Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

Algunas consideraciones sobre el modelo comunicativo que pone enfasis en el proceso

Resumen: El presente trabajo pretende referirse a algunas cuestiones sobre los diferentes modelos comunicativos pero los autores hacen mas referencia al centrado en el proceso dada su importancia y su evidencia en su campo de accion como educadores..

Publicación enviada por Lic. Rafael García Rodríguez; Lic. Esperanza Alfonso Almeda




 


Introducción
Si bien el modelo comunicativo centrado en los contenidos nace en Europa y es aceptado por una vieja educación escolástica y enciclopédica que se recibió desde el viejo mundo desde la colonia, el segundo modelo comunicativo centrado en el efecto o resultado nace en los EEUU en pleno siglo XX, década de los 40, en pleno apogeo de la segunda Guerra Mundial, evento histórico que trazó pautas para el mejor entrenamiento militar, adiestramiento de soldados y por lo tanto el cumplimiento del su objetivo de los EEUU de alearse al que ya iba ganando la guerra. Este llega a América Latina ya en la década de los 60, década del desarrollo como respuesta a la Alianza para el Progreso al problema del subdesarrollo.

El presente trabajo pretende referirse a algunas cuestiones sobre los diferentes modelos comunicativos pero los autores hacen más referencia al centrado en el proceso dada su importancia y su evidencia en su campo de acción como educadores.

Desarrollo
Finalmente se abordara el tercer tipo de educación, el endógeno, el cual se centra en la persona y pone énfasis en el proceso. El pedagogo y sociólogo brasileño Paulo Freire se inspira en este modelo al que llama también “educación liberadora” o “transformadora”.

Este modelo se gestó en América Latina aunque recibió valiosos aportes de pedagogos y psicólogos procedentes de Europa y EEUU. Paulo Freire entre otros pedagogos de la región le imprimen su clara orientación social, política y cultural y la elaboran como” La pedagogía del oprimido”, siendo como una pedagogía o educación para la liberación de las clases subalternas y además un instrumento para la transformación de la sociedad.

Paulo Freire planteaba una frase para caracterizarla; la educación es praxis, reflexión y acción del hombre sobre el mundo para transformarlo. Ya no se trata con este modelo de una educación para informar sino que busca formar a las personas y llevarlas a transformar su realidad.

De aquí Paulo Freire deriva las siguientes ideas de esta nueva educación: no mas un educador del educando, no mas un educando del educador, sino un educador-educando con un educando-educador, lo que significa que nadie educa a nadie, que tampoco nadie se educa solo, sino que los hombres se educan entre si mediatizados por el mundo, a decir de nuestra educación, la practica pedagógica nos ha demostrado que la enseñanza ha sido la guía, el profesor como facilitador del proceso, es la base del enfoque histórico cultural, aspectos en que el destacado pedagogo brasileño, sin querer, basa sus teorías.

Ahora, ¿Por que énfasis o centrarse en el proceso y no en el contenido o efecto como anteriormente? Es ver la educación del hombre en un proceso permanente donde el sujeto descubre, transforma, elabora, reinventa, haciendo suyo el conocimiento. Es hacer un proceso acción-reflexión, reflexión-acción que el sujeto hace desde la realidad en que se desarrolla, desde su experiencia, desde su practica social junto con los demás.

Ya aquí el educador/ educando no es el que enseña y dirige sino el que acompaña al otro para estimular y facilitar ese proceso de análisis y reflexión, para aprender junto a y de el; para construir juntos.

Este modelo plantea un cambio en actitudes pero no asociado a la adopción de nuevas tecnologías ni al acondicionamiento mecánico de conductas. El cambio fundamental consiste en el paso de un hombre acritico a un hombre crítico; en ese proceso de un hombre desde los acondicionamientos que lo han hecho pasivo, conformista y fatalista, hasta la voluntad de asumir su destino humano; desde las tendencias egoístas e individualistas hasta la apertura de nuevos valores comunitarios y solidarios.

Se hace necesario destacar que esta nueva transformación nunca se podrá lograr con mecanismos manipulados, se trata, necesariamente de una exigencia propia de objetivos y de un proceso libre, en el que el hombre debe tomar sus opciones cada vez con mayor autonomía.

Se trata, pues, de una educación problematizadora que pretende ayudar a la persona a desmitificar su realidad física y social. El role mas fundamental, mas que enseñar cosas, trasmitir conocimientos es que el sujeto aprenda a aprender, que sea capaz de razonar por si mismo, capaz de superar las constataciones meramente empíricas e inmediatas de los hechos que lo rodean y desarrollar su propia capacidad de deducir, de relacionar de elaborar síntesis, o sea, pasar de una conciencia ingenua a una conciencia critica.

Con este modelo, el que aprende que esta carente de educación no necesita tanto los datos, informaciones instrumentos para pensar, para interrelacionar un hecho con otro y sacar consecuencias y conclusiones para construirse una explicación global, una cosmovisión coherente. Su carencia esta predominantemente en los condicionamientos de su raciocinio no ejercitado que lo reducen solo a lo que es capaz de percibir en su entorno inmediato.

Este modelo se basa en la participación activa del sujeto en el proceso educativo y forma para la participación en la sociedad, de ahí su definición de modelo autogestionario. Debe ser participativo y creador para estar en sintonía con la nueva sociedad democrática que busca construir y solo participando, investigando, involucrándose, haciendo preguntas y buscando respuestas llegará realmente al conocimiento.

Se aprende de verdad de lo que se vive, de lo que se crea, de lo que se inventa y no simplemente de lo que se ve o escucha. Solo hay un verdadero aprendizaje cuando hay un proceso; cuando hay una auto gestión de los educandos. A lo largo de los años hemos aprendido como educadores a no enseñar sobre la base del error, sin embargo, este modelo no rechaza el error, no lo ve como fallo ni lo sanciona, sino que lo asume como una etapa necesaria en la búsqueda, en el proceso de acercarse a la verdad, aquí no hay errores sino aprendizajes.

La actitud hacia el conflicto en este modelo comunicativo se asume como fuerza generadora, problematizadora, se reconoce que sin crisis habrá difícilmente crecimiento. El modelo alimenta una educación grupal y no individual, una educación comunitaria a través de la experiencia compartida.

Paulo Freire plantea que el grupo es la célula básica, el profesor no es el eje sino el grupo educando es quien lo constituye, el profesor es el facilitador, estimulador en el proceso de búsqueda.

Conclusiones
Resumiendo lo anteriormente planteado se pude expresar que este modelo de comunicación basado en el proceso se diferencia de los demás en muchos aspectos que, a saber, relacionamos a continuación:

- Esta constituye una pedagogía endógena, dejando de ser exógena como en los dos modelos anteriores.
- El educando es un sujeto y no un objeto como en los dos modelos anteriores.
- El eje del proceso es el sujeto en grupo y no el maestro.
- El objetivo del modelo es hacer que el sujeto piense y transforme.
- El docente tiene su función de facilitador y no de enseñante.
- El sujeto tiene un grado de participación máxima opuesto a los anteriores que es mínima.
- Se valora su creatividad altamente estimulada y no bloqueada como en los anteriores.
- Se ve el error como el camino, la búsqueda, no el fallo.
- El conflicto es asumido y no reprimido o aludido.

Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados