Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

Las potencialidades del trabajo en equipo para atender la diversidad en la Educacion Superior

Resumen: A partir de un diagnostico inicial se corrobora el bajo desarrollo de las habilidades investigativas en la formacion del profesorado de la provincia Camaguey en el actual contexto de la universalizacion de la ensenanza superior ocurrido en Cuba. Se decide buscar alternativas para contribuir al desarrollo de estas habilidades, escogiendo el trabajo en equipos por el fundamento teorico y practico que posee.(E)

Publicación enviada por Lic. Luisel Cruz Méndez y Otros Autores




 


Índice
· Introducción.
· Desarrollo.
· Conclusiones. 
· Bibliografía.

Resumen
A partir de un diagnóstico inicial se corrobora el bajo desarrollo de las habilidades investigativas en la formación del profesorado de la provincia Camaguey en el actual contexto de la universalización de la enseñanza superior ocurrido en Cuba. Se decide buscar alternativas para contribuir al desarrollo de estas habilidades, escogiendo el trabajo en equipos por el fundamento teórico y práctico que posee. Se conforma un grupo denominado Equipo de Investigación, con la particularidad de que este grupo estaría conformado por estudiantes de segundo y tercer año de la carrera de Licenciatura en Educación especialidad Profesor General Integral de Secundaria Básica de una micro-universidad. Al frente de este equipo se designó a un asesor, o sea el tutor mejor preparado para la actividad científica de la micro-universidad. Este asesor desarrolló actividades con vistas a promover la interacción y la mediación entre los profesores en formación miembros del equipo, propiciando de este modo la atención a las diferencias individuales y la sistematización de la habilidad obtener información científica. Los métodos de investigación permitieron delimitar los siguientes resultados: incrementó del número de fichas de contenido y perfección de los instrumentos de investigación científica elaborados favoreciendo la fundamentación de los trabajos científico estudiantiles; Mejoró la comunicación interpersonal; favoreció la mediación y la interacción en la zona de desarrollo próximo permitiendo la atención de las diferencias individuales. Estos resultados avalan la efectividad del Equipo de Investigación para contribuir al desarrollo de la habilidad y para atender la diversidad.

Introducción
Cuando han transcurrido cinco años de iniciado el nuevo siglo, cada día es más evidente el papel de la Revolución Cubana por transformar la sociedad y lograr la plena igualdad de la población. Varios son los programas que se llevan a cabo para proporcionar los medios que necesita un ciudadano para lograr una cultura general integral. En este sentido, el Sistema Nacional de Educación juega un rol importante y decisivo. 

Hoy constituye un reto para el magisterio atender la diversidad humana, la cual “es un hacho real, objetivo, innegable e ineludible”. Para lo cual resulta imprescindible contribuir al desarrollo de una cultura de la diversidad. En este sentido esto “implica un discurso eminentemente ideológico y no un slogan de moda, de la apertura social o la innovación educativa, exige una verdadera transformación del pensamiento, de la práctica social y pedagógica que demanda otro modo de educación al considerar la diferencia como lo más genuino en el ser humano”. Es buscar la metodología apropiada para atender la diversidad de forma eficiente.

Referido a lo anterior, en su momento, Makarenko expresó: “Digno de nuestra época y de nuestra revolución, (...) puede ser solo la creación de un método que considere lo común y lo particular, que a cada personalidad le dé la posibilidad de desarrollar sus particularidades, conservar su individualidad”. Dicha cuestión en la actualidad no está totalmente resuelta, pues “lamentablemente algunos profesores no tienen en cuenta las diferencias individuales de sus alumnos y por consiguiente no actúan en consecuencia”. 

Entre los elementos a tener en cuenta para tener éxito en el aprendizaje Labarrere considera “atender las diferencias individuales y a la vez, aprovechar todas las posibilidades de desarrollo que existen en el colectivo”. 

Nuestro trabajo ofrece una experiencia pedagógica con el trabajo en equipos interaños para atender la diversidad en la Educación Superior, específicamente en la formación de docentes.

Desarrollo
Con el advenimiento en Cuba de lo que se ha denominado Tercera Revolución Educacional, ha llegado la universalización de la Educación Superior. La formación de docentes no está a
jena a esta, y por consiguiente, hoy es un reto para los institutos donde se forman los docentes, el perfeccionar la formación de estos en un nuevo contexto. 
Ante esta novedosa situación, es necesario buscar alternativas que propicien que la formación del profesorado tenga la calidad que exige una sociedad que se desarrolla, lucha ante adversidades y tiene metas superiores por cumplir. A propósito y en la actualidad, hay autores que plantean que “la necesidad de soluciones creadoras y contextualizadas (...), constituyen una urgencia”. 

En este marco, afianzados en una Pedagogía científica, la cual posee sus fundamentos sólidos, se revalidan las experiencias que nos anteceden y se potencia el conocimiento científico con la puesta en práctica de dichas experiencias. En el caso que se aborda, se aprovechan las potencialidades que brinda el trabajo en equipos, esta vez con la novedad de que este equipo esta formado por estudiantes de diferentes años que se forman como profesores, y está encaminado a potenciar la atención de las diferencias individuales (diversidad) en la actividad científico estudiantil. Entendida estas diferencias individuales como “aquellas disparidades existentes entre los individuos de una especie en correspondencia con las condiciones individuales de su desarrollo concreto como seres biológicos, y también –en el caso de los seres humanos- como seres sociales”. En tal sentido, las diferencias individuales asociadas a la eficiencia del aprendizaje escolar se pueden manifestar de tres formas:
a) “la diversidad física y natural.
b) La diversidad socioeconómica y cultural, y
c) La diversidad psicológica (cognitiva, afectiva, motivacional y psicosocial) de estudiantes (y docentes)”. 

Es necesario apuntar por la relación que tiene con este trabajo, algunos ejemplos de esta última, o sea formas de manifestación de la diversidad educativa: “desarrollo de los procesos, hábitos, habilidades, y capacidades intelectuales (independencia, flexibilidad, racionalidad, ...); conocimientos generales y específicos; estilos cognitivos; estilos y estrategias de aprendizaje, etc” , en lo cognitivo, y en lo psicosocial: “relaciones con los compañeros, posición en el grupo; habilidades y competencias comunicativas, estilos de relación o comunicación con los demás; expectativas que tiene con respecto al grupo, a sus profesores y a otras personas”. 

Después de un acercamiento breve al tema de la diversidad loa autores puntualizan la concepción que tienen sobre trabajo en equipos, como punto de partida para analizar la experiencia pedagógica que presenta este trabajo.

El trabajo en equipos. Característica y potencialidades.
Es necesario partir de que la educación en el colectivo constituye un principio de la educación en el socialismo. Por consiguiente, esta forma de actividad vista desde un plano grupal tiene antecedentes en el pensamiento de clásicos de la dinámica de grupo como Jacobo Moreno (Húngaro); Pichón Riviere (Argentina); Karl Roger y Merried (E.U.A); y de Cuba Raquel Bermúdez, Lorenzo Pérez, Julio César Casales, Manuel Calviño y otros, los cuales han profundizado científicamente en lo referido al test sociométrico, la dinámica de grupos escolares y la orientación psicológica de los grupos.

Estos autores plantean su concepción de grupo, y al respecto concuerdan en indicadores básicos para que existan los mismos, como son:
§ La presencia de interacciones entre personas.
§ La percepción de membresía-pertenencia.
§ La existencia de una interdependencia entre los sujetos.
§ Las motivaciones y emociones comunes.
§ La estructura de las interrelaciones.
§ La influencia mutua.

Raquel Bermúdez en su definición: “Conjunto de personas que interactúan directamente entre sí (cara a cara), durante un tiempo relativamente estable, para alcanzar determinadas metas, mediante la realización de una tarea” , engloba los indicadores anteriores y de ahí que en este trabajo se asuma su concepto. Por tanto, de todo lo planteado queda claro que como características esenciales un grupo debe poseer: interacción entre sus miembros, estabilidad relativa, metas u objetivos comunes y tareas comunes.

En investigaciones realizadas con grupos se han podido determinar múltiples beneficios que el mismo brinda, así como se han determinado potencialidades que posee como por ejemplo: economía de tiempo, mayor nivel de elaboración y creatividad, mayor saber y crecimiento social, potencia lo individual desde la pertenencia, experiencias vivenciales, clima emocional, posición activa ante el aprendizaje, proyecciones futuras, necesidad de un espacio de contención y movilización de resortes emocionales. También están determinados algunos elementos que constituyen barreras para el mismo, por ejemplo: falta de liderazgo, objetivo mal definido, escasa comunicación, desmotivación, complejidad del proyecto.

Lo planteado está corroborado en los estudios de investigadores cubanos y de otras latitudes, entre los que podemos mencionar a los siguientes: Zarzar Charur (1980), Scepelli (1987), Rugarcía (1995), Rico Montero (1996), Velazco Gallo (2002), Patricia Arés (2003), Manuel Calviño (2003), entre otros. Todos estos autores han dejado como legado un fundamento teórico y práctico que hoy sirven de sustento a nuevas investigaciones en este sentido. Con esta concepción sobre grupo se trabaja en la experiencia pedagógica que se presenta.

Es necesario apuntar que como todos los alumnos no avanzan al mismo ritmo en el proceso de aprendizaje, algunos se retrazan y otros adelantan. Por lo que “el profesor debe conocer cabalmente a cada uno de sus alumnos: sus dificultades, posibilidades, intereses, pues sin este conocimiento no es posible realizar ningún trabajo individual. (...) debe prever las distintas formas de atención a las particularidades individuales (...) establecer metas colectivas e individuales y orientar tareas de acuerdo con las dificultades de los alumnos”. Por cuanto existe en las aulas una diversidad de educandos, los cuales como característica de la personalidad son diferentes para el aprendizaje escolar y de forma general como individuo, constituye una necesidad el diagnóstico.

Al respecto Arias Beatón plantea “que la evaluación y el diagnóstico no deben tener un carácter clasificatorio y cuantitativo, sino explicativo y descubridor de las potencialidades del desarrollo y que la labor educativa, centrada en la colectividad, permite la adecuada socialización del escolar”. De lo expuesto se desprende “el papel que puede y debe desempeñar el colectivo en el desarrollo integral de la personalidad de cada uno de sus miembros si se sabe dirigir y emplear esa potencialidad: la socialización, el intercambio, la interacción, el modelo, la cooperación, el apoyo de los más aventajados, sin excluir, sustituir, ni sobreproteger a nadie”. 

Teniendo en cuenta estos fundamentos, se ponen en práctica y buscan soluciones a la realidad que enfrenta hoy el trabajo científico estudiantil, y en especial las habilidades para desarrollar con éxito la función investigativa del profesional de la educación.

En la actualidad varios autores que trabajan esta temática hacen referencia a determinadas habilidades que deben desarrollar los estudiantes para indagar en las fuentes teóricas y prácticas de disciplinas, así se citan a Adelaida M. Ballbé Valdés (Ciego de Avila), Adelaida Almaguer Alvarez (Las Tunas), Caridad Fresneda Gálvez (La Habana), entre otros. Estos autores no se refieren a las habilidades investigativas específicas que debe desarrollar un profesional inherentes al proceso de investigación científica.

Por otro lado, los autores Machado Ramírez y coautores, Chirino Ramos y Nocedo León, sí presentan en sus trabajos habilidades investigativas específicas que se corresponden con el proceso de investigación científica, y este último nos da una definición la cual se asume en el trabajo. Este autor las define como “las acciones dominadas para la planificación, ejecución, valoración y comunicación de los resultados producto del proceso de solución de problemas científicos”. Y partiendo de una sistematización de estas concepciones, hemos definido como habilidades investigativas las siguientes:
Ø Obtener información científica.
Ø Planificar el proceso de investigación.
Ø Solucionar problemas científicos.
Ø Comunicar los resultados.

En el trabajo se utiliza el trabajo en equipos interaños para potenciar el desarrollo de la habilidad obtener información científica. A continuación se presenta la aplicación y los resultados de la experiencia pedagógica. 

El trabajo en equipos como potenciador de la diversidad.
La trabajo realizado parte de la necesidad que presenta la formación del profesorado en el nuevo contexto de universalización, de potenciar el desarrollo de las habilidades investigativas, partiendo de que las mismas actualmente no se desarrollan hasta los niveles requeridos.

Un diagnóstico realizado a una muestra de Profesores en Formación en el contexto de la universalización de toda la provincia Camaguey, y tomada como diagnóstico inicial, pudo constatar de forma general, que al evaluarse los Profesores en Formación acerca del desarrollo de sus habilidades investigativas: el 48,4% se evalúa de B a MB y el 51,6% se evalúa de R a M; Al referirse a la contribución del tutor para el desarrollo de estas plantean: un 39,8% que es alta y un 60,2% que es de media a baja. 

Al realizar un análisis en detalles del diagnóstico, se pudo comprobar que la habilidad para obtener información científica es insuficiente por cuanto confrontan dificultades para elaborar instrumentos de investigación; en todos los casos tenían dificultades para elaborar fichas bibliográficas, el número de fichas elaboradas era insuficiente; y dificultades para sacar conclusiones de la información obtenida en las fuentes vivenciales y teóricas.

El diagnóstico solo estuvo dirigido al análisis de esta habilidad pues estos datos eran suficientes para compararlos con los resultados del equipo en el cual se realizó la experiencia pedagógica, el mismo se integró por 5 Profesores en Formación, egresados de bachillerato, los resultados académicos que le anteceden se pueden considerar como medios, y la motivación profesional todavía en niveles inferiores a los deseados. Los cinco estudiantes que la componen 2 son de segundo año y 3 de tercero, de la carrera de Licenciatura en Educación, especialidad Profesor General Integral de Secundaria Básica (PGISB).

Al comenzar el curso 2005-2006 se delimita la micro-universidad objeto de la experiencia pedagógica. Allí se selecciona al azar la muestra experimental, y se organiza el “Equipo de Investigación” una vez que cada miembro ya tenía su tema de investigación definido según las prioridades del Ministerio de Educación y en especial de su territorio.

Al frente del Equipo de Investigación se asigna como asesor al tutor mejor preparado para la Actividad Científica, dando solución a un problema aparejado a este nuevo contexto, los autores se refieren a la preparación de los tutores, la cual no se corresponde todavía con los niveles deseados.

En la primera reunión se procedió como corresponde: presentación a los profesores en formación de la variante de trabajar el componente investigativo en equipos interaños; presentación de los miembros del equipo; presentación del plan de encuentros para todo el curso conveniado con la dirección de la microuniversidad; elaboración del contrato y los aspectos que contendrá el mismo: frecuencia de las secciones. (Como mínimo una vez al mes); horario de trabajo. (Jornadas de 4 u 8 horas, como mínimo) y la forma de proceder en cada encuentro. 

Las actividades a desarrollar por los miembros del equipo para sistematizar las acciones y operaciones necesarias para desarrollar la habilidad Obtener Información Científica se previeron con anticipación. A continuación las presentamos:

* Visita a CEDIP, bibliotecas, Club de Computación.
Objetivos: - Localizar la bibliografía correspondiente al tema de investigación.
- Realizar fichas en correspondencia con las necesidades del investigador.
- Acceder a información publicada en las redes informáticas.

* Presentación y análisis en el equipo de la bibliografía localizada y las fichas elaboradas.
Objetivos: - Intercambiar la bibliografía localizada e información fichada.
- Revisar la estructura de las fichas.
- Analizar la información obtenida en las fuentes teóricas.

* Talleres sobre las temáticas investigadas.
Objetivos: - Exponer individualmente sobre la información obtenida acerca de la 
temática investigada.
- Analizar ideas de los investigadores acerca del desarrollo de su investigación.

* Conferencias ante el claustro de la microuniversidad.
Objetivos: - Modelar acciones pertinentes a la defensa de informes de investigación.
- Potenciar la preparación individual sobre la temática investigada.
- Potenciar la preparación metodológica del claustro.

* Presentación a los miembros del equipo de instrumentos elaborados.
Objetivos: - Analizar los instrumentos en correspondencia con los parámetros 
establecidos para su diseño.
- Delimitar el tipo de instrumento a utilizar según la muestra objeto de
investigación.
- Analizar la correspondencia del instrumento con los indicadores de la
variable a medir.
- Reflexionar sobre la utilidad del instrumento para el investigador.

* Presentación y análisis en el equipo de la recolección y procesamiento de datos.
Objetivos: - Interpretar la información obtenida en el instrumento aplicado.
- Evaluar de forma crítica los resultados obtenidos para su utilización.

El asesor del equipo en cada encuentro procede de forma tal de que cada miembro del equipo pudiese sistematizar las acciones siguientes: analizar las fuentes teóricas, indagar las fuentes vivenciales y sacar conclusiones. Además de atender las necesidades individuales de cada miembro.

A continuación se presentan los resultado alcanzados por el Equipo de Investigación:
Todos los integrantes del equipo incrementaron el número de fichas de contenido elaboradas para fundamentar el problema científico y la propuesta. El trabajo cooperativo les permitió acceder a mayor cantidad de bibliografía y a la vez analizar el criterio de diferentes autores sobre su tema, y determinando entre la variedad de concepciones las categorías a utilizar en su investigación.

El equipo contribuyó a perfeccionar los instrumentos de investigación científica elaborados, incrementando la calidad de los mismos. Y aplicar estos instrumentos a una muestra de su trabajo más amplia, posibilitando obtener mayor información. Todo lo que hasta aquí se ha analizado permitió una mejor fundamentación de los trabajos científico estudiantiles.

En otro orden, las actividades realizadas por el equipo permitieron la apropiación de una mayor cantidad de conocimientos, y la solidez de estos, potenciándose de este modo la posibilidad de disertar sobre su tema.

Mejoró la comunicación interpersonal, los sentimientos de cooperación y solidaridad, el sentido de pertenencia por el equipo y por el trabajo que se desarrolla. Las exposiciones ante el equipo y ante el claustro de su micro-universidad de elementos de su investigación, posibilitó la pérdida del miedo escénico, así como elevar la autoestima al ver cómo contribuyen con el trabajo científico y metodológico de su secundaria básica.

La posibilidad de que los estudiantes de segundo y tercer año interactuaran favoreció la mediación en la zona de desarrollo próximo, por cuanto los conocimientos, habilidades, hábitos adquiridos por los estudiantes de tercer año fueron trasmitidos a los de segundo, quedando demostrada la teoría socio-cultural de Vigotski sobre la mediación de otros en el proceso de aprendizaje. 

De forma negativa influyó sobre el trabajo del equipo interaños el tiempo destinado por la institución para el trabajo científico estudiantil. Y para el desarrollo de la habilidad, la utilización de las tecnologías de la informática y las comunicaciones. 

Conclusiones
Se concluye que la mediación de otros en el proceso de desarrollo de la habilidad obtener información científica a través del trabajo del equipo interaños permitió atender desde lo colectivo las diferencias individuales de cada Profesor en Formación. 
Como elemento esencial para el trabajo de investigación, el desarrollo de esta habilidad propició una mejor fundamentación, y la interacción en el equipo interaños facilitó la solidez de los conocimientos sobre la investigación, así como sistematizar las acciones y operaciones pudiendo estas devenir en habilidad. 

Bibliografía
BALLBE VALDES, A. M. ¿Cómo lograr habilidades investigativas a través de la asignatura Química Orgánica? Añadido: 27/Agosto/2002. En página web http://www.monografias.com
BELL RODRIGUEZ, Rafael y Ramón LOPEZ MACHIN. Convocados por la Diversidad. Editorial Pueblo y Educación, Ciudad de la Habana, 2002.
BERMÚDEZ MORRIS, R. y otros. Dinámica de grupo en educación: su facilitación. Editorial Pueblo y Educación, La Habana, 2002.
CALVIÑO, Manuel. Trabajar en y con grupo. 99-121. En selección de lecturas de comunicación y grupo. CEI ¨Graciela Bustillos¨, Asociación de Pedagogos de Cuba, Impreso en septiembre del 2003.
FRESNEDA GALVEZ, Caridad. ¿Habilidades investigativas básicas generales en la Cultura Física? 
LABARRERE REYES, Guillermina y Gladis E. Valdivia Pairol. Pedagogía. Editorial Pueblo y Educación, Ciudad de la Habana, 2001. (Segunda reimpresión)
LOPEZ VIERA, L. (Compilador) Comunicación Social. Editorial Félix Varela, La Habana, 2003.
Ministerio de Educación. Aprender y enseñar en la escuela. Editorial Pueblo y Educación, Ciudad de la Habana, 2002.
RICO M., Pilar. Reflexión y aprendizaje en el aula. Editorial Pueblo y Educación, La Habana, 1996.
RUGARCÏA, Armando. Aprendizaje en equipos en la universidad. En Didac, Nro 25, México, 1995. 
SCEPELLI, Gyorgy. Influencia del grupo estudiantil sobre el proceso docente./ 207-213. En la Educación Superior Contemporánea, Año 4, Nro 60, 1987.
VELAZCO GALLO, Ángel. Metodología para el desarrollo de las habilidades profesionales del Licenciado en Agronomía. Tesis de Maestría. ISPETP “Héctor Pineda Zaldívar”, Ciudad de la Habana, 2002.
ZARZAR CHARUR, Carlos. La dinámica de los grupos de aprendizaje desde un enfoque operativo. /14-37. En Perfiles Educativos, Nro 9, México, 1980.

Datos de los autores del artículo:
Autor: 
Lic. Luisel Cruz Méndez. ISP ¨José Martí¨, Camaguey, Cuba. 
Coautores: 
Dr. Alodio Mena Campos. Universidad de Camaguey, Cuba.
MSc Ángel Velazco Gallo. ISP ¨José Martí¨, Camaguey, Cuba.



Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados