Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

La escala del deterioro cerebral

Resumen: Mamá Gilma tuvo un accidente y resulto con una herida en la cabeza, en la cual tuvieron que colocarle 15 puntos de sutura. Fue solo un instante en que quedó sola y perdió el equilibrio (problemas en el encéfalo y cerebelo)...

Publicación enviada por Gregorio Alejandro Cardenas Obando




 


Mamá Gilma tuvo un accidente y resulto con una herida en la cabeza, en la cual tuvieron que colocarle 15 puntos de sutura. Fue solo un instante en que quedó sola y perdió el equilibrio (problemas en el encéfalo y cerebelo). La buena nueva es que no hubo ningún traumatismo más grave y que en el curso de estos días que han pasado desde el accidente, la herida ha cerrado y cicatrizado muy bien. Esto último refuerza nuestras esperanzas: el cuerpo de la mami tiene aún la capacidad de regenerarse, de producir nuevas células (en éste caso de la piel).

La médica que la examinó (al ver su tomografía), le dijo a mi hermana Ana María, que el cerebro de mamá estaba en muy mal estado, que era cuestión de tener paciencia y esperar…claro, lo peor. La escuchamos, pero nos preguntamos, ¿por qué no seguir insistiendo en trabajar para nutrir, ejercitar y fortalecer su cerebro?¿Por qué no podemos aceptar lo que ya se testimonia en múltiples casos similares: toda célula de un órgano del cuerpo humano, que esté viva, tiene la capacidad de regenerarse y reconstruirse, siempre y cuando sea sometido a un proceso de desintoxicación y de nutrición celular, en el aspecto físico; de amor, cuidado y re-entrenamiento terapéutico en el plano emocional y mental? En ocasiones olvidamos que el cerebro es un órgano (¿será que lo confundimos con la mente?), que requiere una fuente de nutrición de calidad que le dé la energía necesaria para su correcto funcionamiento.

En la familia empezamos a reaccionar. Nuestro primo Carlos Serrano Obando nos alienta a seguir escribiendo. Nuestra sobrina Ana María Orduz nos recuerda aspectos interesantes de lo vivido en su proceso degenerativo por la tía Anita. María Ximena nos apoya con su conocimiento en el desarrollo del blog y María Alejandra hace un comentario que nos aporta conocimiento sobre los signos o señales que debemos tener en cuenta y que nos indicarían que YA estamos afectados. Natalia y Ana María, dos de las hijas de mamá Gilma, quienes han estado más cerca de ella pues viven en la misma ciudad (Bucaramanga, Santander, Colombia), y el tío Adolfo, Blanquita su esposa y Gilma Cecilia quienes asistieron a la tía Anita, saben que estos indicadores son ciertos.

He leído bastante sobre el tema. He conocido muchos casos, algunos de los cuales (en donde se ha asumido la enfermedad como un reto a superar), han tenido un proceso muy positivo. Es esto lo que me anima y me da esperanzas sobre trabajar por obtener una mejoría o, como mínimo, evitar un mayor deterioro en mi mamá.

El Dr. Singh Khalsa, especialista en gerontología y medicina anti envejecimiento resume así el problema: “Definida con palabras muy sencillas, la enfermedad de Alzheimer es un trastorno mental caracterizado por la muerte de muchísimas neuronas. Basándome en mis investigaciones y trabajos clínicos, he llegado a la conclusión de que la producción excesiva de cortisol es una de las principales causas de la muerte de esas células. Las otras causas al parecer son: factores genéticos, medioambientales y metabólicos, así como la disminución del riego sanguíneo en el cerebro.

Aún no somos capaces de influir fácilmente en las causas genéticas que provocan la muerte de las neuronas, pero en los otros factores SI.

Así pues, en mi opinión, muchas de las principales causas de la enfermedad de Alzheimer y del deterioro de la memoria que acompaña a la edad se pueden evitar y corregir.”

Ahora bien. El asunto es que se trata de una enfermedad degenerativa que va agudizando, con el paso del tiempo, los problemas de salud de quien la sufre. Veamos cómo se desarrolla (información extraída de los sitios de la Alzheimer Association y de la U.S. Office of Alternative Medicine) :

LA ESCALA DEL DETERIORO CEREBRAL: ideada por el Dr. Barry Reisberg, de la Facultad de Medicina de la Universidad de New York, es la que utilizan los neurólogos para evaluar el nivel de deterioro cerebral:



¿Terrible, verdad? Pero hay una luz de esperanza. En su libro “Rejuvenece tu cerebro”, Ediciones Urano, 1998, el Dr. Singh Khalsa habla de su experiencia exitosa con miles de pacientes y asegura algo que podemos corroborar con testimonios de gentes que han aceptado tratarse con los complementos alimenticios que yo uso desde hace once años y recomiendo a todo quien me quiera escuchar: “…estoy convencido de que ningún medicamento por si solo curará jamás esta enfermedad, detendrá el deterioro que acompaña la edad ni generará un funcionamiento mental óptimo. La única manera eficaz que he encontrado de combatir todas éstas dolencias, es aplicar un programa de tratamiento multifactorial, en el que se combinan la terapia alimentaria con la toma de suplementos de vitaminas, minerales y oligoelementos específicos; ejercicios cardiovasculares y mentales; ejercicios de respiración profunda, control del estrés y la administración de ciertos medicamentos farmacéuticos”

En palabras simples: comida sana y a tiempo (frutas, verduras y cereales; mínimo consumo de grasas), evitar el estrés, hacer ejercicio físico (caminar, nadar, bailar), ejercicio mental: lecturas, juegos de mesa, platicar y evitar la soledad. Además, una buena complementación de vitaminas, minerales y aminoácidos (precursores de las proteínas).

Ahora que Mamá Gilma se ha incorporado con entusiasmo a la vida en grupo de la casa de adultos mayores “Ruitoque Casa Mayor”, participa en actividades grupales y reconoce de nuevo la denominación de los billetes, nos preguntamos: ¿Por qué razón nos negamos a aprender sobre la vejez, si sabemos que es el camino cierto hacia la muerte, lo único cien por ciento seguro en ésta vida?

Recuerdo que de unos años para acá, ella estaba muy preocupada por las manchas color café que empezaron a salir en la piel de sus manos. Ahora sabemos que es un indicador físico de las “manchas” que van ensombreciendo el cerebro.

La mayoría de la gente (nosotros incluidos hasta hace unos 12 años), piensa que nada se puede hacer para RETARDAR la vejez.

Los muy jóvenes piensan que ese tema no tiene nada que ver con ellos. Los que están ya entre los cuarenta y cincuenta, saben que es con ellos, pero prefieren no pensar en eso. La gran mayoría de la gente de edad avanzada simplemente se resigna. Pero la realidad nos muestra que podemos hacer bastante por retardar muchos de los peores síntomas de la vejez.

El proceso típico de salud, fuerza física, vigor sexual y mental en el hombre promedio de nuestra América, que no actúe para cambiar ésta situación, es como sigue:

- El cuerpo crece en el exterior y en el interior hasta los 20 -21 años.
- A los 21 se detiene el crecimiento exterior pero los órganos internos continúan creciendo hasta los 25 años.
- Entre los 25 y los 40 años el cuerpo tiene su máxima fuerza física y mental.
- De los 40 a los 65 años el cuerpo se deteriora lentamente, pero sigue en un nivel aceptable.
- Entre los 65 y los 75 años hay una pérdida muy notable (hasta de un 35%), de todas las facultades físicas y mentales.
- Después de los 75 años nos deterioramos (nos oxidamos), cada vez peor y más rápidamente, hasta que nos morimos, generalmente antes de los 90 años.

Pero, en la medida en que hemos ido conociendo más sobre nuestros organismos, sabemos que poniendo en práctica una serie de pasos que vamos a ir compartiendo en éste blog, usted puede mejorar mucho, en particular:

1. Puede recuperar o mejorar su salud ahora.
2. Podrá vivir (primero Dios), probablemente bastantes más años.
3. Vivirá esos años extras con buena salud física y mental.
4. La salud significa que se verá más joven y guapo (a), tener más vigor y placer sexual, piel más bonita y menos arrugas y tener cabello hermoso.
5. Más salud puede significar sentirse más feliz, complacido y seguro de si mismo lo cual atrae éxito y abundancia: profesional, familiar, intelectual, financiera, espiritual y afectiva.

Es un asunto de educación y cambio de hábitos. Está en sus manos. Nadie lo va a hacer por Usted. Como ser humano es Usted un milagro: es único, irrepetible e irremplazable. Vamos a hacerlo….total, solo puede ganar.

¿Qué hacer? Vamos a ir dando pasos, como cuando aprendimos a caminar. Lento pero seguro. Hace unos años, atreverse a hablar de “mantener y recuperar” la salud de tu cuerpo por medio de uso de complementos alimenticios sería considerado una locura. Afortunadamente para la humanidad, uno de los pioneros y promotor entusiasta de lo que luego se llamó medicina ortho – molecular (para quienes gustan de los términos complicados), y que no es otra cosa que la práctica de consumir grandes cantidades de vitaminas, minerales y aminoácidos, fue el Dr. Linus Pauling (1901 - 1994), a quien nadie nunca se atrevió a llamar loco dada su exitosa carrera como científico, la que lo llevó a ser doble ganador del Premio Nobel: de Química en 1954 y de la Paz en 1.962, entre muchos otros reconocimientos internacionales.

El Dr. Pauling tomaba 300 veces más vitamina C, 80 veces más vitamina E y 20 veces más complejo B que lo que establece el US RDA (United States Recommended Daily Allowance), y aseguraba públicamente (a sus 93 años), que después de tomarlas durante más de 20 años era ésta la razón de su vigor físico y agudeza mental.

El concepto convencional en que se basa el US RDA es que el cuerpo físico requiere un mínimo de micronutrientes (vitaminas y minerales), para evitar enfermedades por deficiencia de ellos. Pero la cantidad máxima que puede usar el cuerpo para lograr su mejor estado de salud es bastante más alta. Según Pauling, estas cantidades no son “altas” sino que son “óptimas”, y que su consumo puede extender la vida y conservar el cuerpo joven unos 20 0 25 años más de lo normal. Y esto se ha probado, no solo en su propia vida, sino en la de millones de personas que por años hemos estado recibiendo a nivel celular la cantidad óptima de nutrientes.

Comencemos entonces a hablar sin temores, de la L-ARGININA, liberadora de la hormona del crecimiento.

Cuando hay una cantidad alta de hormona del crecimiento, el cuerpo del hombre produce hasta el doble de espermatozoides y el cuerpo de la mujer libera un óvulo normal cada mes. Aumenta la libido o deseo sexual. El cerebro ordena sanar heridas y huesos rotos. El calcio y el hierro son absorbidos por el cuerpo con mayor facilidad. Se aumenta la masa muscular y se reduce la grasa corporal. Aumenta la producción de colágeno, factor básico para mantener una piel tersa y sana. Además, como es una hormona maestra, la hormona del crecimiento es uno de los más fuertes estimulantes y fortalecedores del sistema inmunológico.

El hígado sano produce pequeñas cantidades de arginina, pero no es suficiente, por eso se considera que la L-Arginina es uno de los aminoácidos esenciales que debe ser suministrado al cuerpo.

Cuando hay una gran cantidad de arginina en el cuerpo, se libera la hormona del crecimiento, otorgándonos esa condición de juventud y salud que mencionamos antes. La glándula pituitaria produce hormona del crecimiento en abundancia, pero ésta se almacena en una especie de “nuez”. Esa “nuez” se tapa cada vez más con el paso de los años razón por la cual, el nivel de hormona del crecimiento en la sangre es cada vez menor. La tarea de la L-Arginina es liberar esa hormona del crecimiento que está atrapada en la “nuez”.

La arginina es un aminoácido. Es parte natural de la proteína. No es un anabólico ni esteroide, no es una droga ni está prohibida a los atletas. Cuando éramos muchachos (as), liberábamos hormona del crecimiento al hacer ejercicio o en la noche mientras dormíamos. Por ello la tomo y recomiendo que se la den a mamá Gilma, con el estómago vacío, disuelto el POWER MAKER (http://www.omnilife.com/front/detalle.php?producto=4723), que la contiene en agua pura, antes de dormir y en la mañana, antes de hacer ejercicio, sin ningún alimento que pueda interferir o bloquear su delicada misión.

Como todos los complementos alimenticios que estamos suministrando a nuestra madre, éste Power Gain (su nombre cuando lo recomendamos en USA, ver http://www.omnilife.com/front/detalle.php?producto=4723 ), es una mezcla de micronutrientes: vitaminas, minerales, aminoácidos, enzimas, fibras y otros. Por ello, en la siguiente entrega conoceremos la función de otro aminoácido vital para el correcto funcionamiento del cerebro y de todos los demás órganos del cuerpo humano: la L-Taurina.

Bibliografía
-“How to live Langer and feel better”, Linus Pauling, Avon Books, N.Y. 1986
- “Life extension”, Durk Pearson & Sandy Shaw, Warner Books Inc. N.Y. 1982.
-Link de interes: “National Center for Complementary and Alternative Medicine”, http://nccam.nih.gov/health/whatiscam/


Autor:
Gregorio Alejandro Cardenas Obando
jovensaludable@gmail.com

Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados