Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

Significación y complejidad de las habilidades lógico intelectuales en las ciencias básicas biomédicas

Resumen: Las habilidades intelectuales son inseparables de los sistemas de conocimientos de las ciencias básicas biomédicas, a la vez que están presentes en las estrategias metacognitivas de los estudiantes en el proceso de asimilación y como herramientas de transferencia del conocimiento a nuevas situaciones; de manera que a su formación y desarrollo debe prestarse la mayor atención.

Publicación enviada por Dr. C. Oscar Cañizares Luna, Dra. C. Nélida Sarasa Muñoz




 


Resumen
Las habilidades intelectuales son inseparables de los sistemas de conocimientos de las ciencias básicas biomédicas, a la vez que están presentes en las estrategias metacognitivas de los estudiantes en el proceso de asimilación y como herramientas de transferencia del conocimiento a nuevas situaciones; de manera que a su formación y desarrollo debe prestarse la mayor atención.

El presente trabajo tiene el objetivo de profundizar en el conocimiento de la significación y complejidad de las habilidades lógico intelectuales asociadas a los conocimientos biomédicos básicos, para contribuir a una mejor orientación metodológica de los profesores en su práctica educativa sistemática. Con la aplicación de métodos empíricos y teóricos con un enfoque cualitativo, se pudo constatar la posibilidad de jerarquizar la significación de las habilidades lógico intelectuales a partir de su mayor o menor relación con los conocimientos biomédicos básicos y su relevancia en la formación profesional; así como su organización por niveles de complejidad según las particularidades operacionales y de asimilación.

Palabras claves: Educación médica. Ciencias Básicas Biomédicas. Habilidades lógico intelectuales.

Introducción.
En 1988 en la Declaración de Edimburgo se planteó la necesidad de médicos capacitados que sepan escuchar, sean observadores cuidadosos, comunicadores sensibles y clínicos eficientes (1). Igualmente en las Recomendaciones presentadas por la Cumbre de Educación Médica efectuada en esa misma ciudad en el año 1993, se hizo énfasis en la necesidad de desarrollar nuevas estrategias y métodos de enseñanza y aprendizaje para desarrollar las capacidades de análisis, síntesis y evaluación, tan necesarias para la solución de los problemas clínicos; al mismo tiempo que se llamó la atención acerca de la importancia de la educación médica continuada y el aprendizaje durante toda la vida a partir del dominio de las habilidades de aprendizaje autodirigido, en la educación regular y de postgrado (2). Más recientemente, la UNESCO en la Declaración Mundial sobre Educación Superior en el siglo XXI: Visión y Acción. París 1998, recogió entre las misiones y funciones de la Educación Superior, asumir métodos educativos innovadores que conduzcan al desarrollo del pensamiento crítico y la creatividad para formar estudiantes que se conviertan en ciudadanos bien informados y profundamente motivados, provistos de sentido crítico, capaces de analizar y resolver los problemas que se planteen en la sociedad y asumir responsabilidades sociales (3).

Tales pronunciamientos orientan hacia la necesidad de desarrollar, sobre bases científicas, sistemas de habilidades pertinentes en correspondencia con las competencias de la profesión médica. En este contexto adquiere una significación especial la atención que se le presta en el proceso de enseñanza aprendizaje de las ciencias básicas biomédicas a la formación y desarrollo de habilidades lógico intelectuales con vistas a asegurar desde etapas tempranas, un profesional de calidad científico técnica y humana según su esfera de actuación (4,5). En tal sentido el proceso de formación y desarrollo de habilidades intelectuales en los estudiantes de medicina desde la disciplina Morfofisiología Humana, requiere de una relación directa y sistemática de éstas con los conocimientos biomédicos básicos con una adecuada orientación hacia la formación científica y humanista de este tipo de profesional; razones que han motivado la realización de este trabajo con el objetivo de profundizar en el conocimiento de la significación y complejidad de las habilidades lógico intelectuales asociadas a los conocimientos biomédicos básicos, para contribuir a una mejor orientación metodológica de los profesores en su actuación educativa sistemática.

Material y métodos.
Con un enfoque metodológico cualitativo con apoyo de datos cuantitativos, se realizó un estudio de la posible significación y complejidad de 15 habilidades lógico intelectuales identificadas a partir de una revisión previa de los programas tradicionales de las disciplinas biomédicas básicas particulares implementados en Cuba en las últimas décadas. La información primaria se obtuvo a través de la Encuesta y la Entrevista a profundidad como métodos empíricos. Se utilizaron los métodos analítico/sintético, inducción y deducción en el procesamiento de la información bibliográfica, la revisión documental de programas y documentos normativos y de implementación de los mismos; así como en el procesamiento de la información obtenida.

Como fuente de información se determinó un universo de 47 profesores cubanos de las ciencias básicas biomédicas que han participado activamente en la planificación, organización, dirección y control del proceso de preparación científica y metodológica de los profesores, así como en el asesoramiento del proceso de enseñanza aprendizaje de la morfofisiología humana; a partir de los cuales se seleccionó una muestra intencional de 30 profesores, con el objetivo de obtener información de utilidad acerca de la significación y complejidad de las habilidades lógico intelectuales que se trabajan en los primeros años de la carrera de medicina.
Se realizó un procesamiento estadístico descriptivo de análisis de frecuencia a partir de la información obtenida en las encuestas aplicadas.

El grupo de expertos estuvo formado por seis profesores Auxiliares y Titulares con 25 ó más años de experiencia en la enseñanza de las ciencias básicas biomédicas en Cuba, considerados por los investigadores como profundos conocedores del trabajo con las habilidades para la formación médica.

Se tomaron como variables en estudio:
1. Significación de las habilidades lógico intelectuales. Definida como la relación que presenta cada habilidad intelectual con los conocimientos biomédicos básicos y su relevancia para la formación médica durante el proceso enseñanza aprendizaje de los contenidos, a partir de juicios valorativos de profesores y expertos. Se utilizó una escala numérica del 1 al 15 para el ordenamiento de las habilidades a partir de la significación reconocida. Según este procedimiento se consideró como de:
Mayor significación. Aquellas habilidades incluidas por el 50% o más de los profesores encuestados, en las posiciones del 1 al 7 en la escala utilizada.
Menor significación. Las incluidas por más del 50% de los profesores encuestados en las posiciones del 8 al 15 en la escala utilizada.

2. Complejidad de las habilidades lógico intelectuales. Definida como el grado de dificultad que enfrentan los educandos al realizar las tareas docentes y la asimilación de la habilidad durante el ciclo orientación, ejecución, control; según el nivel de asimilación y la profundidad declarados en los objetivos instructivos correspondientes.
Se utilizaron dos escalas para que los profesores expresaran sus valoraciones acerca del nivel de complejidad de cada habilidad, la primera para su calificación del 1 al 5 y la segunda para dar un orden del 1 al 15. Se realizó triangulación de la información recolectada por ambas vías.
Este procedimiento permitió considerar como de:
Mayor complejidad. Aquellas habilidades calificadas de 4 ó 5 en la primera escala y ubicadas en las posiciones del 1 al 4 en la segunda.
Mediana complejidad. Aquellas habilidades calificadas de 2 ó 3 en la primera escala y ubicadas en las posiciones de la 5 a la 10 en la segunda.
Menor complejidad. Aquellas habilidades calificadas de 1 en la primera escala y ubicadas en las posiciones de la 11 a la 15 en la segunda.

Análisis y discusión de los resultados.
Como se muestra en la tabla 1, la mayoría de las habilidades lógico intelectuales sometidas a estudio fueron identificadas como de Mayor significación; lo cual pudiera expresar relaciones más estrechas de dichas habilidades con los sistemas de conocimientos de las ciencias básicas biomédicas; destacándose las habilidades de Explicar e Interpretar, seguidas de Definir, Argumentar, Comparar, Observar y Predecir. En general estos resultados tiene una alta coincidencia con los observados en los sistemas de objetivos declarados en los programas cubanos de las ciencias básicas biomédicas particulares y con algunas habilidades trabajadas por investigadores cubanos (4,12).



En la tabla 2 se presentan los resultados de la calificación de las habilidades lógico intelectuales de mayor significación en los contenidos biomédicos básicos según su nivel de complejidad, en la misma se aprecia que resultó de Menor complejidad la habilidad Observar, con Mediana complejidad las habilidades Identificar, Definir, Clasificar, Caracterizar, Describir y Comparar; mientras que de Mayor complejidad se identificaron las habilidades Explicar, Argumentar, Interpretar y Predecir.

La calificación de la habilidad Observar como de Menor complejidad pudiera estar en relación con los referentes cognitivos de los profesores, pues la misma representa la forma primaria de conocimiento sensoperceptual de la realidad, a partir del cual se pasa al pensamiento abstracto. El desarrollo temprano de esta habilidad puede favorecer no sólo el proceso de enseñanza aprendizaje de la disciplina Morfofisiología Humana, sino además su utilización posterior, estructurada ya como método empírico, para la investigación científica. Los autores consideran pertinente el reconocimiento de esta habilidad en el nivel de Menor complejidad, porque se convierte en punto de partida para el desarrollo de las demás habilidades lógico intelectuales. Esta posición coincide con los puntos de vista de Fernández Hernández (2004), López Rodríguez (2003) y Palma Febres y colaboradores (1998) al considerar la observación como punto de partida para el desarrollo de otras habilidades intelectuales (13,15).



En el ordenamiento de las habilidades según su nivel de complejidad, como se muestra en la tabla 3, se ubicaron en las posiciones del 1 al 4 como de Mayor complejidad las habilidades Explicar, Interpretar y Predecir; en las posiciones del 5 al 10 como de Mediana complejidad las habilidades Argumentar, Comparar, Caracterizar, Clasificar, Definir, Describir e Identificar. Por último, se ubicó en las posiciones del 11 al 15 como de Menor complejidad la habilidad Observar.



Al comparar los resultados de las tablas 2 y 3 se aprecian marcadas coincidencias en las habilidades ubicadas en cada uno de los niveles de complejidad, excepto la habilidad Argumentar que cambia su ubicación en el nivel de Mayor en la tabla 2 a Mediana complejidad en la tabla 3; por lo cual se consideró como de Mediana complejidad. Este comportamiento sugiere establecer niveles de complejidad en las habilidades intelectuales con un enfoque en sistema; de manera que se reconozcan las relaciones de coordinación existentes entre aquellas que se sitúan en un mismo nivel, pero a la vez con relaciones de subordinación de un nivel a otro. Esta taxonomía pudiera resultar una herramienta metodológica para los profesores en la dirección del proceso de enseñanza aprendizaje de la Morfofisiología Humana en correspondencia con el sistema de los objetivos como categoría rectora en esta disciplina; en los cuales se declaran las habilidades lógico intelectuales como núcleo fundamental, según los niveles de asimilación y profundidad de los conocimientos. En este sentido se han pronunciado Rosell Puig y Domínguez Hernández (2002) al referirse al enfoque en sistema de los objetivos y su relación con las habilidades intelectuales, el nivel de profundidad de los contenidos y los niveles de asimilación (16).

En relación con la idea de establecer un ordenamiento de las habilidades según sus características específicas, Gagné citado por Mejía Rodríguez (17) clasificó las salidas o estados de aprendizaje en cinco grupos: habilidades motrices, información verbal, habilidades intelectuales, actitudes y estrategias cognitivas. Este autor afirma que no hay jerarquía en esas categorías, pero sí existe un nivel subyacente de complejidad en las mismas (17). Mas recientemente se ha defendido la introducción de la categoría desempeño cognitivo de los educandos en el proceso de enseñanza aprendizaje, y su presentación en tres niveles en correspondencia con los niveles de asimilación de los conocimientos y éstos a su vez con diferentes habilidades (18). Apoyados en esta estratificación de las habilidades por su nivel de dificultad se aplican en otros países pruebas para determinar conocimientos y habilidades generales (19).

Conclusiones.
La significación de las habilidades lógico intelectuales varía según su relación con los conocimientos biomédicos básicos y trascendencia para la formación médica; aspecto que debe tenerse en cuenta en la elaboración de los sistemas de habilidades a desarrollar.

Las habilidades lógico intelectuales pudieran organizarse por niveles de complejidad según las particularidades de su operacionalización y exigencias de pensamiento lógico para su asimilación; característica que puede ser de utilidad en la dirección científica de su formación y desarrollo durante la enseñanza y el aprendizaje de las ciencias básicas biomédicas.

Referencias bibliográficas.
1. World Federation for Medical Education. The Edinburgh Declaration. Lancet 1988; 8068 (2): 464
2. World Federation for Medical Education. Proceedings of the World Summit on Medical Education. Med Educ 1994; 28 (Suppl.1).
3. UNESCO. Conferencia Mundial sobre Educación Superior. Declaración Mundial sobre Educación Superior en el Siglo XXI: Visión y Acción. Disponible en:http://www.unesco.org/education/educprog/wche/declaration_spa.htm (revisado: 06/05/2007)
4. República de Cuba. Ministerio de Salud Pública. Programas de Medicina. Primer año. Curso 1999 – 2000
5. República de Cuba. Ministerio de Salud Pública. Programas de Medicina. Segundo año. Curso 1999 – 2000
6. Rivera Michelena N, et al Sistema de habilidades en ciencias de la salud. Rev Educ Med Super 1994, ECIMED. 1- 2
7. Díaz González R, Valdés de la Rosa C, Hernández González S, Nápoles Vega A, Fajardo Cisneros B, Pedrosa Amado A. Valoración del nivel de conocimiento y habilidades con que ingresan los estudiantes a la carrera de medicina. Rev Cubana Educ Med Super 2001; 15(2).
8. Valdés de la Rosa C, Álvarez Aguilar NC, Valls García M, Valle Sánchez T, Fajardo Cisneros B. Estrategia para desarrollar habilidades intelectuales en la asignatura Bioquímica I del primer año de la carrera de medicina. Rev Cubana Educ Med Super 2001; 15(2):293-300
9. Valdés de la Rosa C, Álvarez Aguilar NC, Hernández González S, González González R, Fajardo Cisneros B. Diseño del sistema de habilidades intelectuales en la asignatura Bioquímica I del primer año de la carrera de medicina. Rev Cubana Educ Med Super 2001; 15(2)
10. Valdés Moreno J, Arencibia Flores L, cruz González J, Rivero Martínez-Malo R, González Mora M. Evaluación y desarrollo de habilidades lógico intelectuales en estudiantes de medicina Rev Cubana Educ Med Super 2005; 19(1)
11. Arencibia Flores LG Valdés Moreno JI, Galvizu Díaz K, Corredera Guerra R. Evaluación y desarrollo de las habilidades Interpretar y Predecir en Fisiología I en los estudiantes de medicina. URL disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/ems/vol20_1_06/ems06106.htm
12. Aguilera Serrano Y, Zubizarreta Estévez M, Castillo Mayedo JA. Estrategia para fomentar el pensamiento crítico en estudiantes de Licenciatura en enfermería Rev Cubana Educ Med Super 2005; 19(4)
13. Fernández Hernández JM. Una propuesta de estructura para el sistema de habilidades en la enseñanza de la morfología veterinaria. URL disponible en: http://www.revistaciencias.com/ (Revisado 06/04/2006)
14. López Rodríguez A. Cómo desarrollar habilidades reflexivas desde la práctica docente en educación física. URL disponible en: http://www.efdeportes.com/Revista Digital - Buenos Aires - Año 9 - No 66 – Noviembre de 2003). (Revisado: 06/06/2006)
15. Palma Febres A, Rubio Méndez D, Cuadrado Cisneros T. Un sistema de habilidades para la disciplina ciencias morfológicas. Licenciatura en enfermería. MULTIMED 1998; 2(3)
16. Rosell Puig W, Domínguez Hernández L. Aspectos fundamentales en la elaboración de objetivos de enseñanza. Rev Cubana Educ Med Super 2002; 16(4)
17. Mejía Rodríguez F, Benítez Aguilar F, Cambero Montes A. El tema de las habilidades. Propósitos de la educación básica. Habilidades y currículo. México. 1995. URL disponible en: http://www.dgep.sep.gob.mx/Documentos/EnsayosIDANIS_el_tema.htm (Revisado: 11/07/2006)
18. Rubio Aguilar R, Hernández Sánchez JE, Loret de Mola López E, Roca Morales F. Los niveles de asimilación y niveles de desempeño cognitivo. Reflexiones. Humanidades Médicas, Vol 6, Enero-Abril de 2006
19. Conocimiento y Habilidades generales de Lenguaje y Comunicación. URL disponible en: http://www.Educarchile.cl/módulos/psu/default.asp?esc=estudiante (Revisado 14/06/2006)

 



Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados