Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

Metodos y enfoques sobre la ensenanza de la pronunciacion de la lengua inglesa

Resumen: El proposito del articulo es actualizar a los docentes que imparten esta lengua en cualquiera de los niveles de ensenanza para ensenar la pronunciacion de manera mas eficiente y armonica. Ademas, se brindan tecnicas que pueden ser utilizadas en clases y fuera de estas. Tambien, se profundiza en la relacion del enfoque comunicativo con la ensenanza de la pronunciacion...

Publicación enviada por MSc. Geonel Rodríguez Pérez; MSc. Manuel Oscar Leiva Miranda




 


Resumen
El artículo se basa en diferentes métodos y enfoques relacionados con la enseñanza de la pronunciación del inglés como un segundo idioma. Para su confección se analizaron diferentes fuentes referidas al tema. Se realiza un análisis histórico-lógico de los momentos más relevantes sobre la enseñanza de la pronunciación del idioma inglés. Además, se brindan criterios de lingüistas teóricos relacionados con la enseñanza de la pronunciación del idioma inglés. El propósito del artículo es actualizar a los docentes que imparten esta lengua en cualquiera de los niveles de enseñanza para enseñar la pronunciación de manera más eficiente y armónica. Además, se brindan técnicas que pueden ser utilizadas en clases y fuera de estas. También, se profundiza en la relación del enfoque comunicativo con la enseñanza de la pronunciación.

La enseñanza de la pronunciación del idioma inglés para no nativos ha estado marcada por el insuficiente estudio científico, tal es así que desde 1969, John Kelly, la había llamado “La Cenicienta” de la enseñanza de las lenguas extranjeras. Por estar la mayoría de las investigaciones lingüísticas dirigidas en lo fundamental a la enseñanza de la gramática y el vocabulario.

Peter Roach (1995:65), refiriéndose a esta misma problemática planteó “La enseñanza de la pronunciación no es popular todo el tiempo con los profesores y los lingüistas teóricos y en años recientes se ha convertido en moda tratarla como una actividad aislada. Se plantea, por ejemplo, que los alumnos intentan producir sonidos como los hablantes nativos de la segunda lengua, que la pronunciación los desanima por lo difícil y repetitivo de los ejercicios y que atenta contra la comunicación”

En estudios realizados por más de una década en nuestra institución se ha podido comprobar y constatar que no todos los profesores de los distintos niveles de enseñanza le conceden la importancia que debiera a la pronunciación. La mayoría alega que los alumnos podrán mejorar su pronunciación en la medida en que no puedan comunicarse, lo que traerá consigo la creación de necesidades de comunicarse y por este medio y por el ensayo y error buscarán alternativas para pronunciar correctamente.

Otros manifiestan que la enseñanza de la pronunciación es muy difícil para los alumnos. Entonces, si eliminamos lo que sea difícil para los estudiantes en una lengua extranjera, qué podrían aprender los estudiantes, sino algunas formas de saludos y despedidas.

A partir del estudio antes mencionado se decidió indagar al respecto, para definir puntos de contacto en cuanto a cómo se manifiesta esta problemática en diferentes partes del mundo. El presente artículo realiza una descripción que incluye los inicios de la enseñanza de la pronunciación y las diferentes teorías dirigidas a su inclusión o exclusión de los sistemas de enseñanza. Profundizando en cada período en el tratamiento y los métodos utilizados en la enseñanza de la pronunciación.

Los primeros análisis fonológicos se realizaron hace más de 2000 años en lenguas como el latín, el griego y el sankrito, pero el primer trabajo escrito aparece en 1530, donde John Palsgrave realiza un análisis comparativo del inglés y el francés.

En 1547, William Salesbury, compara el inglés y el galo basado en la transcripción simulada. Thomas Smith (1568), comenzó a escribir sobre los sonidos oclusivos y las aspiraciones que ocurrían en la producción de sonidos. John Hart (1569), llamado “padre” de la fonética y la fonología define las vocales y las consonantes, así como describe los órganos del habla.

Alexander Gil (1621), profundiza en los trabajos de Hart y junto a John Wallis, Bishop y Newton fundan la Real Academia de la Lengua Inglesa, donde comienzan a realizarse estudios lingüísticos más profundos sobre el idioma. En 1685, Christopher Cooper, describe y establece las reglas para la pronunciación del idioma inglés.

En el siglo XVIII, el estudio de esta ciencia disminuyó, durante este período se destacaron por sus aportes Samuel Johnson (1755), Thomas Sheridan (1780) y John Walter (1791). Los dos últimos centraron sus esfuerzos e investigaciones en tratar de estandarizar la pronunciación del idioma inglés.

En 1847, aparece la primera carta fonológica basada en la escritura del latín, Henry Sweet (1848) profundiza en la representación simbólica de los sonidos de la lengua inglesa. Alexander Melvilla Bell (1867) publica un libro basado en la transcripción fonética y clasifica las maneras y puntos de articulación en la producción de sonidos.

En el siglo XX, a partir de 1940, el estudio de la fonética y la fonología de la lengua inglesa toman fuerza y lingüistas como Lado, Fries, Robinett, Gimson, y otros comienzan a realizar estudios más profundos de estas ciencias, tomando un nuevo curso su estudio y proyección.

En este breve recuento se puede observar que los estudios de la pronunciación adolecen de una interpretación didáctica y si academicista. Por lo que se hizo necesario dar un vuelco a esta rama de la lingüística y centrar su estudio hacia el aprendizaje de la misma.

Pero, ¿cómo los diferentes métodos de enseñanza de las Lenguas Extranjeras han utilizado la enseñanza de la pronunciación? El método de traducción gramatical y el enfoque basado en la lectura trataron la enseñanza de la pronunciación como irrelevante. En estos métodos lo fundamental era la comprensión del texto y la comunicación oral no era objeto de estudio de la lengua extranjera estudiada.

El método directo y más recientemente el enfoque naturalista trabajaron la pronunciación a través de la intuición e imitación, donde los alumnos imitaban modelos dados por el profesor o medios audio visuales, hasta aproximarse lo más posible a la pronunciación del emisor. Estos métodos se basaron en las observaciones realizadas a los niños cuando aprenden un primer idioma. Sucesores de estos métodos son los llamados en la actualidad enfoques naturalistas incluyendo el método de la comprensión, estos dedican largos períodos de tiempo a escuchar solamente antes de aprender a hablar.

El movimiento de reformas hizo los primeros aportes a la enseñanza de la pronunciación. Este se basó en lo fundamental en el análisis lingüístico o el analítico de la lengua. Este movimiento estuvo influenciado por fonólogos como Henry Sweet, Vietor y Paul Passy, quienes fundaron la Asociación Fonética Internacional (AFI) en 1886 y producto a esto se estableció la fonética como ciencia dedicada a la descripción y análisis del sistema de sonidos de los idiomas.

Además, se estableció que la enseñanza de la pronunciación se basara en nociones y prácticas tales como:
• La forma hablada de los idiomas es primaria y como tal debe ser enseñada primeramente.
• Los hallazgos fonéticos- fonológicos deben ser aplicados a la enseñanza de los idiomas.
• Los profesores deben tener entrenamiento sólido en fonética y fonología.
• Los estudiantes deben recibir entrenamientos fonético y fonológico para establecer hábitos del buen decir.

En los años cuarenta y cincuenta del siglo XX aparecen nuevos métodos y enfoques dirigidos a la enseñanza de las lenguas extranjeras y en especial a la enseñanza de la pronunciación entre ellos se destacan, la ejercitación de parejas mínimas estableciendo que la primera actividad del profesor debe estar centrada en el desarrollo de habilidades auditivas de los estudiantes. Partiendo de la oposición de parejas de palabras que difieran en un sonido vocálico, ejemplo, sheep/ship.

En los años sesenta el enfoque cognitivo influenciado por la gramática transformacional de Chomsky y la psicología cognitiva de Neisser, ven el lenguaje mas como una conducta gobernada por reglas que por la formación de hábitos lingüísticos. Ellos trabajaron la pronunciación en favor de la gramática y el vocabulario, por considerar que la pronunciación parecida al hablante nativo era un objetivo irreal y que nunca podría ser logrado. Concediendo de esa manera con Scovel (1969) quien estableció que era más productivo trabajar la gramática y el vocabulario que otras áreas del lenguaje. Al respecto Brown y Jule (1983:123), plantean “No hay curso de pronunciación conocido que haya establecido que los alumnos deban tratar de hablar el segundo idioma perfecto; plantear esta cuestión mezcla los modelos con los objetivos: el modelo es seleccionado en el segundo idioma, pero el objetivo normalmente se refiere al desarrollo de una pronunciación lo suficientemente efectiva con hablantes nativos”

En la década de los setenta con métodos como el audiolinguismo y la vía silenciosa (Gattegno, 1972-1976) se prestó mayor atención a la producción correcta, así como el correcto uso de las estructuras gramaticales desde el mismo comienzo del aprendizaje del idioma extranjero. Este enfoque se caracterizó no solo por lo antes planteado, sino que se enseñaba como las palabras se combinaban dentro de la oración, se trabajaba con el ritmo, entonación, acentuación, la forma. La diferencia fundamental de estos dos enfoques recayó en que la vía silenciosa prestaba mayor atención al sistema de sonidos sin tener contacto con el alfabeto fonético, a partir de explicaciones lingüísticas explícitas. En este enfoque el profesor hablaba lo menos posible y partía de gestos para indicar que hacer por parte de los estudiantes.

El aprendizaje del idioma comunitario desarrollado por Charles A Curran 1976, se basaba fundamentalmente en el aprendizaje basado en el cliente creado por Carl Rogers en 1951, en este método se procedía de la siguiente manera. Los estudiantes se sentaban alrededor de las mesas con grabadoras y le pedían al profesor que aprender, este les ofrecía la información segmentada para una mejor práctica y cuando ya producían los segmentos de la mejor manera, se les pedía que grabaran sus propios parlamentos. En la próxima clase el profesor les pedía que lograran unir lo ya aprendido con lo nuevo que quisieran saber. Este método se basaba en la repetición fundamentalmente y la enseñanza del idioma extranjero fuera de contextos reales.

El esquema de sonidos y colores fue creado por Gattegno en 1985, este contenía todos los sonidos vocálicos y consonánticos del idioma estudiado, en la parte superior del esquema se colocaban las vocales representadas por un color cada una y los diptongos por dos colores, las consonantes eran colocadas a partir de la mitad del esquema y divididas de las vocales por una línea sólida. Los colores de las consonantes se seleccionaban al azar. El objetivo fundamental de este enfoque estaba dirigido en lo fundamental a la adquisición de una pronunciación lo más parecida posible al hablante nativo.

Marianne Celce-Murcia (2001:67) refiriéndose a estas etapas de la enseñanza de la pronunciación aseveró “en los años 60, 70 y 80 ante la interrogante si debían o no impartirse programas con enfoques en la pronunciación, el efecto fue que más y más programas le dieron menos y menos tiempo y atención explicita a la pronunciación; muchos programas la eliminaron completamente”

A partir de los elementos antes mencionados podemos concluir que no es hasta los años cuarenta del siglo veinte que los lingüistas coinciden en que la enseñanza de la pronunciación ha de estar basada en dos enfoques fundamentales. El enfoque intuitivo-imitativo que depende de la habilidad del aprendiz de escuchar e imitar el ritmo y los sonidos de la lengua objeto sin la intervención de informaciones explícitas y el enfoque lingüístico-analítico que utiliza información y herramientas como el alfabeto fonético, la descripción articulatoria, diagramas del aparato articulatorio, información contrastiva, y otros medios para apoyar las habilidades de escuchar, imitar y producir sonidos en la lengua objeto. Ambos enfoques han de estar dirigidos a lo planteado por Beebe (1978:121) “El mero acto de la comunicación, no es sólo las palabras que transmitimos, sino una parte esencial de lo que comunicamos acerca de nosotros mismos como personas”

La enseñanza de las lenguas extranjeras toma un nuevo giro a partir de los años ochenta con la introducción del enfoque comunicativo, este se basa en la necesidad de utilizar el lenguaje con fines comunicativos y toma en cuenta el desarrollo de la competencia gramatical, estratégica, discursiva y socio- lingüística. Este enfoque hace que se renueven los métodos y enfoques de las lenguas extranjeras. Por lo que las investigaciones lingüísticas tomaron un nuevo curso. Aunque la mayoría de ellas continúan profundizando en áreas de vocabulario y de gramática, la enseñanza de la pronunciación es tomada en consideración. Al respecto Hinofotis y Baily (1980:130) plantearon “El enfoque comunicativo trae consigo la urgencia renovada de la enseñanza de la pronunciación, ya que la evidencia anecdótica y empírica indican que hay un umbral del nivel de pronunciación de los no nativos. Si ellos caen por debajo de este, tendrán problemas en la comunicación no importa cuan excelente y extensivo sea su control de la gramática y el vocabulario del inglés”

A partir de este nuevo enfoque Morley (1987) sugiere que existen al menos cuatro grupos de aprendices de los idiomas extranjeros cuya comunicación oral necesita de una alta demanda de inteligibilidad y por tanto requieren de una atención especial que aborde la pronunciación del idioma estudiado, entre ellos se encuentran:
• Ayudantes de lenguas extranjeras y algunas veces facultades de universidades en países de habla inglesa.
• Extranjeros que utilizan el inglés por razones de negocios, técnicas, profesionales, empleo en países de habla inglesa.
• Personas de negocio y diplomáticos que necesitan el inglés como lengua franca.
• Refugiados y pertenecientes a programas vocacionales que necesitan el inglés para ser colocados en países de habla inglesa.

Además, de acuerdo con Morley, existen al menos dos categorías más. Los profesores de lengua inglesa que son hablantes no nativos y esperan convertirse en modelos de la lengua extranjera y las personas que trabajan en países donde el inglés no es el idioma nacional y trabajan como guías de turismo, camareros, personal hotelero entre otras y quienes usan el inglés para interactuar con sus interlocutores.

A partir de la revisión de los tipos de técnicas y materiales prácticos que han sido tradicionalmente usados y aun tienen vigencia para la enseñanza de la pronunciación se ofrecen diferentes métodos y enfoques que pueden ser utilizados en la enseñanza del inglés partiendo del enfoque comunicativo entre ellos se sugieren los siguientes:

1. Escuchar e imitar: los estudiantes escuchan un modelo dado y lo repiten tantas veces como sea necesario. Este método ha sido realzado a partir del uso de las grabadoras.

2. Entrenamiento fonético: parte de las descripciones articulatorias, diagramas articulatorios y el alfabeto fonético. Esta técnica se originó en el movimiento de reforma en el siglo XVIII.

3. Trabajo en parejas contextualizado: el profesor establece el escenario y presenta las palabras claves, los estudiantes son entrenados para responder a la oración base con una respuesta con significado y apropiada.

4. Medios visuales: la descripción por parte del profesor de cómo los sonidos son producidos con la ayuda de medios audio visuales.

5. El trabalenguas: una técnica de las estrategias correctivas para hablantes nativos.

6. Ejercicios de aproximación desarrolladora: los hablantes deben basarse en la manera en que aprendieron su idioma nativo para crear sus propias estrategias de aprendizaje de la lengua extranjera.

7. La práctica de los cambios vocálicos y el acento relacionado con la afijación: una técnica basada en reglas de la fonología generativa de Chomsky y Halle 1968, usada en estudiantes intermedios y avanzados. El profesor plantea las reglas pertinentes de los sonidos a trabajar y los estudiantes buscan sus similitudes a partir de análisis textuales y oracionales. Ejemplo, mime-mimic, photograph-photographer.

8. Lectura comentada y la recitación: se seleccionan de acuerdo al nivel de los estudiantes pasajes literarios para ser trabajado con el propósito de profundizar en la pronunciación inteligible del alumno en el aula.

9. Grabación de la producción de los estudiantes: se utilizan video-grabadoras, grabadoras, u otros medios para iguales propósito y practicar discursos espontáneos, juegos de roles y la comunicación libre.

Aunque en el presente artículo se han mencionado elementos relacionados con la pronunciación, no establece que con la aplicación de las técnicas y métodos brindados, se logre adquirir una pronunciación nativa de la lengua inglesa pues esto sería una exageración. Lo que si se puede lograr si utilizamos y trabajamos con estas técnicas es que los estudiantes se comuniquen de manera inteligible. Reforzando así lo ya establecido por Daniel Jones (1956:6) cuando planteó “Buen decir, puede ser definido como una forma de hablar lo que es claramente inteligible para la gente ordinaria. Mal decir, es una forma de decir lo que es difícil de entender para la mayoría de las personas”. Y lo planteado por Scovel (1969:248) donde estableció “Cuando los hablantes nativos se refieren a un extranjero por su perfecta pronunciación. Hay siempre exageración, ellos querrán decir, tu hablas mi idioma brillantemente para ser extranjero”

Existen otros elementos a tener en cuenta para el desarrollo de esta área que los profesores deben tomar en consideración y están relacionados con las características que constituyen aptitudes lingüísticas del hablante entre ellas se pueden mencionar las siguientes:

1-La habilidad de codificar fonéticamente: capacidad para discriminar y codificar sonidos de manera tal que puedan ser recordados posteriormente.

2-Sensibilidad gramatical: la habilidad para analizar el idioma y construir sus propias reglas.

3-Habilidad para aprender el idioma de manera inductiva: capacidad para seleccionar elementos del idioma por medio de la exposición a este.

4-Memoria: cantidad de tiempo para internalizar una actividad dada, ya sea un nuevo sonido, una estructura gramatical, léxico.

Además, existen algunas interrogantes que exigen de los profesionales de la educación un trabajo científico más riguroso en esta área.
1. ¿Hasta qué punto es el proceso de adquisición del idioma materno similar al proceso de adquisición del sistema sonoro del segundo idioma?

2. ¿Hasta qué punto los patrones de pronunciación adquiridos en la lengua materna gobiernan y determinan el proceso de adquisición fonológica del segundo idioma y cómo estos elementos pudieran ayudar en la pronunciación de los estudiantes en un segundo idioma?

La enseñanza de la pronunciación debe convertirse en una actividad sistemática en la enseñanza de las lenguas extranjeras para de ese modo concientizar a alumnos y profesores de la importancia de la misma, ya que el discurso oral es la primera impresión cultural que se tiene de las personas, de ahí que sean pocos los esfuerzos para el logro final en los estudiantes de una pronunciación inteligible. La pronunciación inteligible es un componente esencial de la competencia comunicativa.

Bibliografía
1. Abbot, Gerry et al. The teaching of English as an international language. A practical guide. Edición Revolucionaria.1989.
2. Brown, Guillian y Yule, George. Teaching the spoken language. Edición Revolucionaria.1989.
3. Byrne, Donn. Teaching oral English. Edición Revolucionaria.1989.
4. Cambridge University Press. Tasks for language teachers, a resourse book for training and development. Editorial Pueblo y Educación. Cuidad Habana.1993.
5. Celce Murcia, Marianne et al. Teaching Pronunciation. Cambridge University Press.2001.
6. Finocchiaro,Mary y Brumfit Christopher. The Functional Notional Approach from theory to practice. Edición Revolucionaria.1989.
7. Gimson, A.C. An Introduction to the Pronunciation of English. Editorial Revolucionaria.1972.
8. Kenneth, Thomas, Charles. An Introduction to the Phonetics of American English.Edición Revolucionaria.1975.
9. Hinofotis, F. Bailey K. American undergraduate reactions to the communication skills for foreign teaching assistants. J, Fisher, M, Clark, J, Schacter (EDs). TESOL. 1980.
10. Prator, Clifford. H.Jr.Manual Of American English Pronunciation. Editorial Pueblo y Educación.1969.
11. Roach, Peter. English Phonetics and Phonology.Cambridge University Press.1991.
12. Scovel, T.Foreign accents, language acquisition and cerebral dominance. Language Learning. Cambridge University Press. 1970.

Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados