Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

Sabanas de Ocumare

Resumen: En la pasada época prehispánica, los habitantes que pueblan las Sabanas de Ocumare, en su mayoría pertenecen a la etnia indígena “Quiri Quire” (mas de muchos) que se radican a orillas del Río Tuy, a todo lo largo por ser sus aguas, navegables, puras y cristalinas. Estos indios eran cultivadores de la tierra, en los rubros de yuca, algodón y maíz. Cazadores por medio de estas labores y oficios, se proveen de alimentos para el sustento de la vida.

Publicación enviada por Ramón Arnoldo Ramos Fagundez




 



ESTADO MIRANDA
Un Pasado es reflejo del presente
el presente es la oportunidad para
Construir un futuro mejor

PRESENTACIÓN
He recopilado con entusiasmo estas anotaciones y comentarios de las Sabanas de Ocumare del Tuy; de sus pobladores que con su manifestación tan popular y mi fervoroso empeño y cariño por este pedazo de tierra donde nací y di mis primeros pasos.

Es mi deseo, el contribuir a conocer algunos tópicos de la historia del origen de estas Sabanas y que en el transcurrir del tiempo y las nuevas generaciones, revelaran el constante acontecer de hechos y relatos, que nos llevará en el futuro a ser los nuevos actores del recorrido por la historia de esta región.
Contribuyendo de esta manera, a la divulgación de las costumbres y manifestaciones culturales, enalteciendo una vez más el acervo histórico, enriqueciendo de alguna forma su patrimonio y folklore.

El Autor

En la pasada época prehispánica, los habitantes que pueblan las Sabanas de Ocumare, en su mayoría pertenecen a la etnia indígena “Quiri Quire” (mas de muchos) que se radican a orillas del Río Tuy, a todo lo largo por ser sus aguas, navegables, puras y cristalinas.

Estos indios eran cultivadores de la tierra, en los rubros de yuca, algodón y maíz. Cazadores por medio de estas labores y oficios, se proveen de alimentos para el sustento de la vida.

Sus costumbres son en parte el origen de la cultura y raíz del pueblo de estas Sabanas de Ocumare, por ser los primeros que habitan este suelo, ricos en aportes y legados.

En el transcurrir del tiempo, intervienen factores intrínsecos en el mundo, que conllevan a poderosos Imperios a conquistar tierras desconocidas, y de esta manera suceden acontecimientos como el de la conquista del territorio de la República de Venezuela por parte de la Real

Corona Española, en el siglo XV.
Siendo nuestros indígenas, sometidos a privarles de su libertad, fueron emancipados y maltratados físicamente con crueldad; esta época nos transporta al pasado en que los indios se utilizaron como viles esclavos, no obstante por estar protegidos por la real cedula, pero fue violada por los encomenderos, originándose uno de los mayores genocidios de la época.

Dando origen a las primeras haciendas, en las cuales trabajaban sin descanso y remuneración alguna, nuestros indígenas, años mas tarde el Imperio Español, trae para efectuar los trabajos mas rudos y forzados a los negros esclavos del continente Africano y con ellos, algunas especies del género animal (ganado vacuno y caballar). Y genero vegetal (variedad de gramíneas, y caña de azúcar).
Estos esclavos son asignados junto con los indios para el trabajo en las diferentes haciendas y los terratenientes, les proporcionaban un pedazo de tierra (Parcela); dentro de los límites de dicha propiedad, para que junto a su familia construyan un rancho como habitación perpetuándose de esta manera su permanencia
Haciendas: Manterola, Pampero, Casa de Tejas, El Sitio (Juan F. Calderin) 

Estas haciendas eran grandes productores de ganado vacuno y el cultivo del café, y más tarde se introduce la caña de azúcar, traída de la India.

Las haciendas de la región cambian el cultivo del café, por los sembradíos de grandes cultivos de cañaverales. Originándose así, los grandes ingenios azucareros, en los Valles del Tuy, regados por las frescas aguas del río que calman la sed y el calor de sus habitantes.

Las familias trabajadoras de estas haciendas (Indios, negros y esclavos), van a agruparse en comunidades y comienza la mezcla por consaguinidad, de las diferentes razas, incluyendo las de origen Español.

Comienza el debido crecimiento de la población, y esto es motivo de la fundación de un pueblo, llamado San Diego del Tuy, en el año 1.683 toponimo que cambio en el siglo XVIII a San Diego de Alcalá de las sabanas de OCUMARE a 202 Mts de altitud en las riberas del Río Tuy.En el siglo XX fue Capital Del Estado Miranda

Como demostración de la producción agropecuaria de esa época, podemos señalar la hacienda Manterota y por lo que años más tarde se construyo un canal, que recorre las mismas aguas del río Tuy, dirección oeste para regar los cultivos de la caña de azúcar y otros . Este canal fue construido en el año 1786 y recibe el nombre de la “Acequia”.

Para la época se comentaba entre los pobladores que de las colinas que circundaban el valle, por las aguas del río, que filtraban por la espesa vegetación, se formaban riachuelos o quebradas, y de allí la creencia que se originó en este pueblo, de la existencia de Filones Auríferos, señalando la quebrada seca como la quebrada del oro.
Los caminos que unen a los valles del Tuy, con la capital (Caracas), son transitados por guarniciones de mulas, bueyes, caballos, son caminos de recuas; los cuales tuvieron un acentuado beneficio en la guerra de independencia.

Se tenían algunos lugares en el trayecto del camino, como referencias para el cambio y remontas de los animales; la Cortada del Guayabo, se prestaba este servicio por la Señora:
Carmela Torrealba (dama de Origen Español) de las Islas Canarias.
Esto explica que en los pueblos, en los lugares de afluencias de personas se encuentren hoy en día, en las aceras y paredes de algunos establecimientos comerciales, argollas tipo alcayatas, donde amarraban loas arreos de animales.
Como en los grandes comercios de Juan Demetrio cruz, Antonio Requena; esquina de la Panadería Micadelense, esquina de la pulpería Mesa, el mercado libre.

Al producirse el terremoto, en el año 1812, la población de Venezuela se ve diezmada por la cantidad de habitantes que fallecen, y otros elementos que contribuyeron, se puede sumar las guerras de la independencia y las enfermedades endémicas: estas causas contribuyeron a que algunas familias Españolas emigren a su país natal.

Quedando una gran cantidad de Originarios (indios y negros esclavos) por todo el territorio nacional, acostumbrándose estos en gran numero a vivir en las sabanas de Ocumare. 

Debido a este acontecimiento la población es de una gran variedad de mestizaje predominando, los negros, mestizos y mulatos que conformaban la región.
De las raíces que originan los habitantes, tienen mucha influencia las América Indígena, Africana, Europa (España)

De la mezcla de estas diferentes culturas, que perduraron en el tiempo mediante el progreso de este pueblo. Influyeron sobre la formación de nuestras costumbres.
Derivándose el folcklore autóctono que presenta la región: la música, la poesía, la técnica de la artesanía, sus comidas típicas sus bailes y leyendas. Son muy comunes los cantos de un baile de tambor (Ocumare del Tuy)

Catira, si me la peleara
Ay ¡cantando este tambor
El cura también se pelea
Predicando su sermón.

También tienen los bailes de danzas, como los bailes de tambor en honor al santo San Juan y San Benito.

Los Diablos Danzantes de Yaré.

En música de cuerdas se destaca la obra musical:
Adiós a Ocumare 
Del autor: Ángel Maria Landaeta.
El joropo tuyeró, interpretado por Pancho Prin.

En sus fiestas patronales en honor a San diego de Alcalá, se celebran misas y procesiones y se realizan variedades de juegos (toros coleados, peleas de gallos, carrera de sacos, palo ensebado, y las piñatas).

En la Semana Santa, se acostumbra el juego de la perinola, trompos, papagayos y rompe coco.

En lo referente a la artesanía:
Los habitantes elaboraban (Cestas, cepillos, capella para alpargatas del cual las elaboran de color negro con adornos de hilo de color, muy propias del lugar)
El desfile de grupos de indios de la Sagrada Virgen de la Coromoto instaurado por el Padre Pérez
Programas radiales culturales y musicales presentados por: el señor Cipriano Moreno. Y Miguel Fernández. Alusivos al Folcklore Autóctono de la región.

El arte culinario, se realza con la elaboración de “Dulces Criollos” y de una gran variedad:
Arroz con Coco
Tabletas de coco
Besos de Coco 
Majaretes 
Pan de Hornos
Melcochas y alfeñique
Almíbar de frutas.

En la actualidad en algunas localidades, se organiza “La feria de la cachapa”, entre el mes de agosto y septiembre. Que atrae muchos visitantes y turistas que embellecen este evento, dando mucha vistosidad y entusiasmo.

En la época pasada, se podía observar por la mañana a los dueños de las pulperías exhibir sus mercancías a las puertas: Riestras de tabaco, bultos de casabe, sacos de carbón, brazadas de leñas, latas de carburo y hasta Tambores de querosene, y encima del mostrador un pan de queso llanero y rollos de mecates y cordeles. La idiosincrasia de los habitantes, nos lleva a rememorar algunos cuentos y anécdotas como la de este relato: un comerciante, dueño de una pulpería situada en la calle Miranda, cruce con calle el calvario (Esquina Micadelense);

Estaba reconstruyéndose las tuberías del drenaje de aguas servidas, de su residencia y en la excavación, se encontró con unas botijas de morocotas, el hombre se apresuro y saco lo encontrado; al tiempo este señor empezó hacer mas prospero y empezó hacer alarde de su riqueza y hasta compro un vehículo “Cadillac color negro” pero al mismo tiempo su salud empezó a deteriorarse y no mejoro jamás, al tiempo falleció y dicen los pueblerinos, que fue por no cumplir la promesa al difunto dueño del entierro.

También se relata muchos cuentos, de esos que llaman de caminos:

La mula manéa, El Carretón, La sayona

En algunos de los asentamientos campesinos, La trilla, Valle Morin, Boca de Onza y mas allá Quiripital.

Una de las haciendas del lugar, “Chupadero” propiedad del señor Juan Bernal, la cual estaba abastecida por una bodega, que provee de víveres y alimentos a los vecinos del lugar, en los corredores de la casona, servirán de descanso a estos clientes y también de ultima parada a los muertos, que bajaban en hamacas o mampuestos de las colinas circundantes, para darles sepultura en el cementerio del pueblo.

Se empieza a observar el progreso del pueblo, y también los promulgamientos de leyes y normas a mediados del año 1845. s proponen las leyes que van a defender a los campesinos y agricultores, siendo su gran defensor Dr. Tomas Lander y mas tarde por la igualdad de la repartición repartición de tierras, el General Ezequiel Zamora defensor de su origen y terruño.

La estructura de la iglesia, con su arte Europeo de Estilo Barroco y al frente El Consejo Municipal y al lado la Jefatura Civil, en las adyacencias algunos establecimiento de botillerías (Bar); Se inician las acometidas de teléfonos que en parte viene a sustituir el telégrafo; se instalo uno en la prefectura y otro en la pulpería del señor Félix Marín, en la vía hacia El Calvario en todo el frente de la cruz verde.

Se sustituye el trasporte tradicional de sangre (animal) por vehículos de motor a gasolina. (Ford de tablitas).

A la entrada del pueblo, en una cuesta, al frente del bar Zulia, propiedad del Señor Ojeda, estaba situada una de las primeras estaciones de gasolina.

Mas adelante al frente de la plaza Bolívar, se encuentra el cine y también una emisora de radio, propiedad del señor Eleazar Ramos (Ondas Valles del Tuy)
Los ciudadanos del pueblo de Ocumare del Tuy, se reunieron y constituyeron una sociedad, denominada “Club Tropical” dirigido por familias como: Los Veitias, Fagundez, Arguinzones, Arochas, Belisario, Landaeta.

Cuya sede estaba situada en la calle Bolívar y se celebran los granes bailes y fiestas de carnavales y el onomástico de la fundación de la ciudad
Para el año 1948, estaba conformado el cuartel de infantería, el cual estaba situado al comienzo de la calle Bolívar, siendo para ese entonces, su comandante el Tcnl. Zambrano Roa, el Cáp. Yépez, el Tte. Febres y el Sgto. De comunicaciones Ramos Ávila.

Una edificación modesta y sencilla, constituían la sede del hospital Simon Bolívar. Contando con los servicios de médicos: Dr. Martínez Plaza – Dr. Luís Rosasy enfermería, Rosa Linares.

En el campo de la educación, se funda el grupo escolar “Miranda” y el liceo Pérez Bonalde, la escuela de Normal y el Colegio Santo Ángel, dirigido por religiosas.

Años más tarde. Se forma la escuela artesanal y la escuela de artes y oficios para mujeres, siendo una de sus destacadas directoras la profesora, Rosa de Arguinzones.

El trasporte de mercancía, de las ferreterías, la harina de trigo para las diferentes panaderías y otros materiales y enseres, lo realizan hombres vecinos de la localidad, dueños de camiones de carga desde la capital de la Republica: El señor José Manuel Arguinzones, Jorge Alexander, Jesús Esparragoza.

En la actualidad el hacinamiento de la población, se debe a la llegada de oleadas de familias damnificadas, que por consecuencia de desastres naturales han emigrado a este territorio (Desastre natural sucedido en la población de la guaira, en el año 1.999) 

Este hecho, le ha dado como característica significativa, el señalamiento de ciudad satélite o ciudad dormitorio de Venezuela; Sus habitantes en el día, se trasladan a poblaciones cercanas y a la gran Caracas, a elaborar en diferentes oficios y vuelven a sus hogares por la noche, debido a la escasez de empleo.

En la actualidad cuentan con grandes avenidas, y carreteras asfálticas que la conectan con la autopista regional del centro, y que pueden conducir a sus pobladores a cualquier parte o destino del país.

Cuentan también con un moderno Terminal de pasajeros, que cobre las diferentes rutas o destinos de los viajeros.

Punto estratégico en cuanto a los reservorios de agua, embalse la Mariposa, Lagartijo y Ocumarito; que surten de agua potable a los pobladores del lugar ya la gran Caracas.

Ciudad industrial, por la instalación de modernas industrias manufactureras de repuestos para vehículos, material mecánicas, productos químicos, alfarerías y fabricación de cemento.

Se conservan algunos vestigios, hoy día de la siembra de la caña de azúcar y producción de ron, el canal de la acequia, el curso originario del rió y hasta algunas viejas instalaciones de las existentes haciendas, El Sitio, Casa de Tejas, y Pampero que harán contraste con las modernas vías del ferrocarril y las actuales instalaciones del aeropuerto Metropolitano, que nos conllevara a recordar la época pasada, pero nos hará testigo del presente y actores del futuro por las nuevas generaciones.

Autor:
Ramón Arnoldo Ramos Fagundez

Permiso Legal: LF04320058004135
Impresión y Corrección:
Class Surprise C.A.

Distribución
Calle principal Nº 153
Urb. Los Samanes Maracay
Edo. Aragua
pipo3515@hotmail.com

Sabanas de Ocumare
Ocumare del Tuy
Estado Miranda
Venezuela

Se termino de imprimir en Maracay Edo. Aragua el día 12 de Febrero del año 2006
Republica Bolivariana de Venezuela



Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados