Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

Acercamiento a las artes plasticas bayamesas desde una mirada a la pintura en el periodo del 2000 – 2008

Resumen: Este trabajo, se realiza un estudio del contexto del Municipio Bayamo sobre la evolución de la plástica y el comportamiento de los artistas claves para el Desarrollo Local. Expresa la dinámica cotidiana, interpretándola de acuerdo con las técnicas, y los modos de participación de sus propios artistas. Se aporta un estudio válido y útil para las presentes y futuras investigaciones sobre las artes plástica bayamesa en el período 2000 - 2008.

Publicación enviada por Lic. Yaniuska Medina Macias, MSc. Nidia Arias Nuviola, Lic. Carmen Sánchez Estrada, Lic. Jorge Ramos de la Paz




 


Resumen:
Este trabajo, se realiza un estudio del contexto del Municipio Bayamo sobre la evolución de la plástica y el comportamiento de los artistas claves para el Desarrollo Local. Expresa la dinámica cotidiana, interpretándola de acuerdo con las técnicas, y los modos de participación de sus propios artistas. Se aporta un estudio válido y útil para las presentes y futuras investigaciones sobre las artes plástica bayamesa en el período 2000 - 2008. Además contiene un aparato categorial que puede ser consultado y retomado por profesores, investigadores, historiadores y trabajadores de la cultura en aras de lograr mayor armonía e impulsar el desarrollo de las Artes Plásticas.

Introducción
Las raíces de las Artes Plásticas en Granma se pierden en la época de la colonia donde esta va a adquirir rasgos distintivos. La pintura apenas ensayaba con timidez sus primeros pasos. En aquel entonces la manifestación con más arraigo era la cerámica, por una tradición heredada de la cultura precolombina. A finales del siglo XVIII la pintura se consideraba un oficio, más que un arte. Las imágenes pictóricas de aquellos tiempos provenían de manos de los artesanos negros y mulatos, muchos de ellos esclavos. Una de las figuras representativas de esta época fue Manuel del Socorro Rodríguez, maestro-carpintero y artista autodidacta. En su adolescencia, Socorro se dedicó a la talla, pintura, dibujo y escultura en las que se desarrolló con perfección. En investigaciones que se han realizado se alega su participación en la talla del bello altar de “La Capilla de los Dolores”. Esta obra testigo fiel de la arquitectura colonial cubana, construida en 1738 y 1740. Actualmente se encuentra en la Catedral del Santísimo San Salvador de Bayamo.

Después de los primeros veinticinco años del siglo XX se presentaron cambios en la sociedad bayamesa, debido al crecimiento de las fuerzas productivas, aparejado al de la clase obrera. Se produjo entonces un deterioro de la vida rural. Se pone de manifiesto la intención del creador autodidacta de plasmar indistintamente en soportes: cartulina, lienzo u otro, su imaginaria interior.

Para entender el desarrollo de las Artes Plásticas en la ciudad de Bayamo, en el periodo comprendido desde el año 2000 hasta la fecha, se considera necesario una investigación general, y lograr un análisis objetivo de la evolución de la plástica tomando como aporte, las etapas desde el triunfo de la revolución, hasta la década del 90, por ser estas las que han dimensionado el mapa cultural de la plástica cubana y por ende el entorno local al que nos referimos. De hecho, realizar estudios de esta índole permite hacer historia, ya que es imprescindible ubicar en su contexto a la sociedad y explicar cuáles son las características que presentan los grupos sociales y étnicos en su dimensión diacrónica y sincrónica.

Los procesos culturales son expresiones de la identidad colectiva, esta situación genera que la sociedad actual vivía en un mundo convulso, de incertidumbre e inestabilidad que limita su capacidad de autogestión para potenciar sus posibilidades como sujeto portador de una dignidad ciudadana, con identidad cultural, individual dentro de una red y trama de relaciones socioculturales plena de aspiraciones, percepciones, experiencias y conocimientos colectivos. La cultura y dentro de ella las Artes Plásticas son el soporte de estas consideraciones para entender los procesos de las identidades, así como las cosmovisiones sobre la realidad y sus fundamentos expresados mediante las diversas maneras de sus expresiones .

El lugar que ocupa el territorio de Bayamo, como objeto de estudio, dentro de la historia de Cuba, ante el poco estudio sobre esta temática investigativa consideramos necesario desarrollar una investigación que tribute al desarrollo histórico y sociocultural de la ciudad de Bayamo, provincia Granma. El desarrollo del tema contribuye a demostrar los avances de la cultura en el municipio Bayamo, el papel desempeñado por la Academia de Artes Plásticas “Oswaldo Guayasamín”, como institución rectora en la formación de profesionales en la materia y la promoción de los logros de este movimiento a través de diferentes vías, logrando sensibilidad en la ciudad bayamesa, por lo que nos planteamos como Problema Científico ¿Cómo se ha comportado las Artes Plásticas bayamesas en el género de pintura, en la etapa 2000 - 2008? Logrando explicar el comportamiento de las Artes Plásticas bayamesas en el género de pintura, para el reconocimiento de los cambios socioculturales durante la etapa del 2000 – 2008; como Objetivo de nuestro Trabajo. Para el análisis de los resultados de esta investigación se emplearon métodos de investigación y Técnicas del nivel teórico y del nivel empírico como histórico – lógico; análisis – síntesis; inductivo – deductivo; observación; análisis de documentos; entrevistas, un taller de reflexión.

Desarrollo
Con el triunfo de la Revolución Cubana el 1ro de Enero de 1959, florece un programa de desarrollo para las Artes Plásticas en toda la nación, que únicamente se había desenvuelto en La Habana, y en Santiago de Cuba. Se estimuló, en numerosos de nuestros pintores jóvenes, una exaltación bastante intensa por las dificultades sociales y políticos que enfrentaban los cubanos.

El desarrollo del movimiento plástico en Bayamo, así como la calidad de las obras de nuestra cultura, pone de manifiesto la labor sociocultural de rescate y conservación de los mejores valores locales y universales, lo que le da existencia al movimiento plástico. Bayamo, es una ciudad donde el visitante puede apreciar la diversidad de desarrollo artístico, en exposiciones de las obras se observan distintos signos expresivos, el uso del color y los valores, el empleo de diferentes técnicas y formas de expresión, donde se encontrarán reflejadas tradiciones, historia, la lucha por la integridad del ser humano.

Desde la tercera década del siglo XX, Bayamo cuenta con un grupo de artistas plásticos que han tenido incidencia positiva en el proceso de formación del gusto estético de sus habitantes, es un hecho que la ciudad cuenta desde el pasado siglo, con creadores destacados y reconocidos a nivel nacional, producto de la Escuela Elemental “Manuel del Socorro” que desde 1968 a 1990 desarrolló un determinante rol en el impulso de las Artes Plásticas.

La puesta en marcha de las Academias de nivel medio de Bayamo (2002) y, la jerarquía dada a las Artes Plásticas en la disposición del nuevo panorama urbano bayamés, mediante la decoración interior y exterior del Centro Histórico de la ciudad, con énfasis en el Paseo, el intercambio con creadores de relevancia nacional y la agilidad a las funciones directivas del CODEMA en la anuencia de las ofertas a emplazar, resaltan varios elementos que componen el horizonte de estos años.

Desde el año 2002 en que es inaugurada la Academia “Oswaldo Guayasamín”, se han formando 78 jóvenes devenidos en excelentes profesionales que han demostrado calidad artística en las exposiciones realizadas. Más de 17 artistas lugareños, 95 en total, durante la etapa. La educación artística, en el campo de las Artes Plásticas va mas allá de su función educativa, constituye un pilar de primer orden para la creación de obras que trasciendan su propio marco de referencia, en el sentido estético - artístico y para conocer y apreciar nuestra propia cultura.

Este plantel establece un medio académico de transmisión del conocimiento artístico plástico para desarrollar habilidades y destrezas en las creaciones y las configuraciones de las formas bidimensionales y tridimensionales, permite la ejecución de acciones para satisfacer las necesidades de producción y los intereses artísticos que desde el punto de vista intelectual, educacional y cultural, posee el hombre.

Aporta el estudio de los fenómenos artísticos plásticos, a través de la instalación de nuevos métodos de formación, con el propósito de abordar con profundidad sus contenidos estéticos, su rico pasado histórico, informaciones sobre las producciones plásticas contemporáneas y a fin de crear capital humano calificados para realizar configuraciones de estructuras formales, lineales, cromáticas y de superficies.

De modo general este período puede valorarse de superior apertura de locaciones y oportunidades para la creación, apreciación y promoción de la Artes Plásticas, cuya utilización efectiva, unido a la superación teórica y a la actualización de especialistas, promotores, artistas, profesores, estudiantes, hacen posible la definitiva y necesaria ubicación de las Artes Plásticas en las coordenadas del Arte Cubano.

Bayamo se ha erigido a través de estos años en una gran cantera de artistas plásticos que dan prestigio a la cultura del municipio. Los artistas pintores, escultores, dibujantes, grabadores y ceramistas del campo de la plástica ejercen su profesión realizando obras, que por sus temáticas, creatividad y valor estético, constituyen obras representativas de nuestro arte. Sus obras forman parte de colecciones, exhibidas por galerías y museos.

Resultados obtenidos a partir de la aplicación de los instrumentos de recogida de datos.
-El primero lo integran cuatro artistas nacidos entre 1937 y 1959, los cuales desarrollaron su actividad creativa en el periodo inmediatamente posterior al triunfo revolucionario (décadas del 1960 y mediados de los 1970). De ellos, vale recordar al pintor Alfredo Martín Tornés Rodríguez, graduado de la Escuela de San Alejandro en 1965 y que estuvo entre los fundadores de la Escuela Vocacional de Artes Plásticas; así como a Francisco Castillo Arzúaga, quien fuera director de dicho plantel de enseñanza artística.

Durante el proceso investigativo, encontramos tres creadores Julio Quirante Castro y Manuel Mauricio Olivera Álvarez, ambos manzanilleros, pero establecidos en Bayamo; así como al bayamés Efraín Socarrás Matos, estos creadores se dedican a la producción independiente.

-El segundo grupo corresponde a los egresados en los años ochenta. Está integrado también por cuatro artistas profesionales, graduados en planteles artísticos de nivel medio de la provincia y la Escuela Nacional de Arte. La actividad creadora de esta segunda generación de artistas “del patio” se vio favorecida por la creación de la red provincial de galerías de arte, a raíz de la implementación del programa de las “10 instituciones culturales básicas”, en 1983.

Circunstancia que brindó una oportunidad que no habían tenido sus antecesores, la de exponer sus obras dentro del ámbito provincial. Tres de ellos, coincidentemente de origen manzanillero, se establecen en Bayamo poco después de graduados, dos como profesores de la escuela de nivel elemental de Artes Plásticas, bautizada “Manuel del Socorro” en homenaje a este legendario creador.

Como resultado de nuestras indagaciones, se logra localizar a un grupo de diecisietes creadores, procedentes de los municipios Bayamo y Manzanillo, que no aparecen recogidos en el acucioso estudio de otros investigadores, de ellos, siete se graduaron en la Escuela de Nivel Medio “José Joaquín Tejada”; tres, en la Escuela Nacional de Arte (ENA); dos, en la Escuela Profesional de Holguín; tres, de la Academia “San Alejandro”; uno del Centro Nacional de Superación para la Enseñanza Artística (CENSEA) y uno del Instituto Superior de Arte (ISA). En este conjunto se destacan las figuras de Luís Guillermo Varela Santiesteban, Rafael Fuentes Rojas y Alexis Miguel Pantoja Pérez.

Uno de los resultados de nuestro trabajo es el intercambio directo con este creador, Es por ello que consideramos pertinente reflejar algunos de sus criterios, recogidos en las entrevistas concedida durante el proceso investigativo.

Alexis Miguel Pantoja Pérez, reconocido pintor en el ámbito nacional, su acontecer pictórico, la técnica particular con que suele trabajar y el sello inconfundible que ha logrado en su estilo, le han dado un lugar en la localidad y dentro de la plástica de la Isla. Pero es también uno de los artistas más comprometidos con la Revolución, pues para él, pertenecer a la primera generación surgida y educada dentro de ella es un hecho que “sienta pautas ineludibles y compromisos impostergables”. En un momento donde en muchas partes del mundo ha habido un regreso a la idea de hacer el arte por el arte.

Pantoja, expresa que vivimos en las post-utopías, donde alguien dijo ‘‘parece ser que la única aventura posible es el arte'', el único reducto de libertad en medio de tantos absurdos, de tanto espectáculo y tanta banalización. En ello se funda su arte, en un intento por comprender y mostrar un tipo de ''laberinto de la soledad'', está lleno de una visualidad que se presta a ser trasmitida plásticamente. Concibe el barroquismo no sólo como una superficie sino sobre todo, como toda manera de ser y de hacer, que acaba forjándose en una retórica, donde su habilidad como pintor consiste en sugerir un clima de ilógicos y lo hace mediante las constituciones a partir de la carga semántica de las imágenes como una actitud ante la situación.

De hecho, para Alexis este recurso de la tradición pictórica como estética, se convierte en pretexto para explorar emociones que se producen en el acto propio de construir la obra. Todas estas concepciones están apoyadas, según plantea, por cierta autorreferencialidad, en alusión a sus creencias, a su propio universo afectivo y a las ideas que tiene del mundo y sus realidades, incluyendo imaginaciones o revelaciones como expresión de esas subjetividades.

El tercer grupo generacional se compone de aquellos creadores graduados en los noventa. Este resulta el más numeroso de la muestra, integrado por doce artistas. Todos ellos titulados de las escuelas “José Joaquín Tejada” (tres), “El Alba” (dos), la ENA (dos), el Curso Emergente de Instructores de Arte (tres) y la Academia de Nivel Medio de Las Tunas (uno). Se debe agregar además a un artista de formación autodidacta.

Se logra ubicar a otros siete creadores profesionales, lo que eleva el número total de artistas plásticos de esta década a 19. En este último grupo se incluyen algunos de los profesionales que le están dando un gran impulso a la actividad creativa y docente - metodológica de las artes visuales bayamesas hoy día, como son: Amaurys de Jesús Palacios, Liubis Armando Rosales y Kirenia Delgado quienes, además de mostrar una obra artísticamente sólida, se desempeñan con acierto como profesores de la Academia “Guayasamín”.

Estos tres grupos se caracterizaron, respectivamente, por su compromiso incondicional con la Revolución (el primer grupo); por un enfoque pasivo, conformista y conservador en el abordaje de las temáticas (el segundo grupo) y un discurso fragmentado en el que encuentran espacio el descomprometimiento, la reflexión cínica o la crítica contestataria (el tercer grupo).

La idea de que lo local es una noción sentida que vincula afectivamente al individuo a su entorno, ámbito de realización del hombre en sus prácticas espirituales y materiales, espacio convulso de germinación y confluencia del imaginario social y la memoria colectiva y fuente permanente de representaciones sociales que delimitan los contornos visibles o intrincados de su identidad, permite establecer una cierta estructura lógica que guiará la construcción del concepto que nos ocupa.

En dicha lógica ocupan lugar:
1. el componente afectivo, el cual se explica en la relación de pertenencia y arraigo al lugar, así como en aquellas valoraciones que conforman, o bien un vínculo sentido de comunidad o bien un sentimiento de fragmentación identitaria.
2. las nociones sobre el contexto local establecidas en el imaginario y la memoria colectiva, considerando que ellas pueden ser diferenciadas en cuanto a su estabilidad o dinamismo.
3. la imagen consensuada que dimana de las propias representaciones iconográfica y social, las cuales guardan una estrecha relación, y contienen a su vez, los dos componentes anteriores.

La manifestación del vínculo de pertenencia no se comporta, como hemos visto, de forma homogénea, pero en la integración de este elemento con las diferentes valoraciones sobre el entorno, el saldo resulta un 60% negativo. Además de la ya expuesta falta de correspondencia entre las posibilidades del contexto y las aspiraciones de realización personal/artística, esta conducta reproduce el insuficiente sentido de comunidad a escala de la sociedad en su conjunto, resultante de la desatención al factor subjetivo en la aplicación de las políticas de desarrollo territorial (principio de meta contraste), situación que ha mostrado un cambio sustancial a partir del año 2002, con su consecuente expresión en la auto visión del bayamés.

Las creencias e imágenes preestablecidas en el imaginario social y la memoria colectiva que intervienen en la aprehensión de lo local por los artistas, guardan relación, en tanto, con el sentimiento de nostalgia por la riqueza material y espiritual destruida por el incendio de 1869, después de lo cual, según se afirma en los marcos de la originalidad bayamesa, la ciudad nunca volvió a ser lo mismo.

En el registro iconográfico del contexto se encuentran instaurados los referentes del pasado como asidero simbólico para la construcción de la pertenencia y la identidad, y que la representación del mismo sea asimismo evadida como tema de las realizaciones artísticas.

Partiendo de la evaluación general de las representaciones sociales, puede afirmarse que lo “local bayamés” es un concepto con el cual los artistas plásticos establecen las relaciones:
• Valores heredados reconocidos: Pasado aborigen, protagonismo nacional, trascendencia cultural, tradiciones culturales y patrióticas patrimonio colonial y republicano.
• Valores construidos en el presente: Ciudad limpia, acogedora, espiritual, tranquila, personas con características positivas, en desarrollo.
• No valores: inercia social y artística, quietud psicológica, tradición frenante a una mentalidad transformadora, nostalgia por un pasado simbólico, dispersión y falta de continuidad en los procesos culturales, excesiva burocracia, doble moral, aislamiento, atraso, falta de rigor y profesionalidad en el sistema institucional de la cultura.

Al realizar el “Acercamiento a las Artes Plásticas bayamesas desde una mirada a la pintura en el período 2000-2008”, encontramos que la pintura se desenvolvió como lo más arraigado de las Artes Plástica, con un lenguaje preponderante sobre las restantes manifestaciones, por lo que ha sido el medio de expresión más destacable de la historia local.

En la etapa se trabajaron diversos argumentos y corrientes: paisajismo, tradición; cuestionamiento sociales, abstracción, regreso al oficio, asimilación de la cultura cubana y universal, representación mediante el poder de los sentidos, sensualidad y erotismo, grandilocuencia enfatizada con el recurso del gran formato, modo citatorio y ecléctico, vasta mirada a lo nacional, aprovechamiento de teorías filosóficas con mitos universales, argumento religioso y otros. Manipularon el óleo, el acrílico, la acuarela, además de reparar y explorar con otras técnicas.

El resultado de los instrumentos aplicados: la Evaluación Rápida de Sistema de Información y Conocimientos (ERSICA), y la entrevista semiestructurada al pintor Alexis Pantoja, proporcionaron una manera de entender y conocer el desarrollo de la pintura en la etapa del 2000 al 2008.

En estos años trabajaron el género 59 artistas, de los 95 residentes en la localidad, aunque de ellos solo son graduados de pintura 27. Señalamos que artistas graduados de otras manifestaciones, como por ejemplo la escultura y el grabado también han trabajado la pintura en la etapa. El estudio manifestó asimismo la limitada labor de la crítica de las Artes Plásticas en la localidad, que tiene un primitivo desarrollo en estos últimos años como resultado de la aparición de algún que otro autor: Amarilis Terga, Iliana Orozco. Sin embargo su representación e influencia en el terreno cultural han sido insuficientes, en correspondencia con la proyección y la obra de los artistas. No hay publicaciones especializadas, pero se está dando uso y haciendo posicionamiento discreto de Internet, en la etapa.

Al evaluar y tabular el instrumento investigativo aplicados se pudo verificar que la pintura bayamesa en el período 2000-2008 se ha comportado según los entrevistados, el 100%, como una época de alternativas. El 40,1 % la expuso del siguiente modo: Los Programas de la Revolución, el reordenamiento de las relaciones económicas del país, las demandas de la cotidianidad determinaron en la mayoría de los artistas la creación de obras pictóricas para ambientar la ciudad. Unido a la incorporación de los egresados que han desarrollado varias exposiciones personales de pintura, por encima de otros géneros que dinamizan la plástica local. El 22,9 % opina que el comportamiento de la pintura ha sido bueno y se confirma por la cantidad de ellas emplazadas en las más diversas locaciones de la comunidad.

La respuesta a la influencia de las Artes Plásticas y en especial la pintura en el medio social en la ciudad, un 67,3 % la considera como enriquecedora, distintiva y necesaria. El 32,7 % valora como una característica de esta exclusiva de este periodo el desarrollo de la pintura expresado en los más diversos contextos socioculturales.

Planteó un 75% que el aporte del pensamiento artístico por razón de la crítica y la curaduría sobre resultado creativo la obra de arte es limitado, la realización de la critica es insuficiente y no es legitimadora, el trabajo curatorial es pobre y carente de sistematicidad. Plantea el otro 15% que hay inestabilidad en el puesto de trabajo de especialistas y directivos de la plástica, tres veces han cambiado la dirección del Consejo Provincial de las Artes Plásticas, tres las del Centro de Arte y tres las del Taller de Creación Municipal de Bayamo, es evidente que esto afecta la coherencia creativa y teórica de la pintura local.

El Paseo bayamés es una expresión manifiesta del auge y desarrollo de la pintura en la etapa. Primigenia Galería en espacio citadino abierto de la comarca, donde están expuestas de forma permanente otras manifestaciones de las Artes Visuales. Locación que por atrayente e inusual es visitada continuamente por lugareños y forasteros. Otros espacios donde se exponen de forma permanente obras de pintura de los creadores locales, son las escuelas y centros de trabajos, restaurados o construidos en estos años como parte de los Programas de la Revolución, digamos: Escuela profesional de Arte, Escuela de Camilitos, de Instructores de Arte, la Academia de Artes Plásticas, el Hotel “La Calesa”, varios Policlínicos, diferentes unidades astronómicas, entre otras obras. En ellas impacta la estampa creadora de los artistas. Las obras legadas por los pintores y situadas en estas locaciones, muestra la diversidad de estéticas y lenguajes.

Este aporte materializa el compromiso de la avanzada intelectual con los Programas de la Revolución. Las valoraciones antes expresadas afirman el crecimiento y desarrollo de la pintura dentro de las Artes Plásticas bayamesa, tanto en obras, como en creadores y en espacios expositivos.

Conclusiones.
A través del método histórico lógico podemos plantear que este trabajo necesita una base gnoseo-histórica como orientación como método para reconocer los valores culturales que indudablemente posee nuestra ciudad de Bayamo.

El análisis de los datos obtenidos en el proceso de investigación nos permitió comprobar que el desarrollo de la plástica en la localidad ha tenido muchas marchas y contramarchas en la historia más reciente, reflejado no sólo en la cantidad y calidad de la producción artística, sino también en el nivel de acogida que esta ha tenido entre el público.

Se corroborar que en Bayamo la investigación de los procesos artísticos de la plástica se realiza de forma insuficiente y la crítica resulta igualmente carente de sistematicidad, de una conciencia de su papel legitimador del arte.

Referencias
1. Desssangles Luís: -Sixto- (Santo Domingo, 1861-1940), también conocido como Julio. Fue uno de los más importantes pintores dominicanos en su época. Se dedicó fundamentalmente a la pintura de paisajes y retratos históricos. Dirigió la Escuela Pública Municipal de Santo Domingo y ejerció como
profesor en la escuela de Bellas Artes de Santiago de Cuba, ciudad donde residió por algún tiempo.
2.Mateo David, en Revolución y Cultura. Publicación financiada por el FONCE. 2005
3. Orozco Iliana: “La identidad en el discurso de la plástica bayamesa de los ´90”. Tesis de Maestría en Artes Plásticas, Bayamo, 2000. s/p
4. Pantoja Alexis. Artista de la plástica bayamesa, en entrevista efectuada 2009.

Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados