Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

La Comunicacion Horizontal a la vuelta de treinta anos

Resumen: La reflexion sobre la comunicacion social en la decada de los 70 utilizaba los motes: comunicacion participativa, comunicacion participatoria, comunicacion democratica, etc. Fidencio Hernando Lazaro y yo preferimos el termino “horizontal” en nuestro libro, Comunicacion Horizontal: Cambio de Estructuras y Mobilizacion Social (Studium, Lima, 1973). 

Publicación enviada por Frank Gerace




 



Documento de trabajo del encuentro auspiciado por el Movimiento Los Sin Techo
“El Derecho de los Pobres a la Comunicación”
Santa Fe, Argentina, mayo 17-18, 2005

Memoria de la Concepción del Libro “Comunicación Horizontal”
La reflexión sobre la comunicación social en la década de los 70 utilizaba los motes: comunicación participativa, comunicación participatoria, comunicación democrática, etc. Fidencio Hernando Lázaro y yo preferimos el término “horizontal” en nuestro libro, Comunicación Horizontal: Cambio de Estructuras y Mobilización Social (Studium, Lima, 1973). 

Me han pedido que cuente cómo y cuándo nació esta visión de la Comunicación que ha calado tan hondo en América Latina y en el mundo (Barranquero, Revolución Comunicacional). Yo escribo la presente memoria sin el aporte de Fidencio quien falleció mientras continuaba su labor de comunicador el el ambiente indígena de la Chiquitanía del Oriente Boliviano.

Nosotros nos encontramos en Lima en 1971 después del golpe del dictador Bánzer Suárez en Bolivia. Los dos habíamos trabajado en radio popular en Bolivia. Habíamos visto como respondieron los campesinos del Oriente Boliviano (yo en Montero y Fidencio en San Ignacio de Velasco) cuando se les daba la oportunidad de comentar sobre su vida. Todos arriesgaron y algunos perdieron su vida rompiendo el silencio que los separaba de sus hermanos.

Llegamos a Lima marcados por las experiencias vividas. Muy pronto encontramos la forma de continuar granjeando experiencias y enriqueciendo nuestra reflexión en el Peru del gobierno de Velasco Alvarado. Tuvimos la suerte de trabajar en el equipo del preclaro educador peruano Salazar Bondy. Exilados de Argentina, Brasil, Uruguay y Bolivia trabajamos con los compaños peruanos en esos días excepcionales llenos de energía, creatividad y entusiasmo.

Era el Perú de la Reforma Educativa, de la Alfabetización Integral (ALFIN), de SINAMOS (Sistema Nacional de Movilización Social), de la autogestión, de los reclamos en UNESCO para un nuevo orden de información y comunicación. . Aunque no todas estas iniciativas llegaron a feliz fin, el ambiente hervía con discusiones sobre la manifestación de democracía popular en todas sus formas.

Escuchamos noticias de los Talleres Populares de Chile, los periódicos murales de China, los samizdat de la URSS. Tuvimos la oportunidad de plasmar en nuestras propias experiencias prácticas las ideas de las tertulias de la “intelectualidad joven” de Lima. Se replicaron estas experiencias y otras nuevas en los barrios y pueblos jóvenes de Lima con video, con cámaras fotográficas baratas, y con otros medios “apropiados”. 

Así fue el ambiente en que nació el libro “Comunicación Horizontal: Cambio de Estructuras y Movilización Social”. Me acuerdo que lo que yo escribí saltaba de mi lápiz a las hojas de papel madera que usaba en esa época pre-computadora. Todas nuestras experiencias al lado de los heróicos defensores de la Asamblea Popular de Bolivia, toda la frustración de ver esfumarse la visión de todo un pueblo generó y maduró el concepto de la comunicación horizontal. El libro no fue escrito, se escribió. Sin querer ofender la sensibilidad religiosa de ningún lector, diría que pasó algo parecido a la creación de los textos sagrados hebreas, islámicas, o cristianas. Las ideas motores de la época en que vivimos llegaron al papel de por sí, como si no tuviera yo nada que ver con el proceso.

El Ambiente y el Contexto en que Nació el Libro
Dicen que nuestro libro fué seminal, que fué una obra precursora... Es una gran satisfacción recibir tal reconocimiento. Lo acepto con alegría, con agradecimiento, recordando al compañero Fidencio. Si nos tocó a nosotros estar entre los primeros en juntar unas ideas sueltas sobre como debía ser la comunicación en nuestra utopia latinoamericana, si nos tocó ponerle un nombre, nuestra experiencia no fué única ni excepcional. 

Bajo cualquier nombre, nuestra visión de la comunicación social sufrió las influencia de tres factores: la teoría clásica norteamericana, el marxismo, la represión política.la teoría clásica norteamericana

El punto de partida (en los años 50 a 70) para el análisis de la comunicación social eran las contribuciones de los norteamericanos Schramm, Rogers, Pye etc. El conjunto de sus ideas ha recibido el nombre descriptivo de Comunicación Modernizadora. Los únicos libros sobre temas de la comunicación social disponibles en Castellano eran las traducciones de sus obras. No hay duda que estos autores contribuyeron a la reflexión sobre la comunicación en el llamado “tercer mundo”. No obstante, simultáneamente con la aceptación del marco teórico norteamericano por muchos, nació una crítica y rechazo de sus bases de parte de muchos otros (una crítica enfocada nítidamente por Luis Ramiro Beltrán. 

El rechazo del paradigma reinante por muchos comunicadores latinoamericanos de los años 70 no sólo fué el rechazo del concepto de la modernización y del papel atribuída a la comunicación en el logro del “desarrollo”. La reacción contra el enfoque de la comunicación como causa de la “modernización” y del “desarrollo” surgió necesariamente de una creciente puesta en duda del valor de los propios efectos buscados. Un investigador moderno concluye que “la perspectiva teórica y metodológica resultaba ser limitada, esencialista, etnocéntrica e interesada.” (Barranquero, Sendas Viables, p. 14) 

El marxismo
El rechazo del concepto de la comunicación como la supuesta motora de la modernización capitalista se fundó más en lo cultural y lo socioeconómico que en lo ideológico. Sin embargo, la influencia del Marxismo flotaba en el ambiente. ` Muchos comunicadores de base, tanto los inclinados a la teoría como los activistas manejaban ideas revolucionarias inspiradas en gran parte por la gesta Cubana. Algunos eran miembros de partidos leninistas. 

Muchos otros usaban el marxismo como marco teórico para su análisis de la sociedad. Entre estos últimos se contaron los educadores y alfabetizadores que empleaban el método Psico-Social de Paulo Freire. y los Católicos que enfocaron su compromiso con el mundo en la Teología de la Liberación 

La represión política
El ambiente en el cual se movieron los comunicadores de los 70 fue uno marcado por los regímenes represivos en la mayoría de los países latinoamericanos. Por consiguiente, las condiciones de la clandestinidad y la censura marcaron la naturaleza de la comunicación social en muchos países latinoamericanos. El ambiente era propicio para desarrollar una teoría de la comunicación menos masiva. Algunos, como nosotros en el Perú, tuvieron una tregua que permitió tener el lujo del tiempo y la seguridad para poder escribir. Pero sea en la clandestinidad o en el exilio, nació y cundió la nueva creación intelectual latinoamericana, la comunicación popular participatoria. 

Puntos claves de la Crítica de la Visión Académica Norteamericana
Nosotros, juntos a muchos otros de la generación de comunicadores latinoamericanos de los 70 basamos en los siguientes puntos nuestra crítica de la teoría y práctica de la comunicación de la época:

· El resentimiento generalizado de la arbitrariedad en el uso del poder. Ya no se aceptaba la imposición desde arriba de una visión del mundo. Se rechazó la verticalidad en la comunicación.

· El reconocimiento de la influencia creciente de los medios masivos de comunicación. Creció un malestar con la imposición de culturas y visiones económicas ajenas. 

Hubo una reacción doble: tanto contra los valores culturales (familiares, vecinales, políticos, religiosos etc.) como contra el consumo desenfrenado apadrinado por la televisión importada. La Ideología Alemana prestó un claro marco teórico sobre la ubicuidad y fuerza de la ideología impuesta por la clase dominante.

· El deseo de valorar la centralidad de la persona misma en su propia educación.

· La idea sentida de la lucha de clases influyó fuertemente en la insistencia de la auto representación. Este hilo, obviamente contribución del marxismo, del ideario de los 70 es la otra cara de la medalla del rechazo de la verticalidad. 

· Una creciente familiaridad con las emergentes tecnologías de la comunicación. Un deseo de usar sus propias armas contra el enemigo.

· El deseo de descubrir tecnologías artesanales de la comunicación. Este afán se debía algo a la imposibilidad sentida de comprar los equipos caros, y otro tanto al deseo de mostrar que no todo tenía que venir de la metrópoli.

Efectos de la Crítica de los 70
Después de los años de la represión, vino la “democratización” de la región, y luego la crisis económica. Nuestras teorías y prácticas hicieron poco para impedir estos cambios. Después de todo, no se pudo frenar la represión. No se cambió la sociedad. Las razones por el “fracaso” son las mismas de siempre: fallas teóricas, fallas programáticas, y fallas políticas. Veamos estos tres puntos.

Lo teórico: Hasta hoy, creo que de teoría andábamos bien. Talvez dimos demasiada importancia a lo artesanal.

Lo programático: Similarmente, aprendimos que el entusiasmo no pudo mantener a flote los proyectos piloto llevados sin una adecuada administración o plan de financiación sostenible.

Pero, la explicación principal por que la comunicación horizontal no cumplió con su promesa ha sido las “fallas” políticas. La comunicación social democrática tuvo la “falla” de no engranar bien al sistema antidemocrático de la década. Dar la palabra al pueblo, ayudarlo a hacerle lance a la imposición de la voluntad de los poderosos, resistir la colonización ideológica -- todo estos planteos fueron tildados de inapropiados, irrealistas, peligrosos, y el acabose - comunistas.


La Situación Actual de la Ideas Esbozadas en el libro “Comunicación Horizontal”
Teoría
Siguen válidos los principios teóricos que nos motivaron hace treinta años. 

Una diferencia notoria entre las dos épocas es que la visión marxista ya no es la influencia principal sobre la visión de la comunicación. Hoy día la comunicación participativa recibe aportes de muchos lados. Se enriquece de nuevos enfoques teóricos de la sociedad y de nuevas experiencias . Toda una generación de jóvenes ha entrado a la faena con su entusiasmo, esfuerzo y conocimientos técnicos. Aunque los nuevos aliados ya no comparten una sola ideología, tienen varios rasgos en común. Aceptan la gama de causas anunciadas en el World Social Forum: (Carta de Principios)

· oposición al neoliberalismo y al dominio del mundo por el capital o por cualquier forma de imperialismo 
· una relación fecunda entre los seres humanos y de estos con la Tierra y el medio ambiente 
· un proceso permanente de búsqueda y construcción de alternativas a la globalización comandada por las grandes corporaciones multinacionales 
· la justicia social, la igualdad, y la soberanía de los pueblos, la pluralidad y la diversidad 
· oposición a toda visión totalitaria y reduccionista de la economía, del desarrollo y de la historia
· rechazo a la violencia y todas las formas de dominación o de sumisión de un ser humano a otro. 
· resistencia a la globalización capitalista, con sus dimensiones racistas, sexistas y destructivas del medio ambiente
· la ciudadanía planetaria,

Obviamente son temas generales y poco precisos. Sin embargo, concuerdan perfectamente con las bases de la comunicación asentadas hace treinta años. Los nuevos aliados de los comunicadores populares ofrecen más que lo que ofrecían los teóricos de antaño. Dominan varias herramientas concretas que pueden servir a la moderna comunicación horizontal. 

Práctica
No es posible hacer recomendaciones sobre lo que debe emplear un grupo dado. Todos tendrán que escoger los medios apropiados a su coyuntura específica. Todos los medios accesibles de la comunicación seguirán siendo importantes para la comunicación horizontal de nuestros días. Por ejemplo, sigue vigente el valor del uso de fotos y video para la descodificación de su realidad por los pobladores de una zona. Tales herramientas de “dar la palabra” al pueblo nunca pasan de moda.

La tecnología de la radio y TV de baja potencia (con o sin licencia del estado) se ha abaratado tanto que algunas agrupaciones populares incluyen estos medios entre los mecanismos portavoces de sus miembros. Sin embargo, como ya señalamos en otra época, hay que estar vigilantes que no nazca un grupo de personas encargadas que filtran y hasta censuran los aportes de las bases. La ventaja de las nuevas tecnologías de las mini-emisoras locales de radio y de TV es la posibilidad del uso participado y compartido. Sin embargo, persiste el peligro de que sean “fuentes” y “emisoras” uni-direccionales.

Pero hay nuevas herramientas. Esto es un corolario del hecho que hoy en día el marco teórico que nutre la comunicación se ha rebasado al marxismo. Los nuevos aliados son un surtido de grupos y de individuos anti-globalistas y hasta anarquistas y “punk” que desarrollan métodos y herramientas de facilitar el flujo de la comunicación. Los comunicadores y organizadores de ahora experimentan con el Internet como medio de lograr sus cometidos de democratización de la información. Nacen nuevas experiencias de la auto producción y divulgación de las noticias, y de la auto publicación de los saberes. Al mismo tiempo, actualizan la visión y la práctica de los proyectos de radio y TV de baja potencia, etc. 

Sin embargo, no debemos idealizar las posibilidades para la comunicación popular de la nueva tecnología. La sociedad mundial tendrá que rellenar la “brecha digital”. El internet tiene potencial horizontal, pero las grandes mayorías no tienen acceso al Internet, y mucho peor a la cultura y destrezas que exige.

Los comunicadores de hoy tienen que luchar por la misma democratización y libertad cultural de los nuevos medios que buscaron los de proponentes del Nuevo Orden de la Información durante los 70. Pero tienen que luchar aún más que sus antecesores porque las fuerzas que prevalecieron en nuestra contra antes son hasta más fuertes hoy día.

Termino esta reflexión con las mismas palabras encontradas en el prefacio del libro en 1973:

... la capacidad humana fundamental es la capacidad de auto expresión creadora, la necesidad del libre control de la propia vida y del pensamiento en todos sus aspectos. Una proyección particularmente importante de esta facultad es la utilización creadora del lenguaje en cuanto libre instrumento de pensamiento y expresión. Pues bien, al tener esta idea acerca de la naturaleza y de las necesidades humanas, uno se siente inclinado a pensar sobre las formas de organización social que permitan el desarrollo más libre y completo del individuo. Noam Chomsky, Sobre Política y Lingüística, pp 27 y 28, Anagrama Barcelona, 1971

Notas: 
Alejandro Barranquero, La Revolución Comunicacional en Curso. Latinoamérica en el cambio de Paradigma de la Comunciación para el Cambio Social. Presentado en el III Seminario Internacional Latinoamericano de Investigación en Comunicación. 12-14 mayo, 2005. Universidade de Sao Paulo, SP, Brasil. 

Alejandro Barranquero, María Eugenia González Cortés, Comunicación, Democracia, y Cambio Social. Sendas Viables y Alternativas Informacionales en el Nuevo Escenario Digital. Policopiado

Luis Ramiro Beltrán, Comunicación para el desarrollo en Latinoamérica; Una evaluación sucinta al cabo de cuarenta años. Instituto Para América Latina (IPAL), Lima, Perú, 1993. Publicado en el Boletín del Internet “La Iniciativa de Comunicación” accesible en: http://www.commiinit.com/la/pensamientoestrategico/lasth/lasid-754.html

Carta de Principios del Foro Social Mundial El Comité de entidades brasileñas que organizó el primer Foro Social Mundial, Porto Alegre del 25 al 30 de Enero 2001
http://www.forumsocialmundial.org.br/main.php?id_menu=4&cd_language=4

Frank Gerace, Comunicación Horizontal: Cambios de Estructuras y Movilización Social, Librería Studium, Lima, 1973

AUTOR:
Frank Gerace 

Frank Gerace Laruffa, Ph.D. ha enseñado en las universidades estatales y privadas de la zona andina, además de participar en proyectos de Comunicación y Educación en Bolivia, Ecuador, Guatemala, y Perú. Su libro, "Comunicación Horizontal: Cambio de Estructuras y Movilización Social" fue pieza clave del planteo latinoamericano de las comunicaciones populares. Últimamente, se dedica a la enseñanza del Inglés a estudiantes inmigrantes en la Universidad LaGuardia Community College/CUNY en la ciudad de Nueva York.



Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados