Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

Preparación de la familia para desarrollar las habilidades motrices básicas del niño en el hogar

Resumen: Tomando en consideración que la familia es la primera escuela del hombre, las autoras sugieren un sistema de talleres de preparación a las familias para desarrollar las habilidades motrices básicas en las niñas y los niños de cuatro a cinco años de edad del programa Educa a tu hijo...

Publicación enviada por Lic. Norbelis Esther Lara Vilalta; Ms.C Laritza Pérez Guevara




 


Resumen
Tomando en consideración que la familia es la primera escuela del hombre, las autoras sugieren un sistema de talleres de preparación a las familias para desarrollar las habilidades motrices básicas en las niñas y los niños de cuatro a cinco años de edad del programa Educa a tu hijo, con el fin de lograr un mayor dinamismo y motivación de las pequeñas y los pequeños, junto a sus familiares más cercanos, por esta importante actividad. El mismo está encaminado, a fortalecerles su salud, desarrollarlos armónicamente y a formarles el hábito de una correcta postura.

Introducción
La familia es la instancia de intermediación entre el individuo y la sociedad. Constituye el espacio por excelencia para el desarrollo de la identidad y es el primer grupo de socialización del individuo, que culmina su preparación en una institución escolar (escuela) que lo prepara para la vida.

Para el logro de esta aspiración, el sistema educativo cubano ha encaminado sus pasos hacia lo planteado por Félix Varela Morales, (1829) al expresar: “(…) el fomento de la educación pública es una obligación que puede llamarse popular. (…) la necesidad de instruir a un pueblo es como darle de comer, no admite demora” (1).

Tomando como referencia lo planteado con anterioridad, es oportuno resaltar una idea expuesta por nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz al pronunciar: “Debemos pensar en los niños de hoy, que son el pueblo del mañana hay que cuidarlos y velar por ellos como los pilares con que se funda toda obra verdaderamente hermosa y verdaderamente útil. Hay que pensar en ellos más que en nosotros. La tarea de esta generación es, sobre todo, crear para el futuro” (2).

Todo niño y niña puede crecer y desarrollarse más y mejor si se le ayuda y estimula en todas las áreas del cocimiento humano y en especial en las habilidades motrices básicas. Entonces nos viene a la mente la pregunta ¿cuándo comenzar a realizar estas habilidades motrices básicas para lograr su desarrollo integral?

No obstante a estas aspiraciones que han sido claramente planteadas, la experiencia de trabajo de las autoras a través de la aplicación de diferentes diagnósticos, visitas de ayuda metodológica y especializada e inspecciones, reflejan que existen irregularidades en el contexto y estado actual del proceso de preparación a la familia.

Desarrollo
La educación por vía no institucional, se caracteriza por grandes cambios en el desarrollo motor. Es la etapa de la adquisición de las habilidades motrices básicas: caminar, correr, saltar, escalar, trepar, cuadrupedia, reptar, rodar, lanzar y capturar.

Luego de hacer un estudio minucioso del Programa para la familia, las autoras pudieron constatar, que sólo existen nueve folletos que abordan escuetamente cómo son las niñas y los niños de cero a seis años de edad, qué hacer para que crezcan y se desarrollen sanos y felices, cómo enseñarlos a conocer y amar lo que les rodea, y cómo cuidar su salud. Además, existe un cuaderno de trabajo para el preescolar disperso titulado Juntos podemos y otros cuatro folletos para la labor de las promotoras.

Haciendo una valoración de las actividades que se proponen para desarrollar la inteligencia y los movimientos en el grupo etáreo objeto de investigación, se pudo comprobar, que las que van dirigidas a desarrollar las habilidades motrices básicas no son suficientes para alcanzar el fin de la Educación Preescolar, que es lograr el máximo desarrollo integral posible de las niñas y los niños.

Por lo antes expuesto las autoras sintieron la necesidad de buscar nuevas vías para desarrollar desde el contexto familiar, las habilidades motrices básicas.

A continuación, se proponen algunos talleres de preparación a la familia que pueden emplearse para trabajar en el hogar las habilidades motrices básicas:

Taller # 1. Características de las niñas y los niños de 4 a 5 años.
Objetivo: Preparar a la familia para que conozcan las características psicológicas, biológicas, sociológicas y pedagógicas de las niñas y niños de este grupo etáreo.

Taller # 2. Logros del desarrollo de las niñas y los niños de 4 a 5 años.
Objetivo: Preparar a la familia para que conozcan los logros del desarrollo de las niñas y niños de este grupo etáreo.

Taller # 3. Los padres necesitan conocer.
Objetivo: Preparar a la familia sobre la importancia que tiene el desarrollo de las habilidades motrices básicas utilizando como puente el hogar.

Taller # 4. La orientación espacial.
Objetivo: Preparar a la familia sobre la importancia de la orientación espacial para desarrollar las habilidades motrices básicas desde el hogar.

Taller # 5. Mamá y papá quieren saber.
Objetivo: Conocer cuáles actividades se pueden trabajar en el hogar para desarrollar las habilidades motrices básicas.

Taller # 6. ¿Qué hacer para lograr la independencia de mi niña/o?
Objetivo: Preparar a la familia para que contribuya a lograr la independencia de las niñas/os.

Taller # 7: Camino y corro como los animalitos del campo.
Objetivo: Preparar a los padres para la realización de las habilidades caminar y correr de diferentes formas y hacia diferentes direcciones.

Taller # 8. Salta la pelota, ¡pum, pum, pum!
Objetivo: Preparar a los padres para la realización de la habilidad de saltar de diferentes formas y hacia diferentes direcciones.

Taller # 9. Rebota y atrapa una pelota.
Objetivo: Preparar a los padres para la realización de las habilidades lanzar, rebotar y atrapar de diferentes formas y hacia diferentes direcciones.

Taller # 10. Caballito enano, ¡llévame a pasear!.
Objetivo: Preparar a los padres para la realización de la habilidad cuadrupedia de diferentes formas y hacia diferentes direcciones.

Taller 11: Demuestra lo que has aprendido.
Objetivo: Constatar el nivel de preparación que han adquirido los padres en la realización de habilidades motrices básicas desde el hogar.

Luego de aplicados los talleres se procedió a evaluar el impacto de los mismos. Se midieron tres indicadores: asistencia de los padres, motivación durante las actividades y dominio del contenido.

La asistencia de los padres se mantuvo al 100% en todas las actividades, esto estuvo dado por la buena preparación y orientación que brindó la promotora a la familia (ver tabla No. 1).

El segundo indicador referido a la motivación de los padres durante las actividades se comportó de la siguiente manera: en la primera actividad, de los 16 padres que participaron, 14 se mantuvieron motivados siempre para un 87,5% y en ocasiones solo 2, que representan un 12,5%. En la segunda y tercera actividad, 15 se mantuvieron motivados siempre para un 93,75% y solo 1 en ocasiones, para un 6,25%. En las restantes actividades el 100% de los padres se mantuvieron motivados siempre (ver tabla No. 1).

El último indicador medible fue el dominio del contenido, en el que el 100% de los padres se apropiaron de los conocimientos, logros y habilidades para el grupo etáreo donde se encuentra su niña/o (ver tabla No. 1).

Tabla No. 1


Se realizó además una observación a las actividades conjuntas para constatar si la familia tuvo o no, participación activa en las mismas.

En el primer momento se propició el intercambio entre la ejecutora y la familia sobre las actividades que se pueden desarrollar en el hogar, se precisó la continuidad de estas encaminadas a favorecer el desarrollo de las habilidades motrices básicas en los niños y las niñas y se observó como utilizan diferentes materiales de forma adecuada. Se precisó cuáles fueron las dificultades presentadas por ellas para orientar al niño o la niña y cuáles fueron las dificultades que presentaron los niños para realizar las mismas.

En el segundo momento se evidencia la preparación adquirida por los padres, demostrado en las orientaciones que le brinda a su niño en las actividades que realiza, la ejecutora posibilita a la familia un adecuado tratamiento a los contenidos seleccionados, evidenciado en el uso de diferentes materiales y en el dominio de la metodología para que se alcancen los objetivos propuestos. Se observa que en este momento predomina el accionar de la familia con el niño, le brinda niveles de ayuda en un ambiente favorable según las necesidades y el interés de los niños y las niñas, el tratamiento por parte de las ejecutoras es sistemático, brindándole variadas opciones, que enriquecieron este momento para que estos se apropien de más conocimientos.

En el tercer momento se le orienta a la familia las actividades que pueden desarrollar en el hogar relacionadas con los contenidos que reciben durante la sesión, se le brinda sugerencias que pudieran utilizar para continuar desarrollando este contenido. La ejecutora dirige la atención a los logros que obtuvo el niño y atendió con prioridad la apropiación por la familia de las actividades desarrolladas y la metodología adecuada para darle continuidad en el hogar. Se aprovechó este momento para abordar con la familia la utilización de otros materiales, para que estos se apropien de más conocimientos que luego le permitirá desarrollar las actividades en el hogar.

Finalmente, se procedió a realizar una encuesta a la familia y se pudo comprobar, que los padres conocen los logros del desarrollo que deben alcanzar sus niños y niñas y cuáles de ellos están dirigidos a desarrollar las habilidades motrices básicas, los materiales tanto convencionales como no convencionales que pueden utilizar y qué otras actividades pueden desarrollarse para las habilidades motrices básicas, y todos los espacios con que se cuentan para esta actividad, así como la sistematicidad para lograr este objetivo. Se pudo apreciar el interés demostrado por los padres para la ejecución de las actividades planificadas dentro de los talleres, la colaboración en la recogida de materiales, etc.

Conclusiones
El diagnóstico de las principales dificultades y potencialidades, ha permitido revelar la necesidad de perfeccionar las herramientas de preparación a la familia para el desarrollo de las habilidades motrices básicas.

El sistema de talleres de preparación a la familia resulta una adecuada opción para el desarrollo de las habilidades motrices básicas.

Los resultados obtenidos en la ejecución del sistema de talleres de preparación a la familia permitieron confirmar que fueron efectivos para los propósitos que lo originan.

Citas y notas
1. Félix Varela Morales. (1829) Tesis Pedagógica. La Habana. Instituto Central de Ciencias Pedagógicas. p. 15.
2. Fidel Castro Ruz. (2004). Seminario Nacional para Educadores. Editorial pueblo y Educación. p. 8.

Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados