Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

Reflexiones teóricas sobre aspectos pedagógicos vinculados a la formación del licenciado de enfermería en la Universidad de Ciencias Médicas de Sancti Spiritus

Resumen: La Enfermería es una de las profesiones que se distinguen de la educación médica superior por la actuación profesional de este recurso en salud, que esencialmente se concreta en cuatro dimensiones fundamentales...

Publicación enviada por DCs Arturo Puga Garcia; MCs Mayra Madiedo Albolatrach; MCs Rafael Garcia Rodriguez




 


Introducción:
La Enfermería es una de las profesiones que se distinguen de la educación médica superior por la actuación profesional de este recurso en salud, que esencialmente se concreta en cuatro dimensiones fundamentales.
* Cuidado de enfermería, la persona (familia, comunidad)
* La salud y el entorno: se ocupa de la satisfacción de las necesidades humanas y las alteraciones de la salud, del hombre sano y enfermo.
* Proceso de alteración de enfermería como método científico de la profesión, basado en la evidencia científica, teniendo en cuenta acciones de promoción, prevención, curación y rehabilitación para garantizar el bienestar físico, mental y social.
* Procesos docentes, gerencial e investigativo para garantizar la calidad y optimización de los servicios de enfermería.

La atención de enfermeros en Cuba durante el periodo colonial fue una labor de practicantes empíricos que aprendían por imitación de los procedimientos elementales que se aplicaban en aquella época.

La enseñanza de la enfermería de nivel técnico, se inicia a finales del siglo XIX. En el año 1900 se establecieron escuelas de enfermería en diversos hospitales del país. En enero de 1902 en la Gaceta Oficial de la República aparecía la Orden No.3 referente al reglamento de las escuelas de enfermería y al plan de estudio y programas de esta profesión. Estos contaban con l4 asignaturas y una duración de tres años. En 1915 se promulgó el reglamento de las escuelas libres de enfermería. Posteriormente en 1940 se creo el ministerio de Salubridad y Asistencia Social, en este periodo existe un déficit de personal docente en las escuelas, faltaban instructores en las áreas prácticas, el número de graduados era escaso y no existían cursos de superación. Con el triunfo de la Revolución, comienzan a producirse cambios de gran trascendencia y profundidad en lo económico, político y social. El desarrollo acelerado de la Salud Publica cubana determinó cambios en las escuelas y programas de enfermería, constituyendo la formación de recursos humanos de la Especialidad, el objeto de atención prioritaria para asegurar el trabajo eficiente de la red de instituciones del país.

A partir del año 2003 se propone un Nuevo Modelo Formativo de Recursos Humanos en enfermería que integra el nivel técnico y el nivel universitario con salidas intermedias en tres perfiles determinados.(1)
* Enfermero Básico.
* Enfermero Técnico Superior.
* Licenciado en Enfermería.

Este nuevo proceso formativo se desarrolla coincidentemente con el inicio de la Universidad de los estudios de Enfermería a todos los Municipios de la provincia de Sancti Spìritus. El objeto de estudio de la profesión, es el cuidado de enfermería al hombre, la familia y la comunidad sanos y/o enfermos en relación reciproca con su medio social y tomando como base las necesidades humanas y su satisfacción a través de la aplicación del Proceso de Atención de Enfermería.

En el socialismo, una de las tareas fundamentales es la formación de la personalidad en correspondencia con las exigencias de la sociedad, es por ello que en los principales documentos del Partido y del Estado aparece la tarea de la educación de la personalidad como aspecto esencial. Es precisamente a través del proceso educativo que se lleva a cabo la educación de la personalidad, de ahí la necesidad de profundizar en las diferentes vías y métodos de trabajo educativo y entre los diferentes componentes de este. Entre los programas de la Revolución, estructurados en nuestro país en los últimos años, está la Universalización de la Enseñanza Superior, proceso en el que se incluye más tardíamente las carreras de Ciencias Médicas. En la Facultad de Ciencias Médicas de Sancti Spíritus se inicia esta revolucionaria idea por la carrera de Licenciatura en Enfermería a tres municipios de la provincia. Sin lugar a dudas la extensión de la enseñanza universitaria propicia un cambio en las ideas pedagógicas la cual basada en los principios del materialismo dialéctico e histórico se vincula de modo profundo a la práctica social. El proceso educativo llevado a cabo con la Universalización responde a los objetivos de la educación planteado por V. I. Lenin, la formación de activos constructores del socialismo y el comunismo, desarrollados en forma armónica, integral y multilateral, como un proceso organizado y dirigido, basado en la actividad y la comunicación que responde a los intereses del proletariado y que es un arma en la lucha ideológica de los pueblos. Nos corresponde trabajar por lograr que los egresados de Ciencias Médicas y en específico los de la carrera de Licenciatura en Enfermería respondan a estos postulados que se hacen vigentes por el encargo social que tienen estos futuros profesionales, con el momento histórico y social que les ha tocado vivir.

Desarrollo
El contexto que coincide sobre la Universidad Médica, y sobre la sociedad en general, apunta a una globalización que sobrepasa el marco económico e incluye la educación, la política, la cultura, la tecnología, la información, etc. “..La Universidad es un empeño de insertarse internacionalmente con un nivel de excelencia y competitividad, tiene que formar los profesionales con los valores que identifican al profesional de la salud en Cuba: humanismo, solidaridad, abnegación, sacrificio, incondicionalidad, patriotismo, además de bien preparado científicamente, comprometido con su país y con su pueblo..”(2)

Todo esto, unido a la implementacion del Nuevo Modelo formativo en la carrera de Enfermería hace que tanto estudiantes como profesores participen mancomunadamente en el empeño de lograr un proceso de calidad a partir de su proyecto pedagógico en función de una relación armónica, entre el conocimiento científico y la dinámica del contexto social, mediatizada por procesos comunicativos e interactivos entre la Universidad y la Sociedad. Se desprende pues la importancia que se debe brindar a la relación Pedagogía _ Educación, el objeto de estudio de la Pedagogía como Ciencia es la Educación del hombre visto desde un prisma integral a su entorno, a la sociedad, donde la escuela es la institución rectora del proceso educativo vinculándose a esta la familia, el grupo, el individuo como tal. “...Al abordar este tema partimos de la consideración de que la educación como fenómeno social históricamente desarrollado como núcleo del proceso socializador ejerce una influencia decisiva en la formación del hombre a lo largo de toda su vida, y debe prepararlo tanto para el logro de una incorporación personal y social activa como para el disfrute y plenitud que deriven de la misma...”(3). José Martí expreso “...educar es depositar en cada hombre toda la obra humana que le ha antecedido: es hacer cada hombre resumen del mundo viviente, hasta el día en que vive, es ponerlo a nivel de su tiempo, para que flote él y no dejarlo debajo de su tiempo, con lo que no podrá salir, es preparar al hombre para la vida...”(4). Durante algún tiempo se ha discutido el problema de si los recién egresados de cualquier programa educativo básico están bien preparados para el ambiente laboral, los educadores sostienen que los estudiantes están capacitados para comenzar la práctica de la profesión, pero en ocasiones los nuevos graduados no son competentes sino hasta después de un periodo de orientación. Interrogantes como: ¿Cuáles son los criterios empleados para decidir que los recién egresados no están totalmente aptos para enfrentar el ambiente laboral. ¿Tienen motivación nuestros egresados por la profesión que comenzaran a desempeñar. ¿Responde el programa de estudio a las exigencias formativas educativas que aspiramos de nuestros egresados. Son estas preguntas, entre muchas otras las que nos realizamos a menudo y las que de forma eficiente y adecuada debemos responder para garantizar la calidad y competencia profesional de los egresados especialmente de los Licenciado en Enfermería. Por el gran compromiso y reto que impone este Nuevo Modelo Pedagógico en la formación del Licenciado en Enfermería y por las características de que este se inicia con la Unversalizacion de esta carrera de las Ciencias Médicas, el autor se propone desarrollar un proyecto evaluativo con el propósito de que sirva de base al establecimiento de una estrategia metodológica que contribuya al perfeccionamiento de este. Se aborda por tanto, la concepción de un Modelo Teórico para la formación de la asistenciabilidad en le proceso formativo del Licenciado en Enfermería en la Facultad de Ciencias Médicas de Sancti Spìritus, para contribuir a la formación integral, tanto profesional como humanitaria de los egresados de esta carrera de las Ciencias Médicas. Así desde este Modelo, intentamos aproximarnos a una mejor comprensión de nuestro objeto de estudio, el proceso de formación de profesional de Licenciatura en Enfermería en esta Universidad Médica. A partir del presupuesto epistemológico de que el objeto de las Ciencias Sociales son procesos conscientes que tienen un carácter holistico y, por lo tanto, su estudio se debe hacer desde este enfoque; que lo que tiene significación en los mismos son las relaciones y estas son de carácter dialéctico, permite pues establecer un Modelo teórico que de manera esencial contribuya la formación de la asistenciabilidad, en el egresado de Lic. Enfermería en esta Facultad de Ciencias Médicas. Cualidad esta que el autor enfoca a la formación de un nuevo profesional que sea capaz de desarrollar las funciones de, promover saludables estilos de vida, al desarrollo de sus habilidades comunicativas con los individuos y los grupos sociales. Considerar en su accionar las necesidades de salud y las expectativas de los individuos y la comunidad. Brindar asistencia de calidad dirigida a satisfacer las necesidades del individuo, la familia y la comunidad. Desarrollar nuevas prácticas que posibiliten su trabajo en equipos multiprofesionales y multidisciplinarios, asumiendo las tareas de gestión que le correspondan. Garantizar la relación costo-efecto, al tomar decisiones que aseguren el empleo óptimo de los recursos y considerar las implicaciones éticas y financieras en beneficio del paciente. Desarrollar la superación profesional posibilitando a los graduados universitarios la adquisición y perfeccionamiento continuo de los conocimientos y habilidades requeridas para un mejor desempeño en sus responsabilidades, funciones laborales, docentes e investigativas. Teniendo en cuenta lo revolucionario, novedoso y abarcador de este Nuevo Modelo Pedagógico en Lic. en Enfermería debemos esforzarnos por la “..calidad del proceso, y no que esta se imponga como expediente retórico sin consideración alguna sobre su fundamentación real..”(5)

Esta debe abarcar a los egresados en sus tres escalones de su formación.
* Técnico Básico al concluir el 1er. Año
* Técnico Medio al concluir el 3er. Año.
* Licenciado al concluir el 5to. Año.

En cada eslabón se conjugan la enseñanza jerarquizada por el profesor, mediante la cual el docente orienta el desarrollo intelectual del educando y la del aprendizaje categorizada por el estudiante, facilitando la motivación del joven, haciendo que este crezca y se desarrolle personal y socialmente, mediante valores, actitudes, destrezas y conocimientos que lo conviertan en un profesional competente, educado, solidario y útil a la sociedad. Durante todo el proceso pedagógico formativo de los estudiantes de esta carrera, se debe lograr la participación activa y consciente de dichos educandos con el objetivo de cumplir las proyecciones sociales de su encargo social. El autor coincide con lo expresado por Carlos Alvarez, en que la “..concepción social de una escuela productiva y formadora alcanza su plena realización, en el proceso docente educativo cuando bajo la dirección del profesor se desarrollan los métodos y las formas de enseñanza y aprendizaje que motiven y que interesen, que posibiliten en la acción volitiva consciente del estudiante su participación activa, planificada y creadora, en la práctica social, en la vida, en el trabajo..”(6) La formación, actuación y desempeño del futuro profesional de enfermería estará basada en una de las “..tesis esgrimidas por Marx y Engels, de gran importancia para la Pedagogía y que constituye el centro de la teoría marxista de la educación la cual revela la interrelación de la acción transformadora del hombre sobre la naturaleza, la sociedad y su propia transformación..”(7) Expresado el objeto de la investigación, el autor considera importante sustentar la formación y desarrollo del profesional de Enfermería, como un acontecimiento social y cultural, donde el hombre es el resultado de un proceso de apropiación de la experiencia histórico cultural trasmitida de generación en generación. Esta se considera como la forma exclusivamente humana de aprendizaje constituyendo siempre un proceso interactivo donde el sujeto va haciendo suya la cultura mediante el dominio de objetos, modos de actuar, de pensar, etc. El profesional de enfermería debe poseer la integridad necesaria para hacer lo correcto, a menudo en situaciones que producen verdaderos dilemas morales. En el estudio se hace necesario analizar e integrar la participación como una medida cuantitativa que permita tener una idea del tiempo o energía dedicada por el estudiante a la enfermería. La motivación como fuerza motora, los motivos pueden ser el prestigio, solidaridad, humanismo, incluso la oportunidad de expresarse y alcanzar la excelencia. Otro elemento a tener en cuenta es el compromiso, el cual se ve como la intimidad de las percepciones hacia la enfermería con lo más profundo del yo personal y profesional. A medida que el sujeto vaya incorporando en su formación los acontecimientos cotidianos y este tenga la posibilidad y el conocimiento de poder irlos transformando en bien de la sociedad, estaremos contribuyendo al logro de resultados satisfactorios en la realización del Licenciado en Enfermería, a confiar en sí mismo como persona competente y poseedora de conocimientos necesarios para sentirse como un verdadero profesional. El autor propone un Modelo Pedagógico el cual contribuirá al modo de actuar y pensar de forma competente ejerciendo un pensamiento crítico que le permita tener la capacidad de tomar decisiones válidas, pues normas y procedimientos no pueden utilizarse para organizar todo el comportamiento del hombre, por lo tanto, el futuro profesional en enfermería, necesita demostrar iniciativa y creatividad. El estudiante de esta carrera con iniciativa, sentirá que posibilidad y necesidad de cambio constituyen un reto, estará dispuesto a explorar y asumir nuevas funciones como profesional en aras del mejoramiento de la salud humana. El futuro licenciado responsable, participativo, activo y creativo serán atributos necesarios a formar durante todo el proceso educativo, jerarquizado por la escuela, así como por la acción cohesionada con el resto de los factores socializadores de la comunidad y la familia, los que en mayor o menor medida ejercen una influencia en la formación del educando. El estudio que plantea el autor conlleva a lograr la competencia y desempeño del enfermero en el cumplimiento de sus funciones laborales y sociales. La competencia consistente en los conocimientos, las habilidades, actitudes, destrezas y juicios necesarios, así como su organización, retención y empleo en la práctica social, a fin de dispensar servicios de salud pertinentes, seguros y oportunos a la población. El desempeño profesional se traduce en el comportamiento o conducta real del futuro egresado, tanto en el orden profesional y técnico, como en las relaciones interpersonales que se crean en la atención del proceso de salud / enfermedad de la sociedad y comprende la pericia técnica y la motivación del personal, así como sus valores humanos y éticos. En tal sentido se contempla, en el modelo formativo de esta especialidad de Ciencias Médicas, que la educación y formación profesional independientemente de su duración, no garantiza un ejercicio profesional idóneo indefinidamente. Prepara solo para comenzar una vida profesional y aporta los cimientos para continuar la educación permanente durante el resto de su vida. El autor en su investigación, propone un Modelo Pedagógico para contribuir a la formación de la asistenciabilidad, como cualidad esencial en la formación del Licenciado en Enfermería, expresándose en el mismo las configuraciones representativas de los aspectos fundamentales que en interrelación dialéctica con el contexto social y con la participación activa de estudiantes y profesores redundará en lograr una formación de la profesionalidad integral donde solamente no se fortalezca el contenido académico sino también la Cultura General integral. Igualmente el autor, en su investigación, y mediante un prisma dialéctico materialista, transformador de la realidad y participativo se encamina a perfeccionar la Formación Humanista del futuro profesional, teniendo en cuanta la Educación moral, política ideológica y educación física encaminada entre otras cosas al desarrollo de cualidades morales, volitivas, estéticas intelectuales y laborales en la joven generación de profesionales de la salud que mediante la revolucionaria idea de la Universalización se multiplicará por cientos en todos los municipios de la provincia. Este proyecto de extender la Universidad a todas las partes del país y no solamente desarrollar la Enseñanza Superior en las Universidades ya existentes, trae consigo la presencia heterogénea de estudiantes en las aulas universitarias debido a la posibilidad de ingresar a esta por diferentes vías. Todo esto traerá consigo una atención individual a cada educando. De esto se desprende que la enseñanza puede influir de forma distinta en la Zona de Desarrollo Próximo del joven, pues según Vigotsky, el propio estado actual de desarrollo que tiene el educando dependerá de la enseñanza anterior que ha tenido, y la propia zona de desarrollo así como la extensión que pueda tener esta, también está determinada por toda la enseñanza anterior que el sujeto tenga, es decir el grado de enseñabilidad que tiene el estudiante una vez que ingresa a la Universidad. Sobre esta concepción vigotskyana tenemos que trabajar, pues las características del ingreso actual a la Universidad Médica nos impone un reto en la educación de los futuros profesionales de la salud. El proceso de formación de los Licenciados en Enfermería en esta Facultad Médica, como objeto de estudio de la investigación planteada por el autor, deberá verse en calidad del proceso docente educativo, planteada no solamente en términos cognoscitivos, sino debe medirse también en término de respuestas a las necesidades de la sociedad en las que están inmersas las instituciones. La calidad no la podemos ver solamente como una resultante que se da bajo determinadas circunstancias, sino que debe considerarse validamente, también, como un grado de desarrollo del proceso universitario. Carlos Alvarez (8) "propone tres componentes interrelacionados en una triada dialéctica: problema, objetivo y objeto a lo cual le da por llamar, Primera Ley del proceso docente educativo, y que se denomina la escuela en la vida.” En el Modelo Pedagógico propuesto por el autor en su investigación se pone de manifiesto esta primera ley del Proceso Docente Educativo, si se tiene en cuenta que el problema planteado redunda sobre insuficiencias en la formación del profesional de Licenciatura en Enfermería en la Facultad de Ciencias Médicas de Sancti Spìritus.

Este es un componente del proceso que expresa la configuración que posee el mismo en su situación inicial pero que no satisface la necesidad de los que participan en el medio externo. El objetivo es el componente que expresa la configuración que se debe adoptar para satisfacer la necesidad que tienen los sujetos del medio externo.

El objeto es aquel componente del Proceso Docente Educativo que expresa la configuración que este adopta como portador del problema y que en su desarrollo lo transforma dándole solución a este. En la actualidad no todos los egresados de la carrera de Licenciatura en Enfermería satisfacen la necesidad social de su entorno, por tanto existe en su formación un problema, no responden según las expectativas a su encargo social. Sobre este debemos trabajar desde los primeros años pues consideramos que el problema planteado hay que tratarlo desde el inicio del proceso docente educativo. Como tarea fundamental del sistema, se debe lograr el objetivo y resolver el problema para formar ciudadanos en correspondencia con las mejores virtudes y valores de la sociedad. El Modelo Holistico Configuracional planteado en el proyecto investigativo se relaciona con esta primera ley, la escuela en la vida. Si logramos dentro del proceso pedagógico una mejor formación de la profesionalidad y de valores humanistas en el educando de Licenciatura en Enfermería, cuando sea capaz de resolver con mayor eficiencia los problemas del medio social, de la vida y cuando se vaya produciendo una acumulación cuantitativa dentro del proceso pedagógico, el estudiante entonces se irá apropiando del objeto de su futuro trabajo en todas sus facetas de la vida. El producto del proceso será un profesional de mayor calidad, preparado para la vida y para el trabajo que en su contexto social deberá desempeñar. Proponer estrategias para lograr la formación de la asistenciabilidad como cualidad esencial del enfermero graduado, expresado como resultado del Modelo Holistico Pedagógico presentado por el autor, favorecerá la formación de un Licenciado en Enfermería de mayor integralidad capaz de cumplir con mayor satisfacción su encargo social. Es propósito del proceso pedagógico que se lleva acabo en la carrera de enfermería, preparar al estudiante para la escuela en la vida, con el propósito de poder enfrentarse a los disimiles problemas de su profesión y resolverlos. La segunda Ley de la Pedagogía garantiza que el estudiante alcance el objetivo, que sepa resolver los problemas, formulándose a través de la triada, objetivo, contenido y método, siendo mediante este último que el objetivo y contenido demuestran su validez. Siempre dentro del Proceso Pedagógico, el estudiante será el centro del problema, objeto que a su vez es sujeto activo que debe autodesarrollarse para contribuir a su formación integral y responder a las exigencias de su medio social. La educación actual del Licenciado en Enfermería a través del Nuevo Modelo Pedagógico instaurado con la Universalización de los conocimientos universitarios en la Facultad de Ciencias Médicas de Sancti Spiriruts, se sustenta sobre una base marxista- martiana – fidelista. La educación reproduce y construye valores, conocimientos, habilidades profesionales y cultura, dando a la sociedad una dimensión histórica en correspondencia con la sociedad en que se desarrolla. José Martí, percibía en la conjugación dialéctica entre pensar, conocer, actuar y formar valores, el proceso idóneo para la formación del hombre integral. Sustentaba la educación para todos, sin distinción de clases, ni raza, ni sexo. Más de un siglo después, en el discurso de clausura del cuarto Congreso de Educación Superior, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz enunciaba “...y si meditamos sobre eso, nos empezamos a dar cuenta de que la posibilidad de ir universalizando los conocimientos universitarios es real, y que la posibilidad de ser productor, trabajador, creador de bienes directos o de servicios y ser a la vez estudiante universitario es una posibilidad, y que la sociedad puede proponerse y puede lograr objetivos...”(9) “El momento histórico en que se desarrolla el proceso educativo del educando universitario, se asienta en momentos claves de su desarrollo expresados por el aprender a aprender, aprender a ser, aprender a actuar y a hacer, aprender a convivir, aprender a cooperar y ser solidario, aprender a emprender. La calidad de la educación es la propia persona es el propio ser humano con sus capacidades y convicciones, sentimientos y potencialidades desplegadas en razón de su vida y responsabilidades personales y sociales” (10) Hoy en día el criterio de que la Pedagogía es la Ciencia de la Educación, ha sido criticado fuertemente desde posiciones y razones diferentes. Diversos autores (Weller, Tedesco 1985) cuestionan no solo el carácter de Ciencia de la Pedagogía, sino su necesidad real y proponen otra alternativa crítica y representativa de un nuevo momento evolutivo teórico en el estudio e interpretación científica de la Educación. “ En el devenir histórico de la Educación siempre se le denominó por Pedagogía a la disciplina que pretendió científicamente o no ordenar sus paradigmas o corrientes, ideas o teorías, conceptualizaciones o determinaciones de sus practicas escolares, formales y no formales..”(11) En la Comunidad Primitiva y Esclavismo, se desarrolla la Pedagogía Clásica Antigua hasta el siglo IV ane. En este marco se inicia la reflexión sobre la educación, aparece el Primer Ideario Educativo de carácter universal. El desarrollo de la Filosofía ocupa un papel primordial sobre el conocimiento. El pensamiento pedagógico se condiciona al pensamiento filosófico. Socrates, aporta el uso de la heurística, como método. Platón, ofrece los primeros análisis acerca de la psique. En el Feudalismo se manifiesta la Pedagogía Cristiana o Teológica, desde el siglo V ane hasta el Siglo XV. La iglesia se proyecta como el principal ideólogo predominando así la Fe Cristiana sobre la repetición en el campo de la enseñanza. En el Capitalismo, entre los Siglos XV – XVIII se expone la Pedagogía Humanista Renacentista o Pedagogía de la Fe, se expresa la formación del hombre de acuerdo a los criterios cristianos. Es una pedagogía pre–científica siendo uno de sus representantes Ignacio Loyola. En el Siglo XIX con el advenimiento del positivismo se propicia el establecimiento de los fundamentos científicos de la educación, siendo la ciencia correspondiente denominada como Pedagogía. Pestalozzi, Herbat, Frobel, Spencer, entre otros son ejemplos de ello.

A finales de este Siglo con el surgimiento del Pragmatismo en Norteamérica esta dirección se reafirma con James y Dewey consolidándose en los inicios del siglo XX cuando el paradigma experimentalista se perfecciona en la búsqueda de una escuela activa y utilitaria en lo que se denominó Pedagogía Científica. En el contexto cubano entre finales del siglo XVIII hasta fines del siglo XIX se desarrolla la Teoría Pedagógica Cubana, teniendo entre sus máximos representantes a Félix Varela y Morales, José de la Luz y Caballero, José Martí y Pérez entre otros. Todos ellos se pronunciaron en la necesidad de cambiar los métodos memorísticos y poco explicativos que tenia la educación en nuestro país entre 1790 y 1878, mediante formas no escolarizadas dirigidas en su mayoría por la iglesia. Tanto Varela como Luz y Caballero introdujeron el método explicativo y práctico, combatieron la memorización y el abuso de las reglas y definiciones. Abogaron por la reflexión y el análisis de los problemas.

En las concepciones pedagógicas de Luz y Caballero se vislumbra una gran confianza en el papel desarrollador de la educación, la cual no debía basarse solamente en la instrucción sino también en la formación de cualidades sociales de la personalidad. Por otro lado, Martí precisó algunas de las características generales de la Educación. En tal sentido esbozaba lo práctico, ético, desarrollador, integral y científica que debía tener esta. Percibiendo desde su época la educación para todos y la vinculación del estudio con el trabajo, así como la conjugación dialéctica entre conocer, pensar, actuar y formar valores como proceso idóneo para la formación del ser humano. Estos pedagogos cubanos al igual que otros que en el devenir histórico y hasta nuestros días expusieron y defendieron el ideario pedagógico cubano, están vigente en nuestro proceso educacional actual el cual tiene como máxima encomienda la formación del hombre nuevo. El paradigma filosófico especulativo que fundamentó la etapa precientifica de la pedagogía, junto a la propia práctica social fueron dos de los gérmenes epistemologicos que determinaron el surgimiento de las corrientes pedagógicas contemporáneas. La práctica social plantea a la educación exigencias formativas del individuo, obligando a hacer complejas teorizaciones acerca de la naturaleza humana, la educabilidad del hombre, los fines y objetivos de la educación en su contexto social todo lo cual deriva de un Modelo de hombre con su propia personalidad, valores, sentimientos y convicciones que le hacen poseedor de cualidades humanas y profesionales, de enfrentar los retos actuales en su formación y desarrollo del profesional de enfermería capaz de cumplir con el objeto de estudio de la profesión, en el momento histórico en que vive. Nos interesa por tanto, subrayar la importancia que reviste para el desarrollo eficiente de la Universalización de la enseñanza de las Ciencias Médicas, la repercusión de las categorías pedagógicas en la formación integral, académica y humanista del profesional de enfermería. La enseñanza cuyo conductor es el maestro, el cual debe seleccionar y ordenar correctamente la materia a enseñar, su tarea principal es trasmitir el patrimonio cultural, valores intelectuales y éticos que la sociedad ha adquirido en el desarrollo histórico en contribución a la formación del Modelo de hombre capacitado y preparado para cumplir su encargo social. El aprendizaje facilita la apropiación del conocimiento humano por parte del estudiante, bajo las condiciones específicas de la enseñanza e interactuándo con el medio social que le rodea, del cual tomará las mejores experiencias. Mediante la instrucción, trabajaremos en el logro de la personalidad, en la que están presente los rasgos afectivos y cognitivos necesarios para la formación individual del educando, incorporando los aspectos culturales necesarios para su desempeño profesional y humanista. En su relación dialéctica, la educación facilitará la formación multilateral y armónica del individuo, comportándose la misma como una categoría de máxima generalidad, siendo el objeto de estudio de la Pedagogía, es decir la formación integral del hombre. Formación y desarrollo constituyen una unidad dialéctica. Así, toda formación implica un desarrollo y todo desarrollo conduce en última instancia, a una formación psíquica de orden superior. La educación debe considerarse en su función formativa y desarrolladora. Las categorías formación y desarrollo implican la consideración del hombre como un ser: biológico, espiritual, individual, comunitario, e históricamente condicionado. En la formación del futuro profesional de enfermería se insiste en la asimilación de normas y códigos, interiorización de valores, adquisición de destrezas y capacidades, dominio de técnicas, cultivo de actitudes y desarrollo de aptitudes con miras al desempeño exitoso en esta área educativa de las Ciencias Médicas, la Enfermería. Se hace necesario en el empeño de lograr una formación integral del Licenciado en Enfermería, consolidar la educación sin separarla de la instrucción, para de esta forma aprovechar las posibilidades que brinda el contenido como el proceso en cuestión, para incidir en la formación de sentimientos, cualidades y valores. La calidad de la formación y desarrollo de los recursos humanos de la salud, está en estrecha interrelación con la calidad de los servicios que se prestan, ya que los procesos educacionales se fundamentan en la interacción de los principios de la educación superior cubana; la combinación de la teoría con la práctica y del estudio – trabajo, materializándose esta con la educación en el trabajo, eje y fundamento de todos los procesos educacionales. Aspectos estos que se fortalecen con la implementación del Nuevo Modelo Pedagógico en la Universalización de los conocimientos universitarios de la carrera de Licenciatura en Enfermería. El autor considera valido el carácter científico de la Pedagogía, a pesar de las discrepancias citadas por diferentes autores sobre el tema. La Pedagogía como ciencia responde a las clases sociales dominantes, tiene un objeto de estudio, un método para resolver los problemas, está dotada de un sistema categorial, así como de un conjunto de principios y leyes. Integra la Pedagogía, el sistema de conocimiento de las demás Ciencias de la Educación, entre las que están la Ciencia de la Psicología, la Ciencia de la Sociología, de la Filosofía, favoreciendo a la educación integradora del hombre, mediante la apropiación de hábitos, habilidades, valores, experiencias creadoras, capacidades, etc. Incorpora los conocimientos mediante las relaciones inter e interpersonales con el medio social, o sea es la interrelación del futuro Licenciado en Enfermería con su entorno laboral y de estudio lo que facilitará una formación de calidad en ellos y cuyo modelo pedagógico que proponemos en nuestra investigación tiene ese propósito, contribuir a la formación del modelo de hombre que necesita la Salud Publica en los momentos actuales. Responde la Educación, como objeto de estudio de la Pedagogía, a la clase dominante representada en nuestro país por la clase obrera aunque es representativa de varios grupos sociales. La pedagogía utiliza el método dialéctico materialista para dar solución a los problemas sociales e individuales que se presentan sin negar la Ley de la Negación de la Negación, pues toma aspectos positivos de autores de diversas regiones, así como de otras corrientes filosóficas. Todo esto encaminado en obtener un nuevo conocimiento necesario en la formación del educando. Debemos trabajar en lograr una dirección del proceso pedagógico que contribuya a la educación de la personalidad en la realidad histórico social en que vivimos. Igualmente se debe definir los principios a utilizar para que sirvan de fundamentación a la dirección del sistema de influencias educativas que contribuyan a la formación y desarrollo de la personalidad del educando. En este sentido coincidimos con la Dra. Fátima Addines Fernández cuando plantea que “el proceso no es espontáneo y que cada día se impone más elevar la calidad del proceso pedagógico lo que es posible si la dirección de dicho proceso se hace con rigor científico, comprometidos con la educación de la personalidad como resultado de nuestra labor.” (12) Se fundamenta el proceso formativo del enfermero en su carrera universitaria por su carácter científico lo que implica la toma de partido por la verdad científica y su uso humanista, respondiendo de hecho a una concepción marxista leninista. Donde lo científico y lo ideológico forman una unidad dialéctica que favorece la formación integral del individuo según las necesidades sociales de estos tiempos. En nuestra propuesta investigativa planteamos en el Modelo Pedagógico cuatro configuraciones: Contenido Académico, Cultura General Integral, Método tutorial y Método laboral, las que según criterio del autor mantienen brechas actualmente en su desarrollo, y por tanto inciden en la formación integral del enfermero. Le corresponde al maestro enseñar las vías necesarias para que el futuro profesional pueda resolver estas problemáticas y desarrollarse, revelando en todo momento la unidad de lo científico y lo ideológico. Por las características del plan de estudio de la carrera de Enfermería, expuestas con anterioridad, se impone profundizar en la orientación pedagógica y psicológica a la familia, así como en el trabajo comunitario. Ambos eslabones resultan de gran importancia en la formación integral de estos educandos lo cual permitirá el experimento de nuevas estrategias, aprendiendo permanente y creativamente la solución de problemas acompañados del cultivo de valores éticos y sociales. El Modelo Pedagógico diseñado por el investigador, con vistas al perfeccionamiento de la formación del Licenciado en Enfermería, sitúa al hombre como ser social el cual deberá desarrollar una orientación transformadora de su personalidad y no pasivo descriptiva. En este sentido la enseñanza debe ser activa garantizando así un aprendizaje desarrollador donde el estudiante sea el protagonista fundamental del proceso pedagógico. Coincide el autor con Silvestre M. en que el proceso de enseñanza aprendizaje desarrollador constituye la vía mediatizadora esencial para la apropiación de conocimientos, habilidades, normas de relación emocional, de comportamiento y valores legados por la humanidad que se expresan en el contenido de enseñanza, en estrecho vínculo con el resto de las actividades docentes y extradocentes que realizan los estudiantes. El investigador considera que la integridad del proceso pedagógico exigirá proponerse el conocimiento integral del alumno, cuales son sus cualidades, como se comporta la formación de acciones valorativas. Llegar a conocer en cada elemento del conocimiento qué logra hacer el alumno por si solo, y que no sabe hacer, explorando así su zona de desarrollo potencial con vistas a ofrecer la ayuda requerida.

Se trabajará en una enseñanza activa donde el centro de la misma sea el estudiante, guiada por el profesor, y mediante el prisma de que la misma sea reflexiva, autorregulada que contribuya a desarrollar el pensamiento y las capacidades cognoscitivas y donde es importante dar atención a lo afectivo, volitivo y motivacional en el desarrollo del educando. El proceso enseñanza – aprendizaje debe desarrollarse en un marco participativo en el cual se centran las acciones mayormente en el alumno y en menor medida en el profesor. El estudiante debe aprender de forma productiva el desarrollo de habilidades e incluirse como un ente consciente en el proceso. Los estudiantes están llamados a participar de forma activa e independiente planteando sus puntos de vista, juicios y valoraciones, de forma similar ocurre con su papel protagónico al insertarse en el medio social, tanto en el aula, como en las organizaciones en las que participan. Un proceso de enseñanza – aprendizaje activo conduce a la adquisición e individualización de la experiencia histórico – social del individuo en el cual este se aproxima gradualmente al conocimiento desde una posición transformadora, por lo que tendrá una repercusión significativa las acciones colectivas e individuales del sujeto. En el afán de desarrollar una enseñanza activa, debemos enfatizar en el trabajo pedagógico, además de trasmitir conocimientos, promover emociones, solidaridad y favorecer la satisfacción emocional de compartir los conocimientos, para de esta forma contribuir a la formación multilateral del educando de Licenciatura en Enfemería. Coincide el autor, con Fátima Addines, en que el principio de la vinculación de la educación con la vida, el medio social y el trabajo, tiene una estrecha relación con el resto, pero se destacan en ello el principio de la vinculación de lo afectivo y lo, cognitivo, el principio de la unidad de lo instructivo, lo educativo y lo desarrollador. Sin el cumplimiento de ellos, no se podría lograr jamás una formación laboral que responda a las exigencias actuales de nuestra sociedad.

No obstante consideramos que la unidad entre la actividad, la comunicación y la personalidad es un principio que como todos los demás hay que tener en cuenta durante el proceso formativo del educando. La estructuración de la carrera de Enfermería actualmente, sitúa la actividad laboral como elemento fundamental, de ahí que este se implemente a partir del segundo año de estudio en esta Especialidad. El enfermero necesita de una adecuada comunicación donde aprenda a decir, escuchar, a ser directo, a tener en cuenta no solo el lenguaje verbal sino también el extraverbal, aspecto este último tan necesario a tener en cuenta en las carreras de Ciencias Médicas. La personalidad se forma y se desarrolla en la actividad y el proceso de comunicación, ambos brindan las posibilidades educativas de trasmitir la herencia cultural de generaciones anteriores, se produce el vinculo con la vida, se forma la concepción dialéctica materialista del mundo. Todo esto influye en desarrollar capacidades, iniciativas, individualidad y sobre todas las cosas un pensamiento grupal. “..La esencia de la práctica profesional es un proceso de pensamiento lógico y crítico, es en realidad el método de resolución de problemas, un sistema para recopilar y organizar información, decidir qué se necesita, seleccionar y poner en práctica un método entre varios posibles y evaluar los resultados del proceso..”(13) Adecuar los principios para la dirección del proceso pedagógico en el contexto educacional, social e histórico de la Universidad actual y en especial de la carrera de Enfermería, permitirá direccionar la Educación Superior de las Ciencias Médicas, hacia una Universidad abierta centrada en la estrategia de la educación permanente como vía para el perfeccionamiento e integralidad de los distintos procesos formativos universitarios. De ahí que el verdadero reto esté en como cambiar la Universidad Médica tradicional por una Universidad abierta e interactuante, creativa e interviniente en los procesos sociales. De esto dependerá en cierta medida la formación del Modelo profesional de Enfermería que se necesita en la actividad y que el autor propone establecer en su objeto de estudio. A partir de la Cumbre Mundial de Educación Médica celebrada en Edimburgo en 1993 se viene desarrollando un movimiento internacional para la búsqueda de un cambio articulado entre la Educación Médica, la práctica médica y la organización de salud, que posibilite la formación de un profesional que responda a las necesidades económicas sociales de sus respectivos países, pero a su vez sea capaz de enfrentar los retos científicos y tecnológicos sobre la base de una operación e interrelación tanto en el ámbito nacional como internacional.

La Educación Médica Superior, no es un espejo que reproduce mecánicamente el mundo del mercado de trabajo. Es un proceso de formación cultural, moral y ética que se interrelaciona e imbrica con la ideología, la ciencia, el arte y las tecnologías médicas de la Sociedad en que se desarrolla.

Entre los desafíos del desarrollo científico y tecnológico de la Educación de Licenciatura en Enfermería están. (14)
* Rapidez en la obsolencia de los conocimientos.
El profesional al egresar de las aulas universitarias tendrá que renovar, durante su vida laboral más de una vez su arsenal de conocimientos y habilidades.

* Velocidad en la aparición de nuevos conocimientos y tecnologías.
Es necesario que el profesional haya aprendido a obtener nuevos conocimientos y sea capaz de generar nuevas tecnologías.

* Globalización
Por lo que tenemos que compatibilizar la visión local e internacional de los problemas a solucionar y desarrollar las metodologías que corresponda.

* Necesidad de alcanzar niveles de excelencia.
Se exige una acción educativa integral, adaptada a un medio tecnológico dinámico, donde participen, además del sistema educativo institucional, los actores económicos y sociales, los medios de comunicación y las distintas organizaciones sociales.

* Desafío ético político
Que posicione a las enfermeras a favor de la vida y el desarrollo humano, el rescate de la subjetividad y la solidaridad, la disminución de las desigualdades y el acceso a servicios calificados de salud.

* Desafío teórico epistemológico
Que anime a las enfermeras a discutir las bases filosóficas de la salud y promueva el estudio con profundidad de los paradigmas de análisis sanitarios con los ojos puestos en la comprensión de los complejos procesos sociopoliticos y culturales.

* Desafío práctico
Que supone el esfuerzo operativo por generar los procesos de transformación necesarios en la estructura y funcionamiento de los servicios de salud hacia modelos más eficaces, más creativos y más pertinentes a las crecientes y cambiantes necesidades educacionales.

En los últimos años está profesión ha experimentado importantes y progresivas transformaciones en su campo de acción, en la formación técnico – profesional y su dinámica. Todo ello ha sido para dar respuesta a .los avances científicos técnico impuestos por el desarrollo vertiginoso de la ciencia y las técnicas actuales. La Educación Superior de Enfermería es una necesidad en la formación de recursos humanos dado el incremento de conocimientos y habilidades nuevas, incorporadas en nuestro quehacer en la atención integral que se brinda al individuo, familia y comunidad, en la administración, docencia e investigación.

“..El desarrollo de las ciencias de la salud ha contribuido al surgimiento de nuevas funciones en el campo de la enfermería, por este motivo para que las capacidades de trabajo se mantengan a la altura de los momentos actuales, es necesario tener presente las perspectivas de desarrollo del Sistema Nacional de Salud, en el cual se proyecta un salto cualitativo en los niveles del estado de salud de la población..”15)

Para predecir el futuro, primero es indispensable comprender la realidad actual. En el ejercicio de las Ciencias Médicas, incluida la Especialidad de Licenciatura en Enfermería, existen dos importantes retos tecnológicos a vencer en el siglo XXI.

RETO No. 1: Cuantitativo = Suficiencia
Propiciar la integración nacional de los servicios de salud para garantizar cobertura y acceso de toda la población a los máximos avances tecnológicos.

RETO No. 2: Cualitativo = Calidad
Brindar un trato humanista y respetuoso del individuo, preservar los valores fundamentales de la profesión y otorgar el máximo beneficio con el menor riesgo y costo.

El Modelo Pedagógico para la formación de la asistenciabilidad en el profesional de enfermería, propuesto por el autor, responde a la formación integral de este licenciado tanto en su aspecto profesional como humanista para de una forma creativa, científica, participativa y activa pueda dar respuesta a los retos que el actual siglo impone a esta Especialidad de las Ciencias Médicas. Dicho Modelo, al un carácter holistico, no trata la estructura de dicho proceso como un agregado de componentes y funciones, es más que la simple integración de las partes, es la interrelación entre los componentes y sus funciones, las configuraciones y cualidades, los cuales en su integración condicionan las funciones y cualidades del proceso como un todo. La Teoría Holistico Configuracional sobre la cual se sustenta el Modelo Pedagógico planteado, sitúa su marco de referencia general en la Teoría Dialéctica Materialista y en la concepción epistemológica de los procesos sociales que reconoce a estos como procesos de carácter conscientes, mediados por la comunicación entre los sujetos implicados en la construcción de significados y sentidos, desde donde la consideración de procesos conscientes lleva a interpretarlos como proceso de naturaleza compleja, dialéctica y holistica. El carácter complejo se evidencia por los múltiples movimientos y transformaciones que se suscitan en su desarrollo y dan cuenta de las cualidades del proceso como un todo, y que en su integración determinan el comportamiento del mismo. El carácter dialéctico del proceso implica reconocer lo contradictorio de las relaciones que en éste se producen y que constituyen su fuente de desarrollo y transformación y hacen de estas la base del estudio de la realidad objetiva. Lo configuracional porque desde el punto de vista cognoscitivo, es identificar el proceso, sus partes o aspectos con una configuración determinada, como resultado de su interpretación en diferentes niveles de esenciabilidad, cualitativamente superiores y en desarrollo, a través de revelar rasgos, cualidades, relaciones que permiten expresar la naturaleza contradictoria, compleja, irregular y diferenciada del proceso estudiado. “..La teoría que se desarrolla incorpora una concepción de proceso que revela el carácter constructivo y de desarrollo humano de los procesos sociales, el papel activo, consciente y participativo de los sujetos implicados, en un contexto interactivo, donde la comunicación, la motivación, la relación entre lo individual y lo social, lo reflexivo y lo constructivo, constituyen sustentos fundamentales en la apertura de espacios al respeto, la confiabilidad, la responsabilidad y el papel que desempeñan los sujetos implicados..”(16) Lenin,”.. consideraba que solamente la concepción de la dialéctica brinda la clave del automovimiento de todo lo existente, sólo ella proporciona la clave de los saltos, del receso de la paulatinidad, de la transformación en el contrario, de la anulación de lo viejo y el surgimiento de lo nuevo..”(17) El marxismo no niega el papel que los factores naturales entre ellos la herencia y, con mayor razón aún, el medio social, desempeñan en el desarrollo del hombre. Los gérmenes y premisas hereditarias crecen y adquieren nuevas cualidades en el proceso de la vida y actividad del ser humano. En la comunicación con los hombres y durante el trabajo el individuo obtiene determinadas condiciones y fuentes para su desarrollo. Vigotsky sienta las bases teórico metodológico que permiten su posterior elaboración por sus continuadores. Constituyen formas universales y necesarias del proceso de desarrollo psíquico humano y es fundamentalmente a través de ellas que el hombre se apropia de la cultura, de la experiencia histórica social de la humanidad. Pero esta enseñanza no tiene un contenido estable, sino variable ya que está determinada históricamente, por lo que el desarrollo psíquico del educando también tendrá un carácter histórico concreto de acuerdo con el nivel de desarrollo de la sociedad y de las condiciones de su educación. La enseñanza, por tanto, no debe estar orientada hacia aquellas funciones que ya han madurado, hacia ciclos concluidos del desarrollo, sino por el contrario debe dirigirse a las funciones que están en proceso de maduración, esto permitirá un buen aprendizaje, una enseñanza desarrolladora. Partiendo de esta concepción de aprendizaje y del carácter de la enseñanza en el desarrollo psíquico del alumno, se organiza en el proceso formativo del profesional de enfermería, como objeto de estudio de nuestra investigación, la formulación de objetivos o propósitos a lograr a partir de las acciones que debe desarrollar el estudiante dentro de las funciones que estas desempeñan en el perfil del egresado. La selección de aquellos contenidos que garanticen la formación de los conocimientos y características de la personalidad y el establecimiento de una nueva relación alumno – profesor donde la función principal de este último es la de guiar y orientar el proceso de aprendizaje del estudiante. Pretende el autor mediante el Modelo propuesto con vistas a lograr una formación integral de los egresados de esta carrera, propiciar una actividad conjunta entre estudiantes y profesores y entre los propios educandos, del desarrollo de una adecuada comunicación pedagógica y clima afectivo que propicie trabajar en la Zona de Desarrollo Próximo de manera de formar en los estudiantes los conocimientos, habilidades, intereses, cualidades de la personalidad, afectos y formas de comportamiento deseados. Existen otras tendencias psicológicas sobre las que discrepamos algunos enfoques planteados sobre el desarrollo de la educación y su papel en la formación integral del joven, coincidiendo los criterios del autor con los estudios que al respecto ha realizado Farah Rodríguez Becerra. La concepción Neoconductista, encabezada por Skinner, minimiza el papel del maestro en el proceso educativo, no se preocupa por conocer los componentes que estructuran la personalidad del individuo, ni utiliza al grupo como elemento dinamizador del aprendizaje individual. Sin embargo esta concepción rechaza los enfoques pasivos, memoristicos e intelectualistas sobre el aprendizaje, por lo que destaca el carácter activo que debe tener el mismo. El modelo Humanista, defendido por Royer, atribuye gran importancia a la posibilidad de enseñar al hombre y subraya la reflexión, la argumentación, el razonamiento y la imaginación creadora en el proceso docente educativo, es una postura optimista, con gran peso en los valores y creencias individuales, que responsabiliza a la persona en su condición de sujeto del aprendizaje como activo organizador y desarrollador de su personalidad. Dicho modelo, se corresponde con los propósitos formativos del Licenciado de Enfermería, no obstante coincidimos con la Dra. Farah Rodríguez, cuando plantea que entre las limitaciones de esta teoría se encuentran, no reconocer que las peculiaridades y tendencias de la personalidad son resultado de la educación y de las condiciones sociohistoricas, al concebirlas como elementos inherentes a ella por naturaleza propia. Es una concepción individualista de la enseñanza, al restarle valor a lo grupal en el aprendizaje, viéndose relegado el papel del maestro a un simple facilitador del aprendizaje. En la teoría Cognitiva, está presente el aprendizaje significativo (D. Ausubel), así como la teoría del aprendizaje conceptual y por descubrimiento (J. Bruner) Ambos son necesarios en la formación docente educativa del estudiante, su aplicación y puesta en práctica hace que el sujeto continúe aprendiendo y se relacione constructivamente a lo largo de toda su vida. Pretendemos que el egresado de la carrera de enfermería sea un profesional explorador y responsable de su futuro. El Costructivismo, con Kelly, como uno de sus exponentes, considera al sujeto constructor activo y personal de la realidad a través de la elaboración e interpretación de ella, lo cual constituye una reacción a la explicación conductista del aprendizaje. A partir de ciertos principios o postulados básicos va percibiendo, comprendiendo y construyendo el hombre la realidad y al vez va categorizandola, describiéndola, interpretándola y adoptando decisiones. (P.Asnar, 1987) “..La raíz de esta tendencia es cognitivista, aunque trasciende este enfoque pues refleja influencias del humanismo al enfatizar en la persona como sujeto activo del aprendizaje con un enfoque holistico..”(18) Presenta influencias de la concepción sobre el aprendizaje social de Bandura, al destacar la importancia del momento interactivo no solo del maestro y del alumno, sino con otros estudiantes. (M. Castañeda y M. Figueroa 1994) Se le critica que lo que se construye es ahistórico, libre de valores, sus representaciones son universales, se aparta de la realidad social e histórica sin favorecer cambios en el medio social que le rodea. Por su parte, Piaget partió de modelos básicamente biológicos, aunque su sistema de ideas se relaciona de igual forma con la filosofía, en especial con la teoría del conocimiento, y con otras ciencias. Así se explica la denominación de “..epistemología a esta corriente en el sentido de que enfatiza el propósito principal, comprender cómo el hombre alcanza un conocimiento objetivo de la realidad, a partir de las estructuras más elementales presentes desde su infancia..”(19) No tiene en cuenta la apropiación de las experiencias sociales como elemento influyente en el proceso educativo del individuo. La teoría de Piaget es conocida como constructivista, pues el conocimiento no se adquiere por interiorización del entorno social, sino que predomina la construcción realizada desde el interior por parte del sujeto. Trabajar porque se logre un aprendizaje desarrollador, interactivo entre todos los componentes del proceso pedagógico, donde el estudiante sea el centro del acontecimiento educativo bajo la dirección del profesor, con un enfoque histórico cultural y teniendo en cuenta los aspectos de cada una de las tendencias psicológicas que respondan a la concepción dialéctica materialista, es propuesta del Modelo diseñado en la investigación. Profundizar en la base metodológica del proceso de enseñanza, así como en el estudio de los problemas filosóficos de esta, son algunas de las tareas fundamentales de los pedagogos actuales. El esclarecimiento de las funciones que desempeñan las contradicciones y las regularidades pedagógicas en la enseñanza, tales como la relación esencial y objetiva que tiene lugar en el proceso docente y que se manifiesta en la interrelación de los componentes, ayuda al pedagogo a efectuar la enseñanza más efectiva, lográndose así un aprendizaje más eficaz y provechoso por parte del estudiante. Se hace imprescindible pues tratar la didáctica, la cual tiene como objeto de estudio el proceso enseñanza – aprendizaje, ciencia que a su vez está dirigida a resolver la problemática que se le plantea a la escuela: la preparación del hombre para la vida, pero de un modo sistémico, organizado y eficiente. Los componentes personalizados y no personalizados de esta ciencia juegan un rol fundamental en atender el problema que tiene cada institución: el encargo social del futuro egresado. Las relaciones comunicativas que se establecen entre los componentes personales: alumno – profesor, profesor – alumno, alumno – alumno y grupo – alumno, potencia a través de la enseñanza, no solo el aprendizaje, sino el desarrollo humano, siempre que el sujeto incorpore las diversas herramientas que le permitan operar en su contexto social, enfrentando al mundo con una actitud científica, creadora y personalizada. En este sentido le corresponde al colectivo pedagógico la organización funcional de este proceso, que le permita la solución de un determinado problema de aprendizaje con miras al crecimiento particular y grupal, mediante la integración dialéctica de lo temático metodológico y lo dinámico contextual, lo afectivo y lo cognitivo, lo individual y lo social. No obstante es necesario en los momentos actuales, brindar una mayor atención al aprendizaje de los educandos de esta carrera con el propósito de formar individuos que sean capaces de exponer estrategias encaminadas a planificar, orientar, organizar y evaluar sus propios aprendizajes en función de los objetivos trazados. Con vistas a transformar las practicas educativas para mejorar la calidad de los servicios educativos y por ende su desempeño profesional. “Debemos contribuir al desarrollo de la personalidad de este joven atendiendo a la concepción marxista leninista la cual considera a la personalidad como un fenómeno complejo de la vida social, sin separarla de la sociedad pues se desarrolla a la par de esta, viéndola como un fenómeno en contante movimiento, convencidos que la misma se desarrolla en el proceso de la actividad sociolaboral” (20) Los vínculos que seamos capaces de establecer entre el profesor, estudiante y la práctica social favorecerán mediante la relación dialéctica entre actividad y comunicación, a la formación de la personalidad del egresado de la carrera de Licenciatura en Enfermería. Un ideal de hombre, culto, independiente, hacedor, alguien que le devuelva a la cultura de manera potenciada, lo que adquirió de forma activa de esta, para lograr su desarrollo y el progreso humano.

Conclusiones.
1. El estudio de la Pedagogía como ciencia nos ha permitido conocer que se hace imprescindible su estudio y aplicación en los diferentes escenarios docentes con vistas a contribuir a la educación integral del educando de esta carrera de las Ciencias Médicas.
2. Teniendo en cuenta las insuficiencias en la formación del profesional de Licenciatura en Enfermería, se hace necesario profundizar en las categorías de enseñanza aprendizaje mediante un prisma desarrollador con el propósito de que el futuro profesional se apropie de conocimientos, habilidades y valores que lo hagan competente y acreedor de una formación multilateral y armónica.
3. Las concepciones teóricas y metodológicas estudiadas sobre la Pedagogía como ciencia, son validas para explicar los diferentes factores que intervienen en el proceso educativo del futuro Licenciado en Enfermería, pues nos proporciona los principios, leyes y categorías necesarias para contribuir mediante su objeto de estudio a la educación integral de este profesional, utilizando para ello el método dialéctico materialista e incorporar los conocimientos a través de la actividad y relaciones inter e intrapersonales con el medio, facilitando la transformación social e individual del futuro egresado.
4. El estudio realizado nos facilita la adopción de una postura epistemológica, metodológica y filosófica con un enfoque dialéctico – materialista, que nos permite reflexionar sobre la educación y preparación del egresado para la vida, como individuo producto de procesos sociales y culturales..

Bibliografía
1. Nuevo Modelo Formativo de Licenciatura en Enfermería. Documentos rectores. Ministerio de Salud Pública. Vice ministerio de Docencia e Investigación. Vicerectoria de desarrollo del ISCM – H. Habana. 2003: 1- 6
2. Jardines Méndez J. La educación en ciencias de la salud en Cuba. Educ Med Salud 1991;25(4):387 – 407
3. Dra. Baster Pérez E. La escuela y el problema de la formación del hombre. Compendio de Pedagogía. Editorial Pueblo y Educación. Habana2003. 143 – 151
4. Martí J. Obras completas. Tomo 8. Imprenta Nacional de Cuba. La Habana, 1961: 1
5. Salas Perea R. La calidad en el desarrollo profesional: Avances y desafíos. Rev Cubana Edu Med Superior 2000; 14(2):136 – 47
6. Alvarez de Zayas C. Las Leyes del Proceso Docente Educativo: Didáctica La escuela en la vida. Editorial Pueblo y Educación. Habana 1999: 53 - 65
7. Labarrere Reyes G. Objeto y tareas de la teoría de la Educación. Capitulo 9. Editorial Pueblo y Educación. 2000. 157
8. Alvarez de Zayas C. La Pedagogía como Ciencia. Epistemologia de la educación 1999: 53 - 54
9. Castro Ruz F. Las ideas creadas y aprobadas por nuestro pueblo no podrán ser destruidas. Discurso en la clausura del 4to. Congreso de Educación Superior. La Habana 6 Febrero. 2004: 32
10. Arrien JB Calidad y acreditación: exigencias a la Universidad. La Habana: CRESALC, UNESCO. MES. 1999: 7
11. Valera Alfonso O. El debate teórico en torno a la pedagogía. Material impreso: 2 - 3
12. Addine Fátima F. Principios para la dirección del proceso pedagógico. Compendio de Pedagogía. Editorial Pueblo y Educación. La Habana. 2004. 80 - 98
13. Leddy S. Bases conceptuales de la Enfermería profesional. Organización Panamericana de la Salud. 1989: 139
14. Malvarez S. Conferencia 3er. Milenio de Salud. V Conferencia Latinoamericana y I Iberoamericana de Facultades y Escuelas de Enfermería. Habana; 1998: 1-8
15. Fdez. Bello N. La educación Superior e Enfermería. Una respuesta al presente con proyección hacia el futuro. Rev Cubana Enf 199,1. 3 – 4
16. Fuentes H.Alvarez I.Matos E. La teoría Holistico Configuracional en los procesos sociales. CEES Manuel F. G. Universidad deOriente. Santiago de Cuba. 2004:1 -11
17. Koroliov F.V. I Lenin y la Pedagogía. Editorial Progreso Moscú. URSS 1971: 22 – 29
18. Rodríguez Becerra F. Teorías Psicológicas del Aprendizaje. ISP V C 2004, 1 - 13
19. Sanz T. Corral R. Jean Piaget y la pedagogía operativa. Tomado de Tendencias Pedagógicas Contemporáneas. Universidad de la Habana. CEPES. Psicología Educativa Editorial Pueblo y Educación Habana 2004:43
20. N. V Savin Pedagogía. Editorial Pueblo y Educación. Habana. 1978. 18 - 19

Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados