Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

El sistema metodologico de la preparacion del deportista

Resumen: El siguiente articulo es para tratar metodologicamente, En la asignatura Teoria y Metodologia del Entrenamiento Deportivo la Tematica relacionada con los principios del Entrenamiento.

Publicación enviada por Lic. Gisela Rabell Lara




 


RESUMEN
El siguiente artículo es para tratar metodológicamente, En la asignatura Teoría y Metodología del Entrenamiento Deportivo la Temática relacionada con los principios del Entrenamiento. Nuestro interés es de proponer un sistema de clases que sirva de metodología a los Profesores de Educación Física, Entrenadores de Deportes, Recreación y Cultura Física, así como estudiantes de la carrera de Cultura Física del ISCF Manuel Piti Fajardo, para elevar su nivel Científico Técnico y Metodológico Pedagógico para enfrentarse a la hermosa tarea de enseñar y aprender.

Queremos dotar al personal de diferentes métodos, procedimientos y medios que le servirán para llevar adelante unos de los deberes mas sagrados del hombre, el de trasmitir sus conocimientos a la nueva generación.

Temáticas: Principios de entrenamiento.
1- Generalidades de los principios del entrenamiento deportivo.
2- Principio de la orientación hacia altos logros deportivos.
3- Principio de la unidad entre la preparación general y especial
4- Principio de la Ciclicidad

Objetivos del tema
1- Valorar que papel juega dentro de la preparación del deportista una correcta orientación hacia a altos logros deportivos.
2- Interpretar el ínter vínculo que se establece entre los componentes generales y especiales de la preparación del deportista.
3- Valorar las bases teórico – práctico de del principio de la ciclicidad.

Sistema de principios del entrenamiento deportivo.
La preparación del deportista de atletas de diferentes categorías se realiza en correspondencia con las regularidades generales de la enseñanza y la educación. Por eso es necesario que este proceso se oriente sobre la base de determinadas leyes y principios del entrenamiento deportivo.
Los principios de son aspectos generales de la estructuración del contenido organizativo – metódico de la enseñanza, que se origina de los objetivos y de las leyes que rigen en la enseñanza.

En el proceso de entrenamiento actúan diversas leyes y se tratan ante todo de leyes biológicas, pedagógicas, psíquicas y de la lógica y la teoría del conocimiento que deben ser considerados y utilizados correctamente en el entrenamiento. (1).

Estos principios son validos para todo los procesos pedagógicos y por tanto, también para el entrenamiento deportivo por lo que se deben aplicar de acuerdo a los objetivos específicos del entrenamiento.

Klimber valora que entre las leyes de la enseñanza y los principios didácticos no existe una relación lineal de manera que de un determinado principio se derive siempre un a ley y viceversa. Un principio puede tener como base varias leyes, y por otra parte una ley puede reflejarse en varios principios didácticos.

M. A. Danilov define los principios como “categorías de la didáctica que definen los métodos de l aplicación de la enseñanza en correspondencia con los fines de la educación y de la enseñanza”.

Mientras que Labarrere y G. Valdivia lo señalan como normas generales para la conducción de la enseñanza”

Los principios de enseñanza según Klimber presentan las siguientes características:
1- Constituyen los fundamentos de la dirección de la enseñanza y como exigencia cualitativa, determinan, en gran medida la acción pedagógica del maestro en la enseñanza.
2- Tienen carácter general, pues se aplican en todos los niveles y momentos.
3- Son esenciales, pues determinan el contenido de los métodos y las formas de organización de este. Su incumplimiento puede convertir el proceso en un caos, por tanto tienen un carácter obligatorio.
4- Los principios forman un sistema. El incumplimiento de uno de estos principios afecta todo el proceso.
Cada principio cumple con determinados objetivos dentro de la enseñanza, los objetivos de un principio particular se subordinan a los objetivos de todo el sistema de principios.

Un ejemplo que permite ilustrar lo antes expuesto es cuando se explica los objetivos trazados para una unidad de entrenamiento a un grupo de atletas, se cumple con el principio de lo conciente, pero esta explicación debe responder a las particularidades individuales (Principio de la asequibilidad y el carácter individual), tener un orden lógico (principio de la sistematización) y puede ser reforzado con el uso de medios didáctico (principio sensoperceptual).

Importancia de los principios de la enseñanza en marco del proceso de la preparación del deportista.
Independientemente de las particularidades del entrenamiento deportivo, estas no pueden apartarse de las reglamentaciones generales que rigen todo proceso pedagógico. Por lo tanto el entrenador si es un pedagogo autentico en su actividad debe respetar lo más avanzado de las ciencias pedagógicas. Esto trae como resultado que la práctica cotidiana del profesor deportivo, no se diferencie en esencia desde el punto de vista pedagógico, a la del profesor de aula.

Uno de los aspectos fundamentales que el profesor debe tener en cuenta, en este sentido se fundamenta en un estricto cumplimiento de los principios de la enseñanza, estos reflejan las regularidades de la educación física, inciden directamente en el entrenamiento, de forma general y especifica, permiten organizar el proceso de forma segura y racional.

Se puede hablar de un carácter específico de los principios ya que estos a pesar de su carácter general se ajustan a las particularidades de cada modalidad deportiva seleccionada.

Matviev (1983) plantea “a pesar de que el individuo es quien organiza, siempre el entrenamiento deportivo seria equivoco analizarlo únicamente como producto de la creación subjetiva. Su base determinante objetiva no depende de nuestro deseo. Los principios se reflejan en realidad objetiva y solo se convierten en importantes reglamentos rectores, los que señalan el camino y las condiciones primordiales a fin de lograr los objetivos”

Existen muchas clasificaciones de los principios en el campo de la teoría y metodología, como una ciencia pedagógica especializada. Pero por lo general el contenido de estas clasificaciones en esencia es similar, las diferencias fundamentales estriban en aspectos terminológicos y de integración de dichos principios o fragmentación de los principios tradicionales, por lo que partiendo del estudio de la literatura más reconocida en este campo y a partir de los criterios y experiencias de los autores se propone esta clasificación.

1- Principio de conciencia y actividad.
2- Principio sensoperceptual.
3- Principio de la accesibilidad y el carácter individual.
4- Principio de la sistematización.
5- Principio de la vinculación de la teoría con la práctica.
6- Principio de la orientación hacia altos resultados deportivos y la especialización profundizada.
7- Principio de la unidad entre la preparación general y especial.
8- Principio del carácter cíclico del proceso del entrenamiento.
9- Principio de la gradualidad de las cargas.

Durante el semestre anterior dentro de la asignatura Teoría y Metodología I se profundizaron en los cuatro primeros principios, es por este motivo que fundamentalmente en el programa de TMDE nos proponemos profundizar en los restantes principios que consideramos son específicos del sistema de preparación del deportista, aunque como proceso pedagógico le son inherentes lógicamente todos los principios que se corresponden con el programa de Educación Física.

PRINCIPIO DEL NIVEL DE DIRECCIÓN CON VISTAS A LOGROS SUPERIORES DEPORTIVOS
Este principio se lleva a la práctica por medio de la correspondiente estructuración del entrenamiento deportivo, del empleo de los medios y métodos mas eficientes y de una especialización profunda durante todo el año y durante muchos años en el deporte elegido.
· Condiciona de una manera u otra todos los rangos distintivos del entrenamiento deportivo, la elevación del nivel de las cargas, el sistema especial de alternación de las cargas de entrenamiento y del descanso, su carácter cíclico, claramente acusado etc.
· El principio adquiere un contenido especial: La exigencia de asegurar al máximo posible, el grado de perfeccionamiento en el deporte dado, significa la necesidad de una especialización profunda y es una regularidad pedagógica que se le debe plantear siempre al deportista dentro de las posibilidades del mismo.

PRINCIPIO DEL AUMENTO PROGRESIVO Y MÁXIMO DE LAS CARGAS DE ENTRENAMIENTO.
El nivel de los logros deportivos es proporcional al nivel de exigencias del entrenamiento, el deportista debe ir aumentando progresivamente las exigencias físicas técnicas y psicológicas durante el proceso de preparación pero a su vez como el fin que se persigue es extraer del deportista sus máximos resultados y capacidades de su organismo en algún momento de la preparación debe exigírsele el máximo de su capacidad. Resultados máximos necesitan esfuerzos máximos, tanto en el entrenamiento como la competición.

· Cargas: Son las actividades físicas y mentales que realiza el deportista encaminadas al desarrollo de habilidades, capacidades, hábitos y destreza y la suma de los efectos del entrenamiento sobre el organismo del deportista.

CAMBIO ONDULATORIO DE LAS CARGAS REENTRENAMIENTO
La esencia de este principio demanda que cuando se aplica una carga grande después es necesario después es necesario aplicar y bajar el nivel de la carga.
· Existen tres formas de elevar la carga, una es de manera lineal otra de manera escalonada y lastra es de manera ondulada, que es la que propone, este forma de elevar las cargas reentrenamiento es la forma mas asequible para el deporte de perspectiva es decir para los deportistas noveles que aspiran a tener sus máximos resultados deportivos en varios años de preparación.
· Existen también tres tipos de ondas pequeña media y grande. La pequeña se caracteriza por la dinámica de las cargas en el micro ciclos. Las cargas medias representan la tendencia general de las cargas de unas cuantas ondas pequeñas en los límites de las etapas reentrenamiento; y las grandes caracterizan la tendencia general de las ondas en los periodos de entrenamiento.
· Según Matveiv el arte reestructurar el entrenamiento consiste en buena medida de compaginar correctamente estas ondas entre si, es decir de asegurar la correspondencia necesaria entre las dinámicas de las cargas en los micro ciclos y las tendencias más generales del proceso de entrenamiento característicos de unos u otros periodos.

PRINCIPIO DE LA UNIDAD ENTRE LA PREPARACIÓN GENERAL Y ESPECIAL
Uno de los elementos que garantizan el éxito en el rendimiento deportivo esta influenciado en gran medida por establecer una correcta interrelación entre los componentes de la preparación general y la especial.

Muchos especialistas valoran como un hecho que los medios de la preparación general, se utilizan para el desarrollo de la formación física general (multilateral) del atleta, para la activación de los procesos de recuperación del organismo, después de una carga de entrenamiento de un cierto volumen e intensidad pero también para crear un efecto de conmutación (paso) de un tipo de trabajo a otro (N.G.Ozolin1949, L.S.Chomenkov 1957, L. Matveiv, 1964(Citados por I.Verjoshanski, 1990). Mientras que los medios que favorecen a la preparación especial garantizan el aumento de la capacidad especifica del rendimiento del organismo.

Fauconier (Citados por A.Villar, 1981 y Manso y colaboradores, 1999) considera que el deporte se ha de ejercitar dos condiciones o cualidades relacionadas con el resultado deportivo. En primer lugar se han de sentar las bases del entrenamiento a través del desarrollo de las cualidades físicas básicas, y por, otro lado, han de desarrollarse unas condiciones especificas de acuerdo con las características particularidades que encierra cada deporte.

Matveiv (1983) Plantea que por más delimitada que fuera para una disciplina la especialización deportiva, el perfeccionamiento en ella esta condicionado de una u otra manera por el desarrollo multilateral, aunque tenga sus especificidades.

Uno de los elementos e la preparación general en función de lo esencial, es el traslado de hábitos motores o sea, transferencia de habilidades de carácter general con similitud a la especial y que se transforma.

De esta forma puede plantearse que una regularidad que se da dentro de la preparación deportiva esta dado por la necesidad que el entrenamiento asegure el grado máximo de perfeccionamiento del deportista en la especialización elegida, contribuya simultáneamente a su desarrollo físico multifacético y a la instrucción motora general.

García Manso y sus colaboradores valoran que a pesar la gran importancia que tienen la preparación general el dominio de la técnica de cada especialidad cada deporte debe conseguirlo de forma distinta, para esto utilizan el ejemplo de dos deportistas de dos especialidades diferentes como son un saltador y un basquebolista, ambos necesitaran gran velocidad, gran potencia del tren inferior que les permita una buena capacidad de salto, buena resistencia, excelente coordinación, etc. Pero el dominio técnico de sus diferentes especialidades ha de conseguirse cada uno de ellos por diferentes caminos y a través de ejercicios puramente específicos. Es decir, en ambos deportes subsistirá la preparación generalizada, pero no hay transferencia en cuanto a la técnica a realizar. Ambas especialidades deportivas necesitaran de un aprendizaje separado de los movimientos técnicos para poder obtener un resultado concreto.

Una de las dificultades fundamentales que tiene los entrenadores para aplicar este principio esta dado por las diferencias conceptuales sobre la definición objetiva de que abarcan los términos de preparación general y especial.Verjoshanski(1990)al caracterizar los ejercicios de preparación especial señala como el elemento fundamental que se exige por muchos especialistas es la necesaria correspondencia de su estructura externa con el ejercicio de competición y sus características dinámicas, por lo que al construir el ejercicio de preparación especial los ingredientes fundamentales que utiliza son los criterios de afinidad de los medios del entrenamiento con el ejercicio principal, la amplitud, distribución y trayectoria de los movimientos, parte acentuada de la amplitud del trabajo máximo uso de la fuerza, el tiempo para producirlo y el régimen de trabajo muscular.

Esto demuestra que en la práctica se le da demasiada importancia a los criterios que definen la semejanza externa con el ejercicio deportivo principal, mientras que no ocurre de igual forma en la valoración que se hace de la influencia que puede ejercer la correspondencia de los elementos biológicos con la determinación del carácter especifico del ejercicio.

En la actualidad se valora como dos elementos básicos para considerar que un ejercicio se considera que es de preparación especial, estos son: el tipo de contracción muscular durante la ejecución de un tipo de ejercicio, así como el tipo de mecanismo de producción de la energía.
La correspondencia entre la estructura externa y ejercicio competitivo principal es determinante cuando la acción de la tarea principal sea una acción sumamente “compleja” ( V. M. D’ Jacob, 1968,1975). Si el ejercicio es realmente de preparación especial no hace falta realmente que el ejercicio sea una copia de los ejercicios de competencia.

Un ejemplo los saltos pliométricos a pesar de que no tiene una similitud estructural con los saltos que da el basquebolista o el voleibolista, si son ejecutados con alta intensidad y en un corto periodo de tiempo se pueden considerar como ejercicios de tipo especial.
En otras ocasiones se ejecutan ejercicios con similar estructura externa como son los elementos del test japonés en voleibol, dentro de los que tenemos, los diez contactos a tres metros de distancia, o ejercicio 9 –3 –6 –3-9, cuando se ejecutan con un ritmo de ejecución muy lento por que utilizan el mecanismo energético anaerobio lactácido y no el régimen anaerobio alactácido que es indicado para la mayoría de las acciones en el voleibol. Por lo que esto ejercicio no responde a una de las exigencias de un ejercicio especial, de lo que se deduce que la velocidad especial del voleibolista se desarrollara de forma limitada.

Para llevar a cabo este principio se debe respetar las siguientes reglas:
1- Inseparabilidad de la preparación general y especial, como parte igualmente necesaria en el entrenamiento deportivo. De lo que resulta que no se puede excluir ninguna de estas partes sin dañar las perspectivas del perfeccionamiento deportivo y los fines últimos de utilizar el deporte como medio de educación multifacético de los deportistas.
2- La condicionalidad reciproca del contenido de la preparación especial y general (el contenido de la preparación especial dependen de las premisas que crea la preparación general y el contenido de esta adquieren determinadas particularidades que dependen de la especialización deportiva.
3- La inoperancia de la preparación general y la necesidad de la observancia de cierta medida de correlación de ellos en entrenador deportivo.

Al respecto Filin (1987) establece una propuesta de la correlación anual entre la preparación general y especial.

RELACIÓN DE LA PREPARACIÓN GENERAL Y ESPECIAL EN PROCESO DE ENTRENAMIENTO DE LARGA DURACIÓN.



Para iniciar el análisis de las temáticas propuestas el profesor expone como el entrenamiento constituye un proceso interrumpido y que esta a su vez integrado por diferentes eslabones, que le van dando respuesta desde los objetivos más pequeños hasta los objetivos superiores que el profesor se ha trazado para una competencia, vinculado con esta temática debe iniciar el estudio del

PRINCIPIO DE LA CICLICIDAD
En un artículo publicado en la revista ATP editada en la republica mexicana el destacado entrenador de destacados sprintes norteamericanos Pat. Conolly aborda las ventajas de utilizar el entrenamiento por ciclos en la preparación de la campeona olímpica y ex recordista mundial Evelyne Ashford, cuando manifiesta “para entrenar a los velocistas entre ellos a Evelyn Ashford he utilizado un entrenamiento por ciclos y esto resultó eficaz”, durante el desarrollo del articulo muestra la importancia de establecer un programa coherente que permita mostrar gráficamente la ciclicidad del entrenamiento.

En la actualidad en la práctica de la actividad deportiva de altos rendimientos es una práctica común dividir el proceso del entrenamiento en ciclos, internos terminados dentro del proceso, ya sea de corto, mediano o largo plazo.

Matveiv (1983): define este principio como una sucesión relativamente concluida que se repite, de eslabones y fases del proceso del entrenamiento, sesiones, periodos y etapas que se alternan como si fuera en orden circulatorio.

Es importante destacar que cada ciclo inmediato es la repetición del anterior y simultáneamente manifiesta la tendencia al desarrollo del proceso del entrenamiento. O sea se diferencia de este por su contenido renovado, las modificaciones de la composición de los medios y métodos, el crecimiento de las cargas de entrenamiento, etc.

Todo el proceso del entrenamiento se organiza en forma de ciclos en sus eslabones fundamentales más elementales hasta el trabajo perspectivo de muchos años.

La estructura cíclica permite una mayor variabilidad y dinámica del proceso, además se garantiza que en cada ciclo grande o pequeño se pueda acentuar uno o varios objetivos determinados. Otra de las ventajas del cumplimiento de este principio es la posibilidad de su control sistemático.

Este principio presupone que:
1- Al organizar el entrenamiento hay que partir de la necesidad de repetir sistemáticamente, los elementos principales de su contenido y modificar al mismo tiempo sus tareas conforme a la lógica de la alternación de las fases, etapas y periodos.
2- Resolver los problemas en la estructura de los ciclos.
3- Hay que racionar y normalizar las sobrecargas de acuerdo a las regularidades del reemplazo de las fases, etapas y periodos del entrenamiento.
4- Dentro del principio de la ciclicidad se estructura el proceso en tres tipos de ciclos fundamentales que son: 5- Macro ciclos 6- Meso ciclos 7- Micro ciclo.

MACROCICLOS
Los macro ciclos constituyen las estructuras mayores, dentro de las diferentes formas de ciclos analizados anteriormente. Ellas contienen a su vez a los meso ciclos y micro ciclos.

Su objetivo esencial consiste que al finalizar cada gran ciclo se obtenga la forma deportiva en dependencia del nivel y la experiencia del deportista en cuestión.

Los objetivos que se traza el entrenador a nivel del macro ciclo, sirven de pauta y de camino obligatorio para estructurar los objetivos de las mezo y de las micro estructuras.

El ex recordista mundial en el evento de 200 metros planos Pietro Menea valora que el entrenamiento moderno tiene que corresponder de hecho a un programa individual, el entrenamiento puede ser considerado como sistemático sí el esfuerzo esta periodizado. Con otras palabras es la división del gran ciclo en periodos del entrenamiento lo que significa, distribuir los elementos de la preparación en varios periodos subperiodos y micro ciclos, los cuales forman el ciclo anual completo, para que, aun siendo diferentes en estructura y contenido, represente un sistema estructurado e integrado.

Los macro ciclos en cuanto a su extensión se dividen en:
1- Perspectivos: Se organizan como un proceso de larga duración que puede extenderse de 8 a 10 años.
2- Cuatrienales:
Coinciden con el ciclo olímpico, permite la planificación perspectiva con los atletas que tienen las aptitudes necesarias, y se cuenta con cuatro años para tratar de pulir los posibles errores técnico y tácticos que presente el atleta, así como para elevar el nivel físico en el ámbito de la maestría deportiva, dentro del proyecto que implica la posibilidad de asistir a unos Juegos Olímpicos. En los años intermedios del ciclo el atleta debe tener competencias preparatorias para elevar su nivel competitivo, como pueden ser Juegos Centroamericanos, Panamericanos etc.
3- Bianules: Son estructuras de planificación que responden a que determinados deportes tienen competencias fundamentales cada dos años como son las Copas del Mundo de atletismo, voleibol, etc. O en los casos de que se alternen, en un primer año las competencias eliminatorias y en próximo año las competencias fundamentales.
4- Anuales: Constituyen los macro ciclos más utilizados y difundidos, comprenden por lo general un periodo de tiempo que oscila entre las 40 y 50 semanas. Es muy recomendado para el trabajo con categorías infantiles y escolares ya que permite trabajar un largo ciclo de preparación general, lo que garantiza crear sólidas bases desde el punto de vista físico y para el aprendizaje de nuevos fundamentos técnicos.
5- Semestrales: Comprenden estructuras de la planificación cíclica que se extienden entre 5 y 6 meses de duración, es una variante que utilizan en la actualidad la mayoría de los atletas de altos rendimientos en el mundo, ya que garantiza la obtención de 2 formas deportivas en el año. Esto le permite competir un número mayor de veces, lo que eleva su motivación y la disposición al rendimiento.
6- Periodo Directo a la competencia (PDC): Es un tipo de macro cicló que por lo general se aplica cuando un equipo o grupo de atletas se concentra durante un corto periodo de tiempo en busca de la forma deportiva, el tiempo de duración de este tipo de estructura cíclica oscila entre 4 y 16 semanas.

MESOCICLOS
Los meso ciclos constituyen estructuras intermedias dentro del proceso del entrenamiento, representan la combinación de varios micro ciclos. En la literatura especializada se observa una diversidad de criterios sobre la cantidad de micro ciclos que pueden contener un meso ciclo. Estos valores se mueven en un rango entre 3 y 8 micro ciclos, aunque se pueda aceptar la propuesta de Ranzola(1999) quien señala que los meso ciclos incluyen entre 3 y 6 micro ciclos.

En la estructura de los meso ciclos influyen varios factores estos son: El periodo y etapa en que se encuentren, tipo de especialidad deportiva, edad, sexo, experiencia deportiva de los atletas, sistema de preparación y planificación utilizado, acento de trabajo seleccionado, magnitud de las cargas, medios materiales con se cuente, objetivos generales del macro ciclo y el papel que juega dicho meso ciclo para su cumplimiento.

Exponemos algunas consideraciones que se deben tener en cuenta en la estructuración de los meso ciclos:
1- En el meso ciclo se deben dar solución parcial a las metas trazadas, a partir de las direcciones del trabajo planificado, por lo que el entrenador debe “gastar” el tipo de energía que corresponda a ese ciclo para que esta sea repuesta de forma multiplicada.
2- Se debe velar por una correcta dosificación de las cargas, a partir de la etapa en que se encuentre el proceso, controlando de forma especial la relación del trabajo y el descanso (densidad).
3- Dentro de los meso ciclos el entrenador debe tener muy en cuenta la ley de la heterocronia, o sea la no-simultaneidad de los procesos como un fundamento esencial que le permita alternar las cargas de diferente orientación funcional, y que se incremente la capacidad de trabajo de los deportistas.
4- Las formas de conducción de cada meso ciclo difieren significativamente, ya que en los meso ciclos típicos de la preparación general como son los introductorias y los básicos, debe predominar el volumen y diversidad de ejercicios por lo que el criterio más aceptado, es la necesidad de un mayor número de actividades y se le confiere gran importancia al desarrollo de las cualidades volitivas.. Mientras que en los meso ciclos más cercanos a la competencia como es el de pulimento y el competitivo, la dinámica de las cargas se inclina por un trabajo de mayor intensidad, se disminuyen la cantidad de horas de entrenamiento, así como la cantidad y diversidad de ejercicios.
5- Se pueda ejecutar repeticiones con un mayor grado de complejidad y con un descanso más pronunciado lo que favorece que los fundamentos técnico tácticos se puedan realizar en condiciones orgánicas optimas, se exige una mayor concentración de la atención así como el tiempo dedicado a confrontaciones con equipos o atletas de mayor, igual y menor nivel.

MICROCICLOS
El micro ciclo constituye dentro de las diferentes estructuras cíclicas la más pequeña, pero es a la vez la más dinámica ya que es aquí donde se materializan los objetivos del proceso de entrenamiento y permite darle respuesta a los objetivos de los mesociclos y el macro ciclo.

La fundamentación para la existencia de los micro ciclo viene dada por las relaciones entre las cargas y el descanso; los micro ciclos permiten que en las unidades sé de entrenamiento de modo óptimo se concentren cargas de diferente orientación funcional de forma simultanea, Ejemplo, flexibilidad + trabaja técnico + trabajo anaerobio alactacido + trabajo aeróbico. O se concentren cargas de una sola orientación durante todo el tiempo que dure el micro ciclo: Ejemplos Micro ciclos de orientación aeróbica.

En cuanto al extensión del tiempo los micro ciclos plantean la mayoría autores tienen una duración entre 2 y 7 sesiones de entrenamiento por lo que generalmente se ajustan a la jornada semanal de trabajo, aunque en la actualidad se habla de hasta 20 sesiones en un micro ciclos, dado a que en muchos deportes se entrena 2 y 3 veces al día lo que hace en total en la semana se acumulen entre 16 y 20 sesiones.

El micro ciclo de entrenamiento consta en su estructura interna de dos fases la acumulativa y la, que se alterna con las fases de recuperación. En la fase acumulativa se intercalan cargas medias, altas y muy altas, existiendo diferentes formas de combinar las cargas semanales atendiendo al tiempo dedicado al trabajo y al descanso.

CONCLUSIONES
Resumen de la conferencia impartida.
En el día de hoy como se explicó en la introducción de esta conferencia se inició el estudio de los principios, donde los alumnos han podido observar la enorme vigencia del conjunto de postulados que han sido analizados. Dentro de los elementos valorados tenemos los pasos metodológicos que debemos valorar establecer una adecuada orientación hacia los altos logros y se detalla con profundidad, que es en si la preparación general y especial y cual es la relación que se establece y en que proporción esta se debe consolidar atendiendo a las diferentes etapas por lo que atraviesa el deportista en su vida atlética.

Dentro de los elementos que se valora es el inicio de las bases teórica y su aplicación del principio de la ciclicidad, como paso previo para asimilar con posterioridad los modelos de planificación de Matviev de la ciclicidad como parte fundamental del segundo tema de este curso. Preguntas de comprobación
1.- ¿Cuáles son los rasgos que caracterizan a los principios del entrenamiento deportivo?
2.- Exponga con un ejemplo sus consideraciones sobre el principio de la orientación hacia altos logros deportivos.
3.- Explique cuales son las estructuras cíclicas más conocidas.
Orientación de la bibliografía y del estudio independiente

En cuanto al estudio independiente se recomienda a los estudiantes que debe establecer un estado comparativo entre las propuestas que le ofrecen tanto la bibliografía básica como la bibliografía de consulta, para valorar las diferencias y puntos de contactos de los enfoques al respecto que establecen los autores.
Aplicar y evaluar con varios entrenadores y profesores de distintas especialidades deportivas una encuesta o entrevista que les permita conocer cuales son las diferentes estructuras cíclicas que utilizan en el proceso de entrenamiento y que tiempo dedican a cada una de esta.
Estos elementos sirven de base para el próximo taller de la clase de principios.

Motivación de la próxima actividad
Esta conferencia a servido de base al inicio de uno de los temas cardinales dentro de la TMED ya le abre las puertas a los estudiantes de elementos que cotidianamente tendrá que enfrentar dentro de la práctica laboral y después de egresado, por lo que este debe entender como se manifiestan la necesidad de su obligatorio cumplimento y metodológicamente como ejecutarlo.

Pero intencionadamente nuestro colectivo va a dedicar un ciclo de clases a la carga como categoría rectora del entrenamiento deportivo, ya que como dijera Matviev el arte de estructurar el entrenamiento deportivo consiste en saber compaginar las cargas del entrenamiento y el entrenador, debe dominar ese arte como el ABC de toda su actividad pedagógica.

En la próxima conferencia por tanto vamos a abordar un principio que hemos denominado de la gradualidad de las cargas, ya que encierra todos los elementos medulares de la dosificación, aplicación y control de la carga.

BIBLIOGRAFÍA

Bibliografía Básica:
1- Cortegaza Fernández Luís y Celia Hernández Prado. Carga y Control. Libro en preparación. 2001. Pág. 1 a la 25.
2- Grosser y Zimmermann. Principios del Entrenamiento Deportivo. Editorial Martínez Roca. México. 1988.

Bibliografía de Consulta
3- Matviev L. Fundamentos de Entrenamiento Deportivo. Editorial
Raduga. Pág.
4- Cortegaza Fernández Luís. Rene Jaquinet y Celia Hernández. Antología Diplomado México.1997.

AUTOR
Lic. Gisela Rabell Lara. Profesora. Instructor.
Institución: Educación Municipal de Educación.
IPUEC “Desembarco del Perrit”
País: Cuba
Sede Universitaria Pedagógica Antilla.
AVE. José Martí. # 1. Telef. : 88 8327
e-mail: spantilla@hlg.rimed.cu



Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados