Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

La Tiranía ilustrada del África: Mugabe de Zimbabwe

Resumen: Si bien las elecciones multipartidistas se han introducido con mucha fuerza en diversas regiones del Tercer Mundo desde la última década del siglo XX, a menudo la democracia del Sur se ha visto seriamente amenazada por la sombra del legado dictatorial, países como Zimbabwe y Haití demolieron sistemas democráticos para transformarse en dictaduras. Hoy Zimbabwe figura entre las peores dictaduras.

Publicación enviada por Alejandro Guevara Onofre




 


INDICE
Resúmen 
Introducción 
La época del Apartheid 
Zimbabwe, un país del Africa Austral 
Dictadura y desarrollo humano 
Mugabe en el siglo XXI 
Fuentes 

1.RESUMEN :
Si bien las elecciones multipartidistas se han introducido con mucha fuerza en diversas regiones del Tercer Mundo desde la última década del siglo XX, a menudo la democracia del Sur se ha visto seriamente amenazada por la sombra del legado dictatorial, países como Zimbabwe y Haití demolieron sistemas democráticos para transformarse en dictaduras. Hoy Zimbabwe figura entre las peores dictaduras.

El ensayo La Tiranía Ilustrada del Africa : Mugabe de Zimbabwe se divide en cuatro capítulos. El primer capítulo es un encuentro con la Rhodesia, antiguo nombre de Zimbabwe, racista del siglo XX. Después ingresamos al perfil del país africano. En el tercer capítulo nos ubicamos en la historia del avance del desarrollo humano dentro del marco de la dictadura de Mugabe 

(1980-92). Finalizamos con los últimos acontecimientos de la dictadura de Mugabe en el siglo XXI.

2.INTRODUCCIÓN
A partir del fin del Mundo Soviético, el Tercer Mundo empezó a reconocer gradualmente la esencia universal de la democracia liberal, un hecho que cambio la historia en diversas naciones. En los años noventa, un buen número de gobiernos autocráticos y totalitarios cancelaron el modelo del unipartidismo para dar paso al clima del pluralismo político, el avance más importante en el desarrollo histórico de la democracia del Sur : Namibia (1990), Nicaragua (1990), Chile (1990), Cabo Verde (1991), Zambia (1991), Santo Tomé Príncipe (1991), Corea del Sur (1992), Malí (1992), Guyana (1992), Mongolia (1992), Sudáfrica (1993-94), El Salvador (1994), Taiwan (1996), Tailandia (1997), Ghana (2000) y Perú (2000). Sin embargo, surgieron nuevas dictaduras : la tiranía de Robert Gabriel Mugabe (Zimbabwe).

Bajo un modelo de « dictadura y desarrollo humano », la tiranía de Mugabe gobierna Zimbabwe desde 1980, fecha en la cual el país africano logró su independencia nacional. A partir de este momento y hasta el presente, el gobierno de Mugabe se ubica entre las peores dictaduras del Tercer Mundo, tristemente al lado de los regímenes totalitarios de Fidel Castro (Cuba) y los viejos gobernantes de Corea del Norte.

Durante los años ochenta y mediados de los noventa, la satrapía de Mugabe logró importantes resultados en el campo del desarrollo humano : salud, nutrición infantil, turismo, igualdad de género y ecología. Al igual que las extintas dictaduras-desarrollo humano de Europa del Este (URSS, Checoslovaquia, Alemania Oriental, Yugoslavia, Bulgaria, Hungría, Polonia), el régimen de Mugabe se encuentra en sus últimos días.

3.LA EPOCA DEL APARTHEID 
Los nuevos vientos de igualdad racial, que soplaron el riquísimo territorio sudafricano, están enmarcados dentro de los más importantes cambios producidos a finales de la década de los ochenta y principios de los noventa : el derrumbe de Europa Oriental y la URSS ; el término de la Guerra Fría ; los Conflictos en Afganistán, El Salvador, Nicaragua, Eritrea, Angola, Namibia, Irán-Iraq ; o las dictaduras autoritarias en Filipinas con Ferdinand Marcos o Jean-Claude Duvalier en Haití. Sin embargo, Sudáfrica no fue el único Estado donde se implantó la segregación racial como modelo nacional, el otro hecho sucedió en la extinta Rhodesia.
En el caso de Rhodesia (1965-1978), ocasionó represalias económicas, ruptura con el exterior y la expulsión de la Comunidad Internacional. 
En 1965 el primer ministro Ian Smith autodeclara la independencia nacional sin la participación de la metrópoli, ocasionando tensas relaciones con el Reino Unido, que no aprobó la pseudoautodeterminación de Rhodesia por resquebrajar la unidad nacional al oficializar un régimen blanco. Smith, inspirado en el modelo sudafricano del apartheid, legalizó, como norma estatal , políticas racistas.

A pesar de la presión internacional, ejercida por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, Rhodesia no da marcha atrás hacia la instalación de la fórmula blanca en un país de etnias negras.

Tampoco avanzan las gestiones de Washington y la postura moderada del Reino Unido. Por el contrario Rhodesia, con la cooperación de Sudáfrica, salva obstáculos económicos para el mantenimiento del Estado segregacionista.

En 1970, el Consejo de Seguridad aconseja a sus miembros romper todo contacto con Rhodesia (suspensión e interrupción total con el régimen racista en respuesta a su Constitución antinacional). 

En los siguientes años, Rhodesia queda aislada de la Comunidad Internacional. Entanto, el Mundo soviético, Africa Negra y los Estados árabes empiezan una campaña 
internacional en contra del régimen de Salisbury. En 1978, el líder Smith logró un acuerdo con la menos representativa ala política negra -vinculada con la minoría blancapara que accedan al poder en los próximos años.

El Consejo de Seguridad rechazó el acuerdo, que burlaba a la otra parte de los representantes de la mayoría negra (guerrillas). Al año siguiente, una nueva Constitución (no rechazada por el electorado blanco) concede derechos para la instauración de un Estado multirracial ; en las primeras elecciones parlamentarias pluralistas el triunfo correspondió al obispo Abel Muzorewa, político moderado. 

En 1980, como consecuencia del gobierno interino se realizan las segundas elecciones multipartidistas, que dan el poder gubernamental al líder guerrillero Robert Gabriel Mugabe, un hombre de marcada orientación marxista.

4. ZIMBABWE, UN PAIS EN EL AFRICA AUSTRAL:
Con una extensión de más de 390.579 kilómetros cuadrados, Zimbabwe se encuentra entre los sesenta países más extensos de la Tierra, superando a Japón, Alemania y Polonia. El nombre oficial del país se origina en la vieja historia del Imperio de Zimbabwe, que floreció justamente en tierras del Africa Austral. Por su genialidad arquitectónica, las ruinas del Imperio del Zimbabwe son llamadas « Atenas del Africa ». Entanto, los shona (80%) y los ndebele (19%) son los principales grupos étnicos en el país. 
Como miembro del grupo étnico de los shona, en los últimos años, el dictador Mugabe ha logrado llevar a cabo diversas políticas anti-ndebele en los circuitos de la vida nacional.

Por otra parte, la economía nacional gira alrededor de las exportaciones de tabaco, algodón, artesanías, maíz, oro, animales vivos, medicina silvestre, café y vegetales. Asimismo, exporta elefantes con el fin de incrementar la vida silvestre en otros países africanos. Al margen de la triste fama internacional del dictador Mugabe, el país es famoso por ser cuna de la actriz Thandie Newton, el escritor Dennis Brutus y el golfista Nick Price.

5.DICTADURA Y DESARROLLO HUMANO 
En la segunda mitad de los ochenta, el gobierno de Robert Mugabe, la socialista Zimbabwe, ex Rhodesia, floreció como uno de los solitarios países con mayor gasto gubernamental en el campo del desarrollo humano en el Tercer Mundo, después de vivir un largo período como colonia británica y padecer uno de los regímenes raciales del planeta. 

Todo empezó en 1980 cuando en Rhodesia las guerrillas marxistas del Frente Patriótico lograron expulsar del poder a la oligarquía racial de Ian Smith, tras una lucha de cerca de diez años.

Bajo el nuevo nombre de Zimbabwe, el gobierno de mayoría negra no sólo obtuvo progresos iniciales impresionantes en algunos campos del desarrollo humano sino también en áreas como la conservación de la vida silvestre,la participación de la mujer, la integración racial y el deporte.

Como una política favor de la igualdad de género, tal como ocurrió en los tiránicos gobiernos de Jean-Bedell Bokassa (Imperio República Centroafricana), Daniel Arap-Moi (Kenya) y Idi Amin Dada (Uganda), el gobernante Mugabe nombró a varias mujeres en diferentes cargos ministeriales: Joice Teurai Ropa Nhongo Mugari (Ministra de Juventud, Desarrollo y Recreación), Florence Chitauro (Ministra de Servicios Públicos) y Joyce Mujuru (Ministra de Desarrollo Rural y Agua). Asimismo, el número de parlamentarios aumentó en comparación con el pasado.

En el campo del deporte, Harare, capital del país, en 1995 organizó con gran éxito los Juegos Deportivos Panafricanos. Como anfitrión de los Juegos,con la participación de deportistas de más de 45 países del continente negro, el gobierno apoyó el desarrollo deportivo del hockey sobre césped, natación, cricket, atletismo, tenis, triatlón, golf, ajedrez y yatismo, los deportes de mayor popularidad en Zimbabwe.

En los Juegos Olímpicos de Barcelona-España-92, el país africano concurrió con una delegación nacional integradas por 19 deportistas: atletismo (7), judo(2), remo (2), Natación 6) y tenis(2). En las Olimpiadas de Atlanta-96, presentó una lista de 13 deportistas olímpicos: atletismo (6), box(2), ciclismo(1), clavados(1), natación (1) y tenis de mesa (2). 

A diferencia de la Cuba de Fidel Castro, los mejores deportistas de Zimbabwe son mayormente apoyados por sus familias, como ocurrió con los golfistas Nick Price y Mark McNulty, subcampeones mundiales.

En el campo de la promoción internacional, a finales del decenio de los ochenta, el gobierno de Mugabe llevó a cabo la Conferencia del Movimiento de los Países No-Alineados, una cita que costó millones de dólares al país. 

En dicho encuentro con líderes de la mayoría de países del Tercer Mundo, el gobernante Mugabe fue nombrado presidente, tal como había sucedido con Indira Gandhi y Fidel Castro.

1988 el presupuesto gubernamental del desarrollo humano figuró entre los primeros de la Tierra, por encima de Kuwait, Malasia, Singapur y Costa Rica. 

Cabe destacar que durante esta época los niños de las comunidades negras fueron los principales beneficiados con la creación de 3.200 escuelas de primaria-secundaria y las redes nacionales de seguridad alimentaria, un hecho casi insólito en un continente que luchaba contra las raíces de las hambrunas, sequías, las guerras interétnicas y el surgimiento del Sida-Vih.

Los programas para reducir las desigualdades horizontales entre la mayoría africana y la minoría blanca también incluyeron altas inversiones en los planes de salud de las zonas rurales, expansión integral del agua potable y asistencia técnica y cooperación en los precios de los productos de los agricultores de bajos precios.
Por otra parte, se llevaron a cabo diversos proyectos para descentralizar el Estado, como los Comités de Desarrollo (barrial, distrital y provincial), pero la descentralización fue fracasando gradualmente a raíz del creciente monopolio político del partido gubernamental del Zimbabwe African National Union-Patric Front (ZANU-PF) y de los intereses económicos de los grupos conservadores de la minoría blanca.

Zimbabwe obtuvo fama internacional por ser un icono de muchos grupos conservacionistas alrededor de la Tierra, orgullo que solo duro hasta finales de los noventa, al seguir el modelo de la carniceria desenfrenda de antiguas tiranías africanas de los setenta.

Se estima que durante el decenio de los ochenta, el 10 por ciento de la geografìa zimbabuense pasó a ser zona exclusiva para la vida silvestre, entre los porcentajes más altos del planeta. Entanto, se creó el Programa de Ordenamiento de las Areas Comunitarias para los Recursos Indígenas, proyecto de conservación que arrojó resultados interesantes especialmente en el Valle del río Zambezi: recuperación de los animales en peligro de extinción y mayores divisas para el desarrollo local (por concepto de las cuotas de caza, la concesión de licencias de cacería y el turismo), oportunidades de empleo (guardianes, guías, cargadores y personal de la industria turística) e imagen positiva para Zimbabwe.

La post-independencia en el Africa fue sinónimo de exódo masivo de blancos y numerosos enfrentamientos raciales, pero Zimbabwe fue la excepción principalmente por la cruzada nacional para la integración racial liderada por el presidente Mugabe, quien por estos esfuerzos recibió en 1981 el Premio Derechos Humanos Internacional de la Universidad Howard de Washington. 

Recogiendo en parte el modelo democrático de Botswana, el gobierno de mayoría negra no sólo otorgó las garantías necesarias para el respeto de las propiedades de la minoría blanca, compromiso pactado en el tratado que puso fin a la guerra civil, sino que también estimuló su participación política através del nombramiento de puestos claves en el gobierno, destacando David Smith (Ministro de Comercio e Industria) y Dennis Norman (Ministro de Agricultura).

A pocos años de empezar el decenio de los noventa, el modelo de desarrollo humano con integración racial finalizaba su corto auge a raíz de la peor crisis económica de toda la historia de Zimbabwe, incluyendo la etapa colonial, empeorada por políticas de ajuste sin ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI), llamado también Ajuste con Rostro Humano, y dos años de consecutivas sequías. El país no pudo fusionar por mucho tiempo una evidente contradicción : excesivos gastos en el campo del desarrollo humano y un crecimiento económico negativo. La economía interna, dependiente de las donaciones y la ayuda humanitaria internacional, también recibió un duro golpe tras el fin del Mundo Soviética y los nuevos aires de libertad sobre tierras sudafricanas.

Parte de los gastos estatales hacia el desarrollo humano tuvieron su origen en la ayuda económica que otorgaron diferentes gobiernos extranjeros, Mundo del Atlántico, Kuwait y algunos Estados socialistas, a través del Programa para la Reconstrucción y el Desarrollo de Zimbabwe, organismo Planificado antes de la independencia. Desde los inicios del primer gobierno de mayoría negra, Zimbabwe se beneficio de la ayuda externa por su condición de líder internacional antiapartheid y por expulsar al sistema de segregación racial de Rhodesia, uno de los dos últimos regímenes racistas en el mundo.

6.MUGABE EN EL SIGLO XXI
En el período 1980-88 Zimbabwe figuró entre las primeras pseudodemocracias africanas. De hecho, era una dictadura disfrazada bajo el manto del multipartidismo por tres razones: falta de medios de difusión independientes, ambiguo sistema judicial y débil política de derechos humanos. En 1980 el partido político ZANU, con el liderazgo de Mugabe, ganó las primeras elecciones parlamentarias, encuentro electoral de carácter pluralista, en la cual participaron un total de nueve partidos políticos, incluyendo el Zimbabwe African People´s Union (ZAPU), encabezado por el ex guerrillero Joshua Nkomo.

Cinco años más tarde, igualmente se efectuaron elecciones, asimismo con la victoria del partido gubernamental.Entanto, es importante señalar que en 1980 y 1985 paralelamente la población blanca efectuó sus propias elecciones parlamentarias para seleccionar a sus veinte representantes, según la Constitución de 1979. 

Durante esta època, la oposición, liderada por Nkomo, Ndabaningi Sithole y Abel Murozewa, jugo un papel de primer orden en la defensa del efímero sistema multipartidista.

Sin embargo, la Zimbabwe pluralista desapareció para dar paso a uno de los proyectos autocráticos más brutales del Tercer Mundo de los noventa, al lado de las tiranías pseudodemocráticas de Alberto Fujimori (Perú) y Jean-Bertrand Aristide (Haití). Gran admirador de la Revolución Cubana, Mugabe se obsesiono por el poder gubernamental a tal punto que buscó los ingredientes básicos para no apartarse de el: fraude electoral, persecusión a la oposición y políticas de división racial. El gobierno unipartidista del ZANU-PF para ganar apoyo popular en las zonas rurales, más del 70 por ciento de los habitantes del país, utilizó su última carta que le quedaba : la Ley sobre la Compra de Tierras, plan gubernamental de reforma agraria que obliga a todos los agricultores blancos , por tradición prósperos cultivadores, vender sus tierras a favor de las comunidades negras, antiguos duenos de las tierras sobre la base de la apropiación colonial de las tierras africanas de 1945.

Mientras sus colegas marxistas de Etiopía, Benin, Zambia, Tanzania, Santo Tomé Príncipe y Cabo Verde finalizaban sus períodos totalitarios, Mugabe poco a poco se transformó en el peor tirano africano del siglo XXI. 

Ahora, a 25 años del primer gobierno de mayoría negra, Zimbabwe se ha convertido en el imperio de la muerte y la extrema pobreza, un título que ha borrado viejos recuerdos como cuando la esperanza de vida nacional era de 58 años o cuando la mortalidad de lactantes se redujo a 67 por 1000 nacidos. Hoy el país, famoso por las cataratas Victoria y las hazañas internacionales del golfista Nick Price, se debate entre la vida y la muerte por efecto de dos males: la tiranía corrupta y la epidemia del Sida y el Vih.

Se estima que producto de la rápida expansión de la extrema pobreza, la proliferación de la corupción gubernamental, las tradiciones africanas (poligamia y mutilación genital femenil) y la débil lucha anti-Sida/Vih, a partir del decenio de los noventa Zimbabwe ha logrado ubicarse con relativa facilidad en la triste lista de los países más afectados por la epidemia Sida-Vih, trágico panorama que arroja más de un millón de zimbabues enfermos, miles de niños huérfanos y un incierto futuro para el país, pues el 18 por ciento de la población juvenil se encuentra afectada.

7.FUENTES 
Amnesty International Report 1996, Amnesty International Publications, London, UK, 1996
Dahl, Robert. Democracy and its Critics, Yale University, New Haven, 1989
Diamond, Larry-Plattner, Marc. El Resurgimiento Global de la Democracia, Universidad Nacional Autónoma de México, DF, 19996
Guevara Onofre, Alejandro. Enciclopedia Mundototal 1999, Editorial San Marcos, Lima, 1998
Huntington, Samuel. The Third Wave Democratizacion in the Late Twentieth Century, University of Oklahoma Press, Norman, Oklahoma, 1991
Informe sobre Desarrollo Humano 1990 : Concepto y Medición del Desarrollo, PNUD, Nueva York, 1990
Informe sobre Desarrollo Humano 2000 : Derechos Humanos y Desarrollo Humano, PNUD ; Nueva York, 2000
Informe sobre Desarrollo Humano 1991 : Financiación del Desarrollo Humano, PNUD, Nueva York, 1991
Informe sobre Desarrollo Humano 2002 : Profundizar la Democracia en un Mundo Fragmentado, PNUD, Nueva York, 2002
M´Bokolo, Elikia. « Africa : ¿campo de batalla o laboratorio de la democracia ? », Correo de la Unesco, París, noviembre de 1992
Meldrum, Andrew. « Agricultura en blanco y negro...con algunos tonos grises », Ceres, Roma, noviembre-diciembre 1993
Rotberg, Robert. « Africa´s Mess, Mugabe´s Mayhem », Foreign Affairs, New York, september-october 2000
Rothstein, Robert. « Democracia, Conflicto y Desarrollo en el Tercer Mundo », Revista Ciencia Política, Bogotá, 1991
Wallechinsy, David-Wallace, Irving. The People´s Almanac 2, Batam Book Inc, 1979

NOTA: ESTE ENSAYO FUE PUBLICADO EN MAYO DEL 2005

AUTOR:
Alejandro Guevara Onofre/ alejandro77_89@hotmail.com



Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados