Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

Dictadura y mujer: La primera Dama de la Revolución Cubana

Resumen: La obra Dictadura y Mujer:La Primera Dama de la Revolución Cubana es la historia de la legendaria Vilma Espín, esposa de Raúl Castro Ruz, el segundo hombre de mayor poder en Cuba, es la mujer castrista que mayor poder político a logrado alcanzar en la pirámide política del régimen dictatorial castrista.

Publicación enviada por Alejandro Guevara Onofre




 


INDICE
Resumen 
La cuñada de Fidel Castro 
Un gran parecido con los tiempos de la URSS 
La mujer con mayor poder en la historia castrista 
Presidenta de por vida de la FMC 
Gran aliada de la URSS 
Fuentes 

1.RESUMEN 
La obra Dictadura y Mujer:La Primera Dama de la Revolución Cubana es la historia de la legendaria Vilma Espín, esposa de Raúl Castro Ruz, el segundo hombre de mayor poder en Cuba, es la mujer castrista que mayor poder político a logrado alcanzar en la pirámide política del régimen dictatorial castrista. 

Ciertamente, la historia de la Primera Dama de la Revolución Cubana es una cronología tradicional de las mujeres de los dictadores en el Tercer Mundo.A decir verdad, es una biografía que no tiene nada que enviar a las historias de Michelle Bennett Duvalier, Primera Dama de Haití; Jiang Qing, Primera Dama de la Revolución Cultural Maoísta; y Madame Elena Ceausescu, Primera Dama de Rumania. De hecho, La Revolución Castrista que Vilma Espín Guilloys ayudo a construir, por más de cuarenta años de trabajo, exhibe ahora el retrato de una vieja tiranía que a duras penas logra sobrevivir.

2.LA CUÑADA DE FIDEL CASTRO
La Primera Dama de la Revolución Cubana Vilma Espín esta muy lejos de representar el típico papel de esposa frívola de un dictador del Tercer Mundo obsesionada por los suntuosos trajes de marca Yves Saint Laurent y Karl Lagerfeld, peinados al estilo del escocés Vidal Sassón, además de los brillantes que lucirá cada noche diplomática en los salones de alguna Embajada. 

Ella difícilmente puede ser comparada con la imponente y aristocrática Michelle Bennett Duvalier, la Primera Dama de Haití (1982-1986), que tenía como "hobby" gastar miles de dólares en las exclusivas boutiques de París. En un hecho sin precedentes, Michelle, hija de una rica familia aristocrática mulata, en los primeros años de su matrimonio logro despojar del título de Primera Dama de Haití a la anciana Simone, la matriarca de la Dinastía de los Duvalier. Regresando al a la Dictadura Castrista, diremos que a cuñada de Fidel Castro tampoco se puede comparar con Marie-Therese Houphouet-Boigny, para algunos de sus admiradores la "Jacqueline Kennedy del África", la bella Primera Dama del país africano de Cote d’Ivoire, pues nunca despilfarro dólares en vacaciones por Europa Occidental.

Él Papel de la esposa del Primer Ministro Raúl Castro, el segundo hombre más poderoso desde 1960,fue otro: Convertir a la mujer cubana en una activa defrensora de la Revolución Cubana. Al igual que Armando Hart, Haydée Santamaría y los hermanos Fidel y Raúl Castro, en 1960 la señora Vilma Espín fue nombrada Presidenta Vitalicia de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), cargo en la cual desarrollo una intensa participación nacional e internacional en beneficio del Estado Socialista. 

Trabajo mucho en el desarrollo humano de las mujeres y los niños de la Isla, principalmente en las áreas del analfabetismo, nutrición, salud y educación superior. A la par llevó a cabo sistemáticas campañas marxistas-leninistas con el objetivo de convertir a los niños y mujeres en fieles aliados de la Revolución Cubana, con un atípico acento antiestadounidense. 

Tanto su esposo como su cuñado Fidel Castro Ruz, quedaron asombrados por la aptitud que exhibía Vilma Espín como organizadora y defensora de la Revolución Castrista.No hay duda, la Primera Dama Castrista se convirtió en la mujer de mayor poder político en la historia de la Revolución Cubana, pero poder comparativamente muy reducido en relación a otras mujeres dentro de la historia de la igualdad de género del Mundo Socialista, como Nguyen Thi Binh (Viet Nam), Graca machel (Mozambique), Raisa Gorbachov (URSS), Amelia Pinto Da Costa (Santo Tomé Príncipe) y Lydmila Zhivkova (Bulgaria).

Antes de la revolución Cubana, ella era una atractiva joven miembro de la alta sociedad aristocrática de La Habana. Su padre destacaba como uno de los principales ejecutivos de la famosa industria de ron Bacardi. Sin embargo, mientras muchas jóvenes de su edad soñaban con los reinados de belleza del balneario de Varadero, los deportes acuáticos y el matrimonio, la señorita Espín exhibía sus primeras simpatías por la causa revolucionaria. 

Pronto viajo a los Estados Unidos con la firme idea de perfeccionar su educación superior tras finalizar sus estudios universitarios de ingeniera química en la Isla. Posteriormente estudio en el prestigioso Massachussets Institute of Technology (MIT), aquel centro universitario ubicado entre los mejores del mundo, por el cual han pasado líderes mundiales como Koffi Annan, Secretario de las Naciones Unidas. Al regresar a la Isla, lideró el movimiento de mujeres revolucionarias en medio de los últimos tiempos de la dictadura de Fulgencio Batista. 

3.UN GRAN PARECIDO CON LOS TIEMPOS DE LA URSS
En el tema de la mujer existe una gran similitud entre la propaganda de la época de la URSS y la actual Cuba. Sistemáticamente la Revolución Cubana, a través de su eterna embajadora Vilma Espín de Castro, tipifica a la mujer como la heroína nacional en el trabajo, deporte, cultura, educación y medicina, es decir se repite la misma historia del panorama que presentaban los desaparecidos Estados socialistas de Europa del Este, clima que en los años sesenta, setenta y ochenta engaño absolutamente a la opinión internacional al punto que el triste Consejo Nacional de Mujeres de Rumania, dirigido por la corrupta y frívola Madame Elena Ceausescu, y el Comité de Mujeres Soviéticas ganaron importantes premios internacionales. 

Posteriormente, luego de la Caída del Imperio Soviético, el mundo se entero de la lamentable situación marginal en que se encontraban millones de mujeres. 

De hecho, las cifras sobre el desarrollo humano de la mujer socialista habían sido adulteradas para llamar la atención internacional. Existen fuertes indicios de que el papel de la mujer cubana no forme parte de la realidad exhibida por Vilma Espín, presidenta vitalicia de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC): La excesiva politización que sufren las mujeres, la fuerte presión en el deportes, la ausencia de lideresas sociales, la marginación en los altos círculos políticos, las noticias sobre prostitución, los embarazos prematuros y las políticas de aborto libre. 

También poco se sabe sobre la suerte que corrieron miles de mujeres que fueron como trabajadoras internacionalistas en el África y otros países del Sur.

En tanto, al igual que en tiempos de la Alemania del Este, la mujer cubana ocupa ,desde el inicio de la Revolución Socialista, un sitial secundario dentro de la estructura de la política nacional. La señora Espín señala ,con bastante orgullo, los logros de la mujer cubana en diversos campos, pero estos logros parciales no incluyen el área de la política, a pesar de las recomendaciones de las últimas cuatro conferencias mundiales sobre la mujer. El gobierno castrista exhibe el alto porcentaje de congresistas en la gigantesca Asamblea Nacional, pero en este poder legislativo las parlamentarias antillanas no tienen presencia importante en los principales grupos de trabajo. 

Asimismo, la Isla explota mucho el porcentaje de sus parlamentarias, muy alto en relación con el promedio mundial, mas varias naciones del Sur poseen destacados porcentajes en los sistemas legislativo y ejecutivo. A decir verdad, el numero de congresistas en la Asamblea Nacional es superior a muchos países que cuentan con más de cincuenta millones de habitantes; por ello les resulta fácil a las autoridades castristas elevar el numero de mujeres parlamentarias.

Ahora bien, en la actualidad, la política de la señora Vilma Espín de Castro sobre la mujer antillana es un feminismo radical y contradictorio, muy cerrado en comparación con otros regímenes socialistas del Tercer Milenio, que casi no ha cambiado frente a sucesos como la Caída del Imperio Soviético. 

Aunque en el siglo XXI el culto a la personalidad ha desaparecido del mapa de naciones socialistas como Laos, China continental, Tadjikistán, Corea del Norte y Vietnam, pero en la Isla la mujer sigue atada al viejo papel de rendir culto al dictador Fidel Alejandro Castro Ruz, claro esta que no llega al fanatismo como ocurrió en los tiempos de Kim Il-Sung, Enver Hoxha y Mao Tse-tung. No obstante, el culto a la personalidad en Cuba no pierde su esencia totalitaria por gritos o llantos a favor de un dictador,pues se trata de un trabajo sutilmente prefabricado por más de cuarenta años: Se presenta al presidente de por vida como el "Superman" de los pueblos del Sur. 

4.LA MUJER CON MAYOR PODER EN LA HISTORIA CASTRISTA
Su figura como la mujer de mayor poder en la Revolución Cubana surgió justamente en la época en que renacían las viejas raíces del feminismo alrededor del planeta. En la siguiente década, cobró notoriedad internacional cuando las autoridades gubernamentales de la URSS reforzaron la propaganda del modelo socialista del desarrollo humano de la mujer del Mundo Soviético, política que anteriormente tuvo gran éxito con la presentación del viaje espacial de la cosmonauta Valentina Tereshkova y las medallas de oro conquistadas por las deportistas soviéticas durante los Juegos Olímpicos de Verano 1952-1972. En esta década se multiplicaron los aliados del Mundo Soviético por varios países del Tercer Mundo, muchos de ellos gobiernos prosoviéticos y populistas que se inspiraron en el modelo de la mujer rusa para llevar a cabo parciales reformas a favor de las mujeres. 

De esta manera, la esposa de Raúl Castro tuvo la oportunidad de ejercer influencia por diversos países en vías de desarrollo, región de gran interés para la URSS. 

Desde su puesto vitalicio de Presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas viajo al exterior y recibió en La Habana a un gran número de delegaciones femeninas de todas partes del mundo. Se entrevisto y trabajo con influyentes feministas y aliadas de la Revolución Cubana, como Hortensia Bussi de Allende, Winnie Mandela, Valentina Tereshkova, Beverly Manley y la controversial Rosario Murillo de Ortega.

5.PRESIDENTA DE POR VIDA DE LA FMC
En 1966, el Jefe de Estado Vitalicio de la Isla, Fidel Alejandro Castro Ruz señaló el compromiso de la Revolución Cubana con los derechos integrales de las mujeres, quienes conformaban el 49.8 por ciento de los habitantes de la Isla tropical: "Y si a nosotros nos preguntan que es lo más revolucionario que está haciendo la Revolución es precisamente esto; es decir, la revolución que esta teniendo lugar en las mujeres de nuestro país". 

Desde entonces el destino de la mujer cubana ha estado entre los parciales avances en materia de desarrollo humano y la obligatoria disciplina socialista del culto a la personalidad al gobernante vitalicio de la Revolución Cubana. 

No hay duda, la señora Vilma Espín fue una figura clave en el manejo de las mujeres cubanas. En 1960 se creó la Federación de Mujeres Cubanas, uno de los brazos derechos de la propaganda de la Dictadura Castrista, que posee el monopolio de la representación de la mujer en la Isla. 

La organización castrista trabaja en dos niveles: En el campo del desarrollo humano y en el área político ideológico. No es ninguna novedad que Vilma Espín, la flamante presidenta de la FMC, encuentre su principal inspiración en el viejo modelo de la mujer soviética, experiencia que también se aplicó en Mongolia, Vietnam, Guinea, Etiopía, pero con enormes fracasos sobretodo por la falta de ayuda económica de Moscú y Europa del Este.

En el campo del desarrollo humano, la situación de la mujer cubana ha mejorado parcialmente -lo mismo podríamos decir de las mujeres surcoreanas y taiwanesas en los tiempos de Chun Doo-hwan y Chiang Kai-shek- aunque tiene que pagar el alto precio del culto a la Revolución Castrista.En los decenios sesenta y setenta, hubo buenas campañas de alfabetización a las amas de casa, gestión que a la FMC le valió el Premio UNESCO Krupskaia 1983. 

Por otra parte, las femeninas poseen facilidades para su salud reproductiva, incluyendo subsidios durante y después de la gestación. Asimismo, cuentan con circuitos de cunas infantiles, un peso menos para las profesionales, deportistas y estudiantes.En tanto, el régimen socialista prácticamente ha marginado a la mujer de los altos puestos en el sector laboral y la política gubernamental. 

De hecho, los parciales avances de la Federación de Mujeres Cubanas no son ajenos a un sistema dictatorial, como pretende señalar sistemáticamente la Primera Dama de la Revolución Cubana. Entre 1960-1989 naciones bajo sistemas autocráticos como Turquía, Corea del Sur, Tailandia y Taiwán lograron importantes avances en el desarrollo humano de la mujer. A pesar de los gastos militares producto de la inseguridad por las tensiones con la República Popular de China, a partir de 1978 el gobierno autocrático de Taiwán favoreció el desarrollo humano de la mujer al superar la barrera del 25 por ciento de los gastos netos del gobierno en los sectores en educación, ciencia, cultura y seguridad social, uno de los presupuestos más altos en la historia de las naciones.

6-GRAN ALIADA DE LA URSS
El 12 de febrero de 1973, la señora Espín recibió la visita de Consuelo Velasco, esposa del dictador peruano Juan Velasco Alvarado. A decir verdad, ambas mujeres tenían muchas cosas en común: La presidenta de la Junta de Asistencia Nacional del Perú era una fiel partidaria de la corriente extremista del feminismo de origen izquierdista, de gran influencia durante los últimos años del gobierno populista del dictador militar. 

Posteriormente, Vilma Espín viajó al Perú, mas los contactos se cortaron tras el golpe de Estado que derrocó al gobernante andino. Por otra parte, en septiembre, en La Habana, movilizo a 30 000 mujeres cubanas durante una manifestación contra el golpe militar que puso fin al gobierno marxista del presidente Salvador Allende. Durante esa protesta, atacó severamente al gobierno militar de Augusto Pinochet Ugarte: "¡Qué no crean los fascistas que han amedrentado a un pueblo!" ¡Que no sueñe el imperialismo que este golpe de Estado va aterrorizar a los pueblos de América Latina!"

Al año siguiente organizó el II Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas, certamen que contó con un fuerte número de delegaciones del Mundo Soviético y naciones del Tercer Mundo. El Congreso era un paso para cohesionar intereses comunes para la Primera Conferencia Mundial sobre la Mujer Naciones Unidas México (1975). 

Sin lugar a dudas, ella fue una de las principales autoras intelectuales del manejo político de las Conferencias Mundiales sobre la Mujer (1975-1985) como una plataforma de revisión de los asuntos de la política internacional con influencia estadounidense, temas ya tratados en la agenda internacional de las Naciones Unidas y otros organismos regionales. Muchas delegaciones extranjeras , aun las que simpatizaban con Cuba, se sintieron defraudadas por la forma tan descarada en que se utilizó las citas universales. Las delegaciones no entendieron como la política antiestadounidense de los Estados Socialistas primaron por encima de los trabajos de la mujer de la Comunidad Mundial.

En 1976, la Primera Dama de la Revolución Cubana promulgó El Código de familia que estableció la igualdad de varones y mujeres en la responsabilidad del hogar, un hecho que en la realidad sólo se cumple de forma parcial. En los siguientes años fue electa miembro del Comité Central del Partido Comunista y del Consejo de Estado de la Revolución Cubana, el único título que posee una mujer castrista.En 1980 la señora Espín fue condecorada con el Premio Internacional de Lenín, un galardón que otorgó el Presidíum del Soviet Supremo de la URSS a sus mejores aliados alrededor del planeta. "La compañera Vilma Espín hace un aportación notable a la causa de la paz y el progreso. La condecoración de la compañera Vilma Espín es testimonio brillante de nuestro reconocimiento", señalo Kiloi Blojin, embajador soviético en La Habana. 

Ciertamente, en el año de la Segunda Conferencia Mundial de la Mujer Naciones Unidas Dinamarca se tuvo que premiar a la mujer de mayores simpatías con la política expansionista de la Unión Soviética, es decir la mejor voz del silencio a la política genocida del ejercito ruso en tierras de Afganistán, además de patrocinar gobiernos sangrientos e impopulares en Angola, Etiopía,Yemen, Camboya, Vietnam y Laos.

Tras el fin de la Guerra Fría, la Federación de Mujeres Cubanas, bajo la dirección de la señora Espín, redujo su espacio político al ámbito de los intereses de emergencia del Estado Socialista de Cuba, como la formación ideológica de las mujeres y las tareas de apoyo social durante la ola de grave pobreza que se extendió en la Isla a inicios de la ultima década del Segundo Milenio.

A nivel internacional, la influencia y poder de la FMC se extinguió por dos razones: Primero, la gran mayoría de organizaciones feministas del Tercer Mundo se volcaron hacia la participación y lucha por la democracia liberal, rechazando de plano el modelo socialista. Segundo, el millonario presupuesto de la FMC fue reducido drásticamente por la cancelación de la ayuda del Kremlin.En medio de este panorama, Vilma Espín prácticamente sólo era una figura simbólica

FUENTES:
-Bourne, Peter. Fidel: A Biography of Fidel Castro, Dodd Mcad, New York, 1986.

-García, Magali. "Recorre Consuelo Gonzáles de Velasco, en compañía del Comandante Fidel Castro, la Escuela Secundaria Básica en el campo Batalla del Jique de La Habana, Granma, La habana, 25 de febrero de 1973

-Gasparini, Juan. Mujeres de Dictadores, Ediciones Península, Barcelona, 2002

-Granma. Discurso de Vilma Espín: A las mujeres chilenas, hermanas de lucha en la causa antiimperialista, les reiteramos desde este combativo acto de solidaridad firme e inquebrantable de las mujeres cubanas, La Habana, 17 de septiembre de 1973

-----------"23 de Agosto, 17° Aniversario de la Federación de Mujeres Cubanas", La Habana, 4 de septiembre de 1977

-----------"Intervención de Vilma Espín, Presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas", La Habana, 23 de septiembre de 1976

-Grogg, Patricia. "Debora", Cuba Internacional, La Habana, diciembre de 1988

-Guevara Onofre, Alejandro. Historia de la Mujer de los Estados Unidos, Cecosami, Lima, 2002

-------------------------------------"Perfiles del Régimen de Fidel Castro", en www.monografias.com

------------------------------------- "Fidel Castro y Dictadura", en www.monografias.com

-Informe sobre Desarrollo Humano 1995: Género y Desarrollo Humano, PNUD, Nueva York, 1995

-Rodríguez Calderón, Mirta. "Comenzará a regir el próximo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, el Código de la Familia, según Ley 1289 recién dictada por el Consejo de Ministros, Granma, La Habana, 2 de marzo de 1975 

AUTOR:
  Alejandro Guevara Onofre/ alejandro77_89@hotmail.com



Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados