Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

Bioseguridad en Colecciones de Cultivos

Resumen: Las colecciones de cultivo, surgidas a finales del siglo XIX, en los comienzos de la bacteriologia, funcionan como servicios de apoyo a los trabajos de microbiologia. Hoy dia desempenan en todo el mundo un papel muy importante en areas que se estan desarrollando rapidamente, como son la biodiversidad, la biotecnologia, la genomica y la bioinformatica, porque poseen las celulas microbianas y los recursos geneticos que se necesitan en las industrias, la ciencia en general, la bioinformatica y para la educacion en todo el mundo...

Publicación enviada por Dra. Julia Verdera Hernández MsC




 


Introducción
Las colecciones de cultivo, surgidas a finales del siglo XIX, en los comienzos de la bacteriología, funcionan como servicios de apoyo a los trabajos de microbiología. Hoy día desempeñan en todo el mundo un papel muy importante en áreas que se están desarrollando rápidamente, como son la biodiversidad, la biotecnología, la genómica y la bioinformática, porque poseen las células microbianas y los recursos genéticos que se necesitan en las industrias, la ciencia en general, la bioinformática y para la educación en todo el mundo.

Son unos importantes suministradores de las cepas de referencia para el control de la calidad biológica, y ofrecen además otros servicios útiles a los usuarios como son: identificaciones, conservación de cepas, depósitos restringidos, depósitos para patentes e información microbiológica en general (dónde se pueden conseguir las cepas, datos de las mismas, reglamentos postales, etc.), hasta tal punto que actualmente se les considera como Centros de Recursos Biológicos.
Estas unidades tendrán el nivel de contención necesario de acuerdo al grupo de riesgo y el acceso a ella debe ser estrictamente controlado.

Por tal motivo se hace necesario la inserción de la Bioseguridad en el manejo de las colecciones de cultivo o ceparios.

Desarrollo
La Bioseguridad se define en nuestro país como:
Conjunto de medidas científico–organizativas, entre las cuáles se encuentran las humanas, y técnico-ingenieras que incluyen las físicas, destinadas a proteger al trabajador de la instalación, a la comunidad y al medio ambiente de los riesgos que entraña el trabajo con agentes biológicos o la liberación de organismos al medio ambiente, ya sean estos modificados genéticamente o exóticos; disminuir al mínimo los efectos que se puedan presentar y eliminar rápidamente sus posibles consecuencias en caso de contaminación, efectos adversos, escapes o pérdidas. (Decreto Ley 190 de la Seguridad Biológica, Cuba)

Los principios básicos de la Bioseguridad se basan en:
* Uso de buenas prácticas
* Diseño de instalaciones
* Equipos de Protección

El marco legal de la Bioseguridad en Cuba está constituido por:
• Decreto Ley 190 de la Seguridad Biológica (1999)
• Resolución 38/06 Lista oficial de agentes biológicos que afectan al hombre, los animales y las plantas.
• Resolución 8/2000. Reglamento general de seguridad biológica para las instalaciones en las que se manipulan agentes biológicos y sus productos, organismos y fragmentos de estos con información genética.
• Resolución 103/2002. Reglamento para el establecimiento de los requisitos y procedimientos de seguridad biológica en las instalaciones en las que se hace uso de agentes biológicos y sus productos, organismos y fragmentos de estos con información genética.
• Resolución 180/07: Reglamento para el otorgamiento de las autorizaciones de seguridad biológica.
• Resolución 112/03: Reglamento para el establecimiento de requisitos y procedimientos de seguridad biológica en las instalaciones en las que se hace uso de animales y plantas con riesgo biológico.
• Resolución No. 2/2004: Reglamento para la contabilidad y el control de materiales biologicos, equipos y tecnologia aplicada a estos

Todas estas normas jurídicas, deben ser aplicadas en las colecciones de cultivo, dándosele a cada una el nivel de bioseguridad correspondiente al material que manipulan en ellas de acuerdo al grupo de riesgo al que pertenecen sus agentes biológicos. Además existen otras reglas específicas como:

• Es recomendable que el cepario lo maneje una sola persona que suministra al resto del personal los viales solicitados.
• Se llevará un inventario del contenido de cada banco.
• Deben aplicar procedimientos para evitar la contaminación cruzada entre líneas celulares diferentes que se empleen simultáneamente en el laboratorio.
• El material infeccioso debe almacenarse en zonas de acceso restringido para minimizar la posibilidad de contaminación del personal o el ambiente.
• El almacenamiento de material en congeladores, especialmente en los de nitrógeno líquido, presenta una problemática especial, ya que debido a las bajas temperaturas, pueden romperse, originando el derrame del material en el nitrógeno líquido, con la consiguiente contaminación del recipiente. En el caso de que esto ocurra debe vaciarse el recipiente, dejar que el nitrógeno líquido se evapore y proceder a su desinfección y limpieza.
• Cuando se maneja el material almacenado en este tipo de contenedores de congelación, siempre se deberán utilizar gafas o mascarillas de protección para evitar salpicaduras del nitrógeno líquido.
• Como parte de los procedimientos para el depósito, las colecciones deben brindar registros de entrada para ser llenados por los clientes o depositores (persona que deposita una cepa en la colección)
• El registro debe incluir toda la información relativa a la cepa y su origen.
• Todo el material que entra debe ser tratado como potencialmente peligroso hasta tanto no se haya confirmado su identificación.
• Deben existir procedimientos para asegurar que el material no identificado sea tratado adecuadamente, cumpliendo las BPL, y que se cumplen todos los requisitos de seguridad.
• En caso de recibir cultivos desconocidos, se debe tener cuidado con la identificación del material en los grupos taxonómicos para los cuales no existen especialistas expertos y debe esforzarse por tener el material chequeado por especialistas antes de su incorporación
• En el caso de los cultivos que son reconocibles desde preparaciones microscópicas o cultivos secos (ej: hongos filamentosos, algas, protozoos), una buena práctica es realizar estas preparaciones cuando éstos son recibidos para el depósito.
• Las cepas patógenas o tóxicas al hombre, animales o plantas generalmente están sujetas a regulaciones nacionales o internacionales. Los científicos que necesitan estas cepas deben obtener un permiso para importar el material o para la manipulación de los cultivos.
• Cuando el envío se realiza a través del correo, deben tenerse en cuenta las regulaciones postales respecto al etiquetado y embalaje
• Se necesitan mantener registros para cada cepa mantenida
• El personal que trabaja en una colección de cultivos debe estar adecuadamente entrenado, y cuando adquiere suficiente experiencia éste debe entrenar a otras personas en técnicas de preservación, crecimiento e identificación de cultivos.
• Los aspectos de seguridad de todas las operaciones llevadas a cabo en la colección necesitan ser cuidadosamente controlados, teniendo en cuenta las regulaciones nacionales de seguridad y salud.
• Se requieren locales para la apertura segura de paquetes que contienen nuevos depósitos o material para identificación que puede contener organismos nocivos.
• Las colecciones pueden valorar la utilización de normas de calidad internacionalmente reconocidas (ej: ISO 9001) lo cual indica un nivel garantizado de calidad
• Las colecciones deben contar con procedimientos normalizados de manera que todo el personal pueda utilizarlos para la ejecución de las operaciones de rutina.
• Si es posible se deben elaborar manuales de procedimientos que aseguren la continuidad del trabajo, y estos deben ser dominados por todo el personal incluyendo el personal en entrenamiento
• Todos los equipos de la colección de cultivos deben ser mantenidos y calibrados periódicamente, según los programas establecidos, lo cual asegura que estos operen dentro de los límites establecidos.
• Debe controlarse el uso y operación de los equipos, lo cual puede permitir la trazabilidad y reproducibilidad de los resultados
• En el caso de los equipos especiales como las liofilizadoras, deben ser manipulados por personal competente
• El intercambio y/o suministro de cepas está regulado por normas locales, nacionales e internacionales que deben ser asimiladas por las colecciones de cultivo.
• Las normas de práctica para seguridad en laboratorios de Microbiología se pueden aplicar a las colecciones de cultivos.
• En el caso de los microorganismos manipulados genéticamente existen guías que contienen los requerimientos establecidos para el control de los experimentos de manipulación genética.

Conclusiones
• La bioseguridad es un elemento a tener en cuenta en el trabajo de las colecciones de cultivo.
• Las colecciones de cultivo deben trabajar con el nivel de bioseguridad adecuado para el grupo de riesgo de los agentes biológicos que manipulan
• En el trabajo con colecciones de cultivo resulta imprescindible el uso y aplicación de las regulaciones nacionales e internacionales.

Bibliografía:
1. Resolución 103, CITMA. (2002). Reglamento para el establecimiento de los requisitos y procedimientos de seguridad biológica en las instalaciones en las que se hace uso de agentes biológicos, organismos y fragmentos de éstos con información genética, Cuba, G.O.R. Edición Ordinaria no. 61, jueves 7 de noviembre del 2002, año C, pag. 1229.
2. Decreto Ley 190 de la Seguridad Biológica (1999), G.O.R., Edición Ordinaria, no. 7, lunes 15 de febrero de 1999, año XCVII, pag. 114
3. Resolución 8, CITMA, (2000). Reglamento General de la Seguridad Biológica para las instalaciones en las que se manipulan agentes biológicos, organismos y fragmentos de estos con información genética, Cuba. G.O.R. Edición Ordinaria no. 8, viernes 21 de enero del 2000, año XCVIII, pag. 113.
4. Resolución 38. CITMA. (2006). Lista oficial de agentes biológicos que afectan humanos, animales y plantas. G.O.R. Cuba, 24 marzo de 2006.
5. Alvarez, Marcela. La trazabilidad de los materiales de referencia en Microbiología. Disponible en http://www.rlc.fao.org/es/nutricion/codex/rla3014/pdf/micro3.pps., 2009
6. González, Rosa Amelia y cols. Aseguramiento de la Calidad en las Colecciones de Cultivos Microbianos. Disponible en http://www. Monografías. com. 2008
7. Villoch Cambas, Alejandra M. Acercamiento a la Acreditación y a las Buenas Prácticas de Laboratorios (BPL) dirigidas a laboratorios de ensayos de microbiología y biotecnología. http://www. Monografías. com. 2009

Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados