Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

Sostenibilidad del turismo mediante la gestion de la seguridad en los lugares de destino

Resumen: El turismo internacional en Guatemala se ha desarrollado de una manera bastante irregular durante el transcurso de los últimos 35 años. Entre los años 1960 y 1995, el turismo alcanzó una tasa de crecimiento promedio equivalente al 4.0% por año, aumentando el número de visitantes extranjeros de sólo 110,000 en 1960 a 563,000 en 1995. Según datos preliminares, esta cifra disminuyó levemente en el año 1996.

Publicación enviada por OEA




 


LA SEGURIDAD DEL TURISTA Y LA COMUNIDAD ANFITRIONA

        El turismo internacional en Guatemala se ha desarrollado de una manera bastante irregular durante el transcurso de los últimos 35 años. Entre los años 1960 y 1995, el turismo alcanzó una tasa de crecimiento promedio equivalente al 4.0% por año, aumentando el número de visitantes extranjeros de sólo 110,000 en 1960 a 563,000 en 1995. Según datos preliminares, esta cifra disminuyó levemente en el año 1996.

        En cuanto al ingreso de divisas por turismo se refiere, el cambio registrado es aún más impresionante, pasando de sólo US$8.0 millones en 1960 a US $284.3 millones en 1996, mientras que las habitaciones hoteleras incrementaron de menos de 3,000 a más de 13,000.

        No obstante lo optimista que podría parecer el incremento experimentado en la afluencia de visitantes, la que a su vez provocará incrementos similares en los más diversos servicios exigidos por los turistas como hotelería, transporte, agencias de viajes, guías, etc., existe la evidencia palpable que el desarrollo del sector turismo en Guatemala pudo haber alcanzado, durante el citado período, una tasa de crecimiento bastante más alta. Actualmente, el país podría estar captando alrededor de 800,000 turistas al año, que dejaría a Guatemala cerca de US$400.0 millones anuales en ingresos por turismo. Sin embargo, esta situación no se ha dado debido a una serie de obstáculos, entre los cuales se encuentra la generalizada inseguridad ciudadana que prevalece en el país.

        Mientras las ciudades crecen en forma acelerada, también crecen las necesidades sociales, las que generalmente no se desarrollan paralelamente con el crecimiento de la población, resultando en el aumento de delincuencia. Estas situaciones afectan tanto a la población residente como también, y de manera muy lamentable, a ciertos segmentos del turismo que cotidianamente nos visita.

        Es así como a lo largo de los últimos años, la industria del turismo se ha visto seriamente afectada debido a la creciente inseguridad ciudadana, en la cual se ha visto involucrado el sector turismo a través de diferentes manifestaciones. La delincuencia que comparten las ciudades grandes son:

  • robos directos a las personas en las calles o plazas;
  • asaltos a los vehículos entre los aeropuertos y hospedaje;
  • asaltos a los vehículos de turismo en las carreteras del interior del  país;
  • asaltos a turistas que visitan los parques nacionales;
  • actos de corrupción de parte de funcionarios oficiales en las puertas de entrada;
  • el aprovechamiento de parte de empleados inescrupulosos de empresas de transporte en aplicar tarifas arbitrarias.

        Sin duda, Guatemala se encuentra entre las ciudades que constituyen un ejemplo clásico de como un país dotado de todos los elementos necesarios para ser un auténtico paraíso turístico, no pudo alcanzar esa condición debido a la inseguridad ciudadana que sufrió durante algunos años.

        Combatir la inseguridad en países en vías de desarrollo donde hay pocos recursos financieros y tecnológicos es aún mas difícil de resolver que en países desarrollados. Las anteriores apreciaciones conducen a pensar hasta que punto es correcta la tesis, de invertir grandes sumas en promocionar turísticamente un destino que ha tenido problemas en materia de seguridad ciudadana y que como ya antes se explicó, han afectado de una u otra forma la actividad del turismo, dado que el factor de la seguridad no es el más importante a considerar al momento de adoptar una decisión sobre a dónde viajar, cuándo y bajo cuales circunstancias hacerlo. Sobre el particular, es un hecho ya ampliamente aceptado por la comunidad internacional, que el éxito de la industria del turismo en un determinado país o región, está directamente vinculado a la capacidad del mismo de ofrecer al turista una visita segura y agradable, careciendo de sentido, el realizar millonarias campañas de marketing en los países emisores, si los potenciales turistas se sienten temerosos de visitar el país o región seleccionada.

        De lo anterior se infiere, que los países que afrontan problemas de seguridad en materia de turismo, antes de invertir cantidades considerables en promoción, deberían llevar a cabo esfuerzos serios en tratar de resolver - o al menos minimizar - las principales situaciones adversas que les afectan. De lo contrario, promover masivamente un país pero descuidar su seguridad interna, no haciendo mayor caso al respecto, podría caber dentro del campo de la irresponsabilidad. Se debe tener presente que un turista que se ha visto personalmente afectado en su propia seguridad, automáticamente se convierte en el peor propagandista del país o región visitada. Al volver a su lugar de origen, el turista no vacilará en difundir entre su círculo social la experiencia negativa vivida.

        Con el propósito de tratar de coadyuvar a solucionar la problemática que se ha venido registrando y que se reitera, Guatemala ha adoptado una política basada principalmente en dos tipos de acciones. Unas son de carácter preventivo y otras de protección directa al visitante, para cuya adopción se tomaron muy en cuenta los resultados de acciones similares registradas en otros países, que de una u otra manera, han tenido problemas de seguridad dentro del marco del sector turismo.

        Como parte del primer grupo de acciones, se diseñaron una serie de folletos de tipo preventivo, que se reparten a los turistas extranjeros en los aeropuertos internacionales al momento de su ingreso, acción que ya se ha extendido también a las más importantes fronteras terrestres, distribuyéndose asimismo en los principales hoteles. Las características y contenido de las citadas publicaciones, pueden sintetizarse en la forma siguiente:

     - INFORMACIÓN IMPORTANTE SOBRE SU SEGURIDAD:

        Publicación trifoliar editada en cinco idiomas: español, inglés, alemán, francés, e italiano. Incluye una serie de consejos y recomendaciones sobre qué hacer a la salida del aeropuerto. En caso de alquilar un automóvil, indica los lugares seguros para visitar y los lugares que se deben evitar. Sugiere las precauciones a tomar cuando camine por la calle, recomendaciones generales sobre los alimentos y el agua que se puede beber, y en caso de algún problema dónde obtener ayuda. Finalmente, incluye los teléfonos de todos los consulados acreditados en Guatemala, de las aerolíneas, de la Dirección de Migración, así como de los cuerpos de bomberos y algunos hospitales. Principalmente, este folleto se reparte a los turistas en la puerta de entrada del país.

    - SEGURIDAD PARA LOS VIAJEROS:

        Publicación cuatrifoliar editada en seis idiomas: español, inglés, alemán, francés, italiano y japonés. Esta contiene principalmente consejos sobre seguridad en los hoteles, siendo la fuente primaria del contenido de este folleto la American Hotel & Motel Association de los Estados Unidos, habiéndose agregado únicamente los teléfonos de los consulados establecidos en Guatemala. Se distribuye básicamente en los hoteles, ya sea en la recepción, o en las habitaciones.

   - CÓDIGO DE ETICA Y COMPORTAMIENTO DEL TURISTA EN SU VISITA A GUATEMALA:

        Folleto de seis cuerpos, editado hasta el momento en sólo dos idiomas: español e inglés. Para el conocimiento de los visitantes extranjeros, contiene las normas y leyes básicas de aplicación al turista, especialmente una serie de prohibiciones al mismo, como por ejemplo, el trabajar sin autorización, traficar y consumir drogas, comerciar objetos arqueológicos o coloniales, participar en actividades de carácter político, etc. Incluye finalmente los teléfonos de las oficinas del Instituto Guatemalteco de Turismo en diferentes lugares del país, así como los de las aerolíneas que operan en el país, de la Dirección de Migración, bomberos y algunos hospitales.

        La divulgación y difusión de las anteriores publicaciones, por su puesto, no han acabado con la inseguridad existente en ciertas áreas y bajo determinadas circunstancias. Pero al menos sí han contribuido a reducir los actos delincuenciales que afectan a los turistas, por cuánto al tratarse de acciones preventivas que ponen en alerta a las posibles víctimas, el éxito de los actos delincuenciales ha tendido a reducirse. Por consiguiente, los folletos de carácter preventivo efectivamente han contribuido a reducir el número de visitantes que se ha visto involucrados en actos delincuenciales de cualquier tipo. Sobre el particular, es importante señalar que algunos turistas, aún y cuando han tenido los folletos preventivos en sus propias manos, no siempre los han leído, rechazando a partir de ese momento la responsabilidad de las correspondientes autoridades si algún problema llegara a tener por no haber seguido los consejos y recomendaciones incluidos en los mismos.

        Como parte del segundo grupo de acciones y de manera complementaria a las medidas preventivas, se está actualmente trabajando en estrecha coordinación entre los sectores público y privado, en la creación de la Policía Municipal de Turismo, la que funcionaría en los principales lugares y centros turísticos, inclusive en las carreteras de acceso a los mismos.

        Tomando en consideración la legislación vigente en Guatemala, se ha considerado que la propuesta Policía Municipal de Turismo tendría los siguientes principales objetivos:

  • Brindar información y orientación a los turistas;
  • Prevenir la delincuencia;
  • Dar protección tanto a los visitantes como a los residentes;
  • Atender las quejas de los turistas, orientándolos según sea el caso;
  • En caso necesario, servir de enlace con el Consulado o Embajada;
  • Colaborar en la protección de los monumentos culturales, así como en la preservación del medio ambiente;
  • Combatir el tráfico de objetos de arte religiosos y/o coloniales, así como las drogas;
  • Vigilar porque los visitantes extranjeros se abstengan de ejercer trabajos remunerados;

        Los objetivos antes enunciados serían los más importantes, pero no los únicos pues como ya se indicó, en términos generales la misión de esta policía deberá ser la disminución de la delincuencia en las poblaciones y lugares de mayor afluencia de turistas. Aparte de establecerse en lugares estratégicos y en suficientes puntos fijos de información y control, esta policía deberá contar con un adecuado número de vehículos para la realización de patrullajes, a fin de garantizar una eficiente y rápida movilización, haciéndose énfasis en que todas las unidades deberán estar dotadas de un excelente sistema de radiocomunicación.

        Tal y como su nombre lo indica, la Policía Municipal de Turismo tendría su sede en las propias municipalidades de los más importantes lugares turísticos, con una coordinación general cuya sede se ubicaría en la ciudad de Guatemala. En su primera fase de funcionamiento, se pretende mejorar la seguridad en el área del Aeropuerto Internacional La Aurora, así como en el área de la ciudad de Antigua Guatemala y sus alrededores. Posteriormente, se cubriría otras áreas turísticas en orden de importancia descendiente, como Panajachel en el Lago de Atitlán, Chichicastenango, Quetzaltenango, así como las correspondientes carreteras de acceso.

        Con relación a la conformación de esta policía y en base a algunas experiencias que ya se han tenido, se estima que la misma no necesariamente ha de requerir de un gran número de efectivos, pues más que cantidad, lo que se necesita es calidad, motivo por el cual se le dará especial énfasis e importancia a la formación profesional de los agentes que la han de integrar. Previa su selección, se les impartirán pequeños cursos relacionados con su misión, la importancia del turismo para el país, relaciones humanas, así como conocimientos básicos del idioma inglés. Vale la pena señalar el hecho que por tratarse de una policía municipal, su conformación se hará estrictamente con elementos originarios de las respectivas comunidades o municipios, situación que vendría a garantizar el perfecto conocimiento de los atractivos turísticos del lugar, así como unas adecuadas relaciones con la comunidad.

        Para que la Policía Municipal de Turismo cumpla de la mejor forma con sus objetivos, es indispensable que las entidades estatales o privadas que en alguna u otra forma tengan relación con la misma, mantengan entre sí una comunicación constante y directa. Para este efecto, se ha considerado que funcione un Consejo Coordinador a nivel nacional, en el cual estén representadas por el sector estatal, el Ministerio de Gobernación, las municipalidades y el Instituto Guatemalteco de Turismo. Por el sector privado, lo harían la Cámara de Turismo de Guatemala (CAMTUR) y la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (FUNDESA), esta última una entidad no gubernamental que ya ha llegado a considerar al sector turismo como indispensable y cada vez más importante dentro del proceso de desarrollo nacional.

        Con relación al aspecto presupuestarial y fuentes de financiamiento para el adecuado y eficaz funcionamiento de esta policía, las entidades participantes aún se encuentran en la fase de evaluación de diferentes posibilidades. Existe, en todo caso, el consenso que por tratarse de un proyecto multi-institucional, las necesarias contribuciones deberán provenir en mayor o menor grado, de las entidades participantes antes citadas, no descartándose la posibilidad de captar cooperación técnica y/o financiera de algún gobierno extranjero o entidad internacional.

        Como es lógico suponerlo, el proyecto referente a la Policía Municipal de Turismo, se irá implementando de manera paulatina y conforme al aspecto presupuestal lo permita, considerándose que el plan piloto se desarrollaría tanto en el área del Aeropuerto Internacional La Aurora y el área hotelera de la ciudad de Guatemala, como en la ciudad de Antigua Guatemala, atractivo turístico de primer orden, que en la actualidad es visitado por aproximadamente el 40% de los turistas extranjeros que nos visitan.

        La puesta en marcha del proyecto se considera que será la respuesta de nuestra comunidad a los problemas que sobre inseguridad se han venido registrando a lo largo de los últimos años, situación que como ya antes se indicara, no es exclusiva de nuestro país. Estamos conscientes que nuestro proyecto no erradicará en forma absoluta la problemática existente, pero estamos seguros que cuando menos la disminuirá. En cualquier caso, debe aceptarse el hecho que tanto en Guatemala como en la mayor parte de los países, siempre habrán problemas de inseguridad que afecten tanto a los turistas como a los residentes, situación que supone no sólo saber como convivir con los mismos, sino principalmente aprender a prevenirlos y resolverlos según aparezcan.

 ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS

 

CONGRESOS INTERAMERICANOS DE TURISMO SECRETARIA PERMANENTE

 

XVII Congreso Interamericano de Turismo
7 de abril de 1997
San José, Costa Rica
OEA/Ser.K.III.18.1
TURISMO-doc.14/97
31 de enero de 1997
Original: Español


Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados