Busca monografías, tesis y trabajos de investigación

Buscar en Internet 

       Revistas   Cursos   Biografías

rss feeds RSS / /

Sistematización de la médula espinal - Vías ascendentes y descendentes

Resumen: La sustancia gris. Sustancia Blanca. Desarrollo - Sistematización de la Sustancia Gris. Asta anterior. Asta Posterior. Asta Lateral. Sistematización de la Sustancia Blanca. Cordón Anterior. Cordón Posterior. Cordón Lateral. Vías ascendentes o Sensitivas. Vías de la sensibilidad propioceptiva o profunda. Vías de la sensibilidad interoceptiva. Vías descendentes o motoras. Vías Piramidales. Motricidad Voluntaria. Vías extrapiramidales. Motricidad involuntaria.(V)

Publicación enviada por Adriana Desirée Amarilla Vallejo




 


1- Introducción
2- La sustancia gris
3- Sustancia Blanca
4- Desarrollo
Sistematización de la Sustancia Gris
5- Asta anterior
6- Asta Posterior
7- Asta Lateral
8- Sistematización de la Sustancia Blanca
9- Cordón Anterior
10- Cordón Posterior
11- Cordón Lateral
12- Vías ascendentes o Sensitivas
13- Vías de la sensibilidad propioceptiva o profunda
14- Vías de la sensibilidad interoceptiva
15- Vías descendentes o motoras
16- Vías Piramidales. Motricidad Voluntaria
17- Vías extrapiramidales. Motricidad involuntaria
18- Conclusión



1- Introducción

La configuración interna de la médula es muy evidente en un corte transversal del órgano, en el que se observa la siguiente composición de la médula: en su parte central, un conducto casi virtual, el conducto del epéndimo, que ocupa toda la altura de la médula en la línea media y que posee la significación de una cavidad ventricular, que se comunica por arriba en el cuarto ventrículo, y alrededor del conducto ependimario, la sustancia nerviosa que presenta dos regiones, la sustancia gris, en el centro, que corresponde a los centros nerviosos medulares, y la sustancia blanca, en la periferia que corresponde a los fascículos nerviosos ascendentes y descendentes.

2- La sustancia gris

Adopta la forma de dos semilunas cóncavas lateralmente, reunidas a través de la línea media por la comisura gris que divide así a las medialunas precedentes en dos cuernos o astas, anterior y posterior El conjunto tiene forma de H. Hay una pequeña asta gris lateral en los segmentos torácicos y lumbares superiores de la médula espinal. La cantidad de sustancia gris presente en cualquier nivel dado de la médula espinal se relaciona con la cantidad de músculo inervado a ese nivel. Así, su tamaño es mayor en los ensanchamientos cervical y lumbosacro de la médula, que inervan los músculos de las extremidades superiores e inferiores, respectivamente.

3- Sustancia Blanca

Constituye un manto alrededor de la sustancia gris, formada en su mayor parte por asociaciones de fibras, ya sean éstas de tipo mielínico o amielínico, además de escasas neuronas. Las agrupaciones de fibras según el origen, trayecto y terminación común, reciben el nombre de fascículos, haces o tractos. Hay diferentes tipos de tractos: tractos propios medulares; que se originan de un segmento medular y van a segmentos superiores o inferiores de la médula espinal, tractos comisurales; son los que comunican ambos lados del SNC, tractos de asociación; que comunican partes anterior, posterior y laterales de un mismo lado del SNC y médula espinal. Existen haces ascendentes y descendentes que llevan y traen información a los centros superiores.

Las vías ascendentes o de la sensibilidad, son las que transmiten las informaciones provenientes de los receptores situados en la periferia y en el interior del organismo; las vías de la sensibilidad informan constantemente a los centros nerviosos acerca del medio externo y sobre el estado funcional de los diferentes órganos y vísceras.

Las vías descendentes o de la motilidad comprenden todas las fibras nerviosas que conducen los impulsos motores, desde los centros superiores, donde se elabora el movimiento hasta los músculos que es donde este se realiza.

4- Desarrollo
Sistematización de la Sustancia Gris

En la sustancia gris encontramos el cuerno o asta anterior, el cuerno o asta posterior y el cuerno lateral.

5- Asta anterior

Es voluminoso, su cabeza ensanchada está orientada hacia adelante y lateralmente, su contorno es irregular. Las células nerviosas de esta región, podemos dividir en tres grupos básicos o columnas: medial, central, y lateral.

La columna medial está presente en la mayoría de los segmentos de la médula espinal y es responsable de inervar los músculos esqueléticos del cuello y tronco, incluida la musculatura intercostal y abdominal.

La columna central es la más pequeña y está presente en algunos segmentos cervicales y lumbosacros, es responsable de inervar al diafragma por el nervio frénico(C3, C4, C5), y a los músculos esternocleidomastoideo, y trapecio, en general podemos decir que está encargado de inervar las partes proximales de las extremidades.

La columna lateral, presente en los segmentos cervical y lumbosacro, es responsable de inervar a los músculos esqueléticos de las extremidades.

6- Asta Posterior

Podemos distinguir cuatro grupos de células nerviosas, el grupo de la sustancia gelatinosa, el núcleo propio, núcleo dorsal(columna de clarck) y núcleo visceral.

La sustancia gelatinosa, está en el vértice del asta posterior a lo largo de toda la médula espinal, está relacionada con la información termoalgésica y táctil.

El núcleo propio, está situado por delante de la sustancia gelatinosa a lo largo de la médula espinal, constituye la masa principal de células presentes en este cuerno y recibe fibras procedentes del cordón posterior y que se asocian con los sentidos de posición y de movimiento(propiocepción) la discriminación entre dos puntos y la vibración.

El núcleo dorsal o de clark, está en la base del cuerno, por delante del núcleo propio y se extienden desde C8 a L3, y se relacionan con terminaciones propioceptivas (husos musculares y husos tendinosos).

El núcleo visceral, está lateral al núcleo dorsal y se extiende desde D1 a L3. Se cree que se asocia con la recepción aferente de los órganos viscerales.

7- Asta Lateral

Contiene neuronas que forman parte del sistema autónomo vegetativo, tanto de su división simpática, que abarca desde el mielómera D1 hasta L3, como la parasimpática que abarca desde S2 hasta S4.

Esta asta lateral, sólo existe a nivel de la médula cervical baja y torácica alta.

8- Sistematización de la Sustancia Blanca

La sustancia blanca puede dividirse en cordones anterior, posterior y lateral, por los surcos que posee y que son los surcos: medio anterior, medio posterior, colateral anterior, colateral posterior, por estas colaterales salen las raíces anteriores y posteriores de los nervios espinales.

9- Cordón Anterior

Está situado entre el asta o cuerno ventral y la raíz anterior y el surco medio anterior.

Por este cordón asciende el tracto espinotalámico anterior. Y descienden los tractos: corticoespinal anterior, vestibuloespinal, tectoespinal, reticuloespinales.

10- Cordón Posterior

Se encuentra a ambos lados del surco medio posterior y lateralmente a estos cordones están los cuernos dorsales y las raíces dorsales de los nervios espinales.

En este cordón encontramos estos tractos ascendentes: fascículo grácil y cuneiforme. Y descienden tractos pequeños.

11- Cordón Lateral

Situado entre las dos raíces ventral y dorsal y los cuernos anterior y posterior, entre los surcos colaterales anterior u posterior de cada lado.

Posee los siguientes tractos ascendentes: espinocerebeloso superior, espinocerebeloso anterior, espinotalámico lateral, espinotecal, posterolateral, espinorreticular, espinoolivar. Y los siguientes tractos descendentes: corticoespinal lateral o piramidal cruzado, rubroespinal, reticuloespinal lateral, olivoespinal y fibras autónomas descendentes.

12- Vías ascendentes o Sensitivas

Deben distinguirse las de la sensibilidad exteroceptiva o cutánea, aquellas de la sensibilidad propioceptiva o profunda y las de la sensibilidad interoceptiva o visceral.


Vías de la sensibilidad exteroceptiva o cutánea: se trata de una sensibilidad consciente, cuyo punto de partida se encuentra en los corpúsculos sensoriales de la piel, cada uno de los cuales posee una especialización precisa y según la especialización, tenemos las siguientes sensibilidades exteroceptivas: sensibilidad termoalgésica, táctil protopática y táctil epicrítica.


Sensibilidad termoalgésica: el axón de la primera neurona, que se encuentra en el ganglio raquídeo llega a la cabeza del cuerno posterior, o sea al área 1 del asta dorsal donde se pone en contacto con la segunda neurona, el axón de ésta atraviesa la línea mediana por la comisura gris, pasando detrás del cordón ependimario y llega al cordón lateral por donde va a ascender hasta el tálamo, para llegar hasta la tercera neurona que se encuentra en el núcleo ventoposterolateral, los axones de esta tercera neurona pasan a través del brazo posterior de la cápsula interna y la corona radiada, para alcanzar a la cuarta neurona en el área somatoestésica en la circunvolución poscentral de la corteza cerebral. La sensibilidad termoalgésica llega por el haz espinotalámico lateral.


Sensibilidad táctil protopática: haciende por el haz espinotalámico anterior, la primera neurona se encuentra en el ganglio raquídeo y su axón penetra en la sustancia gris, en el cuerno dorsal, específicamente en el área 1, tiene un trayecto muy similar al del haz espinotalámico lateral, y una diferencia es que el axón de su segunda neurona al pasar al lado opuesto, pasa por delante del conducto ependimario, luego asciende por el cordón anterior, hasta llegar a la tercera neurona que se encuentra en el tálamo, en núcleo ventroposterolateral y desde aquí los axones pasan a la corteza cerebral, a la circunvolución poscentral, a través de la cápsula interna y la corona radiada.


Sensibilidad táctil epicrítica: asciende hacia los centros superiores junto con los haces de la sensibilidad profunda consciente, siguiendo la siguiente vía, la primera neurona se encuentra en el ganglio raquídeo, su axón llega hasta los núcleos bulbares de Goll y de Burdach, asciende al tálamo con el lemnisco medial y ahí se encuentra la tercera neurona, cuyo axón a su vez sale del nucleo ventral posterior y llega hasta la corteza sensorial.

13- Vías de la sensibilidad propioceptiva o profunda: es la de las articulaciones y de los músculos, juega una acción muy importante en las actvidades musculares ayudando al sentido de actitud. Es una sensibilidad consciente e inconsciente. La sensibilidad será consciente siempre que llegue hasta la corteza sensitiva e inconsciente cuando no llegue hasta la corteza, a la sensibilidad inconsciente, la podemos clasificar en: sensaciones de presión o barestesia, de vibración o palestesia, y de actitud o posición que ocupa un miembro en el espacio o batiestesia.


Sensibilidad consciente: transmite sensaciones dolorosas. La primera neurona se encuentra en el ganglio espinal, su axón no pasa por el cuerno posterior; penetra directamente en el fascículo posterior del mismo lado, y asciende verticalmente hacia los centros superiores. En la cara dorsal de la médula un surco longitudinal, el colateral posterior, parece separar este fascículo posterior en dos porciones: la parte medial o fascículo de Goll, que lleva información sensitiva del tronco y del miembro inferior del mismo lado y la parte lateral, fascículo cuneiforme o de Burdach, que lleva información sensitiva del miembro superior y el cuello del mismo lado. La segunda neurona se encuentra en los núcleos de Goll y Burdach, emiten axones que se cruzan en la médula oblonga y que forman el lemnisco medial, al cruzar el puente, se unen a las fibras del haz espinotalámico anterior, la tercera neurona está en el núcleo ventroposterolateral del tálamo y la cuarta neurona, como es consciente en la corteza sensitiva, en la circunvolución poscentral, en el área somatoestésica.


Sensibilidad inconsciente: transmite esencialmente a los centros superiores, especialmente cerebelosos. La primera neurona se encuentra en el ganglio espinal, su axón termina en la parte media del cuerno dorsal, se articula allí con la segunda neurona situada en el núcleo torácico o columna de Clarke, para las neuronas que corresponden a los miembros inferiores y al tronco. El axón atraviesa enseguida la sustancia gris para formar en la parte posterior del fascículo lateral del mismo lado, sin cruzar la línea media, el tracto espinocerebeloso dorsal o fascículo espinocerebeloso de Flesching, las fibras provenientes de los miembros superiores, hacen contacto con el núcleo vestibular superior. El axón cruza entonces la línea mediana situada en la sustancia gris, alrededor del canal central y llega a la parte anterior del cordón lateral opuesto participando en la constitución del tracto espinocerebeloso cruzado o fascículo de Gowers.

14- Vías de la sensibilidad interoceptiva: transmiten la sensibilidad visceral. Sus vías son mal conocidas; al parecer siguen la sustancia gris de la médula.

15- Vías descendentes o motoras

Se distinguen las vías motoras voluntarias, provenientes del giro precentral o circunvoluvión frontal ascendente del córtex del cerebro y las vías motoras involuntarias originadas en diferentes centros nerviosos, profundos en relación al córtex cerebral.

16- Vías Piramidales. Motricidad Voluntaria: Los haces que llevan esta información se originan en las grandes células del giro precenral o circunvolución frontal ascendente. Sus axones se agrupan y forman haces que se cruzan en haces que se cruzan a nivel bulbar y se llaman haz piramidal cruzado, otros hacen se cruzan recién a nivel medular, es el haz piramidal directo y las fibras que no se cruzan nunca, que constituyen un 1 a 2 %.


Haz corticoespinal lateral: desciende por la parte media del cordón lateral, en contacto con el cuerno posterior, espeso, forma los 4/5 o 85% del total de las fibras del haz piramidal, cruza la línea mediana constituyendo la decusación de las pirámides, y luego desciende por el cordón lateral de la médula espinal. A la altura de cada mielómero penetran los axones en la cabeza del cuerno anterior del mismo lado, que se articula con el cuerpo celular de una segunda neurona. El axón de seta neurona deja entonces la médula por la raíz anterior para alcanzar el músculo estriado correspondiente.


Haz corticoespinal ventral: participa en la formación del cordón anterior de la médula espinal, en contacto con el surco medio, allí cruza al lado opuesto, para llegar al cuerno anterior y articularse con su segunda neurona que saldrá por la raíz anterior para alcanzar el músculo estriado correspondiente.

De los haces piramidales, el corticoespinal ventral y el corticoespinal lateral son cruzados, el primero a nivel de la médula y el segundo a nivel del bulbo.

17- Vías extrapiramidales. Motricidad involuntaria: no obedecen a la voluntad pero transportan influjos que provienen de determinado número de centros situados a lo largo del neuroeje. Estos centros reciben influjos sensitivos diversos a partir de los cuales envían influjos motores correctos que animan la actividad motriz automática. Se distinguen:


Tracto rubroespinal: proviene del núcleo rojo, está situado en el cordón lateral, delante del haz corticoespinal lateral.


Tracto olivoespinal: las neuronas de orígen están en los núcleos olivares inferiores, sus axones terminan en el cuerno ventral homolateral, está situado en el cuerno anterior.


Tracto reticuloespinal: constituído por neuronas cuyo cuerpo asientan en la formación reticular del tronco cerebral, sus axones descienden en el cordón ventral homolaterales, él terminan en el cuerno ventral del mismo lado. Otras fibras descienden en el cordón lateral de la médula, por fuera de la cabeza del cuerno anterior.


Tracto tectoepinal: las neuronas de orígen, están en los colículos superiores, sus axones descienden por detrás del lemnisco medial unos haces se sitúan en el cordón ventral y otros, en el cordón lateral.


Tracto vestibuloespinal: las fibras motoras de este haz se originan en el núcleo vestibular y participan del control del equilibrio. Se dividen en dos conjuntos de fibras, uno cruzado, más voluminoso y el otro directo, delgado. Sus axones recorren el cordón ventral cerca del surco anterior. Las fibras cruzadas, terminan en el cuerno anterior homolateral, y las fibras directas en el lado contralateral. En cada mielómero, los axones de estos tractos están en relación con una célula motora del cuerno ventral, al igual que las vías de la motricidad voluntaria. Así, las células del cuerno anterior de la médula forman la segunda neurona de todas las cías motrices piramidales y extrapiramidales.


Fibras autónomas descendentes: las fibras se originan en neuronas de los centros superiores y cruzan la línea media en el tronco encefálico. Descienden en el cordón blanco lateral de la médula espinal y que terminan haciendo sinapsis con las células motoras en las astas grises laterales de los niveles torácico y lumbar superior (eferencia simpática) y mediosacro (eferencia parasimpática) de la médula espinal.

18- Conclusión

La médula espinal tiene en escencia la misma disposición en toda su extensión. La sustancia gris, que presenta la forma de una letra H, se modifica localmente en función de las diferencias en el número y tipo de las neuronas que contiene. Estas son más abundantes en los abultamientos cervical y lumbar, ya que estas regiones inervan a los miembros. De manera similar, la sustancia blanca varía, aunque poco, en su disposición en la médula, y se encuentra contenida en tres cordones a cada lado. Estos cordones están formados por un conjunto de haces nerviosos que ascienden o descienden, según sean sensitivos o motores.

La vía motora, lleva información desde los centros superiores hasta donde se realizan los movimientos, los músculos, esta vía posee dos neuronas en su trayecto, podemos clasificar a las vías motoras en voluntarias o piramidales e involuntarias o extrapiramidales

La vía sensitiva, trae información que recoge de los receptores ubicados en la periferia e interior del cuerpo, esta información es transmitida por cuatro neuronas intermedias a lo largo de su recorrido y puede ser una información consciente, como el dolor, calor y tacto e inconsciente, si se trata de información proveniente de músculos y de tendones.

Trabajo enviado y realizado por:
Adriana Desirée Amarilla Vallejo
Primer año de la carrera de Ciencias Médicas
Universidad Nacional de Asunción
adri_amarilla@yahoo.com

Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados