rama de Actividad


Fuente: Directorio Empresarial de la Secretaría de Desarrollo Económico del Estado de Tlaxcala, México.

Como se puede observar, el desarrollo económico del Estado depende principalmente de las MIPYMES. No obstante, con el advenimiento de los procesos de internacionalización de la economía en el decenio de los noventa, la industria de Tlaxcala redujo su participación al producto estatal bruto, esta reducción de participación de las MIPYMES se caracterizó por su atraso tecnológico y su orientación mayoritariamente hacia el mercado interno lo que trajo como consecuencia un notable aumento en las importaciones y una disminución de la demanda interna.

Pese a la importancia para el desarrollo económico de Tlaxcala, la micro, pequeña y mediana industria tiene problemas que afectan su eficiencia y condicionan su avance. La investigación realizada permitió determinar los aspectos principales que aquejan a las mismas en cada una de las fases de su operación:

1. Falta de implementación de sistemas de información, para que obtengan información oportuna y actualizada de variables económicas, financieras y de negocios, entre otras, para la toma de decisiones estratégicas del negocio.
2. Poco aprovechamiento de los programas de desarrollo que las dependencias estatales y federales tienen para este sector empresarial.
3. Carencia de apoyo directo para consolidar la administración de las MIPYMES y su equipamiento administrativo(8).
4. Falta de alianzas entre productores del mismo sector o sectores afines, con estandarización de productos y servicios.
5. Insuficientes programas de comercialización del producto no sólo de cobertura local, sino también estatal, regional, nacional e internacional.
6. La reducida utilización de la capacidad instalada y la falta de sistemas de administración modernos.
7. La carencia de información técnica para seleccionar maquinaria y equipo, así como para adaptar medidas orientadas a elevar la productividad, aspecto estrechamente relacionado con la compra de tecnología y el uso de controles sistemáticos de calidad.
8. La escasa capacitación de los industriales para orientar los procesos productivos hacia un mejor aprovechamiento de los insumos.
9. Poca vinculación entre los sectores educativo, empresarial y gubernamental.
10. Las dificultades para obtener apoyo crediticio oportuno, que las obliga a recurrir a fuentes alternativas inadecuadas, como el financiamiento de proveedores y prestamistas, que encarecen el financiamiento, deterioran su capacidad financiera y ponen en peligro su solvencia.
11. El crédito no siempre es oportuno y se les imponen requisitos que, además de excesivos a menudo resultan sumamente complejos.
12. Insuficiencia de capital de trabajo, lo que con frecuencia las obliga a rechazar negocios de subcontratación con las grandes industrias.
13. El proceso inflacionario en el aumento de los precios y costos de producción, provoca que la pequeña producción no logre absorber los incrementos que éste genera.
14. La falta de implementación de programas de capacitación permanentes de su mano de obra, que afecta la eficiencia operativa.
15. Las industrias en su desarrollo carecen de estudios de preinversión, que comprendan un análisis de las principales variables como son mercado, tecnología, costos, localización, financiamiento y organización, principalmente.
16. Un conocimiento limitado de las características y capacidades de compra de los mercados.
17. Dirección de las mipymes bajo una administración autócrata, que no permite el desarrollo de la creatividad, aún cuando está presente en las mismas.

Si bien es cierto que en su mayoría estos problemas datan de tiempo atrás, las condiciones prevalecientes por efectos de la globalización los han agravado. Por lo que se requieren estrategias de desarrollo integral que brinden soluciones y las impulsen de manera decidida y sólida.

Tendencias Hacia una Cultura de Calidad en las Organizaciones
En una época de cambios constantes y rápidos como la que actualmente vivimos, es imprescindible tener una visión global que permita entender las transformaciones de la sociedad. Las modificaciones que ocurren en el mundo no son un conjunto de hechos inconexos e incongruentes, más bien forman parte de un gran proceso de cambio que está evolucionando paralelamente a la civilización actual.

La filosofía de calidad total proclama un cambio cultural en las organizaciones contribuyendo a moldear una nueva sociedad. La interrelación de las organizaciones locales y nacionales con sus similares extranjeras, se realiza con base a normas internacionales establecidas que implican innovaciones tecnológicas, controles de calidad y perfeccionamiento en los procesos productivos. Estas normas “obligan” a los dirigentes a tener un cambio de cultura organizacional, que los lleve a obtener el logro de la calidad total en los procesos, productos y servicios que realizan u ofrecen.

Esta búsqueda de la calidad total en cualquier organización implica desarrollar un plan integral en el que todos los que interactúan en ella son al mismo tiempo clientes y proveedores de servicios, de productos o de información, de otras áreas o departamentos que tienen requerimientos concretos y son independientes. De esta manera se forma una cadena de necesidades y compromisos en la que cada uno deberá cumplir correctamente con su parte y asegurar la calidad paso a paso, que responda a las necesidades de producción y comercialización de los bienes y servicios de las MIPYMES.

Para implementar un proceso de calidad en las MIPYMES se necesita evaluar su situación actual y comenzar a explorar nuevas formas de relación entre las áreas que la conforman para simplificar los procesos y evitar estructuras organizacionales verticales y la duplicidad de trabajo.

No basta con tener innovación tecnológica, la carencia de una administración congruente con estos principios y de un adecuado uso de maquinaria serán un obstáculo para la mejora de las empresas locales y nacionales que hoy son MIPYMES.

Ante estas circunstancias, los retos que presentan las MIPYMES, son de gran magnitud. Deben de modernizar sus procesos de administración, producción, comercialización, capacitación y calidad de sus productos y servicios para que estos no sean desplazados por los de industrias de otros países, empresas multinacionales e internacionales con alta calidad y bajos precios en el mercado internacional.

Retos que no son una tarea sencilla, pues los cambios que se asocian a la nueva revolución tecnológica han comenzado a modificar los procesos productivos. Así las ventajas competitivas descansarán en menos abundancia de mano de obra y recursos naturales y más en los avances tecnológicos y la creatividad para ubicar y aprovechar las oportunidades del mercado en constante transformación, para esto no sólo se necesita cambiar sino realmente estar dispuestos al cambio. Estas transformaciones han creado en el mercado una conciencia de consumidor exigente que pide calidad en todos los productos y servicios, es decir un consumidor proactivo que provoca que las organizaciones públicas
y privadas piensen y actúen en términos de calidad y no sólo en bajos precios.

La clave que permitirá a las organizaciones convertirse en empresas competitivas será establecer una cultura de mejoramiento continuo a la luz de los aspectos antes mencionados, lo que implica tener la determinación firme de establecer procesos de mejora continua, orientados fundamentalmente a la satisfacción permanente de los clientes.

Como se ha mencionado, el logro de este cambio no es tarea fácil, es necesaria la real vinculación entre la triada: Instituciones de Educación Superior, las MIPYMES y el Gobierno. De tal modo, que trabajando en conjunto se coadyuve a que este núcleo industrial sea competitivo, en el mercado local, regional, nacional e internacional.

Vinculación Universidad, Empresa y Gobierno
De acuerdo con Hacker Brumat “La globalidad y la tecnología han impuesto nuevos retos a la vinculación”(9). Los pilares principales en el desarrollo económico y social de toda nación lo constituyen la educación, la empresa y el gobierno. Esta interrelación es una oportunidad para contribuir al desarrollo integral y sustentable de todo país; por ello es importante mencionar algunos de los factores que conllevarán a una real vinculación:

Por parte de las Instituciones de Educación Superior:
1. La conformación de un grupo de académicos que tengan un amplio conocimiento y experiencia en problemas específicos de las MIPYMES, involucrando a estudiantes universitarios para su desarrollo profesional.
2. Contar con infraestructura física actualizada y suficiente, para llevar a cabo la vinculación.
3. Gestión de recursos financieros a través de la presentación de proyectos de investigación ante organismos facultados para ello, tales como CONACYT y dependencias estatales, que otorgan financiamiento para infraestructura.
4. La existencia de políticas institucionales que motiven a los grupos de académicos para realizar actividades de vinculación.
5. Establecer un sistema de información que permita conocer con oportunidad las acciones de fomento a la vinculación de los organismos que apoyan a las MIPYMES.
6. Identificar nuevas oportunidades tecnológicas para el desarrollo de las MIPYPES.

Por parte de las MIPYMES:
1. Otorgar su confianza a las Instituciones de Educación Superior y al Gobierno, para el desarrollo de programas integrales que le permitan incrementar su competitividad.
2. Estar dispuestos al cambio, lo que implica invertir en educación y desarrollo tecnológico.

Por parte del Gobierno Mexicano, en sus niveles Federal, Estatal y Municipal:
1. Implementar programas de difusión permanentes sobre los financiamientos y apoyos para las MIPYMES
2. Incrementar el número y monto de los apoyos otorgados a las empresas, otorgando beneficios fiscales a las MIPYMES.

Las siguientes acciones conjuntas influirán considerablemente en el éxito de esta vinculación:
1. La buena relación, comunicación, confianza y compromiso entre las partes.

2. Crear un clima de concertación apropiado para favorecer la participación de las partes involucradas y acordar propuestas que favorezcan el incremento continuo de la calidad y productividad.

3. Propuesta de un programa de mejora continua, en el cual se contemplen responsabilidades, actividades, funciones y obligaciones para alcanzar los objetivos planteados con oportunidad y eficiencia, aumentando así las posibilidades de vinculación y de competitividad de las MIPYMES.

Adicionalmente, es importante destacar que los tres sectores tienen la responsabilidad de conjuntar esfuerzos para establecer las estrategias pertinentes con el propósito de impulsar las transformaciones que el país exige.

CONCLUSIONES
Estos procesos de cambio mundiales obligan a los núcleos empresariales nacionales y locales a modernizar todos sus procesos para primeramente posicionarse en el mercado local, regional, nacional e internacional y posteriormente consolidarse y expandirse.

En un mercado de libre participación, donde pueden encontrarse diversas opciones para satisfacer ciertas necesidades de productos o servicios, sólo aquellas empresas que ofrezcan bajos precios y calidad en la venta de sus productos o servicios podrán mantenerse a la vanguardia.

Las MIPYMES juegan un papel importante en el desarrollo económico estatal, regional y nacional y su consecuente incursión en el mercado mundial; por ello se requiere consolidar programas de vinculación a través de las Instituciones de Educación Superior y el Gobierno en sus tres niveles, Federal, Estatal y Municipal.

Las MIPYMES deben de implementar sistemas que hagan más fáciles sus procesos productivos, administrativos, contables, financieros, fiscales y de comercialización bajo procedimientos de mejora continua donde prevalezcan costos de producción bajos, precios bajos en el mercado y estándares de calidad nacional e internacional; es decir se debe romper el paradigma de que los cambios empresariales constituyen un gasto, sino por el contrario, representan una valiosa inversión en el mediano y largo plazo.

Es improrrogable, que las MIPYMES, lleven a cabo estos cambios estructurales y de cultura organizacional, de lo contrario, condicionarán su desarrollo, pues surgirán otras que sin misericordia les arrebatarán su mercado, ya que con estos cambios derivados de la globalización, ni las empresas muy bien posicionadas tienen la seguridad de mantenerse.

Los indicadores actuales demuestran que las empresas con mayor éxito han hecho de la inversión en formación y educación de su personal una prioridad de negocio, es decir, las empresas no sólo tienen un valor de mercado, sino el capital humano se constituye en la base que consolida y expande a las MIPYMES. El capital humano, está desarrollando una ventaja competitiva difícil de superar, que les permite hacer de la calidad y el servicio al cliente un factor de permanente diferenciación, aunado a un proceso productivo moderno que garantiza bajos costos de producción mediante el uso de ciencia y tecnología de vanguardia.

Estas conclusiones, llevan a sugerir que las MIPYMES deben aplicar un proceso de planeación estratégica que les permita determinar su visión, misión, políticas, valores y objetivos; para que orienten su operacionalidad a la competitividad, con el sustento de la creatividad del capital humano que invierte, toma las decisiones y opera el negocio.

REFERENCIAS
1. En este contexto entiéndase por Creatividad a la habilidad de los empresarios para involucrar en el proceso de toma de decisiones a todo el personal, con el fin de analizar un problema como oportunidad de mejora y encontrar una solución con resultados positivos.
2. Economía emergente es aquella que ha alcanzado importantes aumentos de ingreso per cápita durante la última década y que empiezan a integrarse al resto de la economía mundial.
3. Dumping consiste en introducir productos en el mercado de otro país aun precio inferior del valor normal del país que exporta.
Contrabando Documentado es la introducción lícita de productos al mercado de otro país mediante la utilización de documentos que disfrazan el origen de dichos productos y que generan daños graves a la economía de ese país.
4. Entendido como una política económica orientada al funcionamiento flexible del mercado con la mínima intervención del estado, eliminando todos los obstáculos que se levantan a la libre competencia y haciendo posible el libre cambio en todas sus versiones; apoyándose en la concepción del mundo como un gran mercado donde todos compiten en condiciones de igualdad entre cada país según sus posibilidades.
5. “Política Económica para la Competitividad”. En la Revista Electrónica Investigación y Desarrollo, Suplemento Ciencia y Tecnología, La Jornada, Agosto de 2005, México, D.F.
6. “Los Procesos Innovativos y la Vinculación”. En la Revista Electrónica Investigación y Desarrollo, Suplemento Ciencia y Tecnología, La Jornada, Agosto de 2005, México, D.F.
7. Idem 5.
8. Gobierno del Estado de Tlaxcala “Plan Estatal de Desarrollo 2005-2011”.
9. Reyes Salcido, Edgardo. (1999). “Vinculación, Globalidad y Nuestro Futuro”, de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), Serie Memorias, Casos Exitosos de Universidad Empresa. Colección Biblioteca de la Educación Superior, México, D.F., p. 35.

BIBLIOGRAFÍA
Reyes Salcido, Edgardo. (1999). “Vinculación, Globalidad y Nuestro Futuro”, de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), Serie Memorias, Casos Exitosos de Universidad Empresa. Colección Biblioteca de la Educación Superior, México, D.F.
Lerma Kichner, Alejandro. (2000). Comercio Internacional. Metodología para la Formulación de Estudios de Competitividad Empresarial. Editorial ECAFSA. Segunda Edición. México, D.F.
Opalín Mielniska, León. (1999). Globalización y Cambio Estructural. IMCP, IMEF. México.
Ejecutivo Federal, (2002). Plan Nacional de Desarrollo 2001-2006. Talleres Gráficos de la Nación. México.
Reyes Díaz-Leal, Eduardo. (2003). El Despacho Aduanal. Editorial Trafficless. México, D.F.
Gobierno del Estado de Tlaxcala “Plan Estatal de Desarrollo 2005-2011”.

Hemerografía.
De Góngora, Salvador. (2002). “Acuerdos Comerciales y Eso que llaman Globalización” Eje del Comercio Exterior. Año 1, Número 7, Mayo, México, D.F.
Selecciones Reader´s Digest. (2005). “Las Cien Mejores Universidades de México”. En Guía Universitaria. Edición Especial. Año 3, Número 3, México D.F.
Campa Zúñiga, Roberto. (2005). “Por Caminos Opuestos”. En La Jornada, en la Economía, Suplemento Semanal, Número 65, 11 de Julio, México D.F.
Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), (2005). “Los Procesos Innovativos y la Vinculación”. En la Revista Electrónica Investigación y Desarrollo, Suplemento Ciencia y Tecnología, La Jornada, Agosto, México, D.F.
Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), (2005). “Política Económica para la Competitividad”. En la Revista Electrónica Investigación y Desarrollo, Suplemento Ciencia y Tecnología, La Jornada, Agosto, México, D.F.

Direcciones de Internet
- Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática. México.
www.inegi.gob.mx, 2005.
- Investigación y Desarrollo, México.
www.invdes.com.mx, 2005.
- Tlaxcala en el Contexto Nacional. México.
www.prodigyweb.net.mx, 2005.
- Secretaría de Desarrollo Económico, México.
www.tlaxcala.gob.mx, 2004 y 2005.

AUTORES
Susana Sarmiento Paredes
Marcelo Paredes Cuahquentzi
Rodrigo Cuapio Zamora
Adán Sánchez López
Ma. Elizabeth González Toriz



Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados