Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

Grupo social y grupo deportivo. Experiencias teórico investigativas

Resumen: El trabajo parte de algunas consideraciones teóricas de la teoría de grupo social y de grupo deportivo, enriqueciendo éstas en la aplicación de algunas investigaciones sociológicas alegóricas al tema que concretizan los autores.

Publicación enviada por Ida Caridad Galvan Rodríguez y otros autores




 


RESUMEN
El trabajo parte de algunas consideraciones teóricas de la teoría de grupo social y de grupo deportivo, enriqueciendo éstas en la aplicación de algunas investigaciones sociológicas alegóricas al tema que concretizan los autores.

De las investigaciones realizadas a varios equipos de las escuelas deportivas de la provincia de Pinar del Río, se pudieron corroborar algunos rasgos particulares de connotación sociológica que pueden caracterizar a un equipo deportivo como grupo social.

Además sale a la luz la relación entre compromiso social – exigencias sociales, cualidades pareadas de gran distinción sociológica no reflejadas con anterioridad en la literatura del tema y aportada en esta investigación.

INTRODUCCIÓN
El estudio de de los grupos sociales se remonta entre los años 20 y 30 del siglo pasado por parte de la Psicología y la Sociología en Estados Unidos, muy relacionado a la crisis económica que sucedió por esos años.

Rápidamente las ciencias psicológicas y sociológicas de la época se ponen en función de encontrar formas de influencias de carácter socio-psicológico para que los obreros elevaran la productividad de su trabajo, en virtud de atenuar y evadir la situación de crisis, comportándose ambas ciencias en factores claves de la dirección y organización del trabajo, así como de los intereses de clase burguesa.

Es indiscutible que el hombre nace, crece y muere en estrecha interrelación con otros semejantes, este hecho al pacer trivial, ha provocado el estudio por casi un siglo de numerosos sociólogos y psicólogos cuyas investigaciones han conducido a toda una basta teoría de los grupos sociales, ante la evidencia de que el estudio de una persona aislada no lleva a conclusiones objetivas acerca de la realidad donde vive, sino que esta forma parte de grupos, los cuales están insertados en la sociedad.

Resulta muy frecuente en el lenguaje cotidiano, referirse al concepto de grupo, para señalar la reunión de un conjunto de personas que se agrupan por azar o por características externas tales como, sexo, género y edad por mencionar algunas.

La categoría de grupo tiene particular importancia para la Sociología y comprende a ésta en primera instancia, en primera instancia cuando están presente, un sistema significativo de relaciones sociales capaz de subyacer de forma directa en las relaciones de cooperación y comunicación que se establecen por un objetivo común, que se comporta como causa básica de existencia del grupo, así como por tareas e intereses y formas de conductas reveladas.

DESARROLLO
Los grupos sociales se desarrollan en las diversas esferas de la vida social y dentro de ellas tienen que asumir determinadas tareas que se planifican, organizan y designan acorde a las capacidades, habilidades, e intereses de quienes los van a acometer. Esta designación de tareas forma una estructura de grupo interna y resulta muy compleja, que aunque para su análisis se separan, en realidad se presentan condicionadas unas con otras. Los grupos sociales al pretender alcanzar un objetivo, tienen que desarrollar procesos de organización y control para que les posibilite un eficiente desenvolvimiento en su decursar como grupo.

Para la Sociología es fundamental la estructura de cooperación en el grupo, los cuales están mediadas por la comunicación, pues ésta es vital para la existencia del mismo y su capacidad de rendimiento, porque conduce a que los miembros del grupo actúen mancomunadamente en función de las tareas y objetivos establecidos y éstos se presentan mediante las relaciones y vínculos sociales existentes y sobre la base de la realidad objetiva.

Los individuos dentro del grupo se desarrollan como sujetos activos, en dependencia de los propósitos trazados, determinados por la esfera social en que se desarrollan, de ahí que la actividad de sus miembros sirva en cierta medida para cumplir requisitos y exigencias sociales.

Los sociólogos de la contemporaneidad analizan al pequeño grupo social, como una parte del sistema social, determinando su existencia por la formación económico social, por el lugar que ocupa el grupo en la sociedad y por el carácter de las interrelaciones con la misma.

Son diversas las características que presentan los pequeños grupos, tales como: actividad social conjunta sobre la base de intereses generales, con objetivos y tareas relacionadas con su actividad principal, distribución de roles para la ejecución de esas tareas, presencia de un sistema de dirección, voluntariedad y orgullo de pertenencia al mismo, ejercicios de control sobre la conducta de cada uno de sus miembros y estabilidad, considerándose éstas como signos de gran importancia.

La esfera del deporte resulta una manifestación de la vida en sociedad donde se ha prestado particular interés al estudio de los grupos sociales debido a que:
· El deporte se comporta como una gran institución social una de los más llamativas en nuestros tiempos.
· Resulta un medio idóneo para la contrastación empírica y el estudio teórico de los grupos sociales y por tanto es posible la aplicación de toda una serie de instrumentos de recogida de información.
· El desarrollo de la actividad deportiva y sus resultados dependen en gran medida de las interrelaciones que se forman dentro del equipo, además presenta exigencias especiales no solo hacia el perfeccionamiento físico, sino espiritual, hacia aquellas personas que deciden entregar gran parte de su quehacer a esta actividad y producto al proceso de entrenamiento se desarrollan fuertes conexiones de responsabilidad y pertenencia al equipo.

Los equipos deportivos de forma unilateral no se pueden considerar grupo social, sino solo aquellos que están perneados de determinadas características psico-sociales, poseen una marcada dimensión y en él se desarrollan estructuras formales y no formales.

Los integrantes del grupo deportivo están relacionados entre si por estructuras formales y no formales que se crean en el proceso de de la actividad estudio-entrenamiento-competencia y por las disposiciones establecidas por el entrenador y las organizaciones superiores que reglamentan el proceso de interacción de los miembros del equipo en esta actividad.

También están vinculados entre si, por otro tipo de interrelaciones que no están contenidas en los reglamentos y se pueden manifestar tanto fuera como dentro del entrenamiento deportivo, pero contribuyen a la unidad de cada uno de los atletas al grupo, sentando bases para diversificar la interacción entre ellos y recoger los resultados en la propia actividad deportiva.

Para hablar del equipo deportivo como grupo social en primera instancia debemos reconocer la presencia de un sistema significativo de relaciones sociales que van a estar interconexas con el lugar que ocupa el atleta dentro del equipo, del rol o los roles que asumen con los objetivos propuestos y con el modelo de comportamiento que se espera de cada atleta, develándose este sistema especial de relaciones sociales en el proceso de comunicación que se desarrolla.

Las relaciones sociales establecidas se demuestran a través del rol social que ocupa cada uno de sus miembros dentro del contexto grupal y del grupo en la sociedad. La presencia de estas relaciones sociales tienen significación particular porque nos dicen los roles específicos que tienen los atletas dentro del equipo y en muchas ocasiones con algunos de sus roles sociales.

Por tal razón las relaciones sociales en esencia, son expresión de las interrelaciones que suceden no entre los sujetos miembros del equipo, sino entre los roles que cometen dentro del mismo, es decir declaran a ese individuo en su rol social, de ahí el carácter interpersonal de las relaciones sociales.

Estas relaciones sociales que circulan entre sus integrantes hacen que surja un sistema especial de vínculos sociales que los hace comportarse fuera de los límites del equipo, tocando así a la sociedad en su conjunto.

El grupo deportivo solo se puede desarrollar gracias al esfuerzo de conjunto de toda su membresía por lograr el objetivo propuesto y ver en que medida coinciden los objetivos de cada integrante con los objetivos del equipo e inclusive con los que la sociedad le asigne, es por eso que las relaciones de cooperación son de gran importancia, no solo para la existencia del grupo deportivo, sino para desarrollar su capacidad de rendimiento, por ello una distribución o asignación de tareas se hace atendiendo a las habilidades prácticas y cognoscitivas del atleta, a la especialización, capacidad, desempeños e intereses de sus miembros y ello propicia la formación de una estructura interna en el equipo que apunta a lograr mayor efectividad en la cooperación de sus miembros. Cooperación en un grupo deportivo significa también que todos los atletas miembros obren de conjunto con vista a lograr sus metas grupales que en gran medida pueden coincidir con propósitos sociales.

La cooperación dentro del grupo deportivo es medida por las relaciones de comunicación, pues sin ellas sería imposible realizar cualquier tipo de actividad dentro del equipo, pues la comunicación grupal le permite viabilizar la organización interna del grupo y la eficacia en la solución de problemas.

La comunicación tiene su lugar importante dentro del grupo deportivo y constituye un mecanismo fundamental para la existencia de relaciones interpersonales, tanto dentro de los entrenamientos y competencias, como0 fuera de estos. Hemos explicado en investigaciones que los atletas no solo siente satisfacción cuando alcanzan un objetivo personal, sino también por las relaciones de comunicación que se establecen y que favorecen a que la estructura organizativa del grupo sea más eficiente. De ahí que la comunicación se comporte como vía de integración de los individuos y de desarrollo de los mismos.

También ratificamos que en el grupo deportivo la comunicación se organiza atendiendo a la actividad conjunta, trasmitiéndose experiencia, valoraciones, actuaciones y en este proceso de actividad que la comunicación organiza surgen nexos, vínculos y referencias entre los miembros del equipo que a su vez revitaliza el proceso de comunicación.

La interacción de un equipo deportivo expresa determinadas funciones sociales que no pueden analizarse ajenas a los procesos de desarrollo de la sociedad, tal es así que la dinámica interna del entrenamiento influye en la conducta que el atleta desarrolle en su medio social.

El grupo deportivo además establece determinadas normas, en dependencia de todo lo que tenga significación para él. Estas normas son productos sociales que le deben su pertenencia a los procesos de interacción social que se gestan en el equipo. El establecimiento de las normas grupales es de gran importancia par a mantener una coherencia en cuanto a la conducta social.

El atleta es un ente social, porque en lo que se refiere a su comportamiento implica a otros deportistas, todos están fuertemente influidos por experiencia, solo así pueden satisfacer sus propias necesidades.

Es de vital importancia que los atletas interioricen cual es su deber social, lo acepten como propio y lo cumplan, pues de lo contrario el equipo deportivo no cumplirá sus funciones sociales. Es por ello que el grupo deportivo es expresión y resultado de una esfera específica del desarrollo de los hombres en sociedad.

Consideramos que cuando los miembros del equipo deportivo tienen un gran sentido de compromiso para con la sociedad, se hace más viable que puedan obtener mejores resultados y que haya coincidencia entre los objetivos grupales y las exigencias sociales.

La cualidad compromiso social resulta una evidente expresión sociológica del equipo deportivo como grupo social, cualidad no registrada anteriormente en la literatura del tema y que aportamos en esta oportunidad.

Cuando el equipo se siente comprometido en relación con el encargo que la sociedad le ha dado, potencialmente estará en condiciones de cumplir las metas asignadas, pues el equipo siente entonces que su estatus está hecho.

El equipo al sentir un gran compromiso social desarrolla cualidades básicas para la vida deportiva y para la vida en sociedad, pues no reserva esfuerzos en el acto de entrenar o competir, se resiste al cansancio, doblega su cuerpo, renuncia a placeres cotidianos, manifiesta lealtad incondicional y coopera porque la tarea debe de ser realizada en beneficio mutuo.

Los grupos deportivos deben su existencia a determinadas necesidades sociales, y esta existencia se profundiza en la medida que el grupo deportivo va alcanzando mayor rendimiento, pues como la sociedad los sigue muy de cerca, sus exigencias son mayores, de ahí que sus objetivos y la diseminación de tareas van a apuntar hacia una coincidencia con requerimientos sociales.

Pudimos confirmar que la pertenencia a un grupo deportivo le da amplias posibilidades al atleta de revelarse ante todos, de demostrar su diapasón de receptividad hacia aquellas cualidades sociológicas que fueron formadas en el curso del entrenamiento y pueden revertirlas en su inserción social.

Consideramos que los estudios de los equipos deportivos como grupo social tienen particular utilidad porque a partir de entonces se puede precisar las metas de los mismos, la proyección de su actividad, la progresión de ellos, así como la diversidad de relaciones sociales que responden al fortalecimiento del compromiso que tienen con la sociedad al estar dentro de una perspectiva tan rica y variada como es el ámbito social.

Además tienen significación básica, pues el deporte tiene la peculiaridad de ser el producto de esfuerzos mancomunados y esto exige de la participación grupal.

La Sociología del Deporte en su quehacer investigativo sobre los grupos deportivos, plantea que estos son un factor importante en la recirculación social de los atletas debido a que la actividad deportiva la realizan en un proceso de interacción constante que hacen convertirse a los atletas en elemento y conjunto de las relaciones sociales.

Conocer si el equipo deportivo se comporta como un grupo social es fundamento importante en la socialización de los atletas, porque en él cursa la participación social, circula todo un aprendizaje de cualidades que pueden después revertirse en su medio social, adoptando determinada conducta y asumiendo determinados roles.

No solo podemos afirmar por una descripción numérica que un equipo deportivo es un grupo social por las cualidades descritas en la literatura, sino además como cuando producto de ellas valoramos cuanto aporta a su entorno, como viabiliza necesidades sociales y las hace suyas, manifestando así un alto grado de compromiso social.

CONCLUSIONES
Los estudios de los equipos deportivos como grupo social tienen particular utilidad porque a partir de entonces se pueden precisar las metas de los mismos, la asignación de tareas, la proyección y progresión de su actividad, así como la diversidad de relaciones sociales que responda al fortalecimiento del compromiso que tienen para con la sociedad, al estar dentro de una perspectiva tan rica y variada como es el ámbito social.

BIBLIOGRAFÍA
1. Ares, Patricia y otros. El trabajo grupal. Editorial Caminos. La Habana (2000).
2. Barrera, M. (1995). Pedagogía activa. Actualidad educativa. Año: 2; No. 7, Mayo-Junio. Santa Fé de Bogotá. Colombia
3. Bermúdez, S.R. (1996). Teoría y Metodología del aprendizaje./La Habana/: Editorial Pueblo y Educación; 186 p.
4. Chávez Chavéz, José. “El deporte educa al hombre”. Revista Academia. Consultado en Internet. 06-05-2004.
5. Domenench López, Yolanda. “Introducción al trabajo social en grupo”. Editorial Félix Varela, /La Habana/.2003.
6. De la Rua Manuel y otros. Educación Popular y Participación. Editorial Caminos. /La Habana/, 1998.
7. Urrutia Barroso, L. Sociología y trabajo social aplicado. Editorial Félix Varela. La Habana/2003.

AUTORES
MsC. Ida C. Galván Rodríguez
Profesora Titular de Sociología del Deporte
Master en Pedagogía universitaria
Facultad de Cultura Física de Pinar del Río, Cuba

MsC. José Juan González Troya
Profesor Titular de Bioquímica
Master en Didáctica de la biología
Facultad de Cultura Física de Pinar del Río, Cuba.



Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados