Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

Acercamiento a la función socio-cultural de la familia Sánchez – Valdivia

Resumen: Dentro de las publicaciones acerca de los problemas de la cultura y el arte, resulta necesario abordar desde diferentes aristas los estudios de familias, partiendo de que la misma como principal agente socializador contribuye al enriquecimiento de la cultura y la historia local de los pueblos...

Publicación enviada por Lic. Martha Barbarita Esquijarosa Escobar




 


Dentro de las publicaciones acerca de los problemas de la cultura y el arte, resulta necesario abordar desde diferentes aristas los estudios de familias, partiendo de que la misma como principal agente socializador contribuye al enriquecimiento de la cultura y la historia local de los pueblos. Son precisamente las familias las que preservan y transmiten tradiciones, costumbres, creencias, modo de vidas, formas de expresión que la convierten en un pilar fundamental para el estudio de los diversos procesos culturales. Abordar estudios de familia desde una perspectiva cualitativa de la investigación significa desentrañar aportes, limitaciones, proyecciones que no solo se convierten en el rescate de una memoria pasada sino en fuente de conocimiento para una adecuada comprensión de la historia y cultura local.

La condición del hombre como ser social conlleva a que las disertaciones de familia partan del análisis de sus funciones: biológica, económica, sociocultural, siendo esta la que mayor incidencia posee en el desarrollo de la familia, entendida como el legado histórico y cultural recibido y desarrollado por el hombre, donde está presente lo material y lo espiritual como parte de su existencia en el que familia y sociedad interactúan en un devenir continuo y perpetuo en los diferentes contextos epocales en que surge y se desarrolla.

Las familias en la medida que van interactuando entre si y con la sociedad desarrollan ambientes que contribuyen a la formación de sus miembros desde tempranas edades y van creando la necesidad o la identificación con determinadas inquietudes históricas y/o culturales, que los convertirán con el pasar de los años en unidades productoras y consumidoras no solo de la creación artística-literaria, sino también como entes activos dentro de los procesos históricos, políticos y sociales que se desarrollan.

Desde la perspectiva de esta investigación, se infiere que la función sociocultural debe entenderse a partir del legado cultural e histórico recibido por el hombre en el desarrollo de procesos materiales y espirituales que inciden en su capacidad para influir en el medio circundante interactuando la familia y la sociedad como un proceso permanente en correspondencia con sus propias regulaciones internas, transmitiendo valores a nivel de la misma.

Esta concepción de la función sociocultural requiere de la definición de la cultura como un sistema complejo, desde los cuáles los grupos sociales interpretan la realidad, se relacionan con ella y la enriquecen.

A través de la cultura se acepta el modo de producción de una sociedad, se interpretan las necesidades ya sean colectivas, individuales o grupales, se logra el proceso de socialización, consolidación y desarrollo de la misma cómo actividad de carácter individual y colectivo. La cultura no se refiere solo a la capacidad intelectual del hombre, sino que se trata de un concepto integrador que abarca todas las esferas del pensar humano, de su quehacer y su sentir.

Dentro de la sociedad, la familia juega un papel importante, contribuyendo a su inserción en los diversos espacios: políticos, jurídicos, económicos y sociales, en interacción permanente y constante con la sociedad, de allí que vista como grupo de parentesco y a la vez en el lugar de residencia la misma se convierte en un factor de transformación y enriquecimiento de la cultura.

Los estudios de familias desde perspectivas culturales no son tan antiguos en el tiempo, de allí que las primeras referencias aparecen en la segunda mitad del siglo XVIII con los aportes de Burkhordt y Huizinga. A partir de este momento la familia ha sido estudiada desde diferentes ciencias y disciplinas: la historia, las ciencias sociales, la filología, aunque los sociólogos han sido los que más han aportado en el estudio de familias desde una perspectiva holística, formando parte de las estructuras de la sociedad y la cultura.

El enfoque etnográfico contribuye a la descripción o reconstrucción analítica para la interpretación de la producción cultural de la familia mediante su modo de vida, permitiendo este la comprensión de la interacción de los hombres con el medio circundante, en un continuo proceso de transformación del mismo y al mismo tiempo la auto-transformación del sujeto, por otra parte permite la contextualización de los diferentes entornos en que surge y se desarrolla la familia a partir de ascendencias, descendencias, relaciones intrafamiliares, relaciones con la sociedad, educación recibida, sustento económico y empleo del tiempo libre.

Al estudiar a los teóricos del Marxismo se coincide en ver a la familia como la célula fundamental de la sociedad adquiriendo importancia dentro de la misma; y aunque los estudios acerca de esta datan desde el siglo XVIII, en las últimos períodos del siglo XX han aumentado dichas investigaciones; pudiendo mencionar en el caso de Cuba a Ana Vera Estrada en la estructura genealógica de la familia. El tema del papel de los componentes hispánicos en la etapa formativa del etnos cubano, lo aborda Jesús Guanche en su capítulo relacionado con los descendientes hispánicos nacidos en Cuba, por su parte Jorge Potrony, analiza la actuación de la familia en otros de los estudios realizados, vista desde una óptica social al igual que Patricia Ares Muzio en su investigación de índole sico-social, también el tema de la esclavitud es analizado profundamente desde el punto de vista de la vida familiar dentro de los barracones por Miguel Barnet, y por otro lado Ramiro Guerra afirma que la vida de la familia se desenvuelve en un ambiente limitado y circunscrito, el hogar le sirve de asilo y escudo. .Moreno Fraginals refiere que los núcleos familiares respondían a los patrones éticos y culturales europeo- occidentales.

Sancti Spíritus, una de las villas más antiguas fundadas en Cuba, atesora no solo una riqueza arquitectónica que desafía el paso de los años, sino también una historia cargada de leyendas, tradiciones y costumbres que permitieron al hombre afianzar su paso en la tierra y en el que familias de la localidad contribuyeron y enriquecen la historia y la cultura espirituana. Sin embargo aún no existen referentes que aborden la historia de las familias de la Villa en su totalidad y desde las Ciencias Históricas los estudios realizados solo enfatizan dentro de los miembros más sobresalientes de la familia, sin analizarla en toda su dimensión.

Dentro de los estudios realizados en el territorio sobresalen desde el punto de vista histórico” La familia del Castillo” investigada por el Dr. Mario Valdés Navia y los llevados a cabo por los especialistas Martha Cuellar Santiesteban y otros investigadores del Museo de Arte Colonial sobre la familia Valle-Iznaga y su incidencia en los acontecimientos mas importantes de la villa, como la fundación del primer periódico y su contribución al desarrollo socio-económico de Sancti Spiritus, otro de los trabajos precedentes es el realizado por los autores Pedro Marín y Rolando Fernández cuando trabajaban en el Museo Casa Natal Mayor General Serafín Sánchez Valdivia; donde abordan el tema denominándolos como una familia de valientes, aquí hablan sobre la creación de la misma y los distintos roles jugados por sus hermanos en las guerras independentistas y en la República la más reciente de las investigaciones revisadas es el estudio llevado a cabo por la MSc. Yamile Arrieta Rodríguez en el que efectúa un análisis sobre el comportamiento de la función sociocultural de la familia Fernández Morera donde la novedad del tema es la información que brinda sobre la proyección sociocultural de esta organización social en el territorio.

Aunque se ha abordado la temática, resultan aun insuficientes los estudios existentes sobre familias que contribuyeron con sus aportes al enriquecimiento de la historia y la cultura local espirituana. La vida de familia de los Sánchez-Valdivia ha sido poco abordada, descollando en estos estudios la figura cimera de su primogénito, estudiada por varios autores nacionales y locales, donde siempre se ha interpretado la grandeza del héroe como ente aislado fragmentado del contexto familiar, a lo que se añade que no se ha efectuado un tratamiento adecuado en toda su proyección, no determinándose aún la función sociocultural jugada por esta familia y su contribución al desarrollo de la historia y cultura local y nacional, por ello se formula a partir de lo antes expuesto el problema científico de ¿Cómo contribuye la familia Sánchez-Valdivia desde la función sociocultural al enriquecimiento de la historia y cultura local espirituanas?

El estudio de la familia Sánchez-Valdivia propicia a estudiosos y lectores interesados en el tema, profundizar en la incidencia de la misma en un contexto que rebasa el marco histórico y el político, para incursionar en procesos de creación artístico-literarios que hacen más perdurable su existencia, brindando una información sobre aspectos poco conocidos y nada divulgados hasta el momento en que se inicia el mismo. Nunca antes se ha producido un acercamiento a los miembros de la familia Sánchez-Valdivia en toda su dimensión, partiendo de las ascendencias y descendencias desde la generación de los padres del héroe, hermanos y otros familiares los que muestran además del compromiso con la patria la incursión en los procesos de creación artísticos y literarios.

Al remitirnos al lugar en que se desarrolló la organización social se analizó su desenvolvimiento como unidad de producción cultural, siendo preciso enfatizar en la utilización del tiempo libre de cada uno de sus miembros partiendo de la caracterización de contextos económicos, políticos y sociales que intervienen en su formación.

Las familias Sánchez y Valdivia, llegaron a la villa en el siglo XVI, conformándose el tronco familiar a partir de 1844 en que los padres contraen matrimonio; manifestándose en nuestro país acciones que propiciaron la aparición de la nacionalidad cubana. Como resultado del proceso de transculturación van desapareciendo los límites de la cultura originaria para dar paso a lo cubano.

El período de 1830-1898 se caracterizó por la consolidación de la base socioeconómica de la región, basada en el desarrollo azucarero y ganadero, se experimenta un notable crecimiento demográfico con avances y retrocesos en su gestación, aparece el periódico El Fénix, primera publicación en la jurisdicción, más tarde florecerían otros hasta la cifra de 74. La libertad de imprenta decretada a partir de 1820 favorece el surgimiento de estos periódicos y revistas. Se origina una narrativa propia en la que se reflejan temas profundos en el país como el esclavismo, la abolición y las costumbres históricas de la sociedad colonial cubana. Se fundaron instituciones culturales de relevancia,. se crearon los primeros colegios donde la figura de José Benito Ortigueira se destaca por su pedagogía, influyendo en sus discípulos los cuales seguirían su ejemplo como prestigiosos maestros conocedores de un latín profundo y humanistas por excelencia; destacándose en esta enseñanza miembros de la familia estudiada.. Fue el instante de afirmación histórica en que los intelectuales espirituanos nacidos en Cuba dan muestra de patriotismo y valor, nombrando a Honorato del Castillo, Rafael Río-Entero, Serafín Sánchez, Calixto Echemendía, Martínez – Moles entre otros, demostrando que la intelectualidad es la primera que se incorpora al movimiento independentista.

El interés por la preservación de todo este legado histórico, está en correspondencia con los principios de la Política Cultural Cubana, que contempla dentro de sus líneas principales la defensa y desarrollo de la identidad y la conservación y difusión del patrimonio cultural. Esta se convierte en punto de partida para estimular y propiciar el fomento de investigaciones sobre los diferentes factores que intervienen en el desarrollo de la Cultura cubana. La familia reconocida en Sancti Spíritus por su destacada labor en las guerras de independencia, en la que nueve de los diez hijos de doña Isabel Maria de Valdivia y Salas jugaron roles importantes en estas gestas libertarias, no ha sido estudiada en su totalidad para establecer sus aportes, limitaciones y trascendencia en la villa espirituana y la cultura e historia local y nacional, lo que lleva a sustentar la siguiente hipótesis: El comportamiento de la función sociocultural en la familia Sánchez-Valdivia propiciará establecer sus aportes al desarrollo de la historia y cultura local.

De sus plumas brotaron: artículos periodísticos, biografías, proclamas, discursos, libros y poesías muestra de ello es Serafín Sánchez quien a través de cartas escritas con sugestiva elocuencia y donde a través del ejercicio de la escritura, en un rico epistolario va perfilando poco a poco al brillante escritor que brotaría más tarde en un orador de altura en torno a los sucesos de la patria y su posición personal en las luchas, recogiendo en páginas de ingenuidad apasionante episodios excelsos de la Guerra Grande y perfilar en siluetas inolvidables a sus Héroes Humildes tema que fue proseguido por su hermano Tello en la República para dar cumplimiento a la obra de su hermano serafín, a lo que se añade que ambos ejercieron el periodismo dentro y fuera del país. Los recetarios de medicina creados por Raymundo Sánchez son otras de las facetas desconocidas de la familia; al igual que no existe nada divulgado sobre las aptitudes musicales de Esteban Sánchez y otros de sus miembros lo cual constituye parte del patrimonio de la historia y cultura local en Sancti Spíritus, Placido y Raimundo Sánchez por su parte incursionan en la artesanía durante su estancia en la manigua.

Los hijos de Isabel Maria de Valdivia y Salas y don José Joaquín Sánchez Marín .descollaron muy pronto (los diez hermanos que llegaron a edad adulta), incorporándose a las guerras libertarias luchando por la libertad de Cuba en las tres guerras

Estrechando lazos de amistad con patriotas de la altura de nuestro José Martí , Máximo Gómez y Antonio Maceo, siendo el primogénito; puente en la emigración entre los “pinos nuevos” y los “pinos viejos”, uniendo voluntades, van todos limando asperezas y querellas ejerciendo la función cultural espiritual entre todos los factores que debían participar en la guerras emancipadoras.

La función sociocultural de la familia Sánchez-Valdivia ha sido y es de mucho valor estudiarla en toda su dimensión pero como es de comprender no se le puede exigir una exquisitez formal, porque todos concibieron sus creaciones como un medio para llevar y propagar sus ideales revolucionarios con un lenguaje directo y sin rebuscamientos. No obstante en todo lo que hicieron se ven las condiciones que poseían, con aportes y desaciertos en el manejo del lenguaje y en el uso de los recursos poéticos, eran hombres de guerra que se caracterizaron por su valor, patriotismo y conocimientos militares adquiridos en la contienda; pero también fueron hombres que cultivaban las letras en forma periodística o a través de la versificación y la música. En todos sus trabajos se reitera el amor a la familia, a la Patria, y la confianza ante el triunfo militar contra el gobierno colonial español.

La aplicación de disímiles métodos, permitió la construcción de la historia de la familia estudiada en la que se sustentan los aportes de esta a la historia y a la cultura local. Todo realizado desde una perspectiva descriptiva, profundizando en aquellos aspectos de sus miembros que interesa conocer.

El estudio de la familia Sánchez-Valdivia facilitó a estudiosos y lectores interesados en el tema, conocer cual fue la incidencia de la misma en un contexto mas allá del histórico y el político, aproximando este estudio a aspectos poco conocidos y nada divulgados de ella, sin un análisis consecuente sobre su función en cuanto a su producción artística-literaria. Nunca antes se había investigado con la debida fuerza en toda dimensión, las figuras de sus padres y hermanos.

Radicando la importancia de este trabajo en la información que brinda sobre un tema que ha sido solo abordado desde el aspecto histórico-político, permitiéndonos reflexionar sobre la importancia que tiene la obra artístico-literaria trabajada por la familia desde su función sociocultural: al brindar conocimiento acerca de estos hombres heroicos que resplandecieron en las gestas libertarias y que utilizaron su tiempo libre para producir cultura. La función socio- cultural al acrecentarse tiende a la solidez en los estudios sobre la cultura nacional y local y por tanto en cada uno de sus miembros, al tiempo que permite obtener un mayor nivel de información cuyos resultados elevarán el nivel de las visitas dirigidas y especializadas en la Casa Natal, válido como material de apoyo a conferencias, charlas y conversatorios, en fin una mejor proyección del museo en su estrategia sociocultural hacia la comunidad,. La presentación de los resultados en eventos científicos y en publicaciones dará necesaria información para el público mas necesitado, los niños y jóvenes, contribuyendo a la socialización de los mismos.

Referencias Bibliográficas
- Abreu, Carlos y Carlota Guilló. Sancti Spíritus. Apuntes para una cronología. La Habana: Editora política, 1986.
- Ares, Patricia. Mi familia es así, investigación psico-social. Editorial de ciencias sociales .La Habana, 1990.
- Arias, Salvador. Historia de la Literatura Cubana. Tomo I. La Habana: Editorial Letras Cubanas, 2002.
- Arrieta, Yamilé. Trascendencia de la familia Fernández Morera en la cultura espirituana. Tesis de maestría. Centro Universitario José Martí Pérez.
- Barnet, Miguel. Biografía de un cimarrón .Editorial Letras Cubanas, 2006.
- Barrera Figueroa, Orlando: “Estudios de Historia Espirituana”. Ediciones Luminaria. Sancti Spíritus, 1994.
- Bernabé, Boza .Editorial Imprenta Rambla y Bouza, 1911.
- Del Moral, Luís Felipe .Serafín Sánchez, Un carácter al servicio de Cuba .Editorial Verde Olivo, 2003.
- Engels Federico. El origen de la familia, la propiedad privada y el estado. En: Obras Escogidas tomo III Editorial progreso. Moscú, 1974.
- Fernández, Orlando. Historia de la literatura espirituana (desde los orígenes hasta 1958). Sancti Spíritus: Ediciones Luminaria, 2003.
- Fernández Rolando, y Pedro Marín .Los Sánchez-Valdivia una familia de valientes. Archivo Casa Natal Museo Serafín Sánchez-Valdivia. Siga la Marcha no. 8. Sancti Spiritus, 1996.
- Guadarrama, Pablo y Nikolai Pereliguin. Lo universal y lo específico en la cultura. La Habana. Editorial Ciencias Sociales, 1990.
- Jiménez Margolles María A. Panorama histórico de la ciudad de Sancti Spíritus (hasta 1868). Sancti Spíritus: Ediciones Luminaria, 2004.
- Martí, José. (1964). Epistolario. Obras Completas. t. 20. La Habana: Editorial Imprenta Nacional de Cuba, 1965-1975.
- Lapesa. Rafael. El español moderno y contemporáneo. Estudios lingüísticos ,1996.
- Microsoft ® Encarta ® 2009. © 1993-2008 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.
- Ministerio de Educación. CD. Maestría en Ciencias de la Educación, 2005.
- Pino, Roberto: “Serafín Sánchez, enlace entre José Martí y Máximo Gómez”. Revista Siga la Marcha, no. 8. Sancti Spiritus, 1996.
- Roig, Emilio. La Habana. Apuntes históricos, 1, Pág. 62., Consejo Nacional de Cultura, La Habana, (1963)9. 10. 11.
- Sampier Roberto. Metodología de la investigación. La Habana: Editorial: Félix Varela, 2004.
- Sánchez, Mercedes, Martha Cuellar, Amelia Valdez y otros .Estudios sobre la familia Valle Iznaga.
- Sánchez Valdivia, Serafín Héroes Humildes. La Habana. Imprenta Rambla y Bouza, 1911.

Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados